Algoritmo de Facebook

Algoritmo de Facebook: cómo funciona y cómo aumentar tu tráfico orgánico

Laura Ribero
Facebook, la red social líder en el número de usuarios activos diariamente, es todavía una de las más importantes herramientas para el marketing digital.

Con sus más de 1,18 billones de accesos únicos por día, la red ya cuenta con más de 140 millones de usuarios activos tan solo en Latinoamérica.

¿Logras imaginar eso? Las oportunidades que tienes de que tu público esté conectado a Facebook en este preciso momento, ¡son altísimas!

Por eso, es fundamental entender cómo funciona la dinámica de esta red social, principalmente si eres partidario de las búsquedas orgánicas, es decir, los ingresos que hacen los usuarios que no dependen de anuncios pagos por fuera de la red, sino de los intereses y de su conocimiento en la red.

Aquí en el continente, Facebook está en el primer lugar del ranking de redes más sociales más usadas y, lo que indica, que todavía está lejos de ser desbancado por WhatsApp o YouTube, considerados ávidos competidores por la pantalla de los smartphones.

Pero, ¿sabes cómo mantener tus publicaciones en el primer lugar para que, por lo menos un porcentaje de esos 140 millones de usuarios en el continente, pueda encontrarlas?

Dominar los secretos de Facebook es lo que diferencia a un profesional de medios sociales, y puede ser, también, lo que te faltaba para que tu próxima estrategia digital, ¡fuera existosa!

¿Quedaste curioso? Continúa leyendo porque hoy te enseñaremos todo lo que debes saber sobre los algoritmos de Facebook.

¿Qué es el algoritmo de Facebook?

El algoritmo de Facebook es un recurso utilizado para, principalmente, determinar lo que es puesto en primer lugar en el feed de la pantalla principal.

Se estima que un usuario promedio tiene acceso a por lo menos, 1500 publicaciones diarias, pero al final, solo presta atención a tan solo el 20% de eso.

Para entender lo que realmente le interesa, la red utiliza una serie de factores individuales (más de 100.000) que intentan traducir lo que ese 20% tiene de diferente con respecto a lo restante. Y con los datos recolectados, este pasa a buscar combinaciones, definiendo lo que debe o no ver el usuario en el listado de su pantalla principal.

Buena parte de esos factores, toma en cuenta no solo los intereses del usuario, sino también su comportamiento en la red, cuánto tiempo permanece en determinado tipo de publicación, el uso de los recursos disponibles (con reacciones, compartiendo, denuncias etc.) y en la interacción con sus amigos.

Básicamente, son 4 factores que sirven como introducción a la posibilidad del contenido ser o no presentado al usuario en un primer momento.

Quién publicó

¿Ya percibiste que después de stalkear a un usuario es común que este aparezca en tu línea de tiempo? No necesitas fingir que no sabes de lo que estoy hablando.

Facebook toma en cuenta el nivel de interacciones entre usuarios, es decir, cuenta las veces en que buscaste en la red, las que intercambiaste mensajes, o gustaste de las publicaciones.

Cuándo publicó

Cuanto más reciente la publicación, mayores posibilidades tiene de aparecer en el feed. Pero recuerda, la red todavía toma en cuenta la última vez en que viste las últimas actualizaciones.

Tipo de contenido

¿Qué prefieres ver en el feed? ¿Acostumbras a darle me gusta a las fotos, videos o textos?

Facebook recuerda todo eso a la hora de organizar tu línea de tiempo, poniendo en primer lugar el tipo de contenido con el cual interactúas más.

Enganche con la publicación

¿Cómo tu red de amigos interactuó con una publicación? ¿Le dieron me gusta, comentaron o compartieron algo de manera masiva? Entonces las posibilidades de esa publicación de aparecer en tu línea de tiempo, son grandes.

5 reglas de categorización

Además de esos 4, existe otra serie de factores como base para la categorización de las publicaciones. Facebook preserva 5 reglas para decidir lo que es o no importante para el usuario a la hora del posicionamiento.

Para entender mejor, imagina a un usuario que llegó a Facebook por primera vez. Su única acción, hasta el momento, fue aceptar solicitudes de amistad.

¿Cómo hará Facebook para organizar su línea de tiempo?

Estas 5 reglas a continuación, ayudarán a ese primer momento en que los datos de interacción del usuario todavía no están disponibles para el análisis.

1.    Familia y amigos tienen prioridad:

Una de las prioridades de la red, lo creas o no, es de mantener el contacto de los usuarios con las personas que compartan sus intereses. Por eso, las publicaciones de los familiares y los amigos (en este orden) siempre tendrán espacio antes que las publicaciones de las páginas y empresas que sigan.

2.    Información

¿La publicación es informativa? Si es así, debe venir antes. Este recurso es optimizado más tarde con los datos de interacción, que ayudarán a Facebook a entender en qué tipo de noticia el usuario tiene más interés.

3.    Entretenimiento

Es claro que no solo de noticias está hecho Facebook. Para organizar el feed, la red también tendrá en cuenta una buena parte de publicaciones con grandes componentes de entretenimiento, sea de fotos de artistas o videos que tus amigos ya le dieron me gusta.

4.    Multiplicidad de ideas

Una de las maneras encontradas para organizar el feed es justamente conectar a los usuarios que compartan puntos de vistas semejantes, principalmente cuando hablamos de ideas políticas o religiosas. Así, la red observa las tendencias de interacción del usuario (y de tus contactos) y prioriza publicaciones que reflejan algo en lo cual crees.

5.    Autenticidad

La red también considera la existencia de contenidos auténticos, que sean capaces de comunicarse verdaderamente con los usuarios a la hora de establecer los criterio de organización del feed. Eso significa que los contenidos que son considerados Spam, falsos o sensacionalistas, tienden a bajar en el posicionamiento cuando son identificados.

¿Cuál es la importancia del algoritmo para tu estrategia de marketing?

Entender cómo funciona el algoritmo de Facebook es el primer paso para la optimización del contenido disponible por tu empresa, garantizando que permanece por mucho más tiempo en la cima y tenga la oportunidad de ser encontrado por tu público.

No querrás tener una página llena de publicaciones con solo 1 o 2 likes, ¿verdad?

A medida que la red crece, crece también la competencia por un espacio en el feed de cada usuario. Por lo tanto, es tu papel estar consciente de lo que puede llevarte a la cima y garantizar más accesos sin que sea necesario depender de anuncios o más dinero invertido en publicidad.

Este tipo de conocimiento también garantiza una óptima ventaja competitiva a la hora de hacer tus publicaciones, hacer frente no solo a las de la competencia, sino también a la de los amigos de tus personas y sus intereses en la red.

Recuerda que las páginas activas y con buen contenido, tienen un lugar reservado en la línea de tiempo de todo el mundo.

Estar activo no significa inundar Facebook con tu contenido. Si quieres estar de primero, pero sin perder la clase, entender los algoritmos de la red es la mayor ventaja.

3 consejos rápidos para mantener tus publicaciones siempre en el top

Enfócate en la calidad

Ya hablamos de eso aquí, pero nunca es demás reforzar:

¡Calidad, calidad y calidad!

Es en eso en lo que necesitas pensar antes de subir cualquier tipo de nuevo contenido, independientemente del formato deseado.

No pienses que la calidad significa tener el último modelo de cámaras o computadores.

A pesar de que eso hace mucho la diferencia, debes concentrarte en la calidad del contenido y menos en su forma.

Los textos, las imágenes, videos y audios que produzcas, ¿son realmente importantes para tu persona?

Puedes descubrir eso no solo observando el comportamiento frente a tu contenido, sino también, entendiendo si lo que dispones es realmente capaz de responder a una duda en el momento exacto en que el que tu público lo necesita.

Los contenidos capaces de informar, inspirar y servir a la persona en el momento en que necesita tener acceso, tienen más posibilidades de quedar en la cima de la línea de tiempo de cualquier usuario.

Escapa del Spam

Publicar constantemente al respecto de un asunto, puede causar problemas para la exhibición de tu contenido.

Esto debido a que Facebook tiene recursos para encontrar e identificar contenidos que puedan ser considerados spam en la red, y de ahí a que la oportunidad de retornar al tope, sea bien pequeña.

Para no tener que ser categorizado como spam, debes estar atento al criterio de relevancia de aquel contenido.

Clickbait, por ejemplo, necesita ser evitado a toda costa. Bien sea como títulos sensacionalistas y contenidos que prometen demás en el título que sean incapaces de cumplir con la expectativa propuesta.

Evita hacer publicaciones que pidan al usuario dar me gusta o compartir, por ejemplo. Es permitido, pero en demasía, termina siendo penalizado por Facebook.

Atento a la configuración de cada publicación

Monitorear tu contenido es la clave para mejorar los resultados en tu página de Facebook. Acompaña el desempeño de tus publicaciones y observa cuáles horarios generan mayor índices de engagement y alcances.

Entiende qué formato de contenido le gusta más a tu público y aprende a construir CTAs adecuados a tu persona.

Evita las publicaciones tan solo con texto. Integrar imágenes, videos o links siempre ayuda a dar un estímulo a tu contenido y colocarlo en lo más alto de la línea de tiempo de los usuarios.

Otro consejo importante es el de utilizar links cortos en tus publicaciones para fines de monitoreo.  Así, conseguirás datos precisos sobre el enganche de tu persona y saber de dónde viene el tráfico de tu contenido.

El secreto para permanecer en el tope, está, justamente, en conocer y dominar las herramientas dadas por el propio Facebook.