Business Intelligence en el marketing digital

¿Cómo profesionales del marketing digital pueden usar el Business Intelligence?

¿Quieres tomar decisiones más asertivas e inteligentes para tu estrategia de Marketing? ¡Conoce el business Intelligence!

Supongo que ya has oído hablar sobre lo que es business intelligence, otra tendencia del mercado que está resonando últimamente en el marketing digital.

Además de eso, tengo certeza de que sabes de cuál importantes son los datos para una estrategia de negocio. Sí, tener feeling es esencial también, pero no para contar solo con este para tomar decisiones.

Con un mercado mega competitivo, los profesionales del área necesitan saber interpretar bien algunas métricas para elaborar mejores acciones.

Esta es exactamente la actuación del business intelligence en el marketing digital.

Apuesto a que también tienes interés en técnicas y resultados optimizados, ¿verdad?

¡Continúa la lectura y descubre cómo el business intelligence logra dar una fantástica actualización en tu desempeño en el marketing digital!

 

¿Por qué los datos son tan esenciales?

Ya hablamos sobre la relevancia de los datos en la introducción, pero necesitamos resaltar algunas cosas.

Estos son así de importantes porque justifican toda y cualquier toma de decisiones con base en hechos concretos.

Al ver lo que está funcionando y lo que no en tu empresa y en el mercado, es posible hacer un análisis del escenario y elaborar estrategias con mayores oportunidades de obtener éxito.

El proceso inicia con la colecta, que puede ser de tus propios registros, de la competencia y de tu área de actuación de forma general.

Con estos en mano, es hora de trabajar para poner esa información en contexto.

Así, es posible hacer interpretaciones que permiten dar norte a los próximos pasos.

De esta forma, para que los datos no se tornen en solo un gasto de tiempo archivado, es necesario investigar para generar insights que mejoren tus procesos y tu retorno sobre inversión, el famoso ROI.

Existe una diversidad increíble de información que ser colectada, que da origen a reportes demográficos y comportamentales, por ejemplo.

Entre las estadísticas, debes establecer los Key Performance Indicators –KPIs-, que son los indicadores principales que revelarán el desempeño de tu negocio en las actividades que se propone.

 

¿Qué es business intelligence?

Listo, ya sabemos por qué es necesario conseguir datos significativos y por qué esto deben converger en información relevante para tu estrategia.

Sin embargo, ¿no es complicado hacer esa colecta, informes y todo ese proceso continuamente?

Para eso, existen softwares de business inteligence.

Estos agrupan lo que es importante para tu negocio y aplica en dashboards.

Revelan estadísticas capaces de presentar indicadores de desempeño específicos y velados hasta entonces, además de insights que pueden transformar tu negocio.

El BI – sigla para abreviar business Intelligence, ya que todavía hablaremos bastante sobre él – es el medio para alcanzar los objetivos de la inteligencia competitiva, otra tendencia que viene apareciendo en el mundo de los negocios.

La inteligencia competitiva trata de un proceso informacional para la mejor toma de decisiones posibles, estratégicamente y operacionalmente hablando.

Esta reduce riesgos e induce la mayor probabilidad de alcanzar el éxito deseado.

De ese modo, el business intelligence es el sistema operacional de tecnología de la información que hace uso de los datos para permitir buenos análisis con información que ayuda a la toma de decisiones estratégicas por el equipo responsable.

Varias herramientas, métodos y aplicaciones son contemplados.

La colecta no se restringe a los sistemas internos, sino que también abarca fuentes externas, lo que permite la implementación y perfeccionamiento de tus técnicas de benchmarking.

Con el historial de las actividades, las métricas y los KPIs definidos, es posible configurar mediciones personalizadas que van más allá de las métricas usuales y garantizan indicadores que no serían conocidos con informes hechos de forma separada y sin cálculos integrados automáticamente.

Incluso dentro del proceso, algunos consideran que hay una división entre BI y Business Analytics.

El primero encuentra procesos para optimizaciones más momentáneas, mientras que el segundo busca tendencias y permite prepararse para el futuro.

De cualquier forma, ambos ayudan en la estructuración de una estrategia con potencial para crecimiento.

La exhibición de los datos puede atender a los más diversos sectores, desde el CEO hasta el equipo de ventas.

De esta forma, toda la empresa gana independencia al poder consultar lo que necesita, sin necesariamente tener que recurrir al equipo de TI o por los responsables de los informes.

 

¿Cuáles son los beneficios del business intelligence en el marketing digital?

El espacio en la web se muestra cada vez más competitivo y todos los detalles pueden hacer la diferencia.

Por lo tanto, los marketeros necesitan utilizar todas las herramientas que están a su alcance para ser un jugador victorioso.

La mayor ventaja del medio digital es justamente la posibilidad de medir casi todos los resultados y procesos con big data.

Incluso con tantos datos disponibles, la mayor parte de los profesionales encuentran cierta dificultad en la colecta de interpretaciones sobre estos.

El business intelligence surge como la solución para facilitar ese proceso y permitir una nueva mirada sobre las indicaciones de desempeño de tu negocio.

Debido al avance tecnológico de los softwares de BI, es posible acompañar en tiempo real a tus clientes en el funnel de ventas.

Así como estos están reaccionando frente a tus esfuerzos, el rendimiento de tus campañas de marketing y cómo se encuentra tu desempeño en una visión global.

Es mucha información junta, ¿verdad?

Estas hacen posible identificar patrones de comportamiento y cuáles son tus clientes más rentables, haciendo posible asignar tu presupuesto a un ROI con mayor previsibilidad.

De esta forma, es posible tomar decisiones asertivas, hacer mejorías en la estrategia y alinearla con tu cuerpo operacional.

Todo eso con base en tus propios datos y con benchmarking de tu competencia, de forma que reduzca costos, corrija procesos internos y encontrar nuevas oportunidades de negocio de forma rápida y práctica.

Resumiendo: el BI es un modo de reducir tu tiempo invertido en la medición y el análisis, y no depender solamente de informes semestrales y anuales a partir de análisis constantes de cómo se encuentra tu negocio.

Esto permite volverte altamente reactivo a lo que esté sucediendo y prevenido en relación a las tendencias identificadas, mejorando increíblemente la eficiencia de tus acciones.

Además de esto, el BI es aplicable en todo el proceso, desde la concepción del plan de marketing hasta la hora de vender.

Este analiza el marketing de forma integral y mejora la experiencia del cliente.

 

¿Cómo usar realmente el business intelligence en el marketing digital?

Los softwares muestran diversos datos que pueden ayudarte como los leads, de dónde y cómo llegan, tu avance en el funnel de ventas, el flujo comercial de la empresa, el direccionamiento de recursos y desempeño de campañas, entre otros.

Esos datos se encuentran en un panel, que además del análisis, permite pensar en acciones que pueden ser tomadas para mejorar tus actividades de business intelligence.

Por eso, ¡hicimos una lista donde puede ver algunas de ellas!

 

1. Dashboards y sus visualizaciones

La mayor parte de los softwares de BI presentan un panel con las estadísticas más importantes para tu análisis.

Podemos compararlo con el panel de un carro, que presenta la información para que el conductor pueda continuar conduciendo de forma segura y exitosa.

El dashboard hace lo mismo con tu negocio: presenta un panorama donde es posible identificar lo que está andando bien y dónde necesitan ser hechas las correcciones.

Los KPIs muestran el desempeño y determinan donde pueden ser mejor aplicados tus recursos, además de observar si los mensajes están logrando tu objetivo.

En tu dashboard, puedes – ¡y debes! – incluir desde KPIs básicos hasta los más complejos.

Algunos KPIs son:

Los más complejos pueden incluir:

  • Costo por lead
  • Visitantes que finalizan las compras y el porcentaje que convierte
  • Ventas cerradas por canales de adquisición

¡Las posibilidades son infinitas!

Es más fácil entender tu desempeño con un display visual, que economizar datos irrelevantes para tus objetivos al retener solo los KPIs y ponerlos a un lado.

Así, se logra percibir insights e información que podría estar escondida.

 

2. Análisis prescriptivo y predictivo

Con el estudio de lo que fue presentado en el panel, es posible separar dos escenarios:

  • El prescriptivo, que apunta a situaciones que pueden ser corregidas y optimizadas con aplicaciones momentáneas;
  • El predictivo, que indica tendencias de los consumidores por su comportamiento y ayuda al equipo de marketing y ventas a prepararse para el futuro.

La empresa puede ser más proactiva –lo ideal- en lugar de reactiva.

Es decir, tener la habilidad de lidiar con los problemas antes de que perjudiquen, desde el principio, o incluso por la posibilidad de que sucedan.

Un buen ejemplo de proceso, es el profesional de marketing que utiliza la proactividad para enganchar y llegar al público con el mejor mensaje y medios posibles.

Esto se hace mediante predicciones comprobadas numéricamente, sin seguir tu intuición ciegamente y terminar tropezando.

En una aplicación práctica, podemos inspirarnos en los marketeros que buscan diversificar sus fuentes de tráfico al identificar de dónde llega y pensar de forma proactiva, en lugar de reactiva.

Finalmente, los algoritmos de los mecanismos de búsquedas cambian y pueden hacer que las visitas y los leads caigan de la noche a la mañana y, consecuentemente, tus ingresos también.

Por lo tanto, es mejor identificar cómo solucionar un problema que puede darte dolores de cabeza en el futuro antes de que suceda.

 

3. Comunicación completamente integrada

Los softwares de BI logran hacer una cobertura increíble de los diversos medios por los cuales tus clientes transitan.

Esta cobertura va desde el momento inicial en que se convierte la primera vez, hasta que son leads calificados.

La integración entre los canales de marketing y ventas es esencial para todas las empresas, componiendo un buen smarketing también.

Con este rastreo y conexión entre ambos ambientes digitales, consigues insights dotados de una visión sistémica ampliada, economizas tiempo y mejoras tus procesos en los puntos clave de la conversión.

Así, es posible elaborar mensajes conscientes en canales integrados para una jornada del consumidor alineada.

Al unir las fechas, es posible percibir el origen de tus visitantes y leads, el mejor horario para comunicarte con ellos, en cuál medio convierten más, entre otros.

Esta información ayuda a tu equipo de marketing a organizar recorridos con patrones reactivos para identificar avances en las etapas del embudo de ventas.

Estos modelos ayudan al mismo tiempo a la publicidad offline.

Ellos identifican el comportamiento de tus leads durante la jornada del cliente que permite la producción de nuevas estrategias, métodos y materiales que atienden mejor a tu demanda.

 

4. Conocimiento de los clientes y tus deseos

Los KPIs quedan a tu criterio, pero entre ellos deben encontrar algunos datos esenciales para identificar quién es realmente el público de tus productos y servicios.

El análisis de los datos es capaz de identificar quiénes son los clientes que generan mayor presupuesto para tu empresa.

Así, logras establecer patrones entre ellos para realmente comprender quiénes son, lo que buscan y lo que encuentran en tu marca.

Al identificar tus deseos y reacciones positivas, tu equipo puede crear personas y, a partir de eso, elaborar campañas que se enfoquen en los consumidores más rentables, y llegarles de la mejor forma posible, aumentando tus ingresos.

Muchas veces, el grupo que garantiza el flujo comercial no es quien hace las adquisiciones más caras, sino los que poseen mayor frecuencia y recurrencia con valores en compras. Entonces, ¡ten cuidado en este análisis!

Cuando encuentres este público, es hora de concentrar tus esfuerzos de marketing y adaptar el proceso comercial, algo que varias empresas encuentran difícil.

Actualmente, la mayoría de los profesionales de marketing utilizan solamente Analytics, que presenta datos fantásticos, pero que necesitan de habilidades para ser administrados.

¡Si quieres mejorar tus habilidades en la herramienta, no dejes de ver nuestra guía de Google Analytics!

Para todo marketero, pero el BI puede ser una mejor oportunidad para lograr integrar todos los datos que necesitas y generar información de mayor complejidad con mayor facilidad.

De esta forma, logras crear estrategias basadas en estadísticas y aumentar la posibilidad de salir adelante en el mercado.

Y el Business Intelligence no se aplica solamente a las grandes empresas. Las PMEs también pueden encontrar oportunidades fenomenales y competir incluso con los más grandes del mercado teniendo ese auxilio.

Algunos softwares de BI que pueden ayudarte:

Los datos ya dominan los modelos de negocio actual y el business intelligence se presenta como una tendencia que ciertamente se consolidará en el marketing digital.

¿Te sientes interesado en saber cómo será el mercado de aquí a algunos años? Entonces, ¡no pierdas tiempo y conoce algunas previsiones de cómo será el futuro del marketing!