Cómo usar un CTA

¿Qué es el CTA? ¡Aprende las mejores maneras de usarlo!

José Fermín
El CTA nació con el objetivo de incentivar una toma de acción por parte de los internautas que navegan en Internet. Ya sea para descargar un e-book, inscribirse en un webinar, tomar una decisión de compra o hacer comentarios y dar opiniones sobre alguna publicación de blog, los CTA sirven para promover un enganche mayor de la página con el público. Existen algunas tácticas y estrategias para crear CTAs con una tasa de conversión mucho mayor.

¿Quieres saber un poco más sobre qué es el CTA y cómo puedes usarlo de manera efectiva? ¡Entonces sigue leyendo!

 

Primero que nada, ¿qué es el CTA?

El CTA corresponde a las siglas en inglés que significan Call to Action, es decir, “llamada a la acción”. Esa llamada solicita la acción inmediata de los visitantes, prospectos o clientes de un determinado sitio, para que hagan alguna interacción después de consumir un contenido específico.

Los CTAs pueden existir en forma de texto, botón o link, acompañando palabras que incentiven la toma de decisiones como, por ejemplo, “Descarga ahora nuestro e-book”, “inscríbete ya”, “no te pierdas nuestra oferta, habla con un consultor” y “comparte tu opinión”.

 

¿Por qué es importante?

El CTA no es solamente importante para las estrategias de Marketing de Contenido y los sitios de e-commerce en general; es relevante para que las páginas generen interacciones y ayuden a convertir los clientes, estimulando deseos genuinos. Los CTAs también permiten que el internauta permanezca por más tiempo en la página, disfrutando de otros contenidos o adquiriendo información importante sobre su negocio.

 

¿Cómo debe ser usado?

Como mencionamos anteriormente, los CTAs deben ser usados para estimular a los visitantes de un sitio determinado a realizar acciones de interés para la página. Los CTA pueden variar de acuerdo con el objetivo de cada interacción y de cada portal. Esos objetivos pueden ser desde una simple participación en el blog (pidiendo opiniones o generando discusiones), hasta la captación de prospectos, o sea, contactar a los lectores para realizar posibles negocios.

 

¿Cómo hacer CTAs que conviertan?

Para escribir CTAs con tasas óptimas de conversión, ten en mente algunos puntos específicos como: lo que los usuarios están buscando en tu página y cómo llegarán a lo que quieren conseguir. Con eso, podrás pensar más claramente en cuál será el próximo paso que darán y elaborar una estrategia de conversión.

Piensa en cuál será la estructura de tu CTA: ¿texto, vínculo o botones anexados? Mantente atento a los detalles más pequeños como diseño, color y hasta configuración del texto. Sin embargo, si se te hace muy complicado, te podemos dar una mano con esa parte y explicarte un poco más sobre esos puntos.

 

¿Cuáles son los colores que atraen más clientes?

Cuando el asunto gira en torno a botones de acción, la verdad es que no existe un consenso sobre cual es el color que más funciona. Algunos confirman que el verde es más eficaz, mientras que otros apuestan sus fichas en los tonos más rojizos. “Pero entonces, ¿cómo puedo saber cuál es el mejor color para mi página”? Simple: observando cual es el que mejor contrasta en la pantalla.

Piensa en lo siguiente: si tu sitio usa un esquema blanco como fondo y el texto es negro, tu CTA no puede seguir la misma línea. Si lo hace, no llamará tanto la atención. Por lo tanto, procura siempre utilizar en el CTA una paleta de colores que se diferencie del resto del sitio.

Ah, y para darte una manita con esa tarea, aquí te va un consejo: da una ojeada a los esquemas de colores que la comunidad de designers pone a tu disposición en el sitio Adobe Color y también en la parte de Material Design de Google.

 

Realiza pruebas A/B

Después de haber escogido el mejor lugar para colocar el CTA y el mejor esquema de colores, tal vez aún tengas dudas sobre su potencial de conversión. Y, para deshacerte de ellas, nada mejor que hacer una prueba A/B para descubrir si el botón está comportándose como debería. Pero, ¿cómo se hace esta prueba?

Es bien fácil: basta con crear una página de conversiones prácticamente idéntica a la que tienes hoy, con apenas algunos cambios como el color del CTA o, incluso, el texto del mismo. No se trata solo de crear una segunda página para que la mitad de la audiencia del sitio tenga acceso a ella mientras la otra mitad accede a la “original”, se trata de medir los resultados de las dos para ver cual es mejor y produce más conversiones.

 

No hagas que el visitante se la piense

En su clásico sobre usabilidad ¡No me hagas pensar!: una aproximación a la usabilidad en la Web, Steve Krug habla sobre la importancia de presentar una navegación simple y directa para los usuarios de un sitio, para que estos no se queden perdidos por allí. Y una de las maneras de hacer eso, según el autor, es creando mensajes simples en los CTAs.

Justo por eso, para que tu Call to Action funcione bien es muy importante ir directo al grano y no intentar reinventar la rueda. Por eso, utilizar comandos simples y bien conocidos como “Suscríbete al newsletter”, “Descarga” o “Dale Like a nuestra fanpage”.

Recuerda que lo importante es no dejar al visitante con la duda de si debe o no dar clic en el vínculo. No le hagas pensar de más.

En resumen: nunca olvides colocar un buen CTA en tu página eligiendo el mejor texto, el mejor diseño y el mejor lugar de la pantalla para él. De esa manera, será más fácil convertir a tus visitantes en algo más, como suscriptores de tu sitio o quizás hasta clientes.

Y hablando del rey de Roma, ahora vamos a nuestro CTA:

¿Conseguiste entender mejor cómo funciona un CTA? ¿Quedaste con alguna duda? ¡Continúa navegando por nuestro blog para recibir más consejos y dale Like a nuestra página de Facebook! ¡Hasta la próxima!