escribir para un público B2B

¿Cómo escribirle a un público B2B?

José Fermín
¿Eres uno de los mejores redactores cuando se trata de conversar con otras personas, pero cuando la pauta viene con las siglas B2B, pasas trabajo? No te preocupes, es normal que surjan ciertas dudas cuando tienes que escribir contenido de empresa a empresa, pero recuerda: ¡las empresas están compuestas por personas y eres bueno hablando con ellas!

Sin embargo, si quieres llenarte de conocimiento sobre cómo escribir para B2B, anota estos consejos que te traemos y conviértete en un redactor más completo.

 

Piensa en el “de cliente a cliente”

Antes de empezar a escribir, necesitas colocarte en el lugar del cliente. ¿A quién quiere atender con ese contenido? ¿Quiénes son las personas de ese negocio? Por ejemplo, si estás escribiendo para una agencia de publicidad que tiene como clientes otras empresas, ¿con quién se quiere relacionar esa agencia? ¡Con el marketing! En el marketing, ¿cómo acostumbran las personas a consumir información? ¿Qué tipo de lenguaje es accesible para ellas?

De la misma forma, si escribes para una empresa de consultoría que presta servicios a otras empresas, necesitas evaluar quiénes son las personas que recibieron ese contenido. Gestores, directores, CEOs y otros profesionales que tienen un enfoque más corporativo. O sea, el tono de la empresa tiene que cambiar para captar la atención de esas personas y hacer que interactúen de manera positiva con el contenido.

 

Explora el sitio web y el blog del cliente

Para entender qué tipo de contenido espera el cliente, navega por el sitio de la empresa, presta atención al lenguaje utilizado, a los términos específicos del área y a las soluciones que la empresa ofrece a sus clientes. Esa información puede ser usada como gancho a lo largo del contenido para dirigir a los lectores al sitio de la empresa y ayudar a la hora de la conversión.

Visita también el blog de la empresa (en caso de que tenga) para entender cómo el cliente conversa con el público. ¿Es formal o informal? ¿Utiliza muchos datos y estadísticas o comparte consejos y experiencias? De igual manera, aunque no te lo hayan pedido, identifica algunos artículos ya publicados que pueden ser vinculados a tu contenido, para generar mayor tráfico para el cliente.

Los vínculos internos son importantes y mantienen a los visitantes por más tiempo en el blog, aumentando las probabilidades de conversión.

 

Conoce el negocio y el sector

¿Cómo vas a hablar sobre negocios agrícolas si no has leído nada al respecto? ¿Y sobre testamentos familiares? Si pretendes ser un buen redactor web para el público B2B tienes que invertir tu tiempo en aprender más sobre el sector en el que el cliente actúa, quién es su competencia, quién es su público objetivo y cuáles son los desafíos y oportunidades del mercado. Solo con una buena cantidad de conocimiento es que vas a poder escribir un contenido de calidad que traiga resultados reales al cliente.

 

Siéntete parte de la empresa

Después de conocer a la empresa y la manera en que se comunica con el público, ya puedes sentirte como si fueras parte de ella, ¿no es así? Y si eres parte de la empresa es más fácil escribir para un público B2B.

Al asumir la personalidad de la empresa, creas un diálogo más próximo con el lector, sabes destacar las diferencias del cliente y atraer la atención de su público a sus productos y servicios sin ser demasiado insistente.

También conoces las formalidades y los datos técnicos del sector, lo que te permite conectarte de manera más personal y generar un ambiente positivo para hacer negocios con rapidez.

 

Utiliza las referencias indicadas y un poco más

Las referencias que recibes son el punto de partida para comenzar el contenido, pero no debes depender solo de ellas. Existe un mar de información en Internet y tienes que saber usarlo para crear contenidos cada vez más completos y actualizados.

Investiga en otros idiomas, como inglés y portugués, visita sitios de otras empresas, ten un banco de materiales valiosos para tu consulta.

Cuanta más información tengas, más fácil será escribir para un público más exigente como el B2B.

 

Ve directo al punto

El público B2B quiere información rápida y aplicable, que pueda poner en práctica segundos después de haber leído un determinado contenido. Siendo así, ¡no utilices innecesariamente juegos de palabras o párrafos rebuscados!

Da consejos prácticos, ejemplos del día a día, cita datos y fuentes de alguna investigación, demuestra que el contenido es relevante porque está en sintonía con el mercado. Cuanto más asertivo tu contenido sea, más satisfecho quedará el cliente.

 

No te olvides del SEO

¿No te pidieron palabras clave en el texto? Tal vez sea porque el SEO es fundamental y todo buen redactor sabe que tiene que poner palabras clave en todos los contenidos que produce.

A partir del título del artículo, del e-book, whitepaper, etcétera, puedes identificar cuál es el propósito del contenido y cuáles son las palabras clave que debes incluir en el texto.

Escribir para un público B2B es enfocar tu contenido en resolver un problema o necesidad de los clientes finales, generando valor a través de datos e información que ayude a acelerar el proceso de compra y, consecuentemente, los resultados de tu cliente.

¿Te quedó alguna duda sobre escribir contenido web para B2B? ¡Déjanos tu comentario abajo!