Google shopping

¡Descubre cómo funciona Google Shopping y cómo atrae tráfico a tu e-commerce!

Redactor Rock Content
Si ya has escuchado hablar y acostumbras a usar herramientas como Mercado Libre, Bondfaro y Zoom, no tendrás dificultades para entender de qué se trata Google Shopping.

El mercado de compradores de precio se volvió muy popular, especialmente por la organización, practicidad e inteligencia que las plataformas ofrecen para las búsquedas de compras hechas por el público.

Google, con la vista puesta en esta tendencia, lanzó Google Shopping en el año 2011. La entrada de la empresa en este segmento agregó aún más valor a la experiencia de consumo de sus usuarios.

Al final, para el consumidor no mejoró solo por el hecho de comparar precios y analizar productos por los resultados de búsqueda de Google, sino porque también la competencia tuvo que mejorar bastante los recursos para atraer los clics del público.

Pero, en este texto, nuestro enfoque es Google Shopping. Por eso, en las próximas líneas, entenderás más sobre el funcionamiento y las ventajas de esta plataforma. ¡Acompáñanos!

¿Qué es Google Shopping?     

Google Shopping no es más que una vitrina virtual de productos de las tiendas registradas. Es como si fuera un shopping online.

Ejecuta funciones parecidas a Zoom. La diferencia es que se integra directa a Google, es decir, dependiendo de la búsqueda realizada, los productos de Google Shopping aparecen en los resultados patrocinados de búsquedas.

Además de eso, Google Shopping también posee su propia página. Allí, las personas pueden buscar productos de acuerdo con la categoría, marca o usar la barra para hacer una búsqueda más específica.

¿Cómo funciona?

Para entender su funcionamiento, vamos a Google y busquemos por “cámara digital” (puede ser otro producto también):

Google shopping

Percibe que los resultados de Google Shopping aparecen antes que los links patrocinados. Estos destacan una foto, título o precio del producto, además de la tienda que está anunciando.

En caso de hacer clic en “Resultados en Google Shopping para…”, una página más completa de Google Shopping se abrirá y los resultados aparecerán con más información.

Google shopping

En la pestaña lateral de la página, los consumidores podrán especificar sus búsquedas de acuerdo con el precio, las marcas, las características técnicas de los productos y las tiendas.

Los anunciantes que quieran ver sus productos siendo expuestos en esos espacios, deberán pagar a Google.

Para inscribirse, necesitarás crear una cuenta en Google Merchant Center e integrarlo a tu registro de Google Adwords.

De hecho, es a través del propio Adwords que configuras tu campaña y estableces los montos, ofertas y presupuesto.

Lo que hay que resaltar es que en la elaboración de la campaña, tus anuncios no son exhibidos con base a las palabras clave. Las variables determinantes son los atributos de los productos registrados.

Por lo tanto, mientras más detallada es la información de los productos proporcionados por Google Shopping, el motor de búsqueda logrará (aún más) crear una correspondencia más próxima con las búsquedas hechas por el público.

Pero, ¿cuáles son esas informaciones?

Abajo, encontrarás una lista con los principales datos a ser atribuidos a los productos:

  • Identificadores exclusivos de los productos (Puede ser SKU);
  • Nombres de los productos;
  • Descripción de los productos;
  • Páginas de destino en la tienda;
  • URLs de las imágenes principales y adicionales;
  • Disponibilidad de los productos;
  • Fecha límite de exhibición del producto;
  • Precios promocionales;
  • Cuotas;
  • Medidas y dimensiones;
  • Categorías de los productos definidas por Google y por ti;
  • Nombre de la marca, etc.

Los demás datos y modelos de atribución de esas informaciones se encuentran en el centro de ayudas de Google Merchant Center.

Esos datos deben ser enviados en un archivo XML, que es un formato que puede ser creado a partir de una planilla de Excel, por ejemplo. La información necesita actualizarse en máximo 30 días.

¿Cuáles son los beneficios de Google Shopping para las empresas?

Para entender cómo los minoristas pueden facturar más usando esta plataforma de anuncios, vamos a profundizar brevemente en las ventajas.

Para eso, seleccionamos 5 beneficios de Google Shopping para que mires:

1.   Mayor tráfico en la tienda virtual

Como los resultados de Google Shopping son los primeros en ser exhibidos en los resultados de búsqueda, es natural que estos atraigan un mayor interés por parte del público.

La tasa de clics tiende a ser mayor que la de los anuncios de texto.

Los usuarios tienen acceso, de buenas a primeras, a los datos con precios e imágenes del producto, dos de los factores que más pesan a la hora de escoger en qué dar clic y comprar.

2.   Leads mejor calificados

Las personas que buscan por algún producto en Google y analizan las opciones que el Shopping promueve es porque ya están en prácticas más avanzadas del funnel de ventas.

En esta fase, necesitan de poca información para seguir con la intención de comprar.

Por ejemplo, el consumidor que busca por “cámara digital” tiene, como mínimo, un interés de compra, ¿verdad?

Al tener acceso al precio, foto, tienda, cuotas y hasta las evaluaciones de otros clientes, podrán decidir si el producto corresponde o no a sus expectativas.

Y eso nos lleva al próximo beneficio:

3.   Más conversiones

Las ventas serán mayores porque los visitantes que llegan hasta tu tienda, por medio de Google Shopping, ya estarán en una fase aún más avanzada en comparación a cuando iniciaron la búsqueda pocos segundo o minutos antes.

Eso porque ya filtró y consideró las condiciones del producto. Por eso, el consumidor estará mucho más próximo de convertir aquel deseo en compra.

Tan solo las características más propias de la tienda, como la usabilidad del sitio, los medios de pago y los pasos del check-out pueden dificultar la adquisición de nuevos clientes.

4.   Mayor presencia en las búsquedas

Una de las cosas más geniales de Google Shopping es que tus anuncios pueden dividir el espacio con los links patrocinados de tu empresa.

Si las dos campañas fueran relevantes, con ofertas ajustadas y configuraciones bien definidas, los anuncios podrán aparecer al mismo tiempo.

Con eso, el sitio ganaría más exposición y atraería un número mayor de clics.

5.   Monitoreo detallado del desempeño de tus productos

Otro recurso bien chevere de Google Shopping son las relatorías de análisis de desempeño.

Estos son tan eficientes y detallados que pueden mostrar, por ejemplo, las categorías de productos, las características técnicas o las marcas que más generan clics y conversiones.

En fin, todos los parámetros de atribución de los productos también sirven como categoría de análisis.

Además de eso, es posible levantar información sobre el desempeño de la competencia para realizar comparativos de mercado.

De esos análisis, podrán ser creado grupos compuestos tan solo por productos que más convierten.

Esa actitud, por ejemplo, optimiza tu inversión, ya que un valor mayor de oferta sería destinado a los productos que, de hecho, generan una alta rentabilidad para tu negocio.

Google Shopping surgió como una alternativa interesante tanto para los consumidores como para las empresas. Para los usuarios, la comparación de precios y la búsqueda por productos es más fácil.

Para los anunciantes, se trata de una gran oportunidad para promover sus ofertas en el espacio más noble de los resultados de Google.

Si todavía dudas de la eficiencia de esa plataforma, basta con hacer una búsqueda de productos y mirar cuántas otras tiendas y empresas ya están anunciando sus ofertas.

Si el servicio ya está funcionando como una referencia en el mercado, sin duda será un camino seguro para seguir en tu plan de marketing.

Ya que el uso de Google Shopping está vinculado con Adwords, nada más apropiado que saber un poco sobre la plataforma de anuncios de Google.