Descubre los 19 tipos de imágenes que pueden acabar con tu blog y con la credibilidad de tu marca

Las imágenes son un elemento primordial cuando se trata de una estrategia de marketing de contenido.

En los blogs, ellas no solo captan la atención del lector, sino que también complementan el texto, garantizando la escaneabilidad del artículo y proporcionando una experiencia agradable al usuario.

Sin embargo, es necesario saber utilizarlas con sabiduría. En este artículo, ¡conocerás los tipos de imágenes que pueden acabar con tu blog!

La importancia de las imágenes en un blog

Sin las imágenes, las publicaciones de tu blog serán menos interesantes.

Ellas deben ser insertadas en puntos específicos del texto, complementando la información escrita, tornándolo más atrayente y estableciendo una pausa entre los bloques de palabras.

Además de eso, las imágenes son mejor absorbidas por el cerebro, como revela la información a continuación:

Siendo así, no queda ninguna duda de que las imágenes son aliadas poderosas en las estrategias de negocio, sean estas fotos, infográficos, montajes, ilustraciones, collages o gravados.

Prácticas con imágenes que pueden acabar con tu blog

No hay dudas que la mala utilización de las imágenes pueda ser perjudicial para las publicaciones de tu blog.

La aplicación de ellas puede ser el diferencial entre la lectura del texto y el abandono de la página.

¡Pero no te preocupes! A continuación encontrarás las prácticas que enlistamos para ti, sobre las imágenes que debes evitar:

1.    Imágenes mal ubicadas

Imagina que después de ejecutar perfectamente tus estrategias de divulgación de una publicación de tu blog, finalmente los usuarios comienzan a llegar hasta tu página.

Sin embargo, el responsable por la comunicación puso cuatro imágenes en secuencia al comienzo del texto.

Es muy probable que el internauta abandone la página, pues es evidente que hubo una mala elección de la ubicación de las imágenes.

Lo mismo aplica para aquellas que superponen otra información de la página, la cantidad de clics en los plugins o que dificulta la lectura.

2.    Imágenes que no aportan nada

No hay mucho que decir sobre este tipo de imágenes.

Puedes poner la foto de tu perro en tu publicación sobre consejos para emprendedores, pero, para el usuario, eso no tendrá ningún sentido.

3.    Imágenes de tamaño desproporcionado

Las imágenes muy grandes pueden incomodar al lector, además de que puede dificultar el tiempo de carga de la página.

Por otro lado, nadie quiere meter la nariz en la pantalla del computador para ver imágenes muy pequeñas.

Lo ideal es establecer un patrón de ancho y altura y utilizarlo siempre.

4.    Imágenes de baja definición

Un error común entre blogueros principiantes, es pensar que basta con ampliar una imagen en Paint y que la imagen tendrá el mismo efecto.

¡Nada de eso!

Ellas tienen una definición y pueden quedar distorsionadas e irritar al lector.

5.    Imágenes que no coinciden con el contenido

Este ítem es una mezcla del punto 1 y 2.

No insertes una imagen sin que tenga correlación con el texto o que no esté ubicada en el lugar que debería.

Es necesario determinar el párrafo correcto para introducirla, por ejemplo, un infográfico que complemente la información textual.

6.    Imágenes con derechos de autor

¿Creíste que todas las imágenes de Google puede ser utilizadas para cualquier finalidad?

Siento decirte que así no es.

El uso de imágenes que tienen derechos de autor, pueden ser verdaderos dolores de cabeza para el sector jurídico de tu negocio.

Existen bancos de imágenes gratuitos, como Creative commons, Every Stock Photo, Stock Vault, Free Images, Morguefile, Photoree y Photl.

Conoce, además, estos otros bancos de imágenes.

También puedes usar las imágenes de Google, a través de la selección de “herramientas de búsqueda” y alterando los derechos de uso a “Etiquetadas para reutilización”.

imágenes que pueden acabar con tu blog

Otros bancos son pagos como Shutterstock, iStockphoto y Deposit Photos.

Si tienes a un diseñador en tu equipo, este puede también crear imágenes originales.

7.    Imágenes de personajes, personas famosas

Reconoce, siempre has querido utilizar a Mickey Mouse o al Pájaro Loco para darle un impulso a tu negocio.

Pero incluso si se encuentra libre de derechos de autor o marcada para su uso con modificaciones creadas por un profesional de tu equipo, hay otro problema: los derechos de imagen.

No querrás problemas con empresas de ese porte.

Por tanto, por más tentadora que sea la idea de llamar la atención con figuras conocidas, no las uses para fines comerciales. Es así de simple.

8.    Imágenes duplicadas

Muchas plataformas de blogging como Blogspot, WordPress o Wix, poseen una caja especial para la inserción de la imagen que se mostrará en la portada.

Debido a eso, muchas personas terminan colocando dos iguales: una en la portada y una en el cuerpo de texto. Presta atención para que eso no suceda.

9.     Más imágenes de la cuenta

Muchas imágenes pueden terminar haciendo que el usuario desista de la publicación.

Al final, él accedió para obtener la información disponible en el título, ¿no es así?

Úsalas con sabiduría y ten en cuenta que cantidad no es sinónimo de calidad.

10. Imágenes de usuarios sin autorización de los mismos

Te encantó aquella foto que un internauta publicó en las redes sociales usando tu producto. Y entonces, decidiste utilizarla para la divulgación de tu contenido.

Ten mucho cuidado con esta práctica, pues, es posible que el consumidor no quede satisfecho.

En ese caso, además de perder un cliente, este puede terminar influenciando negativamente a otros compradores potenciales de tu empresa.

Tipos de imágenes que pueden acabar con tu blog

Aunque aciertes en todas las buenas prácticas, todavía cabe la posibilidad de que cometas errores.

Hablamos de los tipos de imágenes, es decir, aquellas cuyo contenido puede no agradar al internauta.

A continuación, enlistamos algunos de ellos:

11. Fotos de niños

El uso de imágenes de niños para fines comerciales, puede no ser muy bien vista por tu consumidor, a no ser que tu negocio esté enfocado en el mercado infantil y que cuentes con las debidas autorizaciones de los padres.

Por tanto, nada de pedir a tu sobrino para que pose utilizando tu producto.

12. Personas muy felices en el trabajo

Ser feliz en todo momento, es el sueño de cualquiera.

No obstante, cuando las personas observan ese tipo de imágenes, pueden despertar en ellas una sensación de exageración y puede llegar a desacreditar lo que se dice.

Las sonrisas son siempre bienvenidas, pero ten cuidado para no sobrepasar los límites.

13. Imágenes con marca de agua

Cuando quieres buscar imágenes en internet, puedes terminar tropezando con algunas que vienen con marcas de agua: letras, logos o símbolos cuasi transparentes sobre ellas.

Eso significa que ellas poseen derechos de autor.

Imagina el efecto sobre el lector cuando este se topa con imágenes así en un blog.

Probablemente, no tendrá una buena impresión, ya que estarás utilizando algo sin autorización.

14. Clichés

Dos empresarios de traje apretando las manos.

Una pareja de ancianos tomando el desayuno.

Un sujeto irritado en frente del computador.

Las personas están cansadas de imágenes comunes, pues ya las han visto en internet.

¡Intenta mantener la originalidad para no perder al lector!

15. Repetidas

Un banco de imágenes puede ofrecer la misma imagen para diversos sitios.

Por tanto, pon atención para no usar aquellas que ya son conocidas por los ojos del consumidor.

Y claro, intenta no usar la misma imagen varias veces en tu propio blog.

16. Contaminadas

Muchos infográficos no consiguen el performance deseado por poseer información muy comprimida en imágenes muy pequeñas.

Es importante tener cuidado para que todos los datos queden claros y que la disposición de los elementos no perjudique la interpretación de los datos.

17. Con globos de diálogos

He aquí algo que posiblemente utilizabas en tus presentaciones de PowerPoint en la escuela.

Pero en los negocios, la historia es otra.

Los globos de diálogos o de pensamiento, la mayoría de las veces, no transmiten la credibilidad de un diálogo natural.

18. Hechas en Paint o Word

No es necesario ser un especialista para determinar que esas herramientas no son las adecuadas para la creación de imágenes.

El uso de estas herramientas pueden arruinar la credibilidad, por más que los ClipArt, SmartArt y WordArt, sean tentadores.

19. Placas de tránsito

Las señales de tránsito indicando el camino para el éxito, la proactividad y la estabilidad financiera, son muy comunes.

Pero, seamos sinceros, nadie cree que hay un camino simple para obtener esas metas.

Conclusión

¡Listo! Ahora ya sabes cuáles son los tipos de imágenes que pueden acabar con tu blog y que debes evitarlas para obtener éxito en los negocios.

¿Has identificado algún otro tipo de imagen que te incomode en algún sitio? ¡Déjanos un comentario contándonos más al respecto!

Conoce también estos 8 tipos de imágenes que te ayudarán a comunicar y a impactar a tu audiencia.

E-book Google Analytics: Guía Completo

Escrito por: Autor Invitado



Deja un comentario

Marketing Ventas Tecnología En La Práctica
Ebook - Marketing en Instagram: la guía de Rock Content

300 000 personas ya están recibiendo nuestros contenidos a través de correo electrónico. Únete a ellos!



Rock Content es el líder de marketing de contenidos, ayudando a cientos de empresas a alcanzar sus objetivos en marketing.