Payback

¿Qué es Payback y cómo calcular el de tu empresa?

Payback significa “retorno”. Se trata de una estrategia, un indicador usado en las empresas para calcular el período de retorno de inversión en un proyecto.

Payback es un término muy usado entre los gestores de empresas. Pero muchas personas pueden tener dudas sobre lo que realmente significa. Es muy común el uso de extranjerismos, principalmente en el mundo de los negocios.

Payback es solamente uno de ellos y es muy importante para las finanzas de la empresa.

¡Mira en qué consiste el payback y cómo calcularlo!

 

¿Qué es?

Payback significa “retorno”. Se trata de una estrategia, un indicador usado en las empresas para calcular el período de retorno de inversión en un proyecto.

En palabras más técnicas, payback es el tiempo de retorno desde la inversión inicial hasta el momento que los rendimientos acumulados se tornan iguales al valor de esa inversión.

Payback da al gestor el estimado de cuánto tiempo tomará hasta que recupere su aplicación inicial.

Ese periodo no siempre es corto –depende del valor de la inversión y del tipo de negocio. En general, el retorno se da dentro de meses o años.

El payback está relacionado a otros indicadores como:

  • ROI (Retorno sobre Inversión): porcentaje del retorno sobre la inversión inicial;
  • VPL (Valor Presente Líquido): valor acumulado del flujo de caja, usado para el cálculo exacto de payback.
  • TIR (Tasa Interna de Retorno): tasa de interés para el cuál el VPL se torna cero.

 

¿Cuáles son sus ventajas y desventajas?

Como toda estrategia, el payback presenta puntos positivos y negativos. El gran secreto es saber utilizarlo de forma correcta. Entre sus ventajas están:

  • Presenta una fórmula simple, fácil de ser aplicada y aprendida;
  • Ofrece una idea del nivel de liquidez del negocio y del nivel de riesgo que envuelve;
  • Puede ser útil especialmente en 2 casos: en proyectos cuyo grado de riesgo es muy alto y en proyectos con vida limitada;
  • En épocas de crisis financiera e inestabilidad económica, el recurso sirve para aumentar la seguridad en los negocios.

Entre las desventajas están:

  • El indicador valoriza de modo diferente, los flujos recibidos en periodos diversos (eso conforme al pensamiento dualista, antes o después del payback, desconsiderando los valores recibidos dentro de cada uno de esos intervalos);
  • Para proyectos de duración más larga, el recurso no es muy recomendado, pues no considera los flujos de caja producidos después de un año de recuperación.

 

¿Cómo calcular tu payback?

El cálculo del payback envuelve una fórmula relativamente simple, pero es necesario tener cuidado a la hora de calcular las variables. Es muy importante la planeación adecuada del flujo de caja.

Es necesario poner todos los costos relacionados a la inversión, el cual no siempre es fácil.

Deben ser incluidos los costos con equipos, funcionarios, gastos administrativos y operacionales relacionadas.

Después, mediante la demostración de resultados, se define el resultado promedio mensual del flujo de caja, considerando un determinado periodo (12 meses, por ejemplo).

Se divide la inversión inicial por ese resultado y se obtiene el payback del proyecto.

Luego, PB (payback) = inversión inicial / resultado promedio del flujo de caja.

En caso de que una empresa haya hecho una inversión de R$80.000,00 y el resultado promedio mensual de su flujo de caja corresponda a R$3.000,00 se obtiene:

PB= 80.000/3.000 = 26,7 meses (aproximadamente 27 meses, o sea, 2 años y tres meses).

Calcular el resultado promedio mensual del flujo de caja tiene la ventaja de simplificar las cuentas, ofreciendo un valor base para ser dividido por la inversión inicial.

El gestor puede elaborar un flujo de caja libre acumulado, es decir, sumará todos los flujos de caja de su proyección, del comienzo hasta el final.

Los proyectos nuevos, generalmente, presentan resultados negativos en los meses iniciales; pero, con la acumulación de resultados positivos en los siguientes meses, el valor se convierte en resultado positivo definitivo.

Cuando el proyecto alcanza ese resultado positivo, significa que el payback fue alcanzado.

Tratándose de la compra de un equipo, por ejemplo, el cálculo puede ser más limitado.

Considera que una máquina que fabrica ciertas piezas cuesta R$3.000.000,00. La máquina permite la reducción de costos en un 15% en cada pieza.

Cada pieza tiene, en el momento, un costo de R$400,00 y son producidas mensualmente 10.000 unidades de ellas.

Si deseas saber en cuánto tiempo sucederá el payback de esa inversión, sigue los pasos:

1. En 1 mes, los costos con las piezas son de R$4.000.000;
2. Como la máquina ofrece una reducción del 15%: 15% de 4.000.000 = 600.000;
3. Por lo tanto, se tiene una economía de R$ 600.000,00 mensuales, que entran como ingreso;
4. PB = 3.000.000 / 600.000 = 5 meses

Un payback relativamente rápido para una inversión.

En caso de que desees calcular el retorno en años, es solo dividir el valor de la inversión inicial por la economía de 1 año, es decir, R$7.200.000,00

PB = 3.000.000 / 7.200.00 = 0,416 (o, aproximadamente, 0,42 años)

Es posible encontrar modelos listos de planillas para el cálculo del payback.

 

¿Cuáles son los consejos para calcular?

Para calcular con más precisión el payback, vale la pena seguir algunos consejos relacionados al control de flujo de caja:

 

Inventario:

Haz un levantamiento minúsculo de los ingresos y gastos de la empresa, envolviendo planes de inversión y expansión, tiempo actual y futuro, y organiza por categoría: operacional, no operacional, inversión.

 

Periodo contemplado:

Define un periodo para el cálculo de payback conforme al perfil de tu empresa (6 meses, 12 meses, 3 meses).

 

Actualización:

Actualiza periódicamente el flujo de caja, contemplando nuevos horizontes, agregando o eliminando ingresos y gastos y haciendo una revisión de tu plan de negocios y de tu presupuesto.

 

Proyecciones realistas:

En el momento de efectuar proyecciones para el cálculo del payback considera la posibilidad de pérdidas, principalmente en lo que se refiere al incumplimiento o atrasos de algunos clientes (considera un porcentaje de pérdidas sobre los ingresos).

 

Acompañamiento:

Acompaña siempre los movimientos de tu flujo de caja, estando apto para hacer previsiones, identificar oportunidades y riesgos y considerar todos esos factores a la hora de calcular el retorno financiero de algún proyecto.

 

¿Cuáles son las diferencias entre payback simple y descontado?

Ciertamente, existen 2 tipos de payback: nominal (simple) o con valores actualizados (descontado).

El simple es el que ya fue definido arriba y cuya fórmula fue aplicada. Presenta la ventaja de ser simple y rápido, y medir el grado de riesgo de determinada inversión.

Sin embargo, no considera el valor del dinero en el tiempo, los flujos de caja después del periodo de payback y el costo del capital de la empresa.

Esas limitaciones de payback simple, hace que algunos especialistas lo consideren un método incorrecto desde el punto de vista matemático, pues no está acorde a los principios de equivalencias entre tasas (matemática financiera).

Para suplir las limitaciones de payback simple, existe el payback descontado. Este usa una tasa de descuento, generalmente anual.

Una de las más usadas es la TMA (Tasa Mínima de Atracción) definida por los propios inversores. De esta forma, todos los flujos de caja tendrán el descuento de esa tasa en relación al periodo especificado.

En caso de que desees actualizar los valores y traer al VPL (Valor Presente Líquido) un flujo que está a 5 períodos futuros, puede usarse la fórmula:

VPL = FC5 / (1+TMA)5, donde FC es el flujo de caja y corresponde, en este ejemplo, a R$600,00, mientras que el TMA es de 12%. Recuerda que el 12% es 12/100= 0,12.

VPL = 600 / (1+0,12)5 = 600 / (1,12)5 = 600 / 1,76 = R$340,9

Eso significa que el valor presente del flujo de caja no es R$600,00, pero aproximadamente R$341,00.

Considerando el ejemplo dado anteriormente, en tópico “¿Cómo calcular tu payback?”, se obtiene otro valor para el payback descontado.

Inversión inicial = R$ 80.000,00

Resultado promedio del flujo de caja (12 meses) = R$3.000,00

Payback simple = 26,7 meses o, aproximadamente, 27 meses

TMA = 12% al año

VPL = 3.000 / (1,12)1 = R$2.678,00

Payback descontado = 80.000 / 2.678 = 29,9 meses o, aproximadamente, 30 meses.

Es decir, usando una tasa de descuento, actualizando valores nominales, el plazo para el retorno aumenta un poco.

 

Conclusión

El payback, como otros indicadores, tiene su importancia y debe ser considerado por los gestores a la hora de evaluar la viabilidad de proyectos e inversiones.

A pesar de todo negocio estar sujeto a riesgos y pérdidas, el payback proporciona una orientación para determinar el grado de riesgo de ciertas ideas de negocio, correspondiendo al gestor, la decisión final de llevarlos adelante o no.

Considerando la crisis económica y las propias condiciones del negocio, lo más prudente es evitar las inversiones que sean muy arriesgadas (o por lo menos, dejarlas para otra ocasión).

Invierte y panea con seguridad, principalmente si tu empresa no dispone de mucho capital.

Reserva el dinero para las necesidades inmediatas del negocio y evita endeudarte para hacer inversiones muy arriesgas y de poca liquidez.

En fin, sé prudente y usa el payback como una aliada a la hora de tomar decisiones y de escoger inversiones. El lugar y el modo en cómo aplicarás tu capital hará toda la diferencia al éxito o perjuicio de tu empresa.

¿Resolviste tus dudas sobre payback? ¡Recuerda que debes considerar ciertos criterios para calcularlo con más precisión!