cómo hacer un buen plan de marketing

Plan de marketing: La guía completa para crear el tuyo

Redactor Rock Content
Ya pasó el tiempo en que el marketing solo era un soporte para el sector de ventas.

Toda gran empresa que busca crecer y expandir su participación en el mercado necesita de un equipo de marketing activo y actualizado con el mercado para crear buenas estrategias que contribuyan al crecimiento de la empresa.

Esta estrategia comienza con un plan de marketing, que es la base de todas las acciones que el equipo de marketing realizará.

Piensa en el plan como un mapa dentro de una mina, el camino para usar el marketing como una herramienta de crecimiento y no solo como un apoyo.

Para entender mejor sobre cómo hacer un plan de marketing, creamos una guía completa para ti.

Sin dar más vueltas, ¡vamos!

 

¿Qué es un plan de Marketing?

Un plan de marketing es una planeación de las acciones de marketing de una empresa, buscando alcanzar un determinado objetivo. La planeación puede estar dirigida a una marca, a un producto específico o a un servicio ofrecido por la empresa. Este plan guiará las acciones estratégicas de la marca.

Por lo tanto, el plan de marketing puede ser considerado como una herramienta de gestión para que la empresa pueda ser competitiva en el mercado en el que está inscrita, a través de estrategias de marketing.

 

Desarrollando el plan de Marketing

Para desarrollar un buen plan de marketing, es necesario que la empresa conozca bien su mercado de acción.

El motivo es bien simple: las decisiones tomadas en el plan de acción, influirán desde la planeación hasta la ejecución de las campañas, y esas acciones necesitan estar de acuerdo con la situación actual del mercado, las tendencias para el futuro y cómo tu empresa se posiciona en ese mercado.

Piensa en el plan de marketing como una línea guía del crecimiento en el mercado.

Básicamente, cualquiera que sea el objetivo principal, tu empresa siempre aumentará la participación en el mercado, como consecuencia del uso del plan.

 

Entendiendo mejor un plan de Marketing

Para entender mejor cómo usar el plan de marketing, ¡necesitas contar con un especialista! Nadie mejor que un analista experto en marketing para acompañar y desarrollar el plan ideal para tu empresa.

Es importante entender que ese plan representa el posicionamiento de tu empresa, porque este necesita estar de acuerdo con la visión, misión, valores y objetivos.

Este es la vitrina de las acciones de tu empresa, una muestra de lo que está por venir y necesita ser muy bueno.

Por eso, es importante que la empresa tenga un responsable de esta área; pues, termina siendo vital para el desarrollo del emprendimiento.

Para eso debe mantenerse a una persona responsable por la elaboración del plan de marketing y esta debe hacer el acompañamiento de lo que fue elaborado y debe proveer a la empresa de condiciones para que suceda la ejecución efectiva de lo que fue planeado.

El proceso de acompañamiento es fundamental para que posibles correcciones y cambios sean adoptados en el momento correcto y el plan de marketing sea realmente efectivo para la empresa.

Otro factor importante para la elaboración de un buen plan de marketing para una empresa, es recordar que todas las acciones de marketing adoptadas por la empresa necesitan ser registradas, hayan sido esas acciones positivas o no, de forma que la empresa cree un historial de las acciones tomadas.

 

Las mejores estrategias de Marketing

No existe un paso a paso perfecto a seguir para la creación de un plan de marketing.

Sin embargo, ¡existen pasos a ser seguidos que hacen parte de todos los buenos planes! Acompáñanos para conocer más sobre cada uno de ellos.

 

Hacer la planeación

Realizar la planeación es el primer paso para la elaboración de un buen plan de marketing.

A través de la planeación, serán definidos los objetivos y las metas a ser alcanzadas con la elaboración y la ejecución del plan de marketing.

Para facilitar la conquista de los objetivos definidos en el plan de marketing, es interesante elaborar un resumen de este para que el equipo se enfoque en el resultado deseado con la implantación del plan de marketing.

¡La falta de planeación es una característica común a todos los planes de marketing que no cumplen sus objetivos!

Simplemente porque sin saber lo que necesita ser hecho, queda más fácil hacer algo, de hecho.

La planeación es tan importante que es común que existan equipos especializados para cuidar de esa parte. Por lo tanto, ¡haz la mejor planeación que puedas!

 

Realizar el análisis del segmento en que la empresa está inserta

Antes de iniciar el desarrollo de un plan de marketing, la empresa necesita conocer todos los factores (sean internos o externos) que influyen el área donde está inserta; conocer la situación de su producto o servicio en el mercado y conocer sus capacidades reales (puntos positivos y negativos) de la empresa ante el mercado.

A partir del análisis del segmento y de cómo tu empresa está en el mercado, el plan de marketing desarrollado, podrá generar frutos a corto y largo plazo.

Es esencial que la empresa haya realizado el análisis del ambiente y los factores que pueden llegar a influir en tu actividad, como forma de precaución en la elaboración de tu plan de marketing para que no sean generadas expectativas en exceso.

El segmento puede ser dividido en micro y en macro ambiente. Ambientes que influyen en el funcionamiento de la empresa en diversos frentes.

Los macroambientes son aquellos que trabajan en ambientes más amplios, como la economía, política, jurídica, cultura, demografía, sucesos naturales y tecnología.

Son factores difíciles de ser controlados y acostumbran a funcionar de acuerdo con el país/ciudad en que la empresa se encuentra.

El microambiente es interno y actúa en el funcionamiento básico de la empresa.

Son microambientes los proveedores, clientes, intermediarios, competencia y público objetivo, es decir, todos los stakeholders importantes de tu negocio.

Entender cómo el ambiente influye en la actuación de la empresa dentro del mercado, es importante para encontrar las mejores acciones dentro del plan.

 

Conoce a tus clientes y define a tu público (¡y personas!)

La empresa necesita conocer a sus clientes y a su público objetivo para crear el plan de marketing.

El plan de marketing necesita ser dirigido de manera directa, para llegar al público objetivo, aquellas personas que consumirán los productos y servicios prestados por la empresa.

Por eso, es importante tener un análisis constante y detallado del mercado, para entender cuándo y cómo el cliente quiere adquirir el producto o servicio. Y, de esta forma, que busques llegar a las necesidades de los clientes, para que puedan consumir tu producto o servicio, queden satisfechos y se vuelvan fieles a tu marca.

Si acompañas el blog constantemente, ya debes conocer la mejor forma de definir al público perfecto para tu empresa (y tu plan de marketing): ¡creando personas!

Si todavía no estás familiarizado con ellas, ¡no te preocupes! ¡Estamos aquí para ayudarte!

Las personas son perfiles semificcionales de tu cliente ideal, son representaciones personificadas de un mercado más amplio.

Tener personas es importante porque estas salen de la generalización de tu público objetivo y permiten que te enfoques en tu comunicación para una persona real, un perfil que demuestra cómo el cliente ideal de tu empresa sería y cómo le gustaría tener contacto con tu negocio.

¡Pero no te engañes! Para crear una persona, primero es necesario tener un público objetivo claro, solo entonces, tendrás información suficiente para comenzar con tu buyer persona.

Si tienes dudas de cómo crear una persona, puedes ingresar a nuestro generador de personas gratuito y crear las tuyas ¡en este momento!

 

Conoce y analiza la competencia

Es de gran importancia conocer las demás empresas que están insertas en el mercado y saber cuáles son los puntos positivos y negativos de los productos y servicios disponibles por esta, de forma comparativa con el tuyo.

A partir del momento en que conozcas la competencia, podrás agregar un diferencial a tu producto y servicio, para conquistar un mayor número de clientes.

Define tu posición en el mercado en el que tu empresa está inserta – para tener una posición definida de la empresa en el mercado, es necesario que el emprendedor busque consolidar su marca a través de la construcción de una imagen donde muestre el diferencial de sus productos y servicios, de forma que su empresa se destaque frente a la competencia.

Recordamos que el público es cada día más exigente, entonces intenta construir una imagen y vela por ella frente al mercado.

¡Aprende con tu competencia! Más importante que entender qué es lo que hacen bien, mira qué es lo que no les sale bien.

Es una excelente forma de evitar frustraciones e inversiones mal hechas. Si algo sale bien, tómalo, mejóralo y aplícalo en tu plan. El mercado evoluciona constantemente y hay que seguirle el paso.

 

Define tus estrategias y las acciones a ser tomadas

Es importante definir cuál es el objetivo de crear un plan de marketing para la empresa, pues, es a través del objetivo que serán definidas las estrategias y las acciones a ser adoptadas por la empresa.

Procura definir objetivos y metas realistas, de forma que tu empresa pueda crecer de manera paulatina y llegar a los índices deseables.

Las acciones de marketing deben estar asociadas a los objetivos y metas trazadas, por eso es importante tener todo el conocimiento del mercado para no hacer inversiones o acciones sin necesidad o desproporcionales con la realidad vivida por la empresa.

Esta es la hora de ser creativo.

Existen diversas opciones de acciones que pueden hacer parte del plan de marketing y de la estrategia. Del marketing viral al de guerrilla, digital, Inbound, Outbound, las opciones son diversas.

Pero, ¡es necesario innovar! Olvida aquella estrategia cuadrada.

 

Transformando acciones en tácticas

Cuando ya sabes qué es lo que será hecho y cuándo, es necesario entender mejor el cómo.

Las tácticas son la estrategia puesta en práctica a través de las acciones determinadas.

Básicamente, esa es la parte práctica de la cosa. Las tácticas necesitan de un buen equipo que administre, ya que pueden ocurrir acciones simultáneas.

Por increíble que parezca, esta puede ser la parte que más implique trabajo. Es necesario una buena administración de las tareas y gestión, ¡sin olvidar el contexto general!

 

Monitorea a tu cliente

Después de cerrar el proceso de venta, haz una especie de monitoreo de tu cliente, verificando si se encuentra satisfecho y si el producto atendió sus deseos, pues a partir de la fidelización de clientes antiguos existe la oportunidad de indicaciones y aumento de clientes, y, consecuentemente, aumento de facturación y de posibles lucros.

Entender cómo tu persona reacciona a las acciones propuestas es la forma preferible, de mejorar las acciones, las estrategias y tácticas. Más que eso, ¡es un aprendizaje para los próximos planes de marketing! Lo importante es mejorar siempre.

Ahora que ya sabes cómo elaborar un buen plan de marketing, ha llegado la hora de poner en práctica y ver a tu empresa facturar bastante con las mejorías que el plan traerá.

Presta atención a los detalles, revisa con tu equipo y cuenta con un buen analista de marketing a tu lado. No apresures las cosas, revisa todo lo que sea necesario.

 

¿Qué tienes a disposición?

Como se ha dicho anteriormente, no existe una receta para la elaboración de un buen plan de marketing.

De esta manera, la principal cuestión a ser tenida en cuenta, son los recursos tanto materiales como intelectuales que tengas a disposición para que un plan de marketing ideal para tu negocio, sea elaborado.

Antes de poner las manos en la masa, es necesario levantar y describir exactamente, cuáles son los recursos en relación a los espacios para la colocación de un plan de marketing en práctica, cuánto dinero podrá comprometerse y que tan capaz es tu equipo de realizar las tareas necesarias para alcanzar los objetivos previamente “soñados”.

Tener este norte y este límite, es algo fundamental para que todo se mantenga organizado y con más oportunidades de que todas las etapas tengan condiciones de ser rigurosamente seguidas.

 

Planea los aspectos

Después de la definición de la meta y otros aspectos importantes a la planeación, es muy importante que los aspectos financieros sean muy bien establecidos dentro del plan de marketing.

Ten definido cuánto podrías gastar en un determina período, que puede ser mensual, trimestral, inclusive anual.

Es muy importante también que el análisis de los indicadores esté siempre siendo verificado, para mantenerse e invertir más en lo que esté funcionado y reducir o retirar rápidamente aquello que no haya ofrecido los resultados esperados.

Además del dinero para Outbound marketing, un medio interesante de inversión en marketing y que debe ser debidamente planeado, son las campañas de pay per click (ppc), como las realizadas con la ayuda de Google Adwords o de Facebook Ads.

 

Ten en cuenta estudiar tu nicho de negocios y también a tu competencia antes de definir metas

Una parte importante en la definición de metas en tu plan de marketing, es realizar esta acción sabiendo bien lo que estás haciendo.

Queremos decir que las metas deben ser realistas y deben ser establecidas de acuerdo con lo que el mercado realmente tiene condiciones de proporcionar.

Uno de los grandes enemigos de cualquier tipo de negocio, son las frustraciones sufridas por las expectativas puestas en exceso.

Además de eso, los errores de trazar las expectativas de resultados, pueden desencadenar una serie de problemas envolviendo otros aspectos de tu plan de marketing.

Por lo tanto, mucha atención y cuidado con esta parte.

 

Traza estrategias de comunicación con el cliente

La comunicación en el marketing es una parte importante de tu plan.

Al final, la mayoría de las estrategias busca el primer contacto del cliente.

¿Y cómo será tu retroalimentación cuando eso pase para que el cliente sea llevado a otras etapas del embudo? Procura definir patrones para que la comunicación pueda complementar bien las estrategias establecidas en el plan de marketing.

Finalmente, de nada sirve realizar las mejores acciones para llamar la atención de potenciales clientes y no saber qué hacer después, ¿verdad?

Más que tus puntos fuertes, sé consciente de tus puntos débiles.

Después de conocer bien tu tipo de audiencia y los deseos de esta, es necesario comprender que no logras atender a tu público objetivo en todos los aspectos.

¿Qué estás vendiendo? ¿conveniencia? ¿calidad? ¿precios con descuento? No puedes ofrecer todo eso al mismo tiempo.

Saber que tus clientes quieren ayudarte a decidir qué ofrecer y cómo hacer eso de la mejor manera posible, transmitiendo credibilidad y autoridad al trabajar bien aquello que tienes de ventaja en relación a la competencia, realizando mejorías en tus puntos débiles a la hora de elaborar tu plan de marketing.

 

Elabora un plan en relación a la retención de clientes

Elabora un plan de marketing, pero más que trabajar en la captación de nuevos clientes, también preocúpate por retener a los clientes ya conquistados.

Es bueno que sepas que esta es una forma más económica y con más oportunidades de éxito que la elaboración de estrategias para conquistar clientes partiendo de cero.

En tu plan de marketing, considera siempre mantener contacto con las personas que ya te compran, de forma que presentes nuevas soluciones u ofrezcas complementos a las soluciones que ya adquirieron anteriormente.

La dinámica de las novedades constantes siempre te permitirá trabajar bien con este tipo de situación, desde que ya exista un plan bien elaborado.

 

Trata a los colaboradores envueltos, como si fueran clientes

¿Se trata de un emprendimiento que posee un equipo de colaboradores?

No te olvides de ellos en tu plan de marketing.

Los colaboradores insatisfechos pueden ser algo devastador para tu marca, principalmente en tiempos en que la información es bastante ágil a través de las redes sociales; pudiendo así entorpecer todo un plan que tardó días –y hasta semanas- para ser elaborado y puesto en práctica.

Haz que estos sean participativos en todas las etapas del proceso, principalmente a la hora de captar ideas.

Siempre hay algo a ser aprovechado, sea de forma parcial o en su totalidad a través de los talentos internos de tu negocio.

 

Intenta siempre revisar las bases de tu plan de marketing

Aunque haya sido todo un trabajo para definir las bases sobre la segmentación de personas, estrategias de abordaje, puntos fuertes y puntos débiles del negocio, composición del blog, sitio, email marketing y otras formas de contacto con el usuario – además de otros aspectos levantados en el plan de marketing- jamás pienses que se trata de algo estático.

Aunque tu negocio sea un restaurante muy tradicional y con una clientela formada, necesitas entender que el mundo de las ventas es algo extremadamente dinámico, debido a la variedad de tendencias que vemos en tan poco tiempo.

Recuerda que eso no quiere decir que todo debe ser cambiado.

La revisión sirve inclusive para verificar donde estás acertando para invertir en eso por más tiempo, es claro.

Lo ideal es ser siempre substancial en la búsqueda de un retorno de la inversión (ROI) cada vez mayor, pero también ser lo suficientemente flexible para estar siempre en el camino de la evolución.

 

Capta socios para tu negocio

Nadie puede vivir solo en el mundo. Y esa regla también es válida para las empresas. Al montar tu plan de marketing, considera asociaciones que puedan ser hechas con otras empresas, para conseguir nuevos clientes o aumentar los ingresos con los consumidores existentes.

Las asociaciones pueden ser acuerdos que haces con otras empresas para trabajar juntos en algún aspecto del plan de marketing. Puede ser en la captación de clientes, asociación de ventas, co-marketing, guest posts, en fin, ¡las posibilidades son infinitas!

Piensa en lo que tus clientes compran antes, durante y/o después de comprarte.

Esas empresas pueden volverse en buenos socios, ya que la jornada de compra y el proceso de venta puede ser muy próximo.

Imagina una tienda de instrumentos que venda tan solo guitarras y no poseqa los cables o cuerdas. Pero existe una tienda especializada en cables y encordado, ¡que no vende guitarras!

En algún momento, las personas necesitaron cuerdas nuevas o cables para conectar sus guitarras a los amplificadores. ¿Qué tal juntar las dos empresas y crear condiciones excelentes para quien compra en alguna de las dos tiendas? ¡Ese es el espíritu!

 

Crea un programa de indicaciones para los clientes

Las indicaciones de clientes satisfechos son una de las fuentes de leads más valiosas para los negocios. La palabra de alguien que conozcas, es mejor que cualquier evaluación positiva a la hora de comprar un producto o contratar una empresa.

Abordar las indicaciones de clientes en tu plan de marketing es indispensable.

La fidelización viene mucho de las experiencias positivas que las personas tienen con tu empresa, y un reflejo de eso son las indicaciones a los amigos y conocidos.

Un programa de indicación para clientes consiste en ventajas para quien indica tu empresa a alguien, y ese alguien se vuelve en un cliente. Ese es un incentivo interesante para mantener las personas consumiendo tus productos.

Las ventajas pueden tener varias formas, descuentos, cupones, promociones, fletes gratis.

¡Es hora de usar la imaginación!

Considerando que tienes una CRM –customer relationship manager- en uso en tu empresa, es posible mapear cada cliente, cuáles fueron sus acciones e interacciones y crear diferentes incentivos para cada grupo de compradores. Interesante, ¿no?

 

Piensa en acciones para lidiar con clientes insatisfechos

Los famosos clientes detractores dan dolores de cabeza a muchas personas.

Algunas veces, por una mala experiencia en el proceso de compra o alguna insatisfacción con el producto, esos consumidores hacen el intento de entrar en contacto con la empresa y mostrarles por qué están insatisfechos.

¡Planear acciones para esos casos es muy importante y muchas empresas pierden oportunidades!

Tu plan de marketing consiste en organizar todos los esfuerzos que tu empresa realizará para atraer, conquistar y mantener clientes, y tratar los que están insatisfechos es parte de ese proceso.

Al mismo tiempo que las indicaciones son excelentes para conquistar nuevos clientes, los reclamos desalientan nuevos compradores y pueden alejar a los consumidores actuales.

 

Estrategias de retención de clientes

Vender a alguien que ya compró en tu empresa es más fácil –y más barato- que conquistar a un nuevo cliente.

Las estrategias de retención sirven para fidelizar y activar personas que ya compran en tu empresa.

Es interesante alinear las acciones de retención con la parte de fidelización de tu estrategia de Inbound Marketing.

La retención consiste en entender cómo fue la experiencia de compra del cliente, reforzar los puntos positivos, mejorar los negativos y proveer condiciones exclusivas a tus actuales compradores.

Ese consumidor ya pasó por todo lo que tu proceso de generación, nutrición y conversión de leads.

Él conoce tu negocio y sabe cómo puedes ayudarlo, entonces, ¿por qué no incentivar una nueva compra?

La retención de clientes trabaja en dos áreas: activar clientes inactivos y fidelizar los que están activos.

Cada una de ellas exige acciones diferentes, tanto de marketing como promocionales.

Para trabajar bien esos clientes, es indispensable planear ambas.

 

Piensa en los precios a largo plazo

Dar precio a los productos y servicios es una de las cosas más difíciles para las empresas.

¿Cuánto debo cobrar por lo que ofrezco? ¿las personas querrán pagar ese precio por mi producto?

Es muy probable que al comenzar un negocio tengas los precios básicamente divididos, pero es necesario dar un paso demás: piensa en los precios a largo plazo.

Claro, con un país tan inestable económicamente es imposible prever lo que puede suceder, pero existen otros puntos que pueden ser considerados.

Por ejemplo, cuando tu empresa esté establecida en el mercado, los clientes estarán dispuestos a pagar más por lo que ofreces, ya que existe una historia de éxito detrás del negocio.

Siendo así, es posible planear, un plazo mayor, cuáles ajusten serán hechos en los precios.

A lo largo del desarrollo de la empresa –y del plan de marketing- es probable que sucedan mejorías y cambios en el proceso de venta, producción, entre otros.

Incluso sin poder planificar lo que sucederá a lo largo del tiempo, deja acciones pre-creadas para ser adecuadas cuando sea necesario.

 

Proyecciones financieras para marketing

Las finanzas acostumbran a dar dolores de cabeza a los fundadores y empresarios. ¡Pero eso sucede porque no hay planeación!

La parte económica de los negocios puede ser el factor que define la vida o la muerte de la empresa –ok, esto es una exageración- pero la verdad es que tener el control sobre los ingresos, salidas y gastos es muy importante.

A través de las proyecciones financieras, es posible organizar mejor las inversiones en marketing, a través de posibles escenarios sobre el futuro de la empresa.

El ROI –retorno sobre inversión- es una métrica muy importante para esas proyecciones, ya que puede ayudar a definir los mejores destinos para las inversiones que serán hechas.

Pensar en financiero a largo plazo es pensar en los objetivos y proyecciones de crecimiento de la empresa, así es posible alinear los esfuerzos de marketing con la situación esperada para el negocio, en un cierto período de tiempo.

No es necesario estar acoplado al sector financiero de la empresa, tan solo es entender cuáles son los costos de la estrategia de marketing.

¿Y qué tal también aprender más sobre qué es el marketing? Mira nuestro artículo: De las preguntas más frecuentes, ¿qué es la mercadotecnia?

En caso de que tengas dudas, comentarios y sugerencias, usa la sección de comentarios abajo 😉