Un mensaje agrada, un mensaje con contenido, enamora

¿Es el contenido importante?

Pues, hoy en día no solo parece ser importante sino, ante todo, lo más importante. Eso sí, en la medida en que tenga algo interesante para decir a una persona determinada.

Cuando hablamos de contenido, muchas veces nos referimos a la estrategia de mercadeo. No obstante, el contenido en sí, es un asunto que logra abarcar otras estancias aún mayores como lo es la vida misma.

A decir verdad, esto último que dije, parte de una reflexión a la que me di a la tarea de construir hace unos días. Sucede que viví algo que me puso a pensar.

Salí con un chico con el que hacía rato nos veníamos mirando. Siempre sentado allí, tan atractivo, me arriesgué a invitarlo a salir. Pero, ¡vaya horror! Fueron aproximadamente dos horas en silencio, porque aquel chico no tenía nada de qué hablar.

Bueno, no debería ser tan injusta. Más bien digamos que simplemente no fuimos tan compatibles. Me dejé cautivar por aquella imagen y ¡oh sorpresa! Nada que ver con mis intereses. Ni siquiera puedo sentir decepción, solo creo que llegué al lugar incorrecto, con la persona incorrecta a tratar de compartir el contenido incorrecto y posiblemente él debió haber pensado lo mismo de mí.

Le conté a mi amiga el acontecimiento, pues, ella sabía bien que de verdad ansiaba aquella cita. Y entre las burlas y el “te lo dije” que siempre me da, me hizo caer en cuenta de que si yo trabajaba con asuntos en relación al mercadeo, ¿cómo no se me había ocurrido hacer las exploraciones adecuadas para saber bien quién era él y si sus intereses eran compatibles con mis expectativas?

Cuánta razón.

No obstante, su apreciación me hizo reflexionar incluso fuera de mi situación personal. Pensé sobre mi labor cotidiana, aquella de crear contenidos como estrategia del marketing digital. Y concluí, aunque no de manera novedosa, que más allá de considerarlo algo fundamental, un contenido se basa en aprender a conocer el interés de quien lo consume para saber si puede dársele lo que quiere.

Es decir, la clave no es tan solo mostrarse atractivo, sino mantener la atención a través de una adecuada comunicación para que esta se convierta en información. Pero más importante aún, en un contenido que toque las fibras indicadas de la vida de la persona a la que se dirige.

Antes que nada, la comunicación

No podemos hablar del contenido en el marketing sin antes hablar de la comunicación.

Por su parte, ¿qué es?

Sé que hablar de la comunicación podría llegar a ser un tema bastante extenso, pero trataré de abordarlo de la siguiente manera:

La comunicación hace parte del ser humano y toda actividad a la que nos enfrentamos, debe estar mediada por la misma. No obstante, la comunicación también necesita del hombre, o mejor dicho, del hombre en su grupo social para existir.

Desde instancias teóricas, también puede decirse que la comunicación hace parte de un ciclo en donde se implica:

  • Un emisor
  • Un mensaje
  • Un perceptor
  • Una respuesta

Además de un contexto, quien finalmente siempre es el que permite saber de qué es pertinente hablar.

Teoría de la comunicación

Sin embargo, pese a ser una teoría formada desde hace tiempo atrás, solo hasta el día de hoy es que los medios, la publicidad y el mercadeo, vienen a ponerla en práctica.

¿Por qué lo digo?

La comunicación tiene una característica y es la de encontrar todas las medidas posibles de amplificar la información. Es decir, en un principio buscó transmitir la información de un punto a otro, pero, gracias al crecimiento tecnológico, comenzó a llevarla desde varios puntos de partida a muchos otros de llegada.

Esta capacidad de simultaneidad llamó la atención de la publicidad y del mercadeo al estos darse cuenta que, con la capacidad de la comunicación, podrían llegar a construir audiencias más grandes a las que pudieran contarle sobre lo que tenían para ofrecerles.

Los cambios en la comunicación no pararán. Mucho menos lo harán con el continuo crecimiento de la internet y por supuesto de las redes sociales, las cuales, por su parte, son las que están permitiendo dar poder a los usuarios para que estos completen el ciclo de la comunicación con su respuesta.

Con lo anterior, pareció haber surgido un problema para el mercadeo tradicional. Pues, las personas comenzaron no solo a responder sino también a ser portadores de opinión con capacidades de decisión.

Por tanto, esto exigió un cambio y ahora, el mercadeo, hizo suya la poderosa estrategia de la conversación en doble vía. Abriendo así, un espacio en el que no solo hablaría sino que primero escucharía para proveer luego lo que las personas necesitarían.

O bueno, así funciona hoy por hoy la rama del mercadeo al que se denomina Inbound Marketing: una estrategia que utiliza la comunicación desde todos sus componentes para dar cabida al diálogo y dar lugar a creativas tácticas de abordar la información. Como por ejemplo el marketing de contenidos.

¿Y qué es el marketing de contenidos?

De forma breve, podemos definir al marketing de contenidos como aquella estrategia que se basa precisamente en:

  • La publicación
  • Distribución
  • Promoción del contenido con el fin de atraer usuarios potenciales, convertirlos y retenerlos.

Para esta ocasión, más allá de las explicaciones sobre el marketing de contenidos como tal, me gustaría hablar sobre lo que es el contenido en sí. No obstante, si deseas conocer con mayor profundidad acerca de esta estrategia del mercadeo, te invito a ingresar al siguiente enlace: Marketing de contenidos.

De igual modo, te invito a descargar nuestro E-book: Marketing de contenidos, primeros pasos, en el que encontrarás información de calidad para aprender sobre este tema.

Ahora bien, el contenido en el marketing

Un contenido en el marketing, además de ser aquel que comprende en sí mismo cierta información, es también el que constituye el motivo por el cual siempre entramos a la internet. Pues, el contenido finalmente, es el que hace posible la existencia de los buscadores. De ahí la importancia que Google le brinda.

Un contenido también puede definirse como un regalo que como marcas, empresas o simplemente anunciantes, podemos darle a los usuarios para que estos obtengan información práctica sobre un tema en particular.

El contenido en el marketing tiene una función y es la de luchar por el posicionamiento. De aquí la conocida frase de: El contenido es el rey.

Lo anterior se debe a que el contenido es el que se encarga de mostrarse atractivo y por sobre todo útil ante los motores de búsqueda para que estos le otorguen un mejor puesto en el ranking de los resultados, mayor visibilidad, mayores números de visitas y, por qué no, mayores ventas.

Entre todo, el contenido es un componente esencial para el Inbound Marketing. Que, combinada con otras estrategias de divulgación tales como los blogs o las redes sociales, generan resultados en poco tiempo.

Por último, el contenido en el marketing se ha convertido en un arma de doble filo. Pues, dependiendo del uso que se le dé, puede llegar a ser algo ciertamente valioso dentro de la comunicación en el mercadeo. Gracias a que este se convierte en el acceso directo de la construcción de audiencias y de clientes.

Un contenido existe en tanto haya alguien que lo consuma

Actualmente existe grandes cantidades de usuarios dispuestos a consumir contenidos. Es por ello que las industrias se están apropiando de esta táctica del mercadeo para otorgar la información.

No obstante, cabe resaltar que si bien los contenidos ayudan a promover las relaciones con los usuarios, no todos los contenidos son aptos para todas las industrias ni todas las personas.

¿A qué me refiero con lo anterior?

El contenido en el marketing debe ser trabajado de forma personalizada. Es decir,  el contenido está creado a partir del contexto, de la actualidad y del entendimiento de lo que las personas esperan recibir precisamente en él. Que claramente no será información acerca de la industria o de tu marca, sino acerca de sus problemas y de las soluciones que propones.

Pero, para conocer acerca de esos intereses, primero debes saber bien:

  • Quiénes son tus personas
  • Cómo prefieren que les hables
  • Cuáles son sus gustos
  • Qué hacen en sus tiempos libres
  • Cuáles son sus logros, entre otros.

A las personas les gusta que te tomes el tiempo de conocerlas, que las escuches, que converses con ellas.

Por cierto, te presento nuestro generador de personas. Con esta herramienta, podrás comenzar a crear tu público ideal. ¡Además de que podrás usarla cuántas veces sea necesario!

Haz clic aquí para acceder: Generador de personas.

También puedes descargar un E-book con el que podrás aprender a profundidad acerca de tu público: Guía para creación de personas.

Un contenido enamora

Un contenido en el marketing no necesariamente debe ser un texto escrito. También puede llegar a ser una imagen, un video, un audio, una infografía o cualquier otro recurso que pueda ocurrírsenos para mostrar de diversas maneras la información.

Debe contar con una línea editorial. En el sentido de que debe ir acorde no solo a las exigencias de su público sino también al estilo que ya se encuentra inmerso en la marca anunciante.

No obstante, no significa que el compositor del contenido no pueda emplear su estilo. Por el contrario, su creatividad y su forma de comunicar, es el que hace al contenido ser realmente fascinante.

Además de atractivo, más vale hacer del contenido una historia llena de cosas agradables por contar. Y que por supuesto, los usuarios esperan encontrar.

El contenido en el marketing no es más que una estrategia que está a disposición de los anunciantes para generar tanto credibilidad en los visitantes y que estos puedan tomar decisiones, como autoridad en la información que imparte, para permitir luego desencadenar procesos de venta. No podemos olvidar que este sigue siendo el objetivo final en el mercadeo.

Un mensaje gusta, un mensaje con contenido, enamora:

El contenido es un elemento que nunca puede faltar, eso sí, que sea siempre el contenido adecuado para evitar momentos incómodos. Como el que viví en la cita que te conté en un principio.

No es solo impartir información. Es promover información de interés con un mensaje que cautive, que invite a conocer más y a ser parte de la propuesta, que involucre, que enamore, que haga sentir al usuario que es él quien importa.

Para terminar, me gustaría saber qué piensas de este artículo. Cuéntame también sobre cómo ha sido tu experiencia en la creación de contenidos o si te gustaría comenzar a hacerlo.

Quiero hacerte la invitación para que me cuentes sobre qué tipo de contenidos te gusta leer y sobre los que gustarías continuar encontrando aquí en marketingdecontenidos.com

 

E-book Google Analytics: Guía Completo
Valentina Giraldo

Escrito por: Valentina Giraldo Amante de las caricaturas que sueña con escribir guiones para ellas. Publicista con amor por la literatura y Literata con aspiraciones de publicista. Trabaja para Rock Content haciendo lo que más le apasiona en la vida: comer dulces y escribir a la vez.



Deja un comentario

Marketing Ventas Tecnología En La Práctica
Ebook - Marketing en Instagram: la guía de Rock Content

300 000 personas ya están recibiendo nuestros contenidos a través de correo electrónico. Únete a ellos!



Rock Content es el líder de marketing de contenidos, ayudando a cientos de empresas a alcanzar sus objetivos en marketing.