Qué es el marketing de influencia

3 preguntas básicas para entender el marketing de influencia

Paula Obeso

Seguramente ya has oído mencionar este tema y te preguntarás: “¿Eso con qué se come?” o,  “¿Cómo puede ser útil para mí?”. Pues aquí te contamos en qué consiste el marketing de influencia y cómo puedes aprovecharlo dentro de tu estrategia de marketing de contenido de una manera efectiva.

Seguramente ya has oído mencionar este tema y te preguntarás: “¿Eso con qué se come?” o,  “¿Cómo puede ser útil para mí?”. Pues aquí te contamos en qué consiste el marketing de influencia y cómo puedes aprovecharlo dentro de tu estrategia de marketing de contenido de una manera efectiva.

1. ¿Qué es el marketing de influencia?

Lo reconozcamos o no, a todos nos ha pasado. Vemos a nuestros conocidos viajar a lugares exóticos, comer en restaurantes innovadores, o incluso vestir prendas con un estilo único y pensamos “Yo también quiero”.

Y viajes o no a ese lugar exótico, de alguna manera muchas decisiones que tomas en tu vida cotidiana sí están siendo influenciadas por la gente que te rodea. ¿Por qué? pues porque somos una especie social, y el entorno en el que vivimos y las personas con las que nos relacionamos, tienen un alto impacto en lo que somos y hacemos. Claro, tú también eres un influenciador, ya que cada vez que recomiendas una experiencia que te emociona, subes una foto en un lugar que te gusta, o simplemente compartes con los demás, estás influenciándolos directa o indirectamente.

Y es que la gran ventaja de esta dinámica tan natural para los seres humanos es la credibilidad. Creemos más fácilmente en la recomendación honesta de un experto o de alguien cercano que en la publicidad tradicional.

El marketing de influencia busca lograr esa credibilidad generando estrategias colaborativas entre empresas e influenciadores (también llamados influencers), para crear contenidos que conecten a la marca con su público de una forma más natural y espontánea.

2. ¿Quiénes son los influenciadores?

Como ya mencioné, todos somos influenciadores en mayor o en menor grado. Así que más bien, la pregunta que nos debemos hacer es: ¿qué tipo de influenciador necesito para mi marca?

Si hiciéramos una clasificación de los tipos de influenciadores que existen y su grado de impacto, sería algo así:

Famosos

Bloggers, youtubers,  

expertos, líderes de opinión…

Familiares y amigos

Mayor alcance

 

Mayor credibilidad

 

Esto significa que si tienes un lanzamiento, un gran evento o algo que quieras dar a conocer al mayor número posible de personas, tu estrategia se orienta hacia la izquierda de la gráfica, por lo que deberás contactar personas ampliamente reconocidas que tengan relación con los valores de tu marca y puedan comunicarla de una manera honesta.

Pero si lo que buscas es generar conversión debes mirar más hacia el centro y  lado derecho, ya que cuando recibimos recomendaciones de expertos o de personas cercanas a nosotros tenemos una mayor probabilidad de traducirlas en acciones concretas, como una compra. De hecho, un estudio realizado por Collective Bias, descubrió que los influenciadores no famosos generan 10 veces más intención de compra que los que sí lo son.

3. ¿Cómo se hace?

Como todo proceso, el marketing de influencia sigue algunos pasos básicos. Aquí te los resumo así:

  • Establece tus objetivos y cómo medirlos

Típico, pero indispensable. Piensa, ¿qué quiero lograr? Sea incrementar tus ventas, mejorar el posicionamiento de tu marca o lanzar un nuevo producto, lo que determines será vital para definir el camino a seguir.

Una vez conozcas tus metas recuerda establecer las métricas que te ayudarán a evaluar los resultados.

  • Define tus influenciadores y conéctate con ellos

Como ya viste en la gráfica, establecer el tipo de influenciador depende del grado de alcance y credibilidad que necesites.

Si lo que buscas es un alcance masivo: investiga quiénes son esos personajes ampliamente reconocidos que pueden identificarse con tu marca de una forma natural, e invítalos a tener una experiencia única de marca para que realmente deseen recomendarla.

Si necesitas un equilibrio entre credibilidad y alcance: busca en internet a esos “expertos” que son autoridad en temas relacionados con tu marca e invítalos también a vivirla. Crea una experiencia positiva, ya que los mejores líderes de opinión únicamente recomiendan marcas con las que realmente se identifican y que favorezcan su reputación.

Si lo que buscas es conversión: digamos que tu objetivo en este caso es aumentar tu número de clientes. Aprovecha entonces tus clientes actuales, identifica a los más fieles y dales privilegios VIP (puntos por referidos, beneficios gratuitos, invitaciones a eventos). Estas experiencias los convertirán no solo en influenciadores, sino en defensores de tu marca.

Sea cual sea tu elección, recuerda que es importante establecer con tus influenciadores una relación de colaboración y confianza. Concreten juntos el tipo de negociación, los contenidos que van a compartir y en qué plataformas.

  • Evalúa, evalúa y vuelve a evaluar

Monitorea constantemente los contenidos difundidos por tus influenciadores, su impacto y ROI. Analiza los resultados para evaluar el cumplimiento de los objetivos.

En conclusión

Tal vez estés pensando “Ok, todo muy bonito, ¿pero funciona?”. Para responder esa pregunta, te presentaré un ejemplo que seguro ya conoces: Uber.

Uber ha sabido aprovechar bien el marketing de influencia desde sus inicios. Comenzó promoviendo su servicio entre los líderes de opinión de Silicon Valley, quienes ayudaron a posicionarlo en países de todo el mundo. Hoy, la marca centra su estrategia de marketing de influencia en  generar conversión, empleando un programa de referidos que le permite a los clientes actuales obtener beneficios, como viajes gratis.

Como ves, el marketing de influencia es un tema amplio que se adapta a las necesidades de tu marca y constituye una excelente forma de generar contenidos. Así que anímate, ¡deja el miedo y permite  que tu marca hable con la voz de otras personas! Pero sobretodo, no olvides que este es el marketing de la honestidad, en el que lo más importante es brindarle un valor real a tus clientes y ayudarles a mejorar su vida. Ese es el primer paso, y el más importante para generar influencia.