Redacción para web

Entiende los principios de la redacción web y mejora tu manera de escribir

José Fermín
¿Siempre te ha gustado escribir? ¿En el colegio estabas acostumbrado a los elogios de tus compañeros y profesores gracias a tus impecables redacciones? ¿Hacer borradores de cuentos y novelas es uno de tus pasatiempos?

Aunque ese sea el caso, cuando te sientas por primera vez frente al computador y te dispones a crear un texto para Internet, tal vez te sientas ligeramente perdido.

De hecho, la escritura para sitios y blogs es muy diferente a la del mundo offline. Por eso, para ayudarte a desarrollar tu lado de “escritor 2.0”, elaboramos esta publicación.

¡Sigue leyendo para que descubras 6 consejos basados en los principios de redacción para la web que mejorarán la forma en la que creas contenido!

Conoce a tu lector

Las páginas de Internet son visitadas por personas como tú, que adoran algunas cosas y detestan otras. Por ese motivo, es muy importante “conocer” a tus lectores: ¿Quiénes son? ¿Qué les gusta? ¿Cómo se expresan diariamente?

Esa última pregunta es muy relevante, pues ayudará a definir el tono del texto. Un artículo para gerentes multinacionales debe tener un lenguaje muy diferente que el de un blog sobre música pop, por ejemplo.

Además de eso, si escribes algo dirigido a un determinado público – ahí es muy importante tener la definición de la persona –, las probabilidades de que se identifiquen y se involucren con tu contenido son muchos mayores.

No inicies tu texto a partir de una página en blanco. Antes de poner las manos a la obra, piensa en la clásica estructura “introducción, nudo y desenlace”.

Piensa en esos tres temas de la siguiente manera:

  1. Usa las sentencias más intrigantes en la presentación;
  2. Para el medio, reserva los tópicos, que muchas veces son dados por la idea, y divídelos en subtítulos.
  3. Por fin, haz un breve resumen de ideas y un CTA (Call to Action) irresistible.

Después de hacer esa reflexión, podrás hacer una buena investigación y por ende, poner tu estrategia en práctica.

Sé claro y objetivo

El barroco fue inmortalizado en las palabras del Padre Antonio Vieira, pero toda la variedad y rebuscamiento de ese estilo se han quedado un poco atrás. Por lo tanto, deja el exceso de figuras de lenguaje y frases con una construcción compleja, bien guardado en el siglo XVII.

Los usuarios de Internet están lidiando con mucho contenido al mismo tiempo: tienen varias ventanas con texto, video, música, etcétera. Si tu contenido es demasiado confuso, seguramente tus visitantes lo abandonarán sin pensarlo dos veces. Sé claro y objetivo en cada línea.

Un buen consejo es usar palabras simples. ¿Por qué escribir “primordial” si “importante” también está en el diccionario y tiene el mismo significado? Escribe tu texto como si estuvieras hablando con un colega – a no ser que la pauta sea específica y exija toda la pomposidad que puedas ofrecer.

Evita también jergas y términos técnicos. En caso de que aparezcan y no consigas retirarlos, explica lo que significan de manera breve y clara.

Crea listas

Los tópicos son una excelente alternativa para presentar, de manera concisa, el contenido a tu lector. Para hacer una buena lista, destaca la idea principal de cada ítem en negritas y desarróllalo objetivamente.

Además de eso, es importante preocuparse por el formato. Deja ya de crear listas con un signo de substracción o asteriscos. En vez de eso, usa los botones de “lista numerada” y “lista con marcadores” de tu editor de texto. Pero no abuses de este recurso. ¡Imagina leer las más de 900 palabras de esta publicación distribuidas en bullets! ¡Qué desesperante!

Dale su puesto al SEO

El Search Engine Optimization (SEO) es una técnica muy importante para garantizar que los motores de búsqueda localicen y clasifiquen bien tu texto. Por eso, ten siempre una checklist a tu lado y verifica que cada ítem esté de acuerdo con lo exigido. Aquí están algunos pasos básicos:

  • Palabras clave: es necesario que el texto tenga las palabras clave en el título, en la introducción y en el último párrafo. No está mal si aparecen en el desarrollo y los subtítulos también;
  • Vínculos: los texto con enlaces a otras páginas son, probablemente, buenas fuentes de contenido. Y esa credibilidad es importante para los buscadores, que mostrarán tu texto a un mayor número de usuarios;
  • Título: debes, en menos de 70 caracteres, conquistar la atención de los lectores. Por lo tanto, piensa siempre en títulos atractivos.

Una observación, no distorsiones tu texto para hacer uso de estas técnicas. Más importante que ser entendido por un motor de búsqueda, es necesario que las personas de carne y hueso comprendan – y disfruten – de tu contenido.

Haz link building

¿Ya te diste cuenta de los links que están distribuidos a lo largo de esta publicación? Hasta ahora fueron 9. Y no son todos. Como ya dijimos, esa es una estrategia para marcar palabras o frases con direcciones web relacionadas al asunto de tu texto para hacer que el artículo sea más relevante para los motores de búsqueda.

Puedes aprovechar esa táctica para hacer vínculos con otras publicaciones de tu blog y aumentar el tráfico y tiempo de navegación en tu sitio. Por supuesto, antes tienes que certificar que todos los links están disponibles y tienen relación con lo que se está hablando.

¿Recuerdas algún otro consejo que no mencionamos aquí? ¡Entonces cuéntanos qué otro principio de redacción para la web es importante para mejorar la escritura!

  • Irving Rubén Merino Núñez

    Tambièn leer mucho y tener fuentes documentales muy ordenadas y sintetizarlas adecuadamente.