Lo que necesitas saber sobre el SEO para YouTube y un poco más

Con más de un billón de visitas mensuales, YouTube se ha convertido en uno de los mayores buscadores online, solo siendo superado por Google.

La red social entra también como parte importante de la estrategia de producción de contenido de la mayoría de las grandes empresas, y es terreno fértil para la proliferación de ideas y novedades en cualquier área.

Ya sabes sobre la importancia del SEO (search engine optimization) en la producción textual y en la organización de tu blog, ¿no es así? Pero, ¿sabías también que esta herramienta puede darle fuerza al posicionamiento de los videos?

El artículo de hoy te dejará al día con todas estas novedades, así como te garantizará que conozcas todo el proceso de optimización de tus videos en YouTube.

¿Ansioso? ¡Entonces continúa leyendo y prepara una hoja para anotar todos nuestros consejos!

¿Vale la pena invertir en YouTube?

Antes de comenzar, es fundamental que sepas de las principales estadísticas de YouTube. La red tiene la segunda dirección web más visitada en la internet, según Alexa, y cuenta con más de 300 horas de video siendo subidas a cada minuto en el servidor.

Con solo ese dato sería suficiente para entender la relevancia de YouTube en la búsqueda por el alcance de los públicos en el marketing digital, pero es claro que tiene muchos más:

  • Son más de 2.35 billones de horas de videos vistos por mes;
  • Más de la mitad de las visitas a la red vienen de dispositivos móviles;
  • El promedio de cada visita a YouTube es de 40 minutos;
  • Tiene un promedio de 1 billón de visualizaciones de video por smartphones diariamente;
  • La búsqueda de videos didácticos (con “how to” en el título) crece en promedio en un 70% al año;
  • Está disponible en 88 países con la opción activa de ubicación.

Aunque sea seductor, no es solo el alto índice de actividad en la red lo que garantiza el éxito de un canal o un video.

Atraer al público, retarlo y más que eso, engancharlo con YouTube, demanda de una planeación de marketing cuidadosa. Al igual como sucede en la constante atención de la optimización del contenido.

¿SEO para YouTubers? ¿Eso funciona?

Sí, funciona.

YouTube es un sistema de posicionamiento y categorización un tanto semejante al de Google, por lo tanto, todo lo que hayas aprendido sobre SEO para publicaciones de blog y sitios, será muy útil de ahora en adelante.

¿Te has preguntado qué es lo que tienen en común los videos que aparecen de primero en las búsquedas de YouTube?

La red usa una serie de factores para la organización del contenido que va desde lo histórico de nuestros intereses y búsquedas por la web, hasta la confianza del canal que lo hospeda.

Buena parte de esos factores engloba acciones de engagement de tu público, que serán fundamentales para resaltar la relevancia del contenido.

Mira a continuación los criterios más utilizados para la clasificación de los videos en las búsquedas y resultados de YouTube (sin orden de importancia):

  • Información contenida en el título (Title Tags);
  • Retención de la audiencia (tiempo de visualización x tiempo total del video);
  • Palabras clave en la descripción;
  • Visualizaciones;
  • Etiquetas (Tags)
  • Duración del video;
  • Material compartido;
  • Link Building;
  • Cantidad de seguidores conseguidos después de la visualización del video;
  • Comentarios;
  • “Me gusta” y “No me gusta”.

Ahora que ya sabes lo que importa en el video, pasaremos a ver cómo potenciar esos aspectos en tu contenido.

9 consejos de optimización de videos en YouTube

Vamos ahora a hacer un scan completo de tu contenido.

¿Grabaste un video o ya tienes alguno cargado en YouTube?

Aprovecha y abre las configuraciones principales para ir optimizando a medida en que vayas leyendo este artículo.

¡Así tendrás la certeza de no perderte de nada!

1.   Nombre del archivo

Puede parecer una bobada, pero el nombre del archivo de video que será cargado en YouTube tiene un gran impacto en el entendimiento de la red sobre la temática de tu contenido.

Abandona los “sintítulo.mp4” o “versiónfinal.avi” y renombra el archivo antes de resumir el tema principal del video.

Si estás publicando un tutorial de maquillaje, por ejemplo, puedes usar un título como: “Tutorial cómo hacer maquillaje para la noche.avi”.

Observa la presencia de algunas palabras clave como “tutorial”, “cómo hacer” y “maquillaje para la noche” en el título.

Eso ayuda tanto en la organización como en la categorización del contenidos interno a la red.

2.   Título del video

Así como en la elección de los títulos para los artículos, la selección de los títulos para videos es vital en el SEO para YouTube.

Usa las palabras clave a la izquierda, texto intrigante, título con menos de 70 caracteres. ¡Siempre!

Considera algo que sea capaz de sintetizar la idea del video, pero sin falsas promesas.

Si pones algo como “Aprende a hacer una torta de harina de maíz” en el título y el video no reproduce para mostrar el contenido, es muy probable que el usuario cierra la página antes del final y eso es algo malo a la hora de buscar una buena posición en YouTube.

Considera también el uso de palabras clave relevantes para tu nicho.

La opción por frases específicas (Longtails) es una buena manera de posicionar el contenido en asuntos menos competitivos. De ahí que el recurso de auto-completar de YouTube se haya convertido en una ventaja, al mostrar las búsquedas comúnmente hechas por los usuarios en la red.

Experimenta: Abre YouTube y ve a la barra de búsquedas.

Allí, digita “SEO para”. Tu búsqueda será completada con algunos términos como “…para YouTube” o “…para WordPress”, por ejemplo.

Aprovecha estas sugerencias para mostrar tu título de manera atrayente para el público.

3.   Tamaño del video

Espera, ¿el tamaño del video también importa?

A pesar de que ese criterio no sea tan claro, es común que los videos más largos posicionen primero.

No significa que ahora debes pensar en hacer todos tus materiales de 3 horas de duración, pero es fundamental garantizar que tu video tenga un tamaño apropiado para transmitir el tipo de contenido prometido al usuario. Ni más ni menos.

Opta por contenidos con más de 5 minutos y observa la duración en promedio de los videos clasificados de primeros para el mismo tema.

Recuerda también dejar disponible las versiones en HD y con alta resolución, lo que significa que tu video tiene una buena calidad de imagen.

De igual modo, recuerda que tu video debe ser interesante desde el comienzo hasta el final.

El abandono de un contenido es una falta grave para el índice de posicionamiento, y puede generar penalizaciones para tu clasificación.

Intenta encontrar el equilibrio: Contenidos suficientemente largos para transmitir un mensaje relevante, pero suficientemente cortos (e interesantes) para mantener la atención del usuario.

4.   Descripción del contenido

Así que, cuando comienzas a cargar un video, tienes la oportunidad de llenar la información que respecta al archivo.

La descripción, infelizmente, es la que los usuarios más olvidan u obvian. No obstante, es una de las más importantes para la buena clasificación en los buscadores.

Acontece aquí que los buscadores todavía no son capaces de “leer” un video o música, con la excepción de que identifica si el contenido está protegido por la ley. Por tanto, depende de toda la información textual que puedas darle en ese momento.

La descripción será una gran referencia para el buscador, por eso, puedes aprovecharla para colocar ahí toda la información relevante, destacando el uso de longtails y de headtails que, con certeza, garantizan algún resultado a la hora de clasificar el contenido.

Y claro, recuerda que incluso en la descripción, puedes invitar a los usuarios a inscribirse en tu canal y conocer las otras redes sociales.

5.   Tags

Las Tags (etiquetas) de tu video, funcionan como el campo de la palabra clave de tu blog. Con la diferencia de que es todavía mejor, gracias a que puedes usar más de una palabra clave. ¡Intenta usar de 6 a 8 etiquetas!

Recuerda que YouTube tiene una integración directa con el buscador de Google. Por lo tanto, no dejes de buscar palabras que puedan posicionar también en la pestaña de “videos” de Google, y no solo en los resultados de YouTube.

En este caso, ¡Google Trends y el Planeador de Palabras Clave son de gran ayuda!

Recuerda probar palabras clave que estén presentes tanto en el título como en la descripción. Exactamente como se recomienda hacer en las publicaciones de blog.

6.   Divulgación

El engagement y la visualización de tu video también son primordiales para el posicionamiento, ya sabes eso. Entonces, ¿por qué no invertir en la divulgación de tus otras redes sociales?

Recuerda repartir los links de tus nuevos videos y crear listas de reproducciones con los contenidos más interesantes.

No solo eso, incorpora el video directamente en tus publicaciones de blog, comparte en las redes sociales, enlaza el contenido a un e-mail y, claro, invierte en el link building para tus videos.

Hacer una lista de los videos antiguos también ayuda cuando se tiene alguna producción seriada de algún contenido, además de garantizar un flujo de visitas internas en tu canal.

Otra alternativa de divulgación es participar de listas de discusiones como Yahoo! Respuestas o Quora.

Con un contenido de relevancia, será natural que los usuarios compartan tu video.

7.   Anotaciones

¿Has visto esos pequeños mensajes que aparecen, de manera translúcida, a lo largo de algunos videos?

SEO para YouTube

Esas son las anotaciones, un recurso del propio YouTube que puede ser usado por cualquiera en un área de edición del video, junto con las adiciones de leyendas.

Esas inserciones son buenas para los llamados a la acción (CTA) dentro de tu propio video.

¿Quieres algunos ejemplos? Experimenta poner algunas anotaciones al final del video indicando contenidos semejantes a aquel presentado.

También puedes crear pequeños tráiler y usar las anotaciones para llamar la atención del usuario.

Se vale todo, hasta pedir que le den “me gusta” y/o se subscriban al canal.

Pero ten cuidado con la inundación. Un video con anotaciones excesivas perturba la visualización y es claro que eso puede terminar espantando el espectador.

8.   Optimizando también el canal

Presta atención a los principales elementos que componen el video y tómate el tiempo de buscar a la competencia. ¿Qué es lo que más llama la atención en la página del otro?

Todo es relevante para la atracción del visitante, y puedes (y debes) editar pensando en la identidad visual de tu marca.

Intenta crear coherencia entre lo visual de tu canal y la visual de tu empresa. Si te decides por un patrón en los videos, úsalo de manera inteligente variando los colores y la fuente de acuerdo a la temática. Incluso cuando estés agrupándolos en las listas de reproducción.

Intenta dialogar con tu público. No uses formatos muy serios para una audiencia joven y alocada, por ejemplo.

¡Sé siempre fiel a tu persona!

9.   Adiciona leyendas y transcripciones

Ya sabes que los buscadores no pueden “leer” videos, entonces, una buena manera de poner tu contenido de manera directa, es haciendo la transcripción de audio en la descripción.

Claro que, para un contenido muy largo, garantizarás que nadie lea lo que está escrito. No obstante, puedes aprovechar la transcripción para transformarla en leyenda para tu video.

Ese gesto no solo ayuda a tu SEO, sino también, a la accesibilidad, proporcionando la visualización de tu contenido por personas con dificultades de escucha o que no puedan usar el audio del computador por algún motivo.

¿Acaso no es una buena idea?

Generando engagement (Y por qué eso es importante)

Como ya dijimos, las acciones de los usuarios en tus videos también entran como factor de posicionamiento para YouTube.

Así, un contenido interesante, útil e interactivo, tiene muchas más posibilidades de aparecer primero que un contenido incapaz de cumplir con la promesa en el título.

Antes de grabar tu video, piensa en el engagement que puedas generar.

Construye personas, descubre lo que consumen, entiende cómo tu video puede hacer parte de la vida ellas y, en fin, pon todo de manera única en tu contenido.

Parece complicado, pero eso es algo que vendrá con la experiencia acumulada en la producción y el diálogo con tu público.

Recuerda siempre insertar en tu video CTAs variados. Inscripciones en el canal, los “me gusta” en el video, llamados a dejar comentarios, encuestas, links externos, todo eso cuenta a la hora de invitar al espectador a participar.

Muestra a tus seguidores que ellos son los que importan y no dejes ningún comentario sin respuesta.

Ese punto es fundamental para la retención de los usuarios y claro, para que ellos sientan que su participación hace la diferencia.

¿Y el contenido viral? ¿Cuál es su secreto?

El contenido puede ser considerado viral cuando gana una repercusión mayor de la esperada, cuando llega a altos niveles en que los usuarios comparten el material y, muchas veces, cuando reaparecen en otros contextos.

Infelizmente, no existe una fórmula mágica para la viralización. Puedes observar que no hay, exactamente, un patrón dentro de los videos más vistos y distribuidos por la internet.

Sin embargo, eso no impide que inviertas en algunos puntos que puedan ayudarte a capturar el interés de tu público, principalmente haciendo parte de la divulgación online de tu contenido.

Por último, te comparto este artículo sobre YouTube y Marketing. Una pequeña guía de lo que es YouTube y cómo puedes usar tu canal para crear buenas estrategias de mercadeo.

¿Te gustó el artículo? ¡Déjanos un comentario contándonos qué otros secretos conoces tú del manejo de YouTube!  

E-book Google Analytics: Guía Completo
Laura Ribero

Escrito por: Laura Ribero Formada en Comunicación Social con complemento en Historia y especializada en creación narrativa para redes sociales. Eso quiere decir que cose, juega y cocina mientras publica en Twitter.



Deja un comentario

Marketing Ventas Tecnología En La Práctica
Ebook - Marketing en Instagram: la guía de Rock Content

300 000 personas ya están recibiendo nuestros contenidos a través de correo electrónico. Únete a ellos!



Rock Content es el líder de marketing de contenidos, ayudando a cientos de empresas a alcanzar sus objetivos en marketing.