Alcanza la primera página de Google y aumenta tu tráfico con estas 5 técnicas avanzadas de SEO

Llegar a la cima de Google no es fácil, ¿verdad que no?

En cuanto más dominen los productores de contenido las técnicas de SEO, más requieren los sitios de refinar sus algoritmos para encontrar la mejor página que corresponda a cada palabra clave.

Tanto es así, que las técnicas básica de SEO on page ya dejaron de ser un diferencial y se volvieron casi en una obligación.

El motivo es muy simple: ¡en el primer lugar de la página de los resultados, solo existe espacio para un sitio!

Y todo lo que Google quiere, es entregar el mejor contenido posible para sus usuarios, de modo que continúen recurriendo a las búsquedas para responder a sus preguntas.

Y la competencia está cada vez mayor. En Latino América, el 75% de las empresas ya adoptaron el Marketing de contenidos.

La importancia de las técnicas avanzadas de SEO

Cuando un usuario hace una búsqueda, ¿cómo hace Google para distinguir entre tantas páginas que aparentan responder la pregunta? ¿cuál es la más indicada?

Además de un buen contenido, los robots de Google observan aquellos contenidos que se adecúan a las mejores prácticas para optimizar la experiencia del usuario y atender lo que el buscador considera importante.

Por eso, es tan importante adaptarse a las técnicas más avanzadas, debido a que las básicas ya se volvieron en una obligación para alcanzar resultados. Debemos buscar la manera de diferenciarnos de la competencia.

Para actualizarse en relación a los constantes cambios, los especialistas de SEO acompañan entrevistas, conferencias y publicaciones de los ingenieros de Google, Bing, entre otros.

Leen las patentes registradas por las empresas y claro, las ponen en práctica, las prueban, hacen experimentos, etc.

Parece exhaustivo, ¿no?

Por eso, para quien no tiene cómo dedicar el tiempo necesario a esas investigaciones, separamos en esta publicación, algunas técnicas avanzadas de SEO que van a optimizar tu tráfico.

Mira a continuación:

1.   Conquista links de calidad invirtiendo en contenidos relevantes

Los dos principales factores que ayudan a optimizar una página para los motores de búsqueda son, en orden:

  1. La cantidad y calidad de links que la página recibe

Y

  1. La calidad y la relevancia del contenido

En relación al primer factor, Google trabaja con dos índices importantes:

Domain Authority (Autoridad del dominio)

Page Authority (Autoridad de la página).

Cuando tu página recibe links de sitios con mayor autoridad, esos enlaces tienen más calidad y además, esa autoridad es parcialmente transferida a tu página.

Pero, ¿cómo conseguir links de páginas con autoridad?

Si una página tiene autoridad, es probable que tenga tráfico de calidad. Es decir, muchos visitantes, personas invirtiendo bastante tiempo en el sitio, bajo índice de rechazo. Lo que nos lleva al segundo factor: la calidad del contenido.

Cuanto mejor sea tu contenido, mayores son las oportunidades de generar links de calidad, en sitios con mucha autoridad.

Una buena estrategia de SEO comienza con una pauta de contenido bien elaborada

Contenidos relevantes generan más links, más posibilidades de ser compartidas, más clics, y todo eso contribuye activamente para que Google entienda que tu sitio o blog merece estar bien posicionado en los resultados de búsqueda.

Elabora tus pautas de contenido con base en las preguntas que tu público esta haciendo. Te mostraremos las mejores herramientas para que busques las principales dudas y dolencias de tu persona.

Herramientas para identificar los mejores temas:

Las redes sociales.

Monitorea en Twitter o participa de grupos en Facebook y LinkedIn. Estas son fuentes valiosas de preguntas y dudas de los usuarios, que puedes utilizar para enriquecer tu pauta de contenido.

La herramienta BuzzSumo es la mejor en esa cuestión. Pues muestra los links y temas que son más accedidos y compartidos. Además de eso, ayuda a la creación de pautas y definición de asuntos a ser abordados.

Google Trends, donde puedes monitorear la evolución de la cantidad de búsquedas de cualquier término, inclusive realizando comparaciones para ayudar a establecer tus prioridades.

UberSuggest. A partir de una palabra llave, la herramienta trae términos de cola larga/long tail, basados en el auto-completado de Google Instant. Dependiendo de tu segmento, vale utilizar una herramienta similar, que por el momento solo funciona en inglés: Answer The Public, que combina tu palabra llave con algunas preposiciones y preguntas.

Quora también es una gran fuente de inspiración para algunos segmentos. Es el principal sitio de preguntas y respuestas del mundo.

2. Huye de la superficialidad: ¡una imagen NO vale más que mil palabras!

Antes del Inbound Marketing, la frase que dice:

“Una imagen vale más que mil palabras” era muy fuerte en la publicidad.

El tiempo era muy corto para captar la atención del público:

  • 30 segundos de TV,
  • Poco espacio en medios impresos
  • o en banners animados introducidos por la era digital,

Eran formas de intentar atraer el máximo número de personas posibles en el mínimo tiempo.

Por suerte, el nuevo marketing posibilitó atraer personas realmente interesadas y relacionarse con ellas, haciéndolas avanzar en Funil de ventas.

Y eso es hecho con una buena planeación de Marketing de contenidos, que sea enfocado en enseñar lo que sea necesario para que el público avance en la jornada de compra.

Google es un gran aliado, pues, su objetivo también es responder las preguntas de sus usuarios.

En los últimos años, cada vez más contenidos comenzaron a ganar espacio en las páginas de resultados de búsqueda, penalizando páginas cuyo contenido fuera superficial y de rápida lectura.

Número de palabras

En una investigación con más de 20.000 palabras clave (link en inglés) serpIQ identificó que en promedio, todos los contenidos que figuran en la primera página de Google, superan las 2000 palabras.

No se sabe si existe un criterio claro en los algoritmos de resultado de búsqueda, para penalizar páginas con pocas palabras.

Lo más probable es que no exista, principalmente porque hay excepciones de artículos cortos con buen posicionamiento.

Pero, en la práctica, los contenidos más extensos hacen que el usuario permanezca más tiempo en la página y terminan siendo los más compartidos, ¡eso vale oro para los algoritmos!

Para quien está comenzando, producir un contenido de 500 a 1000 palabras es mejor que no producir, y hay buenas oportunidades de llegar a la primer página de Google si la palabra clave no tiene mucha competencia.

Pero es siempre mejor enfocarse en contenidos que lleguen cerca de las 2000 palabras, principalmente si es un contenido valioso para los usuarios, que tiende a compartirse más.

Cuidado: llenar una publicación con información irrelevante y redundante para hacerlo tener más palabras es la receta perfecta para espantar al usuario y ser penalizado por Google. No antepongas la cantidad sobre la calidad. Es mejor una publicación que realmente responda las preguntas de tu visitante.

3.   Actualiza tu contenido: cuanto más actual, más relevante

Si estás produciendo contenido hace algunos meses, es posible que algunas publicaciones más antiguas estén recibiendo una buena cantidad de visitas y destacándose en relación a los otras.

La gran pregunta es: ¿por cuánto tiempo?

Así como tú, diversos sitios están compitiendo por esa palabra clave, y si ella es importante para tu estrategia, puede ser una buena idea hacer una actualización de tu contenido.

Recuerda: la relevancia es el principal secreto para hacer que los usuarios pasen más tiempo en tu página, compartan el contenido y los enlacen a sus páginas.

¡Un contenido desactualizado tiende a desaparecer de los resultados de búsqueda en pocas semanas!

La práctica de actualizar el contenido es una gran oportunidad para expandir y profundizar en tu artículo. Nuevamente: no es solo aumentar el tamaño, pues eso es engañar al usuario y aumentaría el rechazo de tu página penalizando así el resultado.

Tu foco debe ser aumentar la profundidad de las respuestas, con ejemplos, consejos y sugerencias actualizadas, es decir, todo lo que podría hacer que tu visitante se comprometa más con tu contenido.

Muchas empresas comienzan con publicaciones cortas de 500 a 1000 palabras, para generar movimiento en sus sitios y comenzar a ganar autoridad en Google. Para después, expandir los artículos con un mejor performance, transformándolos en publicaciones épicas ¡de hasta 4000 palabras!

¡Es una excelente forma de promover la mejoría continua de tu estrategia de marketing de contenidos!

Pero no es solo eso…

No toda publicación necesita de una actualización

No todos los artículos antiguos necesitan de una actualización. Lo ideal es tener un criterio para saber cuáles serán actualizados.

Lo que funciona en la práctica, es actualizar contenidos que estén en la segunda página de Google, entre la posición 11 y 20. Pues con poco esfuerzo, es posible traerlos para la primera página, lo que significa un aumento considerable de visitas.

Traer un contenido de la segunda página para la primera, requiere menos esfuerzo que el de llevar de la segunda posición a la primera.

Haz el ensayo:

Actualiza el contenido de 3 o 4 publicaciones en la segunda página siguiendo las buenas prácticas de SEO. ¡Verás cómo el acceso orgánico de tu sitio crecer rápidamente en poco tiempo!

Otro enfoque en las actualizaciones debe ser en los contenidos que tienen informaciones erradas por el pasar del tiempo. Un artículo sobre una herramienta que recibió una actualización o cuando Facebook realiza cambios en sus anuncios, por ejemplo.

Este tipo de publicación necesita ser constantemente renovado. Cada cambio que la herramienta o la red social sufre, requieres de incrementar o corregir el artículo.

Lo que evita que tenga información errada y pierda relevancia por ese motivo.

4.   Explora la indexación semántica latente y ve más allá de las palabras clave

La indexación semántica latente (Latent Semantic Index – LSI) es uno de los factores que Google aplica en su algoritmo para encontrar las mejores páginas para cada búsqueda de palabras clave.

La técnica consiste en una fórmula para identificar patrones entre palabras, basándose en variaciones del mismo término y en la relación de un término con otros cercanos.

Variaciones de la palabra clave

Cuando comenzaron los primeros esfuerzos de SEO, una de las técnicas más comunes era apostar en la repetición de palabras clave, para forzar a los motores de búsqueda a creer que aquel contenido era relevante en relación al término buscado.

En poco tiempo, los buscadores consideraron esa práctica una actitud maldadosa, o de black hat, y pasaron a penalizar sitios que exageraran en la repetición de la palabra.

Por ejemplo: si estuvieras escribiendo un artículo sobre Seo, es bien probable que utilices términos como “aumentar tráfico”, “aumento del tráfico” y “aumentar el tráfico del sitio”.

El LSI identifica que esos términos son variaciones de la misma palabra clave y considera la práctica para aumentar el posicionamiento de tu página en relación a esos términos. Aunque cada uno, solo aparezca una vez en todo el artículo.

Con eso, Google permite que el texto quede más fluido y humano, en vez de artículos que parezcan escritos por robots de repetición de palabras.

Términos relacionados

Otra dificultad de las primeras versiones de los algoritmos de búsqueda, era encontrar el contenido correcto cuando el término buscado contuviera una palabra que podría tener más de un significado.

Cómo saber si cuando se busca por “Natal” se refería a una fecha conmemorativa o a la capital de Río Grande del Norte?

Para resolver ese problema, el LSI también considera la existencia de términos relacionados en la hora de atribuir puntos a una página en relación a una determinada palabra clave.

En el mismo ejemplo. Un artículo sobre tráfico que no contenga el término “SEO”, pero sí palabras clave como “tránsito” y “avenida!, serán asociadas semánticamente a búsquedas relativas al tránsito.

Al escribir tu artículo, ten en consideración los términos relacionado a las palabras clave que sean el foco del artículo. Además, no dejes de mencionarlas por lo menos una vez, cerca de la palabra clave principal.

Con eso, evitarás aparecer en búsquedas no relacionadas a tu artículo. Que por lo general es que lo que causa menor tiempo de permanencia de los usuarios en la página (pues no encontrarán lo que buscaban) y consecuentemente, una penalización en la autoridad de la página.

Es importante recordar: un contenido relevante, que responda a las preguntas del lector, ¡es la gran clave para mejorar el posicionamiento!

5.   Sé un buen anfitrión: invierte en la experiencia de tu visitante

El tiempo que tu visitante pasa en la página, en conjunto con el índice de rechazo, son dos factores altamente relevantes.

Al final, todo lo que Google quiere es entregar las mejores páginas posibles para sus usuarios, para que ellos continúen regresando y realizando nuevas búsquedas.

Sabiendo de eso, es imprescindible invertir en algunos consejos rápidos que van a garantizar una experiencia positiva a los visitantes, mejorando la autoridad de tu página y de tu dominio.

Velocidad de la página

Probablemente ya has desistido de una página porque se estaba demorando mucho en cargar, ¿no es verdad?

¿Y si pasara lo mismo con tu página?

Ciertamente, comenzará a ser penalizada por los motores de búsqueda.

Para ayudar a las páginas a cargar más rápido, Google dispone de la herramienta PageSpeed ¡Úsala con tu sitio y mira cómo optimizarlo!

Acceso móvil

Es cada vez más común que los usuarios realicen una rápida búsqueda en sus celulares, para responder una pregunta inmediata. Ciertamente, Google acompañó esa tendencia.

Nuevamente, con el interés de dar contenidos cada vez mejores, ellos tienen otra herramienta para ayudar a los sitios ser: mobile-friendly. ¡Haz la prueba!

Escaneabilidad del contenido

Independiente de la palabra clave, tu texto debe ser fácil de leer y escanear con los ojos.

Por más completo que sea tu contenido, algunos visitantes llegan a él para responder una pregunta simple y rápida. Utiliza ideas principales en negrita, términos en itálica y algunas listas para facilitar la lectura y mejorar la experiencia del usuario.

Imágenes

Cuanto más profundo tu contenido, la tendencia es necesitar más texto, más palabras.

Para evitar la monotonía y entregar una experiencia positiva, invierte en buenas imágenes a lo largo del texto. Ellas pueden ser ilustrativas o también parte del contenido como gráficos e ilustraciones. ¡Nunca olvides de optimizar el nombre del archivo y el texto alternativo!

Es importante recordar…

Tanto las prácticas básicas como las técnicas avanzadas de SEO, van cambiando y se actualizan a lo largo del tiempo. No obstante, siempre tendrán un gran objetivo:

Entregar un contenido relevante, de calidad y que responda a las preguntas del usuario.

Esa es la base del Marketing de contenidos y esa es la dirección que seguimos en todas los consejos de SEO que dimos en esta publicación y en nuestro blog.

E-book Google Analytics: Guía Completo

Escrito por: Redactor Rock Content Este artículo ha sido elaborado por uno de los 2000 editores de Rock Content. Hable con un asesor!



Deja un comentario

Marketing Ventas Tecnología En La Práctica
Ebook - Marketing en Instagram: la guía de Rock Content

300 000 personas ya están recibiendo nuestros contenidos a través de correo electrónico. Únete a ellos!



Rock Content es el líder de marketing de contenidos, ayudando a cientos de empresas a alcanzar sus objetivos en marketing.