8ps del marketing digital

Las 8p’s del marketing digital: la nueva visión del mix de marketing

Maria Clara Dias
Cualquier graduado en marketing, alguien con un curso técnico en el área, buenos administradores o aquellos que viven el marketing a diario conocen, obligatoriamente, a las famosas 4 Ps del Marketing.

Aunque no las hayas estudiado, probablemente debes haber leído algunos artículos, textos y suposiciones acerca de lo que significan y su importancia.

Me arriesgo a decirte que su verdadero valor no se encuentra sólo en el marketing, sino también cuando hablamos de los negocios en general.

Por lo tanto, este no es sólo un artículo más que habla de las antiguas 4 Ps del Marketing. ¿Pero, cómo que antiguas?

¡Así es! En un mundo cada vez más competitivo, el mercado tiene que reinventarse para aquellas marcas que quieren seguir vivas de la mejor manera, eso es, escoger cómo mostrar su producto o servicio y cómo hacerlo de la mejor forma.

Esa forma tiene que ser la que vende más, la que tu público recibirá mejor, que resuelva un problema de tu persona y que hace que ella se conecte contigo.

Las 4Ps del Marketing

4ps del marketing

Las 4Ps del Marketing son parte de un concepto que podemos nombrar como el Marketing Mix, o también como Mezcla de Marketing.

Ellos son los pilares básicos de cualquier estrategia. Es decir, si no quieres hacer nada en vano, ¿qué necesitas tener en mente, por lo menos, sobre tu producto o servicio, distribución y concepto?

¡Sí, eso mismo! Las 4Ps del Marketing, que son producto: precio, plaza (punto de venta) y promoción.

A pesar de parecer muy obvio, te contamos ahora que significa cada una de ellas.

Producto

¿Qué es lo que quiero vender? ¿Qué estoy realmente entregando a mi cliente?

Pero más que eso, hay que entender y definir que será entregado en ese producto. Y eso envuelve:

  • su concepto;

  • cuales funciones él debe de cumplir;

  • cómo es físicamente y con qué se parece;

  • cómo el cliente puede utilizarlo;

  • cual es su nombre.

El producto es todo aquello que se ve de la empresa. Lo demás también es muy importante, pero el producto es lo que determina el éxito o el fracaso del negocio.

Es decir, ¿tu público necesita lo que estás ofreciendo? Si la respuesta es no, rápidamente serás olvidado.

Pero si tienes un producto o un servicio fuerte, una entrega distinta y eso resuelve el problema de alguien, puedes tener una mina de oro en las manos.

Una vez que tengas el producto definido, ya puedes empezar a pensar en los próximos pilares.

Precio

Es nada más y nada menos que lo que vas a cobrar por el producto que entregas a tu cliente.

Pero esta P no representa sólo el valor monetario, sino también el valor agregado de la marca.

Por eso, es importante saber cuánto cuesta tu producto para ser producido, cuánto costará para ser entregado y para ser vendido. Sólo así, podrás calcular cuánto las personas estarían dispuestas a pagar por ello.

Al final, no sirve de nada entregar un producto super interesante, pero en el cual las personas no ven un valor tan grande y ni siquiera están dispuestas a pagar por él.

El valor percibido está diseñado en todos los demás pilares. Saber qué es ese valor, cómo él puede ayudar a tu persona y como lo distribuyes hace toda la diferencia en esa percepción.

Plaza – Punto de venta

La plaza o el punto de venta es dónde pones tu producto o servicio en el mercado. En otras palabras, es como tu cliente llega a ti.

Es fundamental saber dónde vive tu público y dónde ellos consumen tu producto. Eso quiere decir cuáles establecimientos tus clientes suelen frecuentar, si prefieren comprar online o en tiendas físicas y otros puntos sobre la distribución y el consumo.

No te sirve de nada tener una tienda enorme si tu público sólo compra por internet.

De la misma forma, también es inútil que pongas, por ejemplo, tu marca de ropa en una tienda por departamentos si, en realidad, quieres vender para un público clase A.

Promoción

La promoción de un producto según el concepto de las 4Ps no tiene relación con descuentos o rebajas.

Ese tipo de promoción está directamente conectada al marketing del producto y cómo promocionarlo. En líneas generales: cómo ese producto llegará hasta sus compradores.

Para eso, debemos contestar algunas preguntas como: cuáles son los mejores canales de consumo, los mejores puntos de venta y los mejores medios para divulgar a la marca.

Para contestarlas, tienes que pensar en tu público objetivo y entender cómo les gustaría saber sobre el producto y cómo ellos lo consumen.

Al final de este artículo verás la importancia de usar el marketing digital correctamente para eso, es decir, cómo usar las redes sociales para promocionarse y llegar a esos clientes potenciales.

Cómo surgieron las 4Ps del Marketing

El concepto fue desarrollado por el profesor Jerome McCarthy y difundido por el gran profesor de marketing, Philip Kotler.

Lo que ellos buscaban con la definición de esos cuatro grandes pilares era mostrar porque algunas marcas son más caras que otras, porque algunas venden más que otras y porque algunas son mejor promocionadas que otras.

Todo eso se resume a: quién soy yo, cuál es mi producto, dónde estoy y a dónde quiero llegar.

Si lo ponemos de una manera bien lógica, las 4Ps significan: definir el producto, dónde encontrarlo, cuánto costará y cómo llegará a los oídos de la persona.

Después de Kotler y McCarthy, hemos escuchado muchos comentarios acerca de las nuevas Ps, que deberían ser añadida al concepto. Principalmente cuando pensamos en un mundo cada vez más conectado y exigente.

La necesidad de tener más Ps

Para asegurarnos de la definición de un plan de marketing cada vez más completo e integrado, otras cuestiones que van más allá de las 4Ps deben ser tomadas en cuenta.

Garantizar que lo que estoy poniendo en el mercado llegará hasta mi público objetivo y será consumido por este, es mucho más que simplemente hablar de puntos de venta, promoción, precio y producto.

Actualmente, la metodología de las 8Ps del Marketing digital es la más utilizada internacionalmente.

Las 4 (nuevas) Ps del Marketing

8ps del marketing

Las 8Ps del Marketing son la suma de las cuatro anteriores (precio, punto de venta, promoción y producto) con la adición de: personas, procesos, presencia y productividad.

¿Quieres saber qué significa cada una?

Personas

Saber dónde divulgar tu marca o cómo llegar a tu público final es muy importante. Todo eso depende del marketing, pero también del análisis del comportamiento de tu persona.

Pero más que hablar de personas, estamos hablando de un factor de extrema importancia para el negocio. Es inútil que la comunicación llegue a tu público objetivo y que cuando ellos lleguen a ti para adquirir tu producto, no sean bien asistidos.

Asistir bien es recibir bien, escuchar sus necesidades y encontrar la mejor solución para ellas. ¡La necesidad de crear empatía con el público es enorme!

Por lo tanto, preocuparse con las personas es fundamental para tu negocio. Y eso significa contratar bien, entrenar, capacitar, motivar y direccionar tus esfuerzos hacia los clientes.

Cada servicio exige una habilidad distinta con personas. Puedes tener una atención al cliente más consultiva, más discreta o quizás con un espíritu más alegre y extrovertido.

Procesos

Este ítem representa a todos los flujos de trabajo, procedimientos y metodologías que deben ser utilizados por la empresa.

Aquí tenemos algunos puntos para analizar. El primer punto es la importancia de los procesos para tener una buena atención al cliente, es decir, encantar y entregar la mejor experiencia de usuario que él pueda tener.

Cada vez más, hay que preocuparse con eso y cómo eso va al encuentro de todo los que hablamos anteriormente en “personas”.

Los procesos también son importantes internamente. Quién es responsable, por qué, cuándo hacer cada una de las actividades y cómo hacerlo.

Son los procesos que nos orientan acerca de lo que debemos hacer o no. Ellos son necesarios para llegar a un nivel de estandarización que es importante para las entregas, internas y externas, de cualquier empresa.

Otros procesos necesarios son los administrativos, que no están tan directamente incluídos en el enfoque de las 8Ps, pero aun así deben ser cuidadosamente estudiados para que la empresa no quede desprotegida ni tampoco burocrática.

Presencia

Este pilar también es conocido como “evidencia física o palpabilidad” y se relaciona con la observación del ambiente en el cual el servicio es prestado o el producto es vendido. Es la forma cómo la empresa interactúa con esa comunidad.

Y todos los puntos son importantes, es decir, todo lo que ya hablamos en “personas” y en “procesos”, además de la presentación visual, aparatos, insumos materiales, cómo interactuar con el cliente, etcétera.

La empresa también debe decidir cuál es su posicionamiento estratégico.

Si el producto es vendido barato y hecho a costos bajos, entonces ¿debe ser vendido a gran escala? O si la empresa está en búsqueda de distinción y por eso, ¿puede cobrar más caro por cada pieza vendida, ya que es algo exclusivo?

Todo eso va al encuentro de la P de “punto de venta / plaza”, pero también significa determinar en cuál segmento eres bueno, dónde tu producto tiene mayor cabida y cuál es la mejor estratégia para él.

Todo eso contribuye a la presencia que tu marca anhela tener.

Productividad

Este pilar también es conocido como rendimiento y calidad. Con este ítem, podemos hablar sobre el éxito que tu empresa ha tenido, o no, ante el mercado.

El primer paso es definir KPIs (key performance indicators), que representan los indicadores clave que tu empresa debe medir a lo largo de cada ciclo, sea diario, mensual, trimestral etcétera.

Definir esos indicadores y perseguirlos a diario en tu empresa es de extrema importancia. Sólo así sabremos si estamos logrando nuestro objetivos y cómo nos va en los otros en las otros 7Ps mencionadas aquí.

¿Y si no, qué debemos repensar? ¿Cómo repensarlo? Esos indicadores te mostrarán qué hacer, o por lo menos, te van a dar ideas de cómo deberías empezar.

Las metas de un negocio normalmente están relacionadas a lo financiero, ventas, obtención y crecimiento de receta, pero también pueden estar directamente conectadas con los demás pilares.

Es decir, ¿cuántas personas te van a encontrar a partir del punto de la promoción que definiste en el comienzo? ¿Cuál es el valor que las personas perciben en tu producto?

¿Cuándo y dónde pensar en las 8Ps del Marketing?

Probablemente si estás abriendo o reformulando un negocio, has hecho un plan de negocios. Ese plan consiste en definir algunas premisas básicas para salir en búsqueda del éxito de tu emprendimiento.

Esas premisas pasan por informaciones financieras, humanas y de marketing.

En el plan de marketing, algunas informaciones deben ser incluídas y aquí es donde entra el Marketing Mix.

Definir las 8Ps es planificar tu negocio y, principalmente, todo lo que tenga que ver con tu producto o servicio.

Al final, no existe una empresa si no existe un producto. El producto es la razón de existir de cualquier negocio y planificarlo bien puede hacer toda la diferencia en el éxito de tu negocio.

Pero no sirve de nada quedarse sólo en la planificación. Todo lo que sea decidido debe ser puesto en práctica y medido para que sepas lo que está funcionando o no, y si debes seguir el mismo camino o buscar algún cambio.

Cómo asociar el Marketing Mix a la comunicación digital

En tiempos de redes sociales y blogs, es muy importante estar pendiente de las tendencias de la comunicación digital. Todo lo que se vuelve viral puede ser muy importante para tu negocio.

Pero lo más importante es tener muy claro cómo hacer tu comunicación. Qué tono utilizar, en cuáles redes sociales estar presente, qué contenidos escribir y cómo tratar tus leads y clientes.

Acuérdate: en cuanto definas punto de venta, promoción y personas, define también lo que será entregado a través de la internet. El mundo está cada vez más conectado y tu estratégia de marketing debe acompañarlo.

En algunos casos, tu producto puede ser una entrega a través del internet. Y si no es así, también puedes usar las redes sociales para estudiar el comportamiento de tu cliente, sus necesidades y problemas. Para así, entregar algo todavía mejor y más valorado.

Y tú, ¿tienes un Marketing Mix bien definido para tu empresa?¿Qué crees que ha cambiado para ti cuando el Marketing Mix se volvió más fuerte?¿Tuviste que reinventarte?

¡Hasta la próxima!