algoritmos de google

Algoritmos de Google: los animales encargados de los resultados de búsqueda

Valentina Giraldo
Parece cosa de película de ciencia ficción que habla del futuro, pero en realidad es del siglo IX, el algoritmo nació en Arabia. Básicamente, el algoritmo es un sistema de cálculos que consigue resolver un problema numérico en algunas etapas. Por ejemplo nuestro problema numérico es que tenemos 2:578.984.012 respuestas para una única pregunta, leer todo eso nos llevaría una vida y nuestro jefe nos pidió la información para de aquí a 15 minutos.
guía de seoPowered by Rock Convert

Aquí es que entran nuestros amigos algoritmos de google y descartan un 99.999999999999% de respuestas que no sirven para nada y el restante 0,000000000001%, que podría ser de utilidad, las organizan en páginas con nueve resultados cada una. Todo esto cruzando datos en una ecuación matemática, que reduce progresivamente el número de respuestas adecuándolas al internauta que hizo la pregunta.

Un cálculo de esa dimensión en Arabia en el siglo IX era extremamente rápido, lo resolvían en tres o cuatro semanas. Por suerte hoy nuestros amigos realizan millones de cálculos de ese tipo, al mismo tiempo, en menos de un segundo. Este tipo de cosas sólo suceden en el fantástico mundo de internet.

¿Fui muy rápido?

Comencemos de nuevo

Si recuerdas a Altavista así como lo hago yo, déjame decirte que… estamos viejos.

Los chicos de ahora no creo que puedan imaginar, siquiera, una vida sin Google y sin su óptimo rendimiento para encontrar la información justo como la requieren.

Pues, de hace algunas décadas atrás, Google decidió ser el primer motor de búsqueda al que recurriéramos cada vez que necesitáramos conocer ¡sobre cualquier cosa!

Es más, no basta sino apretar la tecla “G” en el navegador, para que este nos sugiera ingresar a Google; eso si no es que ya está determinado como página de inicio.

Google se ha convertido en un factor importante en nuestro cotidiano, gracias a que tenemos la necesidad de siempre estar buscando información nueva de cualquier índole o de constatar la que ya tenemos.

El reto que decidió asumir Google, lo llevó a ver que los usuarios estaban siendo cada vez más demandantes y querían resultados más ágiles, de mayor calidad y exactitud. Así que no tardó mucho en comenzar a crear sistemas como los algoritmos, que le permitieran dar a los usuarios todo eso.

¡Vaya tarea que nos dio también a los creadores de la información! Porque ahora, los algoritmos de Google nos exige estar al tanto en todos los ámbitos como lo son nuestros negocios, los motores de búsqueda, los usuarios, los textos, la creatividad, la relevancia y todo al mismo tiempo. En pocas palabras, nos dio la tarea de valer la pena.

Pero, ¡qué no cunda el pánico!, tampoco es tan complejo de alcanzar. Basta con estar al tanto de los algoritmos y aplicar las exigencias de estos, para hacer mejor aquello que de por sí nos gusta hacer: dar información de calidad que resuelva los problemas de nuestras personas.

Continúa leyendo para conocer sobre estos algoritmos.

 

¿Sabes qué son los algoritmos?

Seguro pensaste en aquellos entramados numéricos de programación. Pues, ¡eso son los algoritmos! Adicionándole que son también secuencias que representan modelos de solución.

Para ser más puntuales, en tanto a lo que Google se refiere, los algoritmos son las herramientas que utiliza para determinar la posición en que aparecerá tu sitio web en los resultados de búsqueda.

Según Google, como tal, los algoritmos son “fórmulas y procesos informáticos que toman las preguntas y las convierten en respuestas, basándose en más de 200 señales” y estructuras de datos, en donde se combinan elementos como los términos empleados por el usuario, por el sitio web, por la actualidad del contenido, tanto la región de la persona como la del emisor de la información, el SEO y Pagerank.

No es un tarea sencilla, debido a que existen millones de páginas con información útil, por tanto, a Google le ha tocado dejar de pensar como un robot, y pensar humanamente. Qué loco, ¿no?

Lo que sucede es que comprendió que a las personas no les gusta perder su tiempo, y ciertamente, ir de página en página buscando la información correcta es demorado y, como a Google le interesa preservar a sus usuarios, convirtió este tiempo, en felicidad para ellos.

Pero, cabe resaltar que así como se preocupa por los usuarios, es astuto para evadir la comodidad de los emisores. Es decir, con cada algoritmo que lanza, las páginas se preparan para cumplir con los requisitos, pero como no faltan los malos intencionados, Google comenzó a cambiar constantemente los algoritmos para combatir también las técnicas no permitidas, denominadas black hat.

Son muchos los algoritmos de Google, no obstante, aquí te presentaremos los más peculiares: Los animales que se encargan de seleccionar los resultados de las búsquedas.

 

Los animales de Google

Cuando pienso en algoritmos, me imagino miles de fórmulas numéricas que para ser sincera, no sé leer. Pero Google ciertamente es muy genial, y como sabe que somos muchos los que no entendemos los términos de programación, decidió hacerlos animales.

Sí, animales que en apariencia se muestran simpáticos, pero que no tienen remordimiento en penalizarnos en caso de infringir su normatividad.

De ellos podemos conocer su funcionamiento básico y sus objetivos principales para hacer de Google un mejor sitio y un mejor motor de búsqueda, no obstante, seguirle la pista a cada uno, es una tarea bastante difícil. Pues, cambian más de 500 veces al año.

Miremos a continuación, en qué se basan estos animalitos encargados de vigilar el rendimiento de las búsquedas, para que sepamos mínimamente qué necesitamos para simpatizar con ellos.

 

Google Panda

Google panda

El algoritmo de Panda fue lanzado en Estados Unidos en febrero del año 2011 y no tardó mucho en expandirse por el mundo. Con su salida, afectó a más de un 12% de los resultados de las búsquedas.

¿Cómo?

Basándose en el análisis de la calidad de los sitios y penalizando aquellos con contenidos copiados, traducidos o de baja calidad que no aportaban nada a los usuarios y que estaban bien posicionados.

¿Qué pretende Panda?

¡Sencillo! Generar contenidos de calidad y que aporten valor a las personas. Y esto se logra:

  • Manteniendo tu página actualizada
  • Buscando maneras de enriquecer tus contenidos
  • Controlando que otros no copien tu contenido

Esto último, ciertamente es muy complejo. Por tanto, debes procurar por indexar tus contenidos antes de que lo haga tu competencia. Pues, no falta que Google Panda considere a tu contenido como una copia, aún siendo el original. Ha pasado.

A tener en cuenta

Google Panda toma en cuenta:

  • El porcentaje de rebote
  • El CTR en los resultados de búsqueda
  • Tiempo de permanencia
  • Número de visitas

De igual modo, piensa en quién es tu público y qué necesita cuando hagas tus contenidos. Cuida de la ortografía y haz uso de las palabras clave, pero que no suenen forzadas al interior del texto, ni repetitivas.

Nada mejor que la naturalidad.

En este artículo sobre el principal factor de SEO, te contaremos con mayor profundidad, cómo manejar estos puntos que acabamos de mencionar.

Qué afecta Panda

  • La clasificación de un sitio completo
  • En una sección específica del sitio o blog
  • Contenidos muy cortos que no aporten al usuario
  • La mala redacción

Qué hacer para evitar la penalización de Panda

Como consejo, haz de tus contenidos algo divertido de leer. Usa citas, imágenes, videos, infografías, cualquier tipo de recurso que consideres que haga amena e informativa la lectura.

No creer contenidos sin estrategia. Detecta las necesidades de tu usuario y satisfácelas con información.

Y, si por alguna razón sientes que Panda puede estarte penalizando, puedes comprobar el estado de tu sitio y páginas al interior, con esta herramienta: https://barracuda.digital/panguin-tool/

Este sitio también sirve para verificar la situación de tus contenidos según los parámetros de evaluación de Google Penguin.

 

 

Google Penguin

google penguin

Google Penguin, o Pingüino, surgió en abril del 2012. El lanzamiento de este algoritmo logró afectar a los sitios que intentaban manipular el posicionamiento mediante enlaces artificiales en un 3.1%, de las consultas en inglés.

Así entonces, Pingüino se basa en evitar los enlaces de baja calidad. Su propuesta es sugerir que tengamos en nuestros sitios, enlaces naturales a los que el usuario también quiera ingresar y compartir.

La estrategia de selección, consiste en fomentar el linkbuilding sano, usando enlaces de otros sitios que de verdad otorguen información necesaria y valor a las personas.

En caso de que pagues por aparecer en otros sitios, Penguin también aconseja, que sean lugares donde el público te quiera encontrar. De lo contrario, serás penalizado.

 

¿Qué hacer para potencializar el social linkbuilding?

Antes que nada, es válido adoptar como premisa: La calidad deber ser mayor a la cantidad.

Google Penguin se centra en los factores off-site, es por ello que es tan importante para este algoritmo, que crees relaciones de valor con otros blogs o sitios.

Eso sí, no se trata de conseguir una gran cantidad de enlaces que no aporten nada a tu usuario. Google Penguin tiene la mira en esto. Es mejor enfocarse en construir buenos enlaces, aunque sean pocos.

Para lograr construir relaciones:

  • Agrega botones en las redes sociales. Así las personas podrán compartir tus contenidos
  • Crear comunidades en redes sociales, por ejemplo
  • Promociona los contenidos

Puedes verificar si has sido penalizado por el Pingüino, utilizando la siguiente herramienta: https://barracuda.digital/panguin-tool/

Es importante verificar esta información, no solo porque puedas incurrir en este mal hábito, sino porque puedes llegar a ser víctima de ello.

 

Google Hummingbird

google hummingbird

Google Hummingbird o el colibrí, es el nombre de la plataforma que Google lanzó en septiembre del 2013.

El nombre del algoritmo hace referencia a la precisión y a la rapidez con la cual es interpretado el significado detrás de las palabras en una búsqueda.

En este caso, el colibrí no penaliza los sitios, pero sí los clasifica y favorece según las intenciones tras las palabras clave utilizadas por el informante y la necesidad de conocimiento del usuario.

Entonces, ¿en qué se basa?

En la lectura del contexto.

¿Puede un robot hacer esto?

En gran medida, las personas elaboran sus búsquedas utilizando frases que trascienden de la mera digitación de la palabra clave. Es decir, ahora Google comprende variables como dónde, qué y cómo, en compañía de una frase que no necesariamente contenga la palabra clave, sino sinónimos.

A esto se le denomina: búsquedas semánticas. De ahí la importancia para nosotros los redactores, utilizar también, palabras clave del tipo long tail.

 

Google Pigeon

google pigeon

Google Pigeon o paloma, es un algoritmo que fue lanzado en julio del 2014. Al igual que el colibrí, Google Pigeon no penaliza, sin embargo, organiza las búsquedas enfocándose en la relevancia de la geografía.

 

Parámetros del posicionamiento de las búsquedas

  • La distancia
  • La ubicación

Del usuario con respecto a tu negocio, por supuesto.

La paloma organiza los resultados cuando las búsquedas del usuario se centran en comida o en servicios, por ejemplo. El posicionamiento que hace el algoritmo, depende del registro que se tenga en Google maps.

Google Pigeon otorga a los usuarios mapas con los múltiples punto de negocio, cerca de su ubicación geográfica.

google pigeon

 

En resumen

  • Panda se enfoca en la calidad del sitios. Observa el contenido, cómo este es mostrado y si ofrece valor al usuario.

Tiene una especie de obsesión con la calidad de los textos, no le gusta que copien ni tolera la mala ortografía. En fin… ¡cuidado con el Panda! ¡En dónde estés, en lo que hagas; el Panda te está mirando!

  • Pingüino

     busca los spam y los links dentro y fuera del sitio que no aportan nada al usuario.

Según se comenta, antes de trabajar para Google entrenó a los pingüinos de Madagascar. Es un detective implacable que persigue a la infame pandilla de los BlackHats que aumenta de forma mentirosa las métricas de sus dominios. No es que sea un moralista, simplemente le tocó hacer ese trabajo y es medio justiciero, no le gusta ni acepta que el espacio del usuario sea invadido. Con eso es muy riguroso, si se entera te penaliza. El Pingüino sabe lo que hiciste el verano pasado.

  • Colibrí evalúa las búsquedas y las ordena según lo que sea relevante para el contexto que el usuario tenga en mente.

Es tal vez la parte femenina, en vez de andar buscando problemas y puniendo personas trata de entender la conversación del usuario para poder darle respuestas lo más específicas posibles. O sea, filtra con base en el histórico de intereses del internauta. El Colibrí ve más allá de las palabras, en lugares donde la mayoría hablan antes de escuchar el Colibrí ejercita la semántica, el arte de entender lo que se está diciendo. Imagínate lo que sería del mundo si sólo fuese fiscalizar y penalizar. ¡Por suerte existe el Colibrí!

  • Paloma trae los resultados que tengan que ver con ubicación geográfica.

Con seguridad el pensamiento científico del grupo, la Paloma tiene una visión elevada de las cosas sabe perfectamente la ubicación y la distancia. Sin él los otros tres serían una bomba de emociones sin rumbo. La Paloma es el cable a tierra, el punto de contacto entre el usuario real y el usuario virtual en una coordenada geográfica específica. Tienen un excelente sushi en Hong Kong pero está del otro lado del planeta, la Paloma conoce los diez mejores restaurantes japoneses en un kilómetro y medio a la redonda de tu casa.

El 5º elemento

El Buho – 2017

Lanzado el año pasado y comenzando a formar parte de la rutina de la experiencia del usuario. El Buho, como la sabiduría que representa, trata de una lectura holística y evita que se cuele lo desagradable.

Es más que una inteligencia, es una sabiduría artificial que integra lo interesante con lo adecuado. Es un juez justo y también penaliza.

Su trabajo principal es aumentar la calidad y autoridad del contenido. Lo falso, lo engañoso, lo que dice ser pero no es, lo invasivo e inoportuno no tienen lugar ante sus ojos. Y no sólo los busca como también ofrece formularios de retroalimentación para orientar su trabajo. Facilita denunciar ese tipo de situaciones.

El Panda te cuenta los rebotes, el Pingüino te vigila todo el día, el Picaflor se pone en tu lugar, la Paloma te dice las coordenadas y el Buho ata todos los cabos. Juntos vigilan e influyen en la posición de una página web en los resultados de Google.

 

Otros algoritmos

Nos enfocamos, esta vez, a hablar sobre los animales que utiliza Google para referirse a 4 de sus algoritmos, no obstante, Google cuenta con otros tales como:

  • Caffeine: Inició en el 2010 y se encarga de ofrecer una indexación de la información más rápida para arrojar resultados.
  • Freshness Update: Una actualización del 2011 que comenzó a darle importancia a la actualidad de los contenidos.
  • Query encription: en el 2011 Google comenzó a encriptar búsquedas, es decir, a ocultar datos mediante claves. Nace allí el término not provided que previene a los usuarios de los espacios no seguros.

Mobile – friendly    

Los dispositivos móbiles se volvieron una autoridad en el mundo de las posibilidades.

Antiguamente, el computador se quedaba en casa y era como una reliquia que cuidábamos. Ahí llegóel sistema instaurado en el celular y ahí estamos ahora, con nuestros (mini) computadores saltando de aqui para allá sin ningún miedo a que se rompan.

No sabemos cuál, si el Panda, el Pinguino, El Colibrí, la Paloma o el Buho, o tal vez otro trío más perfil bajo que son:

  • Caffeine que monitora la indexación
  • Freshness Update: que puntúa la actualidad de los contenidos
  • Query encription: que trabaja con criptografía y alerta a los usuarios de los espacios no seguros.

En definitiva no sabemos cuál de ellos, tal vez todos, monitorea la adaptabilidad de tu página a los dispositivos móbiles. Por eso debes estar siempre alerta porque los buscadores te encuentran, y los algoritmos están siendo constantemente actualizados, por ejemplo, el panda ya tuvo más de 30 y el Pingüino 7 actualizaciones, entre confirmadas y no confirmadas. 

Conclusión

Como se mencionó con anterioridad, Google constantemente realiza cambios en sus algoritmos y no notifica a los usuarios de tales actualizaciones. Simplemente ocurren gradualmente.

Es por ello que te recomiendo estar pendiente de tu posicionamiento utilizando las herramientas, Google Analytics, por ejemplo. ¡No hay nada que temer si posees la información!

Y recuerda, como último consejo, la clave no se encuentra en agradar solamente a los algoritmos de Google, o a los animales de Google en este caso, sino, y más importante, debes ser valioso para tus usuarios. Son estos, finalmente, quienes determinarán si lo que estás otorgando es de calidad y responde a sus necesidades.

Si tienes alguna duda, déjala en los comentarios y te ayudaremos a resolverla. Comparte este artículo en las redes sociales, ¡nos vemos en la siguiente publicación!