¿Ya conoces las buenas prácticas del email marketing?

Germán Milich Escanellas
El e-mail marketing un gentelman fidelizador, que alimenta, educa y también vende. Un derroche de clase y buen gusto. Todos ya lo hemos admirado en algún momento y soñado con nuestro mensaje llegando a la bandeja de entrada de toda nuestra lista de direcciones… Pero, no es soplar y hacer botellas, para que tu campaña funcione es necesario que realices las prácticas correctas.
Email marketingPowered by Rock Convert

¿Pero qué serían las buenas prácticas de e-mail marketing? Son las acciones que optimizan tu trabajo y aumentan las posibilidades de que tu mensaje llegue no solo al destino, sino también a tiempo para que nuestra Persona lo abra, clique en el link que enviamos, realice la conversión y finalmente compre o recompre nuestro producto o servicio.

Por eso, hoy te dedicaré este post a ti, que quieres realizar tu campaña de e-mail marketing y estás dispuesto a escuchar, aprender y poner en práctica consejos que te ayudarán a mejorar tu desempeño. ¡Prepárate para conocer las leyes ocultas del e-mail perfecto!

generador de asuntos de email

1 – La ley de lo consensual

No creo que nadie tenga la intención de ser un spam, pero infelizmente muchas veces nos convertimos en uno. Si quieres evitar eso debes, además de pedirle a tu destinatario para que te adicione a su lista, realizar un trabajo meticuloso de mantener tu base de datos limpia. Asegúrate de no tener direcciones falsas o inactivas, pues esto afecta tu reputación frente el algoritmo.

Por eso, no seas aquello que no quieres ser, el vínculo por e-mail debe ser consensual.

2 – Como te digo una cosa te digo la otra

El asunto del e-mail es el disparador para la apertura… O para ser bloqueado. Estudia este tema en especial, pues el asunto es la oportunidad para desencadenar todo el proceso. Un método muy simple es la regla del 10/1, para cada e-mail de tu campaña crea 10 asuntos (sí hazlo, no es exageración) y después elige el mejor.

¡A veces lo mejor es cambiar de asunto!    

3 – Segmentar es personalizar

La segmentación es fundamental para conseguir llegar a un público más calificado. Esto significa también que disminuye el número de destinatarios, lo que nos da la oportunidad de generar un trato más personal. Por ejemplo, si lo que quieres es fidelizar, significa que trabajas con una base de datos de personas con las que ya tuviste alguna interacción. 

¡Segmenta con precisión y verás que el destinatario tiene rostro y corazón!

4 – Sé responsivo

El mundo es de los dispositivos móviles, eso dejó de ser una novedad, por lo tanto tienes que aceptar la idea de que tu e-mail debe adecuarse a ellos. Por ejemplo, siempre ha sido un problema el tema de las imágenes por e-mail, por eso piensa que si vas a enviar algún e-mail con imágenes deben adaptarse perfectamente a un móvil.

Míralo de esta forma: el dispositivo móvil es una herramienta para comprar.

5 – No hables más de lo necesario

¡Qué difícil esta ley! Parece mentira pero todavía existen personas que abusan de la paciencia de un navegante. Estamos hablando de marketing, de un espacio de tiempo de entre 15 segundos y tres minutos que te será dado de atención.

No le des muchas vueltas, ve directo al grano y que todo se resuelva en un clic.

6 – Luz, cámara, Action (CTA)

El mercado es movimiento. Nadie compra o vende sin realizar acciones, hay que buscar ofertas, visitar varios puntos de venta, estudiar los precios de unos y de otros. El navegante muchas veces necesita ese estímulo que lo motive a realizar una acción.

Invítalo a ser el protagonista de la película.

7 – Una avenida de dos manos

Salvo en contadísimas excepciones, del tipo no responda este e-mail, siempre es bueno estimular el feedback y la interacción, pues eso es lo que genera engagement que, en definitiva, es lo que aumenta las ventas. Crea relaciones bidireccionales y siempre querrán saber de ti.  

Un público comprometido es el principal capital de tu empresa.

8 – Just in time

El lunes es un buen día pero hay muchos e-mails en la bandeja de entrada, el martes es mejor pero no te duermas que ya está corriendo la semana, el miércoles solo para asuntos urgentes, el jueves ya está con la cabeza en el fin de semana, el viernes ideal para campañas de bares y restaurantes. El sábado y el domingo solo si tienes confianza.

Analiza todos los detalles del cuándo y la frecuencia para no ser indeseable.

9 – Da la opción de cancelar

Siempre debemos dejar una posibilidad de salir, este es un gesto de grandeza. Muchas veces, la persona que se da de baja después vuelve. No tengas miedo, pues a veces saber que hay una salida evita la sensación de invasión y de incomodidad.

¡El que se va sin que lo echen vuelve sin que lo llamen!

10 – Pruebas A/B

Haz pruebas A/B para saber cuál e-mail tiene mejor desempeño. Las pruebas A/B son para ti, es con ellas que entenderás mejor cuál es el gusto y qué es lo que más acepta tu Persona.

Busca lo mejor para tu cliente que él lo percibirá y le dará valor.

11 – ¿Quién está hablando?

Parce una obviedad pero es muy importante la firma al pie del e-mail con tus datos y los de tu empresa. Incluso verás que muchas veces las personas no la ven. Es uno de esos hábitos de esta época de automatización, más que mirar escaneamos, por eso es importante destacar tu firma y tu logotipo.

¡Quien firma es porque cree en lo que dice!

Llegamos al final de este post con el deseo de haberte ayudado en tu búsqueda de conocimiento. Sigue las buenas prácticas de e-mail marketing y tendrás mucho éxito con tu campaña. Recuerda: el e-mail marketing sigue tan vigente como siempre, creando un vínculo calificado con tu cliente ideal y mejorando tus números en todos los sentidos.

¡Si quieres convertirte en un experto en el tema, descarga nuestro e-book E-mail marketing – La Guía Para Crear Campañas de Éxito y cuéntanos como te fue!