calendario editorial para redes sociales

Calendario editorial para redes sociales

Redactor Rock Content
¡Ya sé, no me digas! Pasaste la noche sin dormir pensando en la campaña de marketing de contenidos para las redes sociales. ¿Por dónde empezar? ¿Cómo producir y distribuir tanto contenido? ¿Cómo hacer para no perder calidad?

No te preocupes, esta publicación está hecha especialmente para ti. Ha llegado la hora de que comiences a aplicar tus conocimientos y para eso nada mejor que trabajar con un calendario editorial para redes sociales

Vas a ver que esta herramienta es mucho más interesante y diversa de lo que parece a primera vista. No se trata, únicamente, de poner fecha y hora de publicación a los contenidos, se trata de conectar la teoría con la práctica, de crear el timing del proceso creativo. El calendario es el principal aliado de la calidad.

Después de leer este artículo entenderás por qué es tan importante un calendario editorial exclusivo para redes sociales y cómo crear uno.

¿Qué es un calendario editorial para redes sociales?

Es un sistema para establecer y programar las publicaciones que realizarás en tus redes sociales, o las de tu cliente, durante un determinado período de tiempo. Además de lo más evidente como planificar publicaciones, establecer metas y optimizar el tiempo, el calendario también te ayuda a:

  • producir contenidos en abundancia manteniendo su calidad;
  • aplicar la estrategia que pensaste para tu campaña;
  • organizar el proceso creativo agregando valores cuantificables;
  • visualizar el proceso de creación de contenido en su totalidad;

Por otro lado también nos ayuda a pensar como el usuario. La regla número 1 de toda estrategia es definir la persona, saber sus necesidades y entender sus hábitos, pues bien, una de las principales necesidades del ser humano es tener la sensación de que controla el tiempo. Trabajamos con calendario no sólo por una cuestión de organización y producción para satisfacer la voracidad de contenido, sino que también lo hacemos, porque el usuario ama las fechas y los horarios, le gusta todo lo que sea programable y constante.

¿Por qué es tan importante?

Porque de la misma forma que el usuario quiere cantidad y constancia, también quiere calidad. El calendario es el principal responsable de la calidad, la administración de tiempo es basada en las necesidades de producción de material de calidad.

Un creativo no es una máquina de ideas, él piensa en varios planos, tiene una intuición general de la campaña en su totalidad y al mismo tiempo conoce las necesidades urgentes. Con el calendario, el tiempo juega a nuestro favor, pues le pone fecha y hora a las acciones que necesitan ser realizadas. El secreto de la calidad está en las horas de trabajo y el calendario las optimiza. Haz un calendario mensual, una agenda semanal y un cronograma diario.

7 pasos para crear un calendario editorial

Partimos de la base de que ya definiste la persona y que ya tienes una estrategia. Ahora vas a elaborar un calendario que te ayudará a pautar la producción de contenidos, controlar su calidad y distribuirlo durante el período de la campaña.

1. Duración 

Define cuál será el período de tiempo que tendrás que organizar. ¿Es mensual, semanal o anual? ¿Es algún tipo de campaña estacional? Generalmente, el calendario está asociado al período de un mes; su nombre, inclusive, viene del latín Calendae, que significa primer día del mes. Un período de tiempo mensual es razonable, te permitirá proyectarte hasta el final de la campaña y definir el trabajo del día a día al mismo tiempo.

2. Confección 

Deberás crear una plantilla mensual y otra semanal para informaciones específicas, tales como: hora, fecha de publicación, fechas especiales, objetivo de la publicación, temática, fuentes, palabras clave, posibles títulos, red social o plataforma en la que será publicada, tipo de formato (fotos, vídeos, blogpost, infografías), etc. Puede parecer complejo al principio, pero con el tiempo verás que es muy fácil. Puedes usar Word, Excel, Power Point o bajar un modelo, lo importante es que lo tengas disponible. A continuación te dejo un modelo de calendario que encontré investigando sobre el tema aquí.

Mi consejo es el siguiente: puedes trabajar con varios formatos de calendarios, pero siempre debes tener un calendario mensual en una pizarra o cuadro, en tu escritorio. Uno en el que puedas escribir encima y colocar “post its” con anotaciones y que, principalmente, lo puedas visualizar y abarcar todo el proceso de publicaciones con una sola mirada.

3. Distribución 

Ahora que ya confeccionaste un formato, hay que empezar a rellenarlo. Deberás definir el número de publicaciones a ser realizadas y distribuirlas, asignándole fecha y hora según los criterios de tu estrategia. Este paso es muy importante pues es aquí que entran valores de interés de tu audiencia como frecuencia, diversidad y relevancia. También es importante que agregues información sobre tus intereses: ¿qué es lo que quieres conseguir en cada etapa?, ¿posicionar tu marca?, ¿aumentar los leads?

Recuerda que el calendario también tiene una función visual, por lo tanto, usa colores diferentes, símbolos, signos y todo lo que te parezca que pueda ayudar a organizar la distribución del contenido. Tienes que aparecértele al usuario a través del medio adecuado, en un buen momento de su experiencia de navegación y con un contenido de calidad.

4. Acopio de contenido 

Una vez organizada la distribución es hora de acopiar ideas y temas para estructurar tu calendario editorial. En esta etapa deberás dedicar tiempo, pues es un proceso intensivo y tendrás que acumular mucho contenido inteligente y útil para procesarlo más adelante.

5. Metas 

Establecer plazos de tiempos y fecha de entrega, para hacer efectivo el proceso de elaboración y corrección del contenido, es lo que hace la máquina andar. La elaboración es la tarea del redactor, la corrección es una fase del control de calidad. En los dos ámbitos la tendencia puede ser procrastinar, por eso las metas son tan importantes. 

6. Sistema de alertas 

Es fundamental que te lleguen alertas de tu agenda todos los días recordándote las necesidades editoriales. Una herramienta como “google calendar”, que te envía e-mails para avisarte de tus compromisos, puede ser de utilidad.

7. Diversificación 

Toma el acopio de material y comienza a procesar la información diversificando los formatos.  Diferencia lo más que puedas todas tus publicaciones, pero siempre acuérdate de que es la misma persona.

Espero que toda esta información te sea útil y que ya empieces a sentir un poco más organizado el panorama. La idea de esta publicación es darte herramientas técnicas para que puedas controlar todo el proceso editorial, también, para que no te asustes si sientes que te puede faltar la inspiración.

Existen muchos de tipos de calendarios, lo importante es que consigas crear el calendario editorial para redes sociales más adecuado a tu forma de ser y de trabajar. Si te gustó este artículo, ¡compártelo!