cliente insatisfecho

¿Sabes cómo trabajar con clientes insatisfechos? ¡Descubre aquí lo que tienes que hacer!

José Fermín
Lidiar con clientes insatisfechos puede ser bastante frustrante. No obstante, es una situación bastante habitual para los redactores de Internet, pero es posible evitar esas situaciones o, por lo menos, encararlas de una forma saludable y provechosa para ambas partes.

¿Estás perdido en medio de tantos reclamos de tus clientes y no sabes qué hacer? Respira profundo y lee estos consejos que preparamos para ayudarte.

Relee el briefing

Para los que no sepan de qué hablamos, un briefing es una especie de perfil de tu cliente. Está hecho con cuidado y mucho estudio y es un elemento para ayudarte a producir un artículo para una empresa específica.

En caso que tu texto sea rechazado, uno de los posibles motivos para eso es que no está correctamente alineado al perfil del cliente. Lee la información disponible y fíjate en:

Datos de la empresa                               

¡Conoce la organización para la cuál estás trabajando! Infórmate sobre cuáles son sus metas con el blog, cuántos años lleva en el mercado y cuál es el producto o servicio que ofrece. Así, no escribirás nada que vaya en contra de la filosofía o los objetivos de la empresa en cuestión.

Persona

Ese es un tema relacionado al perfil de los consumidores del cliente. Aquí, están los datos de: edad, profesión y el porqué esa institución puede ser atractiva para ellos.

Es fundamental que estés atento a estos aspectos para producir un texto interesante y productivo para esas personas. Sin esa información, corres el riesgo de escribir un artículo que no se adecue al gusto de la empresa.

¡Puedes aprender a crear una persona en este enlace!

Lenguaje

¡Sin ninguna duda, el lenguaje es un factor muy importante! Cuando estás escribiendo un texto para una empresa, es como si estuvieses hablando por ella.

Por eso, no sería nada prudente representar una empresa utilizando un lenguaje inapropiado. Para evitar ese problema, lee cuál es el tono de escritura que necesitas utilizar. Si debe ser casual, objetivo o formal, por ejemplo.

Confía en el pitch

Para quién todavía no está familiarizado con ese término, te explicamos: el pitch es la guía de tu pauta. Así como el briefing es una especie de redacción sobre la empresa a la que se le está ofreciendo el servicio, el pitch es el esqueleto de tu texto. Sigue leyendo para que descubras las cosas a las que debes prestar atención cuando leas el pitch:

Descripción

La descripción de un pitch contiene todo lo que no puede faltar en el texto.  Va desde las palabras clave hasta el enfoque principal del artículo. ¡Presta atención también a la forma en la que debes hacer referencia a la marca para que no termines haciendo propaganda!

Referencias

Las referencias están ahí para ser utilizadas. Generalmente, son de textos dirigidos al mismo perfil o con un contenido similar que puede ser utilizado como base para tu artículo.

Dicho esto, ten bastante cuidado de no copiar textualmente otros sitios. Ciertamente, no te están pagando para que hagas un copy/paste de otro artículo en Internet.

Ten paciencia

Este no es momento para que seas arrogante o desquites tu mal humor por un día difícil sobre alguien. El éxito para salir de esta situación complicada con tu cliente, depende principalmente de tu capacidad para escuchar, adaptarte y evolucionar.

Mucha gente se olvida del procedimiento más obvio y coherente en estas situaciones, el cuál es preguntar: “¿Qué sucedió?”. Abre el diálogo, escucha lo que el cliente tiene que decir y obtén la información que necesitas para ofrecer una solución productiva.

Si quieres convencer a alguien de que debe darte una segunda oportunidad, demuestra que estás realmente preocupado por la situación, ten calma e intenta comprender la razón de su insatisfacción. Ponte en el lugar del cliente y no olvides estas cualidades fundamentales:

Puntualidad y eficiencia

Cuando sea posible resolver el problema de inmediato, hazlo. Cuánto más tiempo tardes, peor, porque la insatisfacción del cliente seguirá aumentando. ¡Demuestra que siempre estás listo para resolver cualquier problema y cumple siempre con los plazos!

Humildad y sabiduría

Aprende de tus errores para evitar futuros reclamos. La mejor forma de trabajar los problemas es de forma preventiva.

No te olvides de que si determinado reclamo se está repitiendo con mucha frecuencia, probablemente tienes algo que corregir. Así, el secreto para salir de esa situación es encarar el error como una oportunidad de mejorar y cuidar que no se repita. Ten siempre humildad para reconocer tus faltas y la sabiduría para no repetirlas.

¿Estás más tranquilo ahora? ¿Tienes alguna situación específica con algún cliente que no puedes resolver con estos consejos? ¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!