cómo definir objetivos y métricas

Cómo definir objetivos y métricas en tu estrategia de Marketing de Contenidos

Alcanzar el éxito en una estrategia de marketing de contenidos no es algo simple. Conoce el primer paso que necesitas dar.

Al trazar una estrategia de marketing de contenidos, uno de los puntos más importantes es saber claramente dónde quieres llegar. Tener objetivos claros para tus esfuerzos puede parecer bien obvio pero muchas empresas llevan esa tarea livianamente y acaban teniendo problemas en el desarrollo de su planificación. Después de todo, sin esos objetivos será muy complicado decidir qué métricas deben ser acompañadas y qué acciones deben ser tomadas para mejorar y evolucionar los esfuerzos realizados.

El problema muchas veces es que al trazar una estrategia de marketing de contenidos, los profesionales ni siquiera saben lo que esa metodología puede alcanzar. Responder a la pregunta “¿qué es lo que el marketing de contenidos puede hacer por mi empresa?” puede que no sea tan simple. Aún más si piensas que también tienes que alinear esos objetivos con tu área de actuación, tus personas y tu empresa como un todo.

Entonces, ¿qué tal conocer algunos objetivos que se pueden alcanzar con una estrategia de contenidos bien trazada y cuáles métricas debes dar seguimiento?

Objetivos y métricas

Generar brand awareness – Hacer que más personas reconozcan tu marca y conozcan los productos y/o servicios que tu empresa ofrece.

  • Métricas: “Me gusta” en Facebook, seguidores en Twitter, vistas de videos en Youtube, visitas al sitio o blog.

Compromiso con la marca – Tener mayor reconocimiento de la calidad del contenido y crear una relación entre el lector y él, que lo lleve a compartir con amigos y conocidos.

  • Métricas: Compartir en redes sociales, número de páginas visitadas en el sitio, baja tasa de rechazo, comentarios en los posts.

Educar el mercado – Educar a las personas sobre los servicios y productos ofrecidos por tu empresa, buscando mostrar la solución de un problema que puedan tener.

  • Métricas: Número de páginas visitadas en el sitio, número de suscriptores en tu newsletter y feed RSS.

Generar leads – Recoger el contacto de posibles clientes para iniciar una relación y proporcionar información y materiales útiles que maduran la decisión de compra.

  • Métricas: Conversiones en landing pages, crecimiento de la base de contactos.

Generar ventas – Aumentar el número de ventas al guiar los leads por todo el proceso de compra y prepararlos para la toma de decisión.

  • Métricas: Número de ventas, ventas/leads.

Costo por venta – Reducir el costo de venta. Reducir el tiempo necesario y, consecuentemente, el valor gastado al realizar una venta, subsanar las dudas y preparar mejor los leads.

  • Métricas: Tiempo gastado para efectuar una venta, número de ventas, CAC (coste de adquisición de cliente).

Aumentar el lifetime-value – Aumentar el lucro que cada cliente genera para tu empresa al contratar tu servicio por más tiempo, o aumentar el número de veces que hace compras en tu tienda.

  • Métricas: Tiempo de contrato de cada cliente, lifetime-value.
 

Particularidades del marketing de contenidos

Los gerentes y directores de marketing con experiencia, tienen una visión clara del tipo de retorno que esperan de una acción más tradicional de marketing digital. Debemos recordar que todavía estamos migrando desde el offline, en el que el retorno sobre la inversión de una campaña era difícilmente medido, a lo digital, en el que todas las acciones del consumidor pueden ser rastreadas y tienen alguna asignación de valor.

Por ejemplo: ¿Si gasté US$1,00 en un clic para atraer a un cliente con lifetime-value de US$50,00, es obvio que mis inversiones en CPC están dando buenos resultados, verdad? No es tan simple. Hoy en día los profesionales de marketing más sintonizados saben que solo medir el “último toque” es una manera simplificada de medir resultados, pero puede llevar a graves errores de análisis. En una estrategia de marketing de contenidos es importante tener entendimiento de esa realidad, puesto que las métricas son diferentes, al atraer e involucrar al cliente estamos generando una relación que pasa por varios puntos de contacto hasta la compra.

 En este escenario, el modelo de asignación de “último toque” se muestra ineficiente, pues los esfuerzos para conseguir el cliente son continuos y duraderos.

Por eso el marketing de contenidos da mucha importancia a algunas métricas distintas del marketing digital tradicional (claro, algunas son las mismas), como el compromiso, la cantidad de interacciones con la empresa, etc. Además, muchas veces las inversiones en marketing de contenidos se hacen para dar resultados en un plazo más largo. Construir una base de lectores fieles o reforzar tu reputación como autoridad no ocurrirá de la noche a la mañana, tendrás que esforzarte y dedicarte a ello.

Aprende más sobre el ROI

Definir los objetivos que quieres alcanzar con tu estrategia de marketing de contenidos y conocer bien las métricas que debes monitorizar para saber si estás obteniendo éxito o no, es solo el primer paso.

Ahora necesitas reunir una serie de otros datos, como los costos de tus estrategias y qué inversiones se están haciendo. Con esto en manos, podrás realizar los cálculos necesarios para saber cuál es el retorno que tu estrategia de marketing de contenidos está trayendo para tu empresa.

Si quieres saber más, accede a nuestro artículo sobre el tema y aprende a medir tu estrategia de marketing de contenidos de la mejor manera.