Blog corporativo para iniciantes: cómo elegir un CMS

Para que tengas un blog corporativo exitoso, debes hacer una elección cuidadosa del CMS que piensas usar, teniendo en cuenta los aspectos más relevantes de los sistemas disponibles en el mercado.

Después de mucho leer y escuchar sobre los beneficios de tener un blog corporativo como herramienta de adquisición de clientes, decidiste planificarte y proponer la estrategia a tu empresa.

 

Después de algunas investigaciones, descubriste que es prácticamente imposible tener un blog sin un buen sistema de gestión de contenidos, también conocido como CMS.

Entonces, uno de los pasos más importantes de tu proyecto es elegir un CMS de calidad, adecuado a las necesidades de tu empresa. ¿Cómo hacerlo?

De nada sirve evaluar cada sistema de manera separada, eso sería poco productivo y tomaría demasiado tiempo, puesto que existen miles de opciones. Pero tampoco funciona elegir a las ciegas.

Por eso, vamos a presentarte 6 factores que te ayudarán a elegir un CMS de manera rápida y eficaz. Así, aprenderás como prepararlo para alcanzar siempre el máximo desempeño. ¡Vamos!

6 factores importantes al elegir el CMS ideal

Las herramientas tecnológicas hacen parte del día a día de todo tipo de empresa. Y debes saber lo caro que cuesta elegir la solución equivocada, tanto en términos de tiempo como de dinero desperdiciado.

Con la elección del CMS es lo mismo. Piensa en el impacto de tener una plataforma que no atiende a las necesidades inmediatas de tu estrategia de contenidos o que no está lista para escalar con rapidez.

El costo con pérdida de productividad y la dificultad de cambiar de sistema a mitad del camino, comprometerían demasiadamente toda tu planificación de marketing digital.

Para evitar cualquier problema de este género, ponle mucha atención a cada uno de los elementos que listamos y que debes considerar al buscar por el CMS ideal:

1. Infraestructura

Aunque decidas empezar a producir contenidos de a poco, ten en cuenta la velocidad de escala que tu negocio necesitará tener conforme decidas aumentar las inversiones.

Soporte en otros idiomas, subdominios y otros elementos que se hacen necesarios solamente en portales con gran volumen de contenidos, puede no tener sentido actualmente para tu empresa.

Pero, dentro de poco tiempo, eso se puede volver exactamente lo que necesitas y, en ese momento, el CMS elegido tiene que estar listo para atender a la demanda.

Ten en mente también que con el mercado digital tan disputado, puede ser necesario cambiar la dirección de la planificación del contenido. Con una plataforma sin la infraestructura adecuada, esto puede costar caro no solo en dinero, pero en términos de autoridad en Google.

2. Soporte

El soporte entra en acción en el momento que algo no va bien, es decir, en el punto más sensible de la interacción del usuario con el sistema.

Por eso, es importante saber qué tipo de asistencia puedes esperar del CMS que estás pensando en implementar.

Por ejemplo, si el soporte es muy frágil, tendrás que disponer de un desarrollador de tu equipo — o contratar profesionales externos — solo para cuidar de cualquier falla técnica.

En general, softwares de código abierto tienen como soporte una extensa documentación y una comunidad activa de usuarios que ayudan con bugs y procedimientos.

Los más conocidos también cuentan con mucha mano de obra calificada para tratar con los más distintos problemas y cuidar de todo tipo de proyecto.

Pero si eliges un CMS pago, busca saber bien cómo es su suporte. No vale la pena tener un sistema todo hecho bajo medida si no tienes ayuda cuando presenta algún problema (y él presentará, es inevitable).

3. Facilidad de uso

Piensa un poco: varias personas usarán la plataforma todos los días para producir y divulgar piezas de contenidos que servirán para lograr nuevos clientes.

Ahora, imagina el resultado de este importante trabajo si el CMS es complicado y desagradable de usar. Incluso el mejor de los profesionales perderá la concentración si trabaja con una mala herramienta.

En otras palabras, si el sistema de administración no es fácil de usar, será imposible mantener un alto nivel de calidad en el blog.

4. Versatilidad y recursos

Hoy solo necesitas a un blog corporativo, pero, ¿sabías que existen CMSs equipados para transformarse en tiendas virtuales, plataformas de aprendizaje virtual e incluso clubs de registros?

Prioriza la elección de una solución versátil, que pueda no sono escalar con facilidad, sino expandir también para otras áreas a parte del blog.

Y aunque estés de seguro que no utilizarás ninguna de estas funciones, busca una plataforma que tenga gran variedad de recursos, como plugins.

Otro aspecto que entra en la versatilidad es la integración del CMS con herramientas externas. Las principales incluyen:

  • SEO;
  • automatización de marketing;
  • gestión y monitorización de redes sociales;
  • optimización de escritura;
  • email marketing.
 

5. Documentación

Ya cubrimos un poco sobre la documentación al hablar sobre soporte. Pero es importante que tu equipo tenga acceso a la documentación del sistema, incluso si es pago.

Primero porque es en este documento que tus desarrolladores podrán entender la estructura de la plataforma y optimizarla de la manera correcta en el día a día, lo que evita problemas.

Además, cuando los principios de arquitectura de información, lenguaje de programación y otros detalles del CMS no se armonizan con lo que ya es practicado en los demás proyectos de la empresa, puede que sea mejor que busques otra opción.

Por fin, si el CMS que estás considerando tiene poca o ninguna documentación, ten cuidado. Esto puede significar que el proyecto no es tomado tan en serio por los creadores y que pueden abandonarte cuando más los necesites.

6. Referencia de expertos y colegas del mercado

¿Qué CMS los expertos recomiendan para proyectos como el tuyo?

Normalmente, cuando una autoridad en el tema hace una indicación, hay un buen motivo para ello. Entonces, busca opiniones de estas figuras en tu ramo y comprende el motivo de sus elecciones.

Además, entra en contacto con colegas del mercado o estudia sus estrategias. Esto puede ser de gran ayuda para llegar en la mejor elección y hasta puede rendirte algunos consejos avanzados que no encuentras fácilmente por ahí.

5 consejos para mantener el CMS que elegiste en perfectas condiciones de uso

Créeme, aunque elijas el mejor software posible, él te dará problemas si el equipo responsable no toma los debidos cuidados.

Y, por más obvio que suene, muchas veces es el descuido con los pequeños detalles es lo que compromete los grandes resultados.

Así que ahora te mostraré algunos consejos prácticos que te ayudarán (o a tu equipo de desarrollo) a no sobrecargar la plataforma elegida:

1. Siempre instala las actualizaciones de sistema

Es fácil ignorar las actualizaciones de sistema cuando las notificaciones surgen durante una tarea importante o en el momento en el que estás inspirado escribiendo un artículo nuevo.

No caigas en la trampa. En la mayoría de los casos, todo se resume al increíble esfuerzo de lograr algunos minutos y apretar un botón de actualización.

2. Acompaña de cerca las novedades de la plataforma

Siempre que una plataforma actualiza su software, son anunciadas las novedades para los usuarios. En muchos casos, son apenas correcciones de bugs y mejoras de código, pero a menudo también ocurren cambios internos importantes.

Estar atento y acompañar estos cambios puede ser bien útil para garantizar que el sistema continúe funcionando bien sin problemas e incluso mejor que antes.

3. Crea contraseñas fuertes para las cuentas de usuario

No hace falta que hablemos mucho sobre el motivo por el cual no debes crear contraseñas como “123456”. El principal problema con esto, es que la mayoría de los usuarios creen que sus datos nunca serán robados, y otros hasta utilizan este tipo de contraseña como una especie broma.

Pero crear contraseñas débiles puede comprometer toda la seguridad de los datos de la empresa. Por eso, no solo esperes lo peor, sino que también prepárate para ello.

4. Instala solo plugins y scripts esenciales

La posibilidad de instalar scripts y plugins que extienden las funcionalidades del CMS es una gran ayuda para dejar una plataforma todavía más fuerte.

Pero no vayas a exagerar en la dosis: instala apenas los plugins que son indispensables para tu blog. Caso contrario, correrás el riesgo de sobrecargar el sistema con demasiada información y procesamiento de datos, que causan lentitud.

5. Mantén un ambiente de pruebas

Con cierta frecuencia, será necesario cambiar elementos de una página o incluso cambiar el tema del blog. Pero, nunca lo hagas en el ambiente de producción, es decir, donde el sitio está disponible para que todos lo vean.

Mantén siempre un ambiente de pruebas, donde puedas realizar todo tipo de experimento y resolver bugs hasta que todo esté perfecto para que el público ingrese.

Si haces esto, no importa qué conflicto de plugins o fallas de script sucedan, tu sitio se mantendrá intacto y tus usuarios no serán perjudicados.

Ahora que ya sabes cómo elegir un CMS sin tener que arrepentirte más tarde, es hora de poner en práctica los consejos que hemos dado aquí. No te olvides que este software afectará toda tu estrategia de contenidos, entonces, es vital elegir bien y mantener siempre actualizado el sistema que elegiste.

¿Qué te parece empezar conociendo el CMS más utilizado y respetado del mundo? Conoce los primeros pasos del poderoso WordPress y descubre si sirve para tu empresa.

cta-descarga-del-ebook-blogs-corporativos