cómo escribir en cualquier lugar

Cómo escribir en cualquier lugar con 9 tips imperdibles

José Fermín
Para ti, ¿cuáles son las mayores ventajas de la vida de freelancer? Escribir en cualquier lugar es una de ellas sin duda. ¡Comprueba cómo hacerlo de hecho!

Si tú eres un productor de contenido, seguro, ya has pasado por algunas distracciones que pueden haber impedido seguir con el trabajo de la manera que te gustaría, ¿verdad? A partir de ese escenario, es importante decir que distraerse es algo común y sucede con todo el mundo, o sea, no necesitas sentirte culpable.

Por otro lado, hay que tener en cuenta que la distracción no eres tú. Por lo tanto, es necesario comprenderla para hacerle frente a la situación de la mejor manera posible.

Lo ideal es adoptar un comportamiento para que te blindes de cualquier cosa que impida el pleno desarrollo de tus trabajos.

En este texto, vamos a traer 9 consejos con conceptos básicos sobre cómo escribir en cualquier lugar, aunque sea en espacios abiertos y concurridos. ¿Vamos adelante?

 

1. Deja en off el editor que existe dentro de ti

Escribir no es algo fácil y lo sabes, ¿verdad? Entonces, para que tú te conviertas en un excelente redactor, es necesario tiempo y práctica.

Por eso, deja el perfeccionismo de lado y concéntrate para que tu trabajo fluya. Imagina el editor que existe dentro de ti de verdad. A continuación, colócalo dentro de una caja y guárdalo dentro del armario y listo. Ya estás libre para trabajar sin esa voz aburrida diciendo que no eres suficientemente bueno para realizar trabajos brillantes.

2. Declárale guerra a las distracciones

En este caso, desafortunadamente, los villanos no faltan y pueden ser el smartphone, las notificaciones de las redes sociales, la reforma en el apartamento del vecino, tu perro, las tareas domésticas y tantos otros. Recuerda, sin embargo, que tú estás en el comando.

Una gran idea es ponerte auriculares, ni siquiera necesitas escuchar música – en el mercado, hay algunos modelos que disminuyen el sonido externo y pueden ayudarte mucho con tu productividad. Una alternativa a los auriculares son los tapones de cera vendidos en farmacias.

3. Ten una meta diaria

¿Sabes aquella historia de que, si no sabes dónde quieres ir, cualquier lugar sirve? Es la más pura verdad. Cuando tienes una meta diaria clara, termina siendo más fuerte mental, física y emocionalmente. Si es el caso, cambia tus hábitos y despiértate más temprano que la mayoría de la gente.

Un ejemplo interesante es un grupo de personas que se despierta a las 5:00 de la mañana, que son unánimes en afirmar que entre ese horario hasta las 8h es un período perfecto para producir con eficiencia, pues todo el mundo está durmiendo y no reciben correos electrónicos o mensajes en el Whatsapp.

4. Trabaja en bloques de tiempo

Una gran idea es utilizar un cronómetro para que tú hagas pequeñas pausas, alrededor de 5 minutos en el transcurso de tu producción. Estos intervalos dejan tu cerebro mucho más enfocado en la tarea, pero cuidado para no entrar en las redes sociales y perderte por allá, ¿todo bien?

Lo ideal es que hagas algunos ejercicios de respiración profunda, estira el cuerpo o levántate para buscar un vaso de agua. Si no te gusta el cronómetro, puedes utilizar la técnica Pomodoro – puedes descargarla en una aplicación o utilizarla en el escritorio.

ser un freelancer

5. Crea un puente entre tus tareas

Tener un día productivo es sinónimo de dormir con aquella buena sensación de deber cumplido, ¿no es verdad? Si tú has conseguido eso en un día, ¿por qué no conseguirlo en el otro? Intenta, por lo tanto, mantener el mismo ritmo, de modo que el alto rendimiento se transforme en una rutina en tu día a día como productor de contenido.

Ten siempre una lista de tareas – puedes usar aplicaciones como todoist, Wunderlist o Evernote -, luego haz un análisis de lo que se ha hecho. A continuación, crea una nueva lista basada en tus tareas diarias.

6. Mantén el ambiente organizado

Si eres un típico desordenado, trata de dejar esa personalidad hacia atrás. Un cuarto desorganizado, con todo fuera del lugar, hace que la mente se vea más vulnerable a las distracciones. El desorden atrae, consciente e inconsciente, tu atención y, así, desvía tu foco, impidiéndote concentrar todos los esfuerzos en las prioridades.

Otra cuestión muy importante es la comodidad. Asegúrate, por ejemplo, de que el espacio está climatizado, bien iluminado y cuenta con una silla que te ayude a desarrollarse en el trabajo de forma eficiente.

7. Piensa en las recompensas

La motivación es nada más que la unión de las palabras motivo y acción. Por lo tanto, es interesante determinar motivos fuertes para realizar tus trabajos. Puedes recompensarte con una simple taza de café después de terminar un trabajo, por ejemplo. O, entonces, puedes darte el lujo de ir a un restaurante que te gusta mucho.

Lo importante es que crees anclas y herramientas que te permitan producir de la mejor manera posible.

8. Conócete y entiende tus horarios más productivos

Hay gente – como el grupo que despierta a las 5:00 de la mañana – que prefiere producir por la mañana, mientras que otros optan por la noche. Haz pruebas y descubre cuáles son los horarios en los que eres más productivo.

Si sabes que concentrarte de verdad puedes hacer verdaderos milagros a favor de la productividad. Si trabajas durante 90 minutos dando pequeños intervalos de 10 minutos, por ejemplo, es una señal de que estás alcanzando estados de fluidez. Entienda en qué momentos funcionas mejor y concentra tus esfuerzos en ellos.

9. Practica todos los días

Como ya destacamos en este artículo, para llegar a un alto nivel en relación a la producción de contenidos, hay que practicar todos los días. De a poco, los resultados vendrán y te quedarás cada vez más animado.

Escribir continuamente será esencial para que seas cada vez más veloz. Una vez más, vale la pena hacer apuestas. Desafía a un amigo a escribir un texto de mil palabras. Quien pierda, paga un almuerzo.

¿Qué has pensado de estos consejos sobre cómo escribir en cualquier lugar? A pesar de que la producción de contenido no es algo fácil, está lejos de ser una misión imposible.

No hay recetas listas, tampoco fórmulas mágicas. Por eso, tú debes encontrar las estrategias y las herramientas que más combinan con tu perfil. Probando nuestros consejos, tú te conocerás mejor y seguramente realizarás trabajos cada vez más excelentes.

¡Ahora está contigo! Antes, sin embargo, recomendamos que descargues nuestro e-book, que será esencial para que te posiciones como el freelance de producción contenido más disputado del mundo.

Guía del texto perfecto