Cómo pensar diferente

¿Qué es lo que necesita un freelancer para pensar fuera de la caja?

José Fermín
¿Quieres ser original y diferenciarte de tus competidores? ¡Descubre en esta publicación como hacerlo y prepárate para obtener una buena reputación como profesional creativo!

Todos los que trabajan en producción de contenido saben que “pensar fuera de la caja” no siempre es fácil. Crear artículos relevantes, persuasivos e innovadores, después de todo, no es una tarea para cualquiera.

Por otro lado, se engaña aquel que piensa que la creatividad es un don. No es verdad, es más como un músculo que puede ser ejercitado frecuentemente.

La buena noticia es que existen un sinnúmero de formas de estimularla. Ya sea aprendiendo nuevas técnicas de escritura, invirtiendo en una dieta especial o hasta viendo series en Netflix, cualquier hábito puede transformarse en un potente detonante creativo.

Pensando en eso, preparamos 5 prácticas que harán toda la diferencia para cualquier redactor. ¿Quieres saber cómo tener más ideas para crear contenidos increíbles? ¡Acompáñanos!

1. Haz una asociación libre de las ideas

La asociación es una técnica parecida al brainstorming. Lo importante aquí es escribir todo lo que pasa por tu cabeza.

La diferencia entre una y otra es que en la asociación libre tú ya tienes una idea central, en torno a la cual surgen las demás ideas. Si quieres escribir sobre cómo la música ayuda a los productores de contenido, por ejemplo, puedes seguir el siguiente camino:

Música y producción de contenido > concentración > beneficios para el cerebro > playlists para escribir.

O sea, terminamos con tres ideas asociadas a la primera y cada una te da para, por lo menos, un artículo. Ahora depende de ti decidir cuánto quieres profundizarlas – lo que también puede hacerse por medio de la asociación libre. Por ejemplo:

Playlists para escribir > música para diferentes periodos del día > música clásica > música animada > música tranquila.

Esa técnica es un buen ejercicio para quien quiere pensar fuera de la caja. Inclusive, existen diversas aplicaciones dedicadas a ella, como SimpleMind y MindMeister.

2. Consume alimentos que estimulen la creatividad

La cafeína es una buena amiga de los profesionales creativos, pero nadie puede vivir sólo del café, ¿no es así?

Lo que mucha gente no sabe es que hay muchos alimentos que ayudan al cerebro a mantenerse activo y hacer que las ideas fluyan. Algunos son:

  • Chocolate: los chocolates amargos (con un 70% de cacao, por lo menos) son fuentes de flavonoides, los antioxidantes que mantienen tu cerebro saludable;
  • Salmón: el omega 3, abundante en el salmón y en otros peces de agua fría, es indispensable para un cerebro activo. Además de mejorar el proceso cognitivo, aumenta la eficiencia de los receptores de serotonina y es el principal enemigo de enfermedades como el Alzheimer;
  • Frutas: el mango, el arándano y la uva son frutas ricas en fisetina, sustancia que funciona como estimulante para el cerebro y que previene el envejecimiento de las células;
  • Remolacha: la remolacha es una fuente de nitratos que aumentan el flujo de la sangre y del oxígeno al cerebro, optimizando su desempeño;
  • Espinaca y coles: estos vegetales contienen ácido fólico que aumenta el flujo sanguíneo para el cerebro, además de que mejora la memoria.

3. Ve películas y series

Sí, es cierto. ¡Puedes abrir Netflix!

Pero cuidado, no se trata de ver cualquier cosa. Entonces, lamentablemente, no te vamos a recomendar la última temporada de The Walking Dead… esta vez.

Aunque la ficción también ayuda en ese sentido, no hay nada más estimulante que entender cómo funciona nuestra mente y ver a profesionales creativos trabajando, ¿no lo crees?

Por eso, te vamos a recomendar algunas series y documentales sobre el tema. ¡Toma nota y prepárate para inspirarte!

My Beautiful Broken Brain

Este documental cuenta la historia de Lotie Sodderland, que sufrió un derrame cerebral a los 34 años, perdió el habla y tuvo que pasar por un proceso de reaprendizaje de la comunicación.

A través de los registros personales de Lotie, la película muestra cómo la comunicación afecta nuestro cerebro y la dificultad de vivir en un mundo cuando no te sabes expresar. Es un documental muy bueno para que entendamos mejor la importancia del lenguaje y la información.

Abstract – The Art of Design

Además de explicar cómo surgen las ideas más increíbles, ellos muestran un poco de lo cotidiano y comparten aprendizajes valiosos sobre el trabajo y la vida de las personas.

(Dis)Honesty: The Truth About Lies

Este documental es fundamental para entender el poder de la escritura y cómo hacerla persuasiva – para bien y para mal.

Enfocándose en los titulares sensacionalistas y las polémicas fake new, un profesor de Psicología de la Universidad Duke analiza cómo la sociedad es afectada por esas mentiras.

Así, la serie demuestra cómo el lenguaje de ese tipo de texto impacta a sus lectores. Además de ofrecer análisis interesantísimos, sirve como un buen ejemplo de lo que no debemos hacer.

Project Runaway

Uno de los reality shows más populares del mundo, Project Runaway, muestra cómo un grupo de aspirantes a estilistas encara diversos desafíos creativos relacionados a la moda y la comunicación.

Además de ser entretenido, es una buena manera de ver lo que los profesionales de otros ramos creativos hacen para pensar fuera de la caja y cuánto te puede favorecer una idea arriesgada.

4. Garabatea

Una hoja en blanco es un lienzo en el que puedes hacer maravillas con tu creatividad. Es ridículamente simple: basta con colocar cualquier cosa que tengas en la mente en el papel.

Ya sea haciendo corazoncitos en el pie de página o una serie de espirales a lo largo de la hoja, eso activa la región del cerebro responsable de la creatividad. Y, por ese motivo, te recomendamos que te acostumbres a garabatear en el cuaderno durante tus clases.

El proceso ayuda a mantener la mente “conectada”, favoreciendo tanto la absorción de conceptos y el surgimiento de las ideas. Por lo tanto, para pensar fuera de la caja, ¡es bueno mantener un par de borradores a la mano!

5. Medita

Al contrario de lo que muchos piensan, meditar no significa “pensar en nada”. La meditación sirve, realmente, para concentrarte en una sola cosa.

Así, es fácil entender porqué tanta gente es adepta a esta práctica, ¿no es así? Para los creativos, es una forma de desarrollar mejor sus ideas, relajar el cuerpo y recuperar energía para tener un buen día de trabajo.

Basta con sentarte en un sitio silencioso y cómodo en cada y dedicar unos diez minutos a esta actividad. Cierra los ojos, respira profundo y concentra tus pensamientos en las ideas que quieres trabajar. Después de esa sesión, ¡estarás mucho más inspirado y dispuesto!

¿Viste cuántas formas diferentes hay para que puedas estimular tu creatividad? 

¿Te interesaría trabajar como redactor Freelancer? ¡Trabaja con nosotros!

ser un freelancer