Crear una marca personal

Tú eres tu marca: Véndete como se venden las marcas que sigues

Camilo Parra
La marca personal significa hacerse así mismo una marca. Y, para tener éxito en las relaciones sociales y profesionales, debe cuidarse y nutrirse tal y como si fuera una marca comercial.
Kit domina googlePowered by Rock Convert

De igual modo, en el mundo del mercadeo, a la marca personal se le conoce también como personal branding y no significa otra cosa que hacer de nuestra persona, una marca reconocida, seguida y admirada.

¿Qué es una marca personal?

La marca personal está ligada a tu esencia. Representa cómo eres, y sobre todo, qué eres. Te diferencia entre los demás individuos y profesionales de tu área. Es a través de ella que te muestras para las personas e impactas todo lo que sucede a tu alrededor.

En resumen, la marca personal tiene como propósito presentar al mundo porque sólo tú eres de la forma que eres y haces las cosas de un modo sin igual.

El concepto de marca personal es bastante similar al de grandes marcas que conocemos. Así como muchas de ellas son reconocidas por su creatividad, audacia o calidad, también debes transmitir cuáles son tus valores y diferenciales.

Tu marca personal tiene el potencial de sobrevivir pase lo que pase. Mientras que un proyecto puede ser exitoso o fracasar, tu marca puede persistir y agregar valor para cada nueva historia que crees. Las personas seguirán tu marca en cada nuevo proyecto si se sienten conectadas con ella.

¿Qué cualidades debes tener para crear una marca personal?

Desarrollar una marca personal está directamente relacionado con tu éxito como profesional. Esto se debe a que los clientes potenciales que aún no te conocen necesitan indicaciones convincentes para determinar si tu trabajo es bueno o no. 

Pero hay que teneren cuenta algunas capacidades al crear una marca personal, no basta con saber qué es y para qué sirve. Reflexiona si tienes los siguientes principios: 

  • Paciencia. Este es un proceso que demanda tiempo, si no tienes paciencia, no lograrás alcanzar los resultados.

  • Compromiso. Una marca personal exige responsabilidad para cumplir no sólo con los plazos, sino también con lo que has propuesto con tu imagen personal.

  • Planificación. Tendrás que organizar diversas acciones necesarias durante la creación de tu marca personal.

  • Perseverancia. El fracaso nos puede pasar a todos, y en todo. No es algo malo si tienes perseverancia para volver a iniciar.

  • Pasión. Si eres apasionado por lo que haces, tus clientes lo notarán. Organízate y dejar fluir tu creatividad.

¿Cómo crear un marca?

Lo primero que debes definir es en qué eres bueno o buena, cuál es el conocimiento diferenciador del cual puedes crear un valor extra.

Crear una marca propia, nos ayudará a redefinirnos como profesionales, además de crear diferenciación frente a los demás profesionales de nuestras áreas.

Otro factor clave es que un proyecto de marca personal, nos ayudará a volvernos más competitivos, ya que siempre estará el reto de brindar el conocimiento adquirido a nuestro público.

Muchos creen que para destacarse en cualquier medio, deben crear una personalidad falsa — no podrían estar más equivocados. Cuando hablamos sobre marca personal, nos referimos a los reales atributos y propriedades que forman parte de tu carácter. Por eso, antes que nada, tienes que entender cuáles son tus características principales y a partir de ahí usarlas en la construcción de tu marca.

Aquí van algunos consejos para que crees tu marca personal:

Siéntete seguro con lo que representas

Lo más importante al crear una marca personal es descubrir qué representas y por lo qué quieres que la gente te reconozca. Este es un punto fundamental y determinante, una vez que todo el resto será construido sobre la base de ese atributo. Así que toma el tiempo que necesites para pensar y reflexionar sobre el tema.

Vive lo que predicas

La marca personal no se desarrolla únicamente cuando estás en tu oficina o atendiendo algún cliente. Tú eres el producto que estás vendiendo, por eso es de extrema importancia que mantengas un posicionamiento ético y profesional a todo momento.

Como un ejemplo podemos citar las redes sociales. Muchos profesionales mezclan la vida personal con la profesional en estos canales, lo que suele ser un gran error. Mostrar a tus clientes lo que has hecho en las vacaciones o tus opiniones políticas, además de ser poco relevante, puede perjudicar tu marca personal y alejar nuevos y actuales clientes.

Utiliza el networking a tu favor

El networking te permite expandir tu red de contactos. Si trabajas bien tu marca personal, te posicionas como referencia en tu segmento de actuación y cuentas con esa red altamente calificada, podrás divulgar con éxito tus servicios.

Considera el networking como una divulgación de tu marca personal y de tu trabajo. Con él, puedes conquistar “socios” que completen los servicios que ofreces y que tengan el potencial de amplificar la divulgación de tu trabajo entre el grupo de clientes que deseas alcanzar.

No dejes de lado las redes sociales

No debes mezclar tu vida personal con la profesional en las redes sociales, pero eso no significa que no debes usarlas. En realidad, ellas son una poderosa herramienta para la construcción y fortalecimiento de tu marca personal y, consecuentemente, para atraer clientes.

Analiza y elige los canales más adecuados, en los que sea más probable que tus clientes potenciales estén. 

Recuerda que la gente necesita sentir que te conoce y las redes son un excelente camino para lograrlo. Haz algunas fotos en alta calidad para tu perfil. Toma fotos haciendo lo que haces mejor. Publica videos realizando tareas en las que eres experto o contando a la gente sobre los proyectos en los que estás trabajando. Todo eso seguramente te ayudará a crear intimidad con el público.

Tu marca debe ser social media

Para reforzar el último punto expuesto en el tema anterior, vale recordar que para cualquier marca de servicios o productos en el mundo actual, es de suma importancia dejarse permear por los contenidos social media.

Sucede que el mundo digital ha abierto no una puerta sino decenas de estas para que la información llegue a más y nuevas audiencias, a tal punto que me atrevo a decir que una marca que no sea digital, es una marca obsoleta y poco relevante.

Paso uno

Ten claras tus fortalezas y cuales temas dominas con claridad, fluidez y conocimiento. A partir de ahí, podremos definir una personalidad, un estilo y abrirle espacio a una nueva oferta.

Paso dos

Créale un nombre a tu marca, aquí te retamos a ser creativo y crear un nombre que genere recordación y que sea fácil de pronunciar.

Paso tres

Si ya tenemos claro en qué somos buenos, el paso siguiente tendrá que encontrar a un sector o público objetivo que se mueva alrededor de los conocimientos que vamos a ofrecer, es por eso la importancia de conocer a las personas: qué quieren, qué les gusta o qué quieren oír, leer y sobre qué quieren interactuar.

Si no conocemos a nuestro público, les daremos información relevante y valiosa. Para este segundo paso es importante definir una parrilla de contenidos. Entiéndase parrilla por un organigrama que define los temas y la frecuencia de los mismos.

Paso cuatro

Crear una mezcla de contenidos, para eso debemos definir qué medios o canales digitales van a ser los más óptimos para la distribución de nuestros contenidos, no deben ser los más influyentes o más descargados. Para definir los canales, tienes que tener claridad del paso dos, ya que del conocimiento del público objetivo y sus gustos, podrás definir qué medios son los adecuados y los medios más frecuentados por ellos, ahí está la clave de un canal útil y de uso constante por las personas que nos leen.

Paso cinco

Ser natural, auténtico, transparente, coherente. Estos 4 pilares son fundamentales para la creación de una marca personal. Empezamos porque la fusión e integración de estos pilares, harán que tu marca no solo sea reconocida sino también, te ayudará a crear credibilidad y seguridad en tu público objetivo, y la naturalidad hará que tus contenidos sean fluidos y creíble.

Paso seis

Si una empresa desaparece, es un problema para la economía del sector. Pero una marca personal va más allá de una fecha de caducidad, ya que esta va unida más al emprendedor, es decir, a la persona y no a un producto o proyecto. Para que esto funcione, te recomendamos hacer una inversión monetaria en personal branding, así invertirás también en proyectos futuros.

Paso siete

Este paso es algo que debe ir innato en cada emprendedor, y seguro que tú también lo tienes, hablamos de la actitud y las ganas, ser perseverante es una clave fundamental para que cualquier proyecto personal encuentre su camino en el mercado, pero en ese mismo camino encontrarás muchas cosas que te tentarán a pausarlo y dejarlo todo tirado, justo en ese momento entra la actitud y las ganas de seguir adelante, son estos dos puntos vitales para conseguir el triunfo.

Paso ocho

El octavo mandamiento para lograr tu objetivo de crear un marca personal, habla de que debes tener en cuenta que la marca personal no es solo la identidad que tu defines y decides mostrarle al mundo, sino que está depende de lo que el mundo piense y vea sobre ti.

Una de las labores más difíciles de conseguir a la hora de la creación de una marca personal, es el ser percibido por los demás como tú quieres que los demás te perciban.

Paso nueve

Haz buen uso del marketing de contenidos, para aplicar esas bases y fundamentos del mercado en pro de tu actividad y conocimiento personal, el cual querrás mostrarle al mundo por medio de unos contenidos y de una buena distribución de ellos, debes ser relevante y ofrecer información de alta calidad. Solo esto podrá diferenciarte de los demás competidores, para llegar ahí hay que recorrer un camino largo, pero nada en la vida que valga la pena se consiguió de la noche a la mañana.

Paso diez

Marca el camino y deja tu huella en la historia.

Ahora te debes preguntar ¿cómo hacer para dejar huella y marcar historia en el mercado?

Lo primero que te recomendamos es ser fiel a ti mismo para después ser fiel a tus principios y así jueguen a tu favor y al de todos los que te siguen.

Paralelamente deberás tener clara la misión, visión, objetivos y metas que quieres realizar con tu marca personal. En resumen, mantente fuerte, firme y con decisión en cada acto.

Algunos dicen que este doble perfil y conocimiento de las cosas, es lo que llevó a Steve Jobs a ser uno de los íconos más grandes del mercadeo mundial.

¿Cómo monetizar una marca personal?

“Monetizar”, en el contexto de marca personal, significa “transformar tus ideas, conocimiento y reputación en dinero”. Existen un factor que actúa directamente en la generación de negocios a partir de tu imagen personal…

Vuélvete rico haciendo que los demás también se hagan ricos

Esto es algo 100% cierto: ganarás dinero cuando ayudes a los demás. Con eso, quiero decir que debes medir cuánto realmente auxilias a tu público a resolver sus problemas. Debes entregar valor y eso no necesariamente quiere decir dinero — puedes ofrecer tiempo, conocimiento o cualquier otro beneficio. 

La pregunta clave de tu cliente potencial es: “¿En qué puedes ayudarme?”. Por ese motivo tienes que dejar bien explícito qué es lo que entregas y las ventajas que el cliente tendrá al contratarte.

Pero ten en cuenta que no servirá de nada si ofreces ayuda sin que realmente lo sea. Es decir, debes transmitir no sólo autoridad y confianza en lo que haces, sino también amor: gente que ama lo que hace, lo hará con placer y no por interés

De ese modo, sabrás que tendrás que tener paciencia, pues monetizar tu marca personal se trata de un proceso lento, sin embargo, muy gratificante. Además, no te costará relacionarte con las personas y entenderás que, muchas veces, tendrás que hacer cosas desinteresadas para recibir cosas buenas.

Por último, no olvides que…

“Tu marca personal es lo que dicen de ti, cuando no estás frente a ellos” Jeff Bezos

Mira también nuestro artículo sobre cómo impulsar tu perfil personal en LinkedIn.