La guía de CRO que necesitas para optimizar las conversiones de tu sitio

El CRO es una de las principales tendencias de marketing digital orientada a resultados. ¡Descubre todo sobre CRO en esta guía completa!

La conversión es parte esencial de un marketing digital bien realizado, y aunque utilices diversos canales digitales, es muy probable que la transición de lead para cliente ocurra en tu sitio web.

Por eso, es muy importante crear una estrategia enfocada en optimizar las conversiones del sitio web con el paso del tiempo para que siempre logres buenos resultados.

El nombre de esta estrategia es CRO (Conversion Rate Optimization) u optimización de la tasa de conversión.

No importa el tamaño de tu negocio o cuál es tu nicho de mercado, el CRO puede ayudarte a aumentar mucho tu ROI de marketing.

¿Estás curioso para saber cómo? Nuestra guía completa te mostrará todo lo que necesitas saber para dominar el CRO.

En esta guía verás:

  • Qué es CRO
  • Por qué el CRO es importante
  • Principios básicos del CRO
  • 3 mitos sobre el CRO
  • 5 errores que hasta los especialistas cometen
  • 8 herramientas útiles para aumentar las conversiones
  • Cómo realizar pruebas A/B eficientes
  • Cómo interpretar tus pruebas y encontrar las variaciones ideales
  • 5 trucos avanzados de CRO para optimizar tus resultados

¿Qué es CRO?

El término CRO significa “Conversion of Rate Optimization” o en español “Optimización de la tasa de conversión”. Pero al final, ¿qué significa? Vamos a entender de una vez por todas.

Al usar el marketing digital, es probable que hagas de tu sitio un canal de prospección y ventas, en el cual los leads pueden solicitar un presupuesto o incluso contratar un servicio.

Pero, del total de visitantes, ¿cuántos realmente están alcanzando este propósito y convirtiéndose en tus clientes? El número que muestra esto es conocido como tasa de conversión.

La idea detrás del CRO es justamente optimizar la tasa de conversión, es decir, hacer tu proceso de venta más eficiente y ganar más dinero como resultado de ello.

Esto se hace principalmente a través de pruebas que buscan entender lo que funciona mejor para convencer a los visitantes de una página a tomar la acción deseada para ellos.

Hay una gran variedad de elementos que probar y diversas formas de hacerlo, pero el objetivo es siempre el mismo: convencer a más personas a llegar al final del proceso de compra.

¿Por qué el CRO es importante?

Es bueno entender que el tráfico de tu sitio, incluso el orgánico, tiene un costo. Entonces, saber qué hacer con él es muy importante para alcanzar los objetivos de marketing y ventas.

El CRO existe para ayudarte a asegurar que el máximo posible de ese tráfico se traduzca en ventas y para que no se pierdan oportunidades valiosas por algún error en el proceso de conversión.

Observa dos motivos valiosos para entender lo que el CRO puede hacer por tu empresa:

Ahorra tiempo e dinero

No hace falta pensar mucho para entender el impacto que el CRO tiene sobre un negocio en términos de tiempo y dinero para lograr los resultados.

Después de todo, cuanto más alta sea tu tasa de conversión, menor será el tiempo necesario para alcanzar las metas de ingresos establecidos.

Pero, ¿de dónde viene la economía de dinero? Por un lado, piensa en cuánto pierdes por tener una tasa de conversión baja.

Aparte, si tienes una situación favorable, podrás redirigir más inversiones para fidelización y ganar a largo plazo en lugar de concentrarte solamente en atraer tráfico para compensar los bajos índices de conversión.

Mejores resultados sin aumentar el trabajo

Imagina la siguiente situación: tienes un producto SaaS que cuesta $29,90 al mes, con una tasa de conversión del 5% y una media mensual de mil visitas.

Eso quiere decir que cada 1000 visitantes que acceden la landing page del producto, 50 se convierten en clientes, generando un ingreso mensual de $1.495,00.

Después de realizar una prueba A/B, logras aumentar tu tasa de conversión al 8% solo por cambiar la imagen de fondo de la página. ¿Qué representa eso en términos financieros?

Cada 1000 visitantes, en lugar de 50, tendrás 80 nuevos clientes, ¿verdad? Eso significa $2.392,00 de ingreso mensual, es decir, $897,00 más.

Básicamente, aumentas la receta sin necesidad de cambiar nada en el producto en sí o hacer una mayor inversión en marketing, solo por optimizar el canal que ya se utilizaba para venderlo.

Principios básicos del CRO

Como toda estrategia de marketing, el CRO sigue un método. Cuanto más comprometido eres en cada etapa del proceso, mejores serán los resultados.

Ve cuáles son los pasos básicos para que el CRO sea aplicado de forma correcta y sea relevante para tu estrategia de marketing:

Recopilar información

Las pruebas deben realizarse sobre la base de datos recopilados, y no solo basados en hipótesis o suposiciones.

Por lo tanto, toma un tiempo considerable para hacer investigaciones y juntar informaciones que sean útiles para realizar los cambios correctos y evitar que tus pruebas fallen en identificar lo que realmente funciona.

Hay varias maneras de recopilar esos datos, como por ejemplo:

  • acompañar herramientas de análisis de métricas;
  • realizar investigaciones con usuarios en la propia página;
  • entrevistar a clientes actuales sobre el producto y el proceso de compra;
  • realizar pruebas de usabilidad.

Todas estas opciones son útiles para proporcionar datos cuantitativos y cualitativos que te ayudarán a hacer pruebas precisas y exitosas.

Interpretar los datos en busca de oportunidades

Después de recopilar datos suficientes, todavía necesitarás saber cómo interpretarlos en busca de oportunidades reales de mejora en el proceso de conversión.

En otras palabras, no ve solo números, trata de entender qué dicen acerca de los deseos y necesidades de tus clientes potenciales.

¿Por qué los usuarios se comportan de esa manera? ¿Qué podrías mejorar en la página para ajustarla mejor a ellos?

Crear pruebas para comprobar las mejores soluciones

Una vez que hayas recogido los datos y pensado en oportunidades reales de mejora, será más fácil realizar las pruebas, tan importantes para que la optimización se haga realidad.

Las pruebas A/B son bien directas en señalar lo que funciona mejor, y el trabajo de investigación hecho antes servirá para aumentar las posibilidades de que estas pruebas sean de hecho útiles en tu caso.

Optimizar la estrategia y supervisar los resultados

¿Has encontrado las variaciones que se mostraron más eficaces en atraer clientes? No tardes en ponerlas en práctica, pero acompaña los resultados de cerca.

Es hora de cerrar la prueba, declarar la variación vencedora y, si procede, accionar tu desarrollador web para que haga el cambio oficial y la implemente de modo definitivo en el sitio.

Repetir el ciclo de optimización

Aunque el proceso completo se haga correctamente, el mercado cambia rápidamente y la solución que has probado puede dejar de ser tan eficiente en poco tiempo.

No es porque has encontrado la variación correcta de un elemento hoy que debes mantenerla para siempre. El seguimiento tiene que ser continuo para que nunca deje de dar resultados.

Pensando en eso, la estrategia de CRO no se trata de una acción puntual o de un evento importante que ocurre periódicamente. Antes, es un esfuerzo colectivo y permanente.

3 mitos comunes sobre el CRO

Desafortunadamente, hay todavía varios mitos que rodean la práctica del CRO en las empresas, la mayoría de ellos intentando crear atajos o saltar pasos del método que destacamos arriba.

Pero no te equivoques: CRO trata de descubrir lo que funciona mejor para tu negocio, y no hay atajos para eso.

Mira 3 mitos muy comunes que pueden perjudicar tu éxito:

Un buen CRO se resume en seguir buenas prácticas

Hay quien piense que el CRO implica simplemente seguir algunas buenas prácticas que ya han sido establecidas por otros.

Por ejemplo, lees un artículo en el que el CEO de un competidor cuenta cómo cambiar el color de un botón de CTA ha aumentado drásticamente las conversiones de su sitio.

La solución es obvia, basta con poner el mismo color en tus botones de CTA y todo está resuelto, ¿verdad? ¡No!

No es porque un cambio funcionó en otra empresa —  aunque sea de tu nicho de mercado —  que va a funcionar para la tuya. ¡Las pruebas bien hechas siempre son indispensables!

Mucho texto no funciona

Otro mito muy común es que nadie más lee nada en Internet y que, debido a eso, poner bastante contenido en una página es sinónimo de resultados débiles.

Pero, ¿quién dijo que no se lee nada en Internet? Nunca dudes del poder de un contenido bien escrito (aunque sea largo) para generar ventas.

El concepto que citamos no pasa de un mito, y nuevamente es importante resaltar: la única forma de saber lo que dará mejores resultados para tu negocio es haciendo pruebas.

El CRO se hace para decidir lo que a los clientes les deben gustar

Para obtener resultados con el CRO, tenemos que dejar que las acciones de los visitantes digan lo que quieren y luego ofrecerles eso, y no al revés.

Imponer tus propias ideas y opciones de diseño como obligatorias, como si a la gente le gustara, es un error irreparable.

Vale recordar también que buena parte de las acciones de las que estamos hablando son inconscientes.

Nadie piensa “no voy a hacer clic en este botón porque el color es azul y no verde”. Ellos simplemente se sienten atraídos a hacer clic o no.

Por lo tanto, es necesario deshacerse del ego y dejar que las pruebas muestren lo que debe mantenerse en la página.

5 errores que hasta los expertos cometen

Los beneficios del CRO ya quedaron claros, y, por supuesto, no ves la hora de aumentar las conversiones aplicando las tácticas enumeradas aquí. Pero hay que tener cuidado con el otro lado de la moneda: los errores.

Algunas acciones pueden rápidamente sabotear tu estrategia y acabar con los esfuerzos para optimizar los resultados.

Bueno, entonces vamos a evitarlo ¿verdad? Comienza evitando estos 5 errores:

Sobrestimar el alcance del CRO

El CRO es una forma increíble de mejorar el proceso de conversión, pero no puede reparar ciertos problemas estructurales de tu negocio, como un mal producto o una mala reputación en el mercado.

Pensar que todos tus problemas podrían resolverse solo con pruebas A/B sería sobrestimar el alcance de esa estrategia, y solo llevaría la frustración.

Busca entender si el motivo de las bajas conversiones se debe a algún elemento de tu sitio o factores más profundos, y comprueba si la cuestión puede resolverse con el CRO o no.

Tener poca paciencia al probar una hipótesis

Probar una variación por poco tiempo es una actitud precipitada: tendrás que volver al principio y empezarlo todo otra vez.

No te apresures en tomar una decisión o realizar un cambio, puesto que cualquier paso en falso podrá resultar en cambios erróneos y futuros perjuicios.

Cuando se da el tiempo necesario, es posible percibir si las diferencias encontradas fueron realmente consistentes con el tiempo o solo causadas por un evento externo que alteró los resultados.

No realizar pruebas simultáneas

Probar una variación por una semana, encerrarla y probar otra por 7 días más es una pésima idea. Muchas cosas pueden cambiar de un período de pruebas a otro, y los análisis realizados simplemente no serían de confianza.

Lo mejor es realizar los experimentos simultáneamente. Así, todas las interacciones ocurren en el mismo período y el escenario es el mismo para ambas variaciones.

Probar muchas variables a la vez

Tal vez pienses que probar muchas variables a la vez va a aumentar las posibilidades de optimizar la tasa de conversión o ayudar a ganar tiempo, pero eso no es una buena idea.

Si cambias más de un elemento por prueba, ¿cómo puedes saber lo que realmente influenció en la conversión? En su lugar, es mejor probar un cambio a la vez.

Utilizar las pruebas de otros en tu sitio

Ya hemos mencionado esto aquí, pero vale resaltar de nuevo que lo que funciona para los demás no siempre va a funcionar para ti.

Entonces, por más que sea interesante aprender de las pruebas hechas por competidores y referencias en tu nicho de actuación, ten cuidado de no copiarlos.

Si haces un buen trabajo en recoger datos y buscar cómo los visitantes se comportan, tendrás todo el material necesario para crear buenas pruebas.

8 herramientas útiles para aumentar las conversiones

No es novedad que cada tarea requiere una herramienta apropiada, o en el caso del CRO, un conjunto de ellas.

Obviamente, solo representan una parte del trabajo, pero no deben ser subestimadas, ya que tendrán impacto directo en la información que serás capaz de recoger.

Separamos las herramientas en 3 grupos principales que resumen bien el proceso de CRO: métricas, investigaciones y pruebas. Mira algunas de las principales:

Métricas

  • Google Analytics: la herramienta de análisis de métricas más conocida y utilizada en el mundo, tiene hasta un recurso propio para pruebas A/B, llamado “experimentos”;
  • Mixpanel: Mixpanel ofrece un conjunto de soluciones para acompañar el compromiso de los usuarios, realizar pruebas A/B y acompañar cómo son conducidos por el embudo de ventas;
  • Kissmetrics: el software de Kissmetrics es uno de los más completos en señalar por qué los usuarios se están convirtiendo (o no) y cómo resolver los problemas.

Investigaciones

Qualaroo: crea investigaciones segmentadas para los usuarios de tu sitio web, a fin de entender lo que quieren y diseñar tu proceso de conversión de acuerdo con ello;

SurveyMonkey: una de las herramientas más conocidas del mundo para la creación de investigaciones con los usuarios, SurveyMonkey tiene varios recursos.

Pruebas

CrazyEgg: usando mapas de calor, el software desarrollado por Neil Patel es bien directo en señalar cómo los usuarios se comportan en sus páginas;

Optimizely: pocos programas pueden compararse con Optimizely cuando se trata de crear pruebas y personalizar la experiencia de navegación para aumentar las conversiones;

Unbounce: si su enfoque es realizar pruebas A/B en landing pages, el Unbounce es la herramienta correcta, pues ese es el foco principal del software.

Cómo realizar pruebas A/B eficientes

La prueba A/B es el elemento más conocido del CRO, y sus beneficios ya son bien conocidos para optimizar una estrategia de marketing digital.

Por lo tanto, para que aumentes la tasa de conversión de forma consistente es indispensable que aprendas cómo realizar pruebas A/B eficientes.

Dividimos el proceso que implica una prueba A/B en 6 pasos básicos:

  1. Elige tus herramientas: ya citamos algunas herramientas, pero hay muchas otras a tu disposición. Elige las que más te gustan para comenzar el proceso.
  2. Realiza una lista de pruebas: es probable que desees probar varios elementos en la página. Haz una lista y determina el orden de prioridades.
  3. Ponle un nombre a tu prueba: dar nombres a las pruebas facilita el manejo, especialmente si estás realizando experimentos en más de una página.
  4. Haz una breve descripción: esto servirá de gran ayuda para recordar la variación que estás probando.
  5. Define el porcentaje de tráfico: al dividir la cantidad de usuarios que va a ver cada versión de la página, puedes garantizar que la variación reciba un porcentaje menor si los resultados no son positivos.
  6. Segmenta tu público: aislar el tráfico que no encaja en tus objetivos evitará que la prueba sea impactada de forma negativa.

Cómo interpretar tus pruebas y encontrar las variaciones ideales

Incluso después de preparar las pruebas correctamente, todavía debes preocuparte en interpretar la información de manera precisa para encontrar las variaciones ideales y aumentar las conversiones.

Observa cómo hacerlo sin grandes dificultades:

Busca significación estadística

La significación estadística es vital para que las pruebas sean interpretadas de forma correcta y lleven a resultados positivos. ¿Pero, qué es esto?

La significación estadística es la prueba de que una variación es realmente más eficiente que la otra y va a traer resultados mejores con el paso del tiempo.

Esta significación se alcanza una vez que tengas al menos el 95% de certeza de que la variación es mejor que la solución anterior.

Una forma de saberlo es usando la calculadora gratuita de Kissmetrics.

Conoce bien las herramientas

No importa qué herramientas utilizas para realizar tus pruebas, investigaciones o recopilación de datos, pero es fundamental que las conozcas muy bien y sepas cómo extraer lo mejor de cada una.

Es muy común ver herramientas poderosas utilizadas “por la mitad”, sin sacar el máximo provecho de todos los recursos que disponen para cumplir la tarea en cuestión.

Si no sabes cómo usar bien las herramientas que tienes en tus manos, tus pruebas no serán tan certeras y probablemente van a fallar en producir ganancias.

4 trucos avanzados de CRO para optimizar tus resultados

Aprender lo básico es suficiente para empezar, pero no es suficiente si deseas elevar tu estrategia de CRO a otro nivel.

Ha llegado el momento de ver algunos trucos avanzados, que van a ampliar mucho los resultados de tu sitio y hacer que las conversiones aumenten considerablemente.

Son 4 consejos prácticos que puedes seguir sin miedo:

Aumenta la velocidad de tu sitio

¿Sabías que 1 segundo más de carga puede reducir bastante la tasa de conversión de una página?

Las personas, en general, están tan acostumbradas — y adictas — con la velocidad que esperar unos segundos por una pantalla abierta o una página de carga puede parecer una eternidad.

Siendo así, ¿quieres convertir más? ¡Haz tus páginas tan rápidas como sea posible!

Utiliza certificados de seguridad

No importa si tu sitio ya es conocido o si tiene una buena reputación en el mercado, las personas quieren que las asegures de eso todo el tiempo.

Por lo tanto, utiliza certificados de seguridad para mostrar que el cliente está en un entorno de confianza y que nada malo va a suceder.

Usa las pruebas sociales

Las pruebas sociales, en sus muchas formas, son óptimas para traer la sensación de pertenencia y seguridad que los clientes tanto aprecian.

Al final, si otros ya se beneficiaron del producto o él apareció en los medios, tendrá más credibilidad y poder de convencimiento.

Algunos tipos de pruebas sociales incluyen:

  • testimonios de clientes;
  • números de ventas;
  • citar clientes famosos;
  • apariciones en los medios de comunicación.

Haz grandes cambios

Una regla que debes tener en cuenta es: el aumento en la tasa de conversión generalmente es proporcional al tamaño del cambio.

En algunos casos, simplemente cambiar una palabra o el color de un botón ya será suficiente para obtener excelentes resultados.

Pero en general, son los cambios más grandes — como cambiar el contenido o el formulario de registro de una página — que presentan diferencias significativas.

Implementar el CRO requiere planificación y paciencia, pero, sin duda, vale la pena en vista de los resultados increíbles que puede traer a tu negocio.

¡Con esta guía completa ya tienes todo lo necesario para poner las manos en la masa y empezar!

¿Te ha gustado el contenido y crees que te será de gran ayuda para poner en práctica el CRO en tu negocio? Cuéntanos en los comentarios.