contador

Al final de las cuentas, ¿cuánto cuesta un contador?

Redactor Rock Content
¿Cómo evaluar si estás pagando bien o mal por los servicios prestados por tu contador? ¡Lee aquí algunos consejos!

¿Sabes cuánto cuesta un contador o cuánto le estás pagando al tuyo? ¿Ya paraste para pensar que puedes estar pagando más impuestos de los que deberías?

Pocas personas realmente fiscaliza a su contador. Él debe auxiliar a la empresa, pagar sus cuentas, pero puede pasar que no siempre sea así.

¿Qué es lo que debe hacer un contador?

Antes de cualquier cosa, es importante conocer las responsabilidades de un contador. En Brasil, por ejemplo, el contador es un profesional imprescindible para las empresas de los más diversos ramos. Su función es facilitar la vida de la empresa y auxiliar al empresario a tomar decisiones que pueden alterar todo el negocio a través de datos sólidos e informes.

Este tipo de ayuda en la toma de decisiones es muy importante para reducir los errores de la empresa, principalmente si la empresa está en un ambiente muy competitivo e inestable.

Entre los espacios que le competen al contador para ayudar en este proceso, podemos destacar como base, el área financiera. Esta área tiene un importante papel, pues es la que ayudará al desarrollo del emprendimiento.

Dentro de una visión estratégica empresarial, tener informaciones limpias y claras sobre el flujo de caja y el impacto de los impuestos en el ingreso puede, inclusive, salvar la vida de tu empresa. Además de esto, es muy eficiente e interesante realizar un análisis sobre la inteligencia de los negocios, debido a que esto minimiza el riesgo de fracaso de una inversión.

En el caso específico de las startups, por ejemplo, que tienen como característica inherente al negocio un ambiente de incertidumbre, tener todas las informaciones contables disponibles, ayudará mucho en el crecimiento.

Principalmente porque para un inversor es más seguro realizar una inversión si tiene acceso a informes que muestran la situación de la empresa en la que desea invertir.

¿Qué es lo que un contador no debe hacer?

Un contador inexperto o con poco entrenamiento deja de ser un recurso y se vuelve un problema. ¡Y un problema serio! El sistema tributario brasilero es muy complejo y una interpretación equivocada de los datos puede generar graves consecuencias futuras.

Los contadores no confiables pueden dejar de pagar impuestos, cometer errores, equivocarse a la hora de poner los códigos de diferentes tributos, pagar impuestos inadecuadamente, atrasar o equivocar los pagos o, incluso, cobrar servicios que no se habían acordado previamente.

La multa de un tributo en atraso puede llegar a ser el 20% del valor del mismo si le sumamos los intereses. Si existe un impuesto que tu empresa debería estar pagando mensualmente, pero no lo sabes, imagina el valor acumulado de eso multiplicado por la cantidad de meses que no fue pago.

Vale la pena pensar antes de contratar un contador barato para economizar alguna cantidad mínima de dinero.

Otro problema muy común en la contabilidad y que puede estar pasando en este momento sin que lo sepas, es estar encuadrado en una opción tributaria inadecuada para tu empresa.

No siempre la opción por el SIMPLE o por el Lucro Presumido son lo mejor para tu empresa. Muchos contadores optan por una de estas dos opciones porque son más fáciles de trabajar y no consideran otras modalidades.

Eso tiene como consecuencia, más gastos para la empresa en tributos. No pagar impuestos es muy malo, pero pagar más impuestos de lo necesario es inaceptable.

¿Cuándo contratar a un contador?

Antes de saber el costo de un contador, es necesario definir si realmente necesitas de los servicios de un profesional. Básicamente, el contador es una pieza clave para el éxito de tu negocio.

Muchas personas creen que no necesitan el conocimiento especializado de un contador, como por ejemplo al inscribir una empresa como Micro Empresa.

Esto puede ser verdad o no. La Micro Empresa Individual no tiene obligación de tener un contador, pero en la práctica eso puede causar que se establezca un pensamiento negligente con respecto a la planificación contable.

Imagina que abres una empresa como Micro Emprendedor Individual y, pocos meses después, descubres que tu facturación está sobrepasando el límite. ¿Qué haces?

Al contar con el apoyo de un profesional especializado desde el inicio, logras no sólo encuadrar tu empresa en la opción tributaria adecuada, sino también planificar su crecimiento.

Otro punto importante, que ni todos saben, es que el contador es el responsable por las decisiones tributarias equivocadas.

Además de eso, podemos listar una seria de servicios que necesitan del conocimiento y la experiencia de un contador, tanto para empresas como para personas físicas.

Algunos de ellos son:

  • Apertura de LTDA, S/A, EPP;
  • Apertura y/formalización de empresa, acompañamiento en los órganos pertinentes y pago de las tasas;
  • Apoyo a la empresa en la hora de la toma de decisiones estratégicas;
  • Asesorías Federales;
  • Actas de asambleas;
  • Auditorías;
  • Dar de baja LTDA, S/A, EPP;
  • Certificados;
  • Contratos de compraventa de inmuebles, siempre y cuando sea acompañado de apoyo jurídico;
  • Declaración de IR, desde la definición de necesidad o no declarar el impuesto hasta aclarar dudas sobre cómo hacer la declaración;
  • Declaración de Rendimientos;
  • Dudas empresariales;
  • Dudas tributarias, fiscales y laborales;
  • Elaboración y presentación de la Demostración de Resultados del Ejercicio, incluyendo todas las depreciaciones  de los bienes, los activos, lucros y gastos;
  • Estatuto de condominios;
  • Formularios del IBGE;
  • Formularios del Ibama;
  • Inclusión y lanzamiento de los formularios de recaudación de los colaboradores y la hoja de pago;
  • Inclusión de socios o alteración del contrato social;
  • Relación Anual de Informaciones Sociales Negativa.

En cualquiera de los casos citados es totalmente indispensable la presencia de un profesional contable.

Además de eso, existen casos en los que un contador no es obligatorio, pero, igualmente, puede auxiliarte a través de consultoría, por ejemplo.

En situaciones así, tú eres el que decide. Con todo, ante la duda vale la pena contar con el conocimiento de quien entiende del asunto, evitando, al final de cuentas, que lo barato salga caro.

Entendiendo el costo de un contador

Al contratar un contador debes observar si se adecua al perfil de tu empresa. Para hacer este análisis es necesario observar la estructura física y tecnológica, verificar la cantidad de clientes existentes, cantidad de colaboradores y, principalmente, el perfil de los clientes del escritorio contable y el valor de los honorarios cobrados.

La mejor oficina de contabilidad no es necesariamente aquella que tiene los honorarios más baratos o más caros.

El precio cobrado por una oficina es calculado por varios componentes para poder llegar a un valor justo.

Entre los factores que influyen en la composición del valor cobrado por los contadores tenemos:

  • Complejidad del negocio;
  • Cantidad de funcionarios;
  • Segmento de actuación;
  • Tipo de tributación;
  • Tipo de servicios contratados;
  • Volumen de notas fiscales;

Debes analizar si los servicios brindados son adecuados a la necesidad y demandas de tu empresa.

Comparar los valores de algunos contadores es lo ideal para descubrir si el precio que está siendo cobrado es justo.

Pero atención: al hacer cualquier comparación, elige siempre oficinas contables que ejerzan servicios similares y con una capacidad técnica equivalente.

De esta forma, es posible percibir que el contador deja de ser un gasto para tu empresa y se convierte en una inversión. Una inversión en la salud financiera de tu negocio. Una inversión en la legalidad de tu empresa.

Entonces, busca un contador que ayude a que tu negocio crezca y no que lo ayude a fracasar, recuerda que siempre es importante encontrar el mejor costo – beneficio sin caer en la trampa de lo barato que sale caro.

¿Cuánto cuesta un contador en la práctica?

Todo contador debe tener actualizada la tabla de tarifas establecida por el Consejo Regional de Contabilidad, que fiscaliza el ejercicio de las atribuciones legales 

De cualquier forma, cada profesional está libre de practicar el precio que juzgue coherente y trabajar con su propia tabla de tarifas.

Por lo tanto, es casi imposible decir exactamente cuánto le vas a tener que pagar a tu contador, pero podemos realizar una media de valores con datos divulgados en investigaciones de mercado. Estos son algunos ejemplos: 

*Precios en Reales

  • Actas de asambleas generales S/A: R$ 3.500,00 (tres mil quinientos reales);
  • Entidades sin fines lucrativos: contabilidad fiscal R$ 510,00 (quinientos y diez reales);
  • Estatutos de condominios: R$ 2.000,00 (dos mil reales);
  • Formulario del Ibama: R$ 164,00 (ciento sesenta y cuatro reales);
  • Honorario base para prestador de servicio: contabilidad fiscal R$ 400,00 (cuatrocinetos reales) por mes;
  • Impuesto de Renta: el valor de mercado varía entre R$ 50,00 (cincuenta reales) y R$ 100,00 (cien reales)
  • Rais Negativa: R$ 35,00 (treinta y cinco reales).

Paso a paso para contratar un contador.

Si leíste hasta aquí es porque tienes una empresa o deseas abrir una. Te digo más, probablemente estás precisando contratar tu primer contador o cambiarte a una nueva asesoría contable.

Un contador competente facilita mucho la vida de la empresa. Por eso, trajimos aquí cuatro pasos simples para que elijas el contador más adecuado a tu realidad. Échale un vistazo:

1º paso: ¿contador sub contratado o interno?

Como empresa tienes dos opciones: un profesional interno (que actúa dentro de la propia organización como funcionario) o uno sub contratado (que actúa como prestador de servicios).

La opción del contador interno generalmente es adoptada por grandes empresas. Un contador u oficina de contabilidad sub contratada es la opción adoptada por la gran mayoría de las empresas brasileras, o sea, las micro, pequeñas y medianas empresas.

En esos casos no hay necesidad de asignar a alguien constantemente dentro de la oficina para hacer ese trabajo.

La idea de tener un contador interno es poder contar con alguien que conoce la empresa a fondo. Hoy en día, ya existen oficinas sub contratadas que tienen una óptima visión de negocios, atendiendo áreas específicas contribuyendo al desarrollo constante, convirtiéndose en verdaderos colaboradores a largo plazo.

2º paso: investigación.

Esta es la hora de  filtrar y separar los contadores de confianza de aquellos que serían apuestas inciertas. Y probablemente te preguntes: “¿Pero cómo voy a saber cuál es el contador confiable?”

Estas son algunas cosas que puedes considerar al hacer tu investigación:

  • Visita los sitios web de las empresas de contabilidad: evalúa la primera impresión, la página que habla sobre la empresa e inclusive el diseño de la página. Un profesional serio presta atención a cada detalle.
  • Entiende la especialidad de cada empresa o profesional: más vale tener un contador especializado en tu área que uno que dice que sabe de todo. Al final de cuentas, es necesario que la asesoría contable entienda la realidad de tu empresa y cómo funciona las cosas en su día a día.
  • Busca referencias: busca testimonios de clientes actuales y, si es necesario, entra en contacto con ellos directamente para preguntar sobre los servicios de la empresa de contabilidad. Nadie mejor que los propios clientes de un contador para dar una opinión sobre su trabajo.
  • Mira bien la gama de servicios: antes de cualquier cosa, certifícate de que el contador presta todos los servicios que necesitas, desde la declaración de Impuesto de Renta hasta la planificación estratégica, caso eso se aplique a tu realidad.
  • Confirma si el contador es licenciado: es requisito obligatorio que el profesional tenga registro, pues en caso contrario no está habilitado para ejercer.

3º paso: definición de los servicios a ser prestados.

Si deseas pagar un precio justo por un servicio contable, debes, en primer lugar, tener bien claro qué tipo de servicios necesita tu empresa. Si puedes hacer una parte del trabajo por cuenta propia, por ejemplo, el costo se reduce. Para tener una idea, los tipos de servicios contables más buscados son: fiscales, tributarios, contabilidad, pagos, auditoría o consultoría y auxilio en la apertura de una empresa.

Si tienes alguna duda en relación a los servicios necesarios, conversa con el propio profesional o escritorio de contabilidad y explica tu situación actual. Haz esto antes de cerrar cualquier contrato, pues así estarás prevenido ante cualquier falla o mal entendido.

4º paso: cerrar el contrato con el contador u oficina de contabilidad que elegiste.

A esta altura ya sabes qué es lo que un contador debe hacer, qué es lo que no debe hacer, cómo se calcula el precio y cuánto vas a pagar en promedio. Después de todo eso, es hora de firmar el contrato para que se inicie el trabajo.

El contrato debe abarcar todas las obligaciones entre las dos partes, dejando claro lo que cabe al contador y lo que cabe a la empresa. También debe estipular los valores a ser pagos por los servicios prestados y por una eventual ruptura de contrato.

Conclusión

Aquí tuviste la oportunidad de conocer los motivos por los cuales vale la pena contratar un contador de calidad y entender que gastar un poco más en el presente puede hacerte economizar mucho en el futuro. Los errores de contabilidad suceden comúnmente. Para no dar margen a que este tipo de hechos sea frecuente, y tener un negocio sustentable, la contratación de un buen contador es fundamental.

Esperamos que este artículo te haya ayudado de alguna forma.