desaparecí de los resultados de búsqueda

Desaparecí de los resultados de búsqueda, ¿qué debo hacer?

Germán Milich Escanellas
Me imagino que ya habrás oído hablar del hombre invisible, una persona que tiene la posibilidad de desaparecer y aparecer, un súper poder muy interesante, pero que puede ser fatal si no lo sabes comprender. ¿Imagínate que desapareces cuando, en realidad, quieres aparecer? 

Trabajaste duro para posicionar mejor tu marca en las páginas de búsqueda. Hiciste todo lo que había que hacer, creaste la Persona, optimizaste para SEO, creaste tu calendario de contenidos, en otras palabras, asumiste las responsabilidades de tu emprendimiento con técnica y seriedad. Sin embargo, sucedió lo que no te esperabas, ¡de pronto, en el momento en que más necesitabas ser visto, te volviste invisible!

¿Por qué desaparecí de los resultados de búsqueda? Para que puedas entender por qué estas cosas suceden y estés preparado para resolver una situación similar, preparamos este post en el que te daremos consejos para volver a estar visible en las SERPs. 

10 motivos para desaparecer de las SERPs

Un verdadero caso de misterio, veamos cuáles pueden ser los motivos para que tu página haya desaparecido o perdido posición en el ranking de los buscadores. Los más comunes son:

1. Tu dominio es muy nuevo y todavía no fue indexado.

Generalmente demora un par de semanas hasta que Google indexa tu página y actualiza los resultados de búsqueda debido a que todavía no tienes links entrantes.

2. Los motores de búsqueda están bloqueados:

A veces, puede suceder que, por error, dejes tu página en la opción no indexar. Este es un recurso muy utilizado, principalmente en empresas que trabajan con noticias y lanzamientos. Es una forma de anticipar la demanda y de que no se fugue información antes de tiempo.

En el caso de WordPress, por ejemplo, puede ser que simplemente te hayas olvidado de desbloquearlo. Esta plataforma tiene una función de bloqueo incorporada que debe ser desactivada manualmente al iniciar un blog. 

3. Problemas de optimización SEO

Las optimizaciones son todos los detalles que ayudan a que los motores te encuentren, por eso es muy posible que sea en ese ámbito donde haya que hacer mejoras. No es solamente el tema de las etiquetas, tenemos también las spiders que evalúan el contenido. Diseño responsivo y amigable con dispositivos móviles, contenido relevante, escaneabilidad (títulos e intertítulos) y muchos otros factores.

4. La palabra clave

A veces puedes ser que te hayas adjudicado una palabra clave que tiene mucha competencia y por eso tu página no posiciona bien. Si este es el caso, revisa tu palabra y no te olvides de que las Long Tail son una buena opción para resolver este problema.

5. Fuiste eliminado de Google

Bueno, esta es una posibilidad para nada interesante, pero puede suceder, ya sea de forma temporal o permanentemente. Aquí ya sería un problema serio y vinculado a errores de patrón de calidad o de errores éticos, o sea, incumplimiento o transgresión de códigos de conducta.

  • Desindexado: En el peor de los casos tu dominio puede ser retirado del Index y eliminado por completo de Google y, como si no bastase, prohibido.
  • Penalizado: tu dominio continúa existiendo, pero ninguna de sus páginas aparece en los resultados de búsqueda. Esto puede suceder tanto por causa del algoritmo o aplicado de forma manual por un ingeniero de calidad de Google. Es posible que seas avisado sobre esto por el Search Console. 
  • Sandboxed: Aislado, colocado en una caja, digamos que es una especie de cuarentena cuando Google está en la duda sobre si cometiste o no alguna infracción. Esto es provocado, principalmente, cuando una página aumenta su tráfico de forma misteriosa.

Si eres notificado sobre una posible infracción de las normas de calidad, no te asustes, es posible modificar tu sitio para que todo vuelva a su cauce normal.

6. Tu sitio fue pirateado

Uno piensa que nunca le va a pasar, hasta que un día le sucede. Alguien, con poca ética, entra en nuestro dominio y coloca links fraudulentos provocando una penalización. Si este es el caso, deberás limpiar tu sitio y, por supuesto, corregir las vulnerabilidades de su seguridad.

7. Spam

Ser considerado spam, es de lo peor que te puede pasar. Pues básicamente significa que no eres confiable, que tu contenido es invasivo, fraudulento, encubierto, solapado, mentiroso, furtivo, indeseable, inadecuado, para nada interesante, copiado, etc. Si eres un spam eres un zombi, todo aquel que te vea saldrá corriendo desesperado, por eso al Google, para evitarle este momento de mal gusto al navegante, te saca de las SERPs.

8. Contenido duplicado

Esta, es nada más que una forma elegante de referirse al plagio. No es lo mismo la libre circulación de información que plagiar un contenido. La libre circulación presupone citación del autor y de la fuente (en todos los casos) y el uso sin fines de lucro. Estos dos detalles caracterizan la diferencia entre distribuir información y plagiar contenido. ¡El algoritmo lo sabe!

9. Black Hat

Yo sé que, en el fondo, todos queremos ser Black Hats, porque tenemos esa visión romántica de los villanos de las películas. Pero el algoritmo, no sé si por ser un robot o por ser extremamente profesional, no es sensible a esta identificación que tenemos, los humanos, con los villanos. El algoritmo es más valiente, preciso y rápido que tú a la hora de hacer el disparo; él es el Sheriff del pueblo. Keyword stuffing, Cloaking, Doorway page, Linkfarm y Private Blog Networks son algunas de estas prácticas que no te recomendamos.

¡Nuestro consejo es que seas un White Hat SEO!

10. Links no naturales.

Este ítem lo dejé por último, pues el Link Building es una técnica legítima y muy usada. Por lo tanto, debes tener mucho cuidado para no corromperte y caer en la idea de subir tu posición de forma engañosa. Si desapareciste de la página de resultados puede ser porque el algoritmo percibió algo no natural en tus links y puede considerar que estás comprando o vendiendo links.  

Bueno hemos llegado al fin, espero que con estos consejos puedas, de nuevo, ser visible y estar, como de costumbre, en las SERPs. Como verás, al igual que un misterio, al inicio parece imposible de descifrar el problema y al final la respuesta es muy simple. No hay misterio que no se resuelva con observación y estudio.

Si quieres saber más sobre el tema descarga nuestro e-book SEO 2.0 La Guía definitiva y actualizada para conquistar la primera página de Google.

guía de SEO descárgala aquí