diseñar newsletter

Cómo diseñar tu newsletter atractiva

Autor Invitado
La newsletter es uno de los principales medios utilizados por las marcas para promocionar y vender sus productos, difundir sus contenidos o simplemente comunicarse o fidelizar clientes.

Es muy inusual que al entrar al sitio web de una marca no te encuentres un apartado en el que aparezca: “Suscríbete a nuestra newsletter o boletín de noticias…” Todas las marcas que tengan algo que ofrecer con periodicidad, no dudan en aprovecharse de la newsletter como canal de comunicación y marketing.

En este artículo vamos a ver los aspectos esenciales que tienes que tener en cuenta para diseñar una newsletter que convierta a tus leads. Pero antes de ellos, explicaremos cómo captar suscriptores, puntos imprescindibles para el envío de tu newsletter.

Previo al diseño de la newsletter: captar suscriptores al mismo

Antes de aventurarte a la planificación de newsletters, tienes que asegurarte de disponer de contenido para ofrecer, ¿con qué frecuencia? La frecuencia de envío dependerá del tu volúmen de contenidos y la naturaleza de tu empresa. Por ejemplo, una empresa de e-commerce de moda puede establecer un envío semanal con las últimas novedades. En cambio, un revista digital especializada, tendrá que limitarse a una newsletter mensual, ya que no tendrá más contenidos que ofrecer. Eso sí, la frecuencia de envío se pone de forma explícita en el cuadro de suscripción de la newsletter. No puedes fallar a tu promesa: ni abusar con la frecuencia (puede parecer spam y agobiar al destinatario) ni dejar de enviar contenido (el suscriptor pensara que te olvidas de él).

Junto a la frecuencia de envío, hay otras informaciones que deben aparecer escritas en el cuadro de suscripción como ‘qué tipo de informaciones comerciales ofrecerás con la suscripción’ y ‘la posibilidad de darse de baja en la suscripción cuando desee, haciendo clic en un enlace’. Posteriormente, el enlace de baja deberá incluirse en cada newsletter.

Medios de captación de suscriptores:

  • Formularios de suscripción: es el método más común. Se presentan diversos campos a rellenar como el nombre, la dirección de correo electrónico, el número de móvil…, del usuario. Hay que incluir las informaciones explicadas anteriormente y si se deseas recibir informaciones comerciales mediante un casilla sin marcar.

Los formularios se pueden presentar en la web a través de pop-ups, en una página autónoma como una sección más de la home o en una parte de la página (cabecera, lateral, footer…) insertando un script HTML.

  • Contenidos de calidad: la producción de contenidos relevantes como eBooks, tutoriales, guías o webinars es otro método de captación de leads muy efectivo. Para acceder a los contenidos – preferiblemente de forma gratuita – es imprescindible registrarse. En el momento del registro, puedes ofrecer la suscripción a la newsletter.
  • Asistencia a eventos: la celebración de eventos o ferias es una oportunidad de negocio también para obtener leads. En las experiencias de networking puedes recopilar las direcciones de correo de los asistentes. También a través de la confirmación de asistencia al evento, se suele pedir el registro del usuario para enviarle la información detallada sobre aspectos del evento.

Cómo diseñar tu newsletter: elementos esenciales

Ahora que ya tienes un grupo de destinatarios interesados que han solicitado tus informaciones – dando previamente su consentimiento – es el momento de diseñar una plantilla homogénea que marcará la imagen y el estilo de tu empresa. Vamos a ver los elementos que componen la newsletter y cómo utilizarlos para darle forma al diseño y, sobre todo, optimizar el envío para que llegue a la bandeja de entrada de los destinatarios.

– El asunto

El asunto es el elemento más importante de la newsletter. Es lo primero que visualiza el destinatario antes de abrir el correo. Por ello, un buen asunto debe incitar al usuario a descubrir lo que hay dentro del mensaje. Un método recomendado que aumenta la apertura del email es la personalización del asunto, utilizando, por ejemplo, el nombre del destinatario. Así le haces ver que te preocupas por él – un mensaje particular.

Por el contrario hay que evitar determinadas palabras comerciales como ‘gratuito’, ‘oferta’, ‘última oportunidad’…, ya que los proveedores de correo pueden saltar la alarma y filtrarlo como SPAM. No intentes engañar a tus destinatarios con un asunto que no tenga ninguna conexión real con el contenido. La intención del email debe quedar clara desde el principio y poner de relieve la ventaja que tendrán los lectores con la apertura.

– El encabezado

El encabezado es la parte superior de tu newsletter. Aquí debes dejar clara la identidad de tu empresa. Dentro del encabezado deben aparecer los siguientes elementos:

  • El pre-header: es la primera frase del email que, en ocasiones, aparece junto al asunto. Se utiliza para complementar el asunto.
  • La copia-web: es un enlace a una página web que aloja tu email. Si el destinatario tiene problemas para visualizar las imágenes, podrá ver tu newsletter en su navegador.
  • Logo y nombre de la empresa: se coloca en la parte superior izquierda o derecha del email. Le da seriedad a la newsletter y confianza al destinatario.

– Cuerpo: texto/imagen

La relación equilibrada de texto e imagen en tu newsletter es de 60% de texto y 40% de imagen. Una newsletter profesional debe entenderse con o sin imágenes. Además, puede darse el caso de que algunos servidores de correo bloqueen las imágenes por defecto. Por lo que se recomienda, añadir la “etiqueta ATL” a tus imágenes. De esta forma, si no se leen las imágenes, puedes mostrar un texto que reemplace a la imagen.

Por otra parte, una newsletter compuesta en su mayor parte por imágenes puede ser filtrada como SPAM por los proveedores de correo, además de resultar ilegible. Por ello hay que respetar el equilibrio imagen/texto para aumentar la entregabilidad. ¡Utiliza imágenes que no pesen mucho!

– CTAs: Llamadas de atención

Los CTAs son vitales para el proceso de conversión. Una vez que el destinatario entre en el email para visualizar la newsletter, el próximo paso es clicar en el CTA, y así llegar al objetivo final: la conversión. El CTA es la puerta de entrada a tu web y la oportunidad de conseguir beneficios a través de ventas.

El CTA debe ser atractivo e impactante, y contener un verbo en imperativo. Como por ejemplo, “Entra aquí” o “Descúbrelo ya”. Es importante que el color resalte sobre el resto del contenido. Si el fondo es blanco, poner un CTA con un color intenso.

– Estilo y color

El color y el estilo de tu newsletter va a reflejar el registro y el tono de tu marca. Si quieres dar una imagen de seriedad y profesionalidad utiliza tonalidades de negro y gris sobre blanco, también vale el azul oscuro. La fuente de letra más común ‘Times new Roman’ o ‘Arial’.

En cambio, si lo que quieres transmitir con tu newsletter es un toque juvenil y divertido, debes utilizar colores chillones e intensos, como rojos, verdes o amarillos. Lo importante es mantener el mismo estilo en todas las newsletters, sin perder la identidad de la marca. En estas newsletter dirigidas a un público más jóven o desentendido, puedes añadir GIFs para darle dinamismo al contenido y también vídeos. El tono y el lenguaje puede ser más coloquial, siempre adaptado al registro de tu público objetivo.

– Footer

Es la parte inferior de la newsletter profesional y contiene informaciones que reforzarán tu credibilidad y afianzarán tu profesionalidad: enlaces a redes sociales, motivo del envío, avisos legales y, muy importante, el enlace de baja.

Conclusión

Si consigues integrar cada uno de los elementos que hemos visto de forma armónica, destacando las partes que te interesen y, sin olvidar, los aspectos legales, tu newsletter mantendrá una identidad homogénea y profesional, además de reforzar tu imagen de marca y dejar esa imagen en la mente de tus destinatarios. Así los usuarios identificarán tu marca con unos colores y un tipo de diseño bien definido.

Autor: Diego Prego, Content Manager en Mailify