eat seo

E-A-T Seo y cómo optimizar tu web gracias a ello

Autor Invitado
La E de Experiencia, cómo mejorar la Experiencia de tu web; La A de Autoridad, cómo mejorar la Autoridad de tu web; La C de Confianza, cómo mejorar la Confianza de tu web; Los pilares para mejorar el EAT de tu web...

EAT son las siglas que representan tres de los aspectos principales para una optimización SEO eficiente: Experiencia, Autoridad y Confianza. Pero… ¿qué tiene que ver la T con Confianza? La explicación es sencilla: como muchos conceptos del Marketing Online, estas siglas provienen de los términos ingleses “Expertise, Authoritativeness, Trustworthiness”. Y ahora que ya conoces el significado de EAT tienes dos opciones: ponerte a otra cosa y dejar de leer este post, o seguir leyendo y aprender cómo optimizar tu web a través del EAT de la misma. Si eliges la segunda seguro que no te arrepentirás.

Experiencia

La Experiencia de tu web es el primero de estos términos del E-A-T y viene marcada por el contenido que presentas en ella, así como cuáles son las fuentes que utilizas. Google premiará aquellos contenidos que vienen de un experto en la materia, pero… ¿cómo sabe Google cuáles son tus fuentes?

Lo cierto es que no se trata de hacer referencia a ningún experto, sino que el contenido en sí marca si ha sido creado por alguien que conoce y entiende de lo que escribe. Para que una página se posicione correctamente, el contenido de la misma debe ser interesante para los visitantes, a la par que original y verdadero. Es por ello que Google considerará un entendido en la materia a aquel creador de contenidos que siga estas reglas.

Por tanto, si gestionas una web de una asesoría legal y tienes múltiples páginas sobre distintos casos, no es necesario que seas un experto jurista. Lo que sí que es vital para la experiencia de tus contenidos es que estos sean precisos e informativos, y que sean de ayuda para todo aquel los lea.

Cómo mejorar la Experiencia de tu web

Dependiendo del sector en el que se incluya tu página web, necesitarás mayores o menores niveles de experiencia en la información que ofreces. Por ejemplo, en las webs de reseñas de hoteles y restaurantes cualquier contenido puede ser catalogado como realizado por un “experto” (o al menos no será penalizado en cuanto a su nivel de experiencia), puesto que estos sitios requieren opiniones y “experiencias diarias” que no tienen por qué provenir de alguien que tenga gran conocimiento de la materia en cuestión.

En cambio, existen ciertos sectores para los que Google sí que considera necesarios contenidos provenientes de expertos y profesionales cualificados. Por ejemplo, las páginas web que traten de asesoría financiera sí que deben procurar ofrecer contenidos expertos si quieren posicionarse entre los primeros resultados de búsqueda. Aquellas web relacionadas con la salud y consejos para el bienestar también deben cuidar sus niveles de experiencia si quieren mejorar sus resultados.

Por último, es importante no confundir este término de experiencia en los contenidos con la experiencia de usuario (UX). Esta última se refiere a la forma en que un usuario interactúa con una web o tecnología y la percepción de dicho proceso. Recuerda: la experiencia que Google valora es la de tus contenidos.

Autoridad

La autoridad es un término imprescindible para entender cómo valora Google una web, y por ende en base a qué la posiciona mejor o peor en los resultados de búsqueda. Este concepto es un indicador propuesto por MOZ y que se calcula entre 0 y 100 puntos, mostrando cómo de respetada es una web y su autor. Lo cierto es que, si tu web no posee unos valores altos de autoridad, es bastante complicado que puedas aparecer entre los primeros resultados para palabras clave con gran competencia. No obstante, este indicador varía continuamente y aplicando una buena estrategia de optimización puede mejorar sustancialmente.

Si quieres comprobar en qué estado se encuentra tu web en cuanto al nivel de autoridad, puedes acceder a las distintas herramientas que ofrece MOZ en su web como el Open Site Explorer. Esta herramienta no solo mide la autoridad de tu dominio, sino que también te ofrecerá un resumen de los enlaces más importantes que te proporcionan los niveles de autoridad indicados, así como un pequeño resumen mostrando de dónde provienen.

Cómo mejorar la Autoridad de tu web

Por lo general, puedes mejorar la autoridad de tu web obteniendo backlinks de calidad. Estos son enlaces que redirigen usuarios a de otras web a la tuya, y son muy importantes para tu éxito en Google. De todos modos, no todos los enlaces tienen el mismo valor, y aquí es donde entra en juego el término backlinks de calidad.

Resulta que Google valora los enlaces entrantes a tu web para decidir la autoridad de la misma, pero no valora a todos ellos por igual. Digamos que para Google la autoridad es contagiosa y por tanto, si obtienes enlaces de páginas web con mucha autoridad, tus niveles de autoridad también aumentarán a la par que mejorarán las posiciones de tu web en los resultados de búsqueda. Eso sí, no siempre es sencillo obtener backlinks de calidad por lo que debes aprovechar las oportunidades que se te vayan presentando a través de colaboraciones y otros métodos de obtener enlaces.

El contenido de tu web también es importantísimo a la hora de ganar autoridad

Si creas contenidos que tengan valor y que sean de utilidad, es más probable que estos sean visitados y compartidos por un gran número de usuarios. Además, con esta práctica es posible mejorar tu linkbuilding natural, basado en aquellos enlaces que otros webmasters colocan a tu página sin necesidad de negociación alguna. En ocasiones, si tu información es interesante, otras webs simplemente redirigen a sus usuarios hacia la tuya para ampliar información sobre un tema concreto.

La estructura de tu web también es un aspecto destacado para Google a la hora de analizar la autoridad de la misma. Definir claramente la relación entre la página de inicio, las subpáginas y las distintas entradas es esencial para que tu web alcance altos niveles de autoridad. Además, incluir enlaces internos a otras páginas de tu web es muy recomendable ya que transmitirá la autoridad de tu dominio principal a las diferentes subpáginas que vayas creando progresivamente.

Por último, una de las prácticas que se suelen olvidar y aporta resultados positivos para la autoridad de tu web es participar en diferentes blogs de tu temática a través de las secciones de comentarios. Gracias a ello conseguirás enlaces a tu dominio provenientes de otras web de tu mismo sector y te ayudarán a conseguir más visitas para tu web y contactos de gran valor.

Confianza

La confianza de tu web está basada en los contenidos de la misma, y si estos son de fiar. En este caso no se trata tanto de que las informaciones que ofrezcas sean verídicas, si no en la seguridad de diversos procesos como el tratamiento de datos, especialmente cuando se trata de datos bancarios. En definitiva, se trata de que tus usuarios se sientan seguros a la hora de navegar por tu página y, especialmente, a la hora de realizar pagos.

Uno de los signos básicos de que una página es de confianza o segura es la “s” que se añade en tu “http” (HyperText Transfer Protocol). Para que esto aparezca en tu URL, será necesario obtener un “certificado SSL”. Este es uno de los primeros pasos esenciales a la hora de iniciar un sitio web y dotarlo de la confianza necesaria para que funcione tanto a corto como a largo plazo. Estos certificados se pueden comprar a diversas autoridades de certificación de confianza como por ejemplo VeriSign, GeoTrust, o Digicert entre otras.

Cómo mejorar la Confianza de tu web

En general, la confianza de tu sitio web está más relacionada con lo que tus visitantes piensan de ella que con las propias valoraciones de Google. Al fin y al cabo, tanto los buscadores como tus posibles clientes buscan las mismas señales para decidir si tu página es de confianza. Como hemos mencionado anteriormente, la seguridad en los pagos y la gestión de los datos bancarios es esencial. Para ello es imprescindible que trabajes con plataformas de pago seguro y que tu dominio comience por https, signo de HyperText Transfer Protocol. Esto se consigue con los llamados certificados SSL.

Estos certificados son sellos de confianza online, que indican a los visitantes de tu web que todos los procesos relacionados con la transferencia de datos personales son seguros. Se trata de protocolos de seguridad que transmiten datos encriptados para que tan solo la persona que navega y el servidor sean capaces de descifrarlos. Estos certificados también aseguran que los datos son transmitidos a los servidores correctos en todo momento.

Los pilares para mejorar el EAT de tu web

En definitiva, trabajar la experiencia, autoridad y confianza de tu web te acercarán a conseguir el éxito online gracias a un posicionamiento eficiente. Para ello recuerda trabajar en los principales pilares que hemos desarrollado en este post:

  • Contenidos informativos y detallados que provengan de expertos
  • Obtener backlinks de calidad y trabajar la estructura de tu web
  • Asegurar la máxima seguridad para los visitantes de tu página