emprender en la internet

Emprender en la internet: 5 maneras de ganar dinero haciendo lo que te gusta

Redactor Rock Content
¿Quieres saber cómo algunas personas ganan dinero en la internet? Conoce algunas posibilidades de emprender en la internet haciendo lo que amas.

Si hiciste clic en este texto, probablemente estás buscando alternativas que te permitan hacer algo que te guste y que también paguen tus cuentas.

Si antes el escenario que acabamos de describir parecía imposible, hoy en día, con el avance de internet, cada vez más personas están consiguiendo transformar sus hobbies y habilidades en actividades lucrativas y construyendo una reputación online  en los más diversos segmentos.

¿Quieres saber cómo hacen estas personas? Conoce algunas posibilidades de emprender en la internet haciendo lo que amas.

Las listas son las mejores amigas de los emprendedores

El primer paso para que cualquier persona pueda comenzar a emprender en la internet es descubrir qué es aquello que más le gusta hacer o cuál es el tema que domina dentro de las habilidades que tiene. Esa elección es muy importante, porque después de crear un emprendimiento necesitarás investigar constantemente sobre aquel asunto, y será más fácil si es un asunto con el que tienes afinidad.

La mejor forma de ver tus opciones y acertar en tu elección es creando listas. En una columna pon tus áreas de interés, en la otra escribe aquello que sabes hacer realmente bien. La elección surgirá naturalmente de tus intereses y habilidades.

Existe la posibilidad de que estés buscando un cambio radical en tu carrera que implique crear un negocio sobre algo completamente diferente de aquello que sabes hacer. Si es tu caso, también será necesario que hagas una lista con los temas que necesitarás estudiar para transformarte en una referencia en este segmento.

¿Qué hacer con tus habilidades?

Conforme dijimos al inicio de texto, en internet existen diversas opciones para quienes desean ganar dinero trabajando en lo que les gusta. Las opciones a seguir, tal vez sean las más comunes para quien pretende actuar en el mercado digital, pero no significa que debas restringirte a ellas.

Recuerda que tu producto debe estar alineado con la persona que definiste para tu negocio. Pensar en las necesidades de este público, proponiendo soluciones que agreguen valor a su jornada es fundamental, en el caso de que quieras tener un retorno positivo en tus ventas.

1. Cursos online

Los cursos online son materiales educacionales que son vendidos o distribuidos gratuitamente por internet, también conocidos como productos digitales o infoproductos. Pueden ser contenidos enfocados en áreas de conocimiento, tales como Español, Matemática, Finanzas, o enseñándole a las personas a desempeñar tareas cotidianas como cocinar, organizar roperos, entre otros temas.

La principal ventaja de crear cursos online es que puedes dejar el contenido a disposición en diferentes formatos como ebooks, video clases, audiolibros, podast o, inclusive, combinarlos entre sí.

Un consejo importante, para productores que están empezando ahora, es elegir una plataforma confiable para hospedar su producto digital, que incluya funciones necesarias para ofrecerle una experiencia completa a tus compradores.

De esa forma, evitarás perder tiempo y energía en actividades que no dominas y puedes, de esa forma, enfocarte en desarrollar un producto con mayor valor agregado.

2. Canal de YouTube

YouTube es el segundo canal de búsqueda más usado del mundo, perdiendo solo frente a Google, es decir, que si elaboras un contenido de calidad y utilizas las estrategias correctas, existen grandes posibilidades de que millones de personas vean tus videos y acompañen tu canal.

En la plataforma, es posible abordar cualquier tema que quieras, siempre y cuando, esté de acuerdo con las políticas de la red. Este es el momento ideal para volver a aquella lista de intereses y habilidades y encontrar el asunto con el que tienes más afinidad, para, de esa forma, hablar con más propiedad y, en consecuencia, atraer más fans.

El único punto de atención que debes tener con YouTube es que puede demandar más tiempo para construir autoridad en el asunto y darle rentabilidad a tu canal, pero si tus objetivos profesionales incluyen ser reconocido, sin dudas es una opción.

3. Blog

Para tener un blog necesitas saber escribir bien. La buena noticia es que nadie nace sabiendo escribir; pues, es una habilidad que se adquiere con el tiempo. Entonces, si te interesa este mercado, sería bueno que empezaras a ejercitar tu escritura ya mismo.

Entre las principales ventajas de tener un blog están: tienes libertad editorial para escribir sobre lo que quieras; puedes trabajar con plazos más largos y, además, consigues rentabilizar tu pagina con publicidad y ganar dinero escribiendo sobre temas que realmente te interesan.

4. E-commerce

Esta es una buena opción para quien desea comercializar productos físicos.

Puedes seleccionar un segmento más alineado con tus intereses y hacer una curaduría de productos para tu tienda online.

A diferencia de las opciones anteriores, un e-commerce exige más inversión en la fase inicial, pues necesitarás pagar por el dominio, contratar un servicio para montar tu tienda y comprar los productos que serán comercializados. Además de eso, debes considerar la logística de acopio y envío de los productos.

Por eso es importante hacer primero una planificación de las finanzas, previendo todos los gastos que esperas tener con tu negocio sumados a tus gastos personales en los próximos seis meses, hasta el momento en que tu inversión empiece a dar un retorno financiero.

5. Afiliación de productos.

El afiliado es el profesional que promueve productos de terceros a cambio de una comisión por cada venta realizada. En la práctica es él quien conecta el producto al consumidor final, pudiendo divulgar tanto productos digitales como físicos. Para vender, este profesional puede utilizar anuncios pagos, promover el producto en las redes sociales y blogs, compartir por e-mail marketing, entre otros.

Aprovecha para ver otras sugerencias de trabajos que puedas realizar en tu casa, por cuenta propia.

Nichos lucrativos en internet.

Para ayudarte a elegir el nicho ideal para tu primera idea de emprendimiento, listamos los segmentos más lucrativos de la internet. Tal vez, en una de estas categorías consigues descubrir algo que te guste.

Al igual que tú, millones de personas están en búsqueda de cambios en su carrera, ya sea porque están insatisfechos con su empleo actual, por la falta de autonomía o por las bajas remuneraciones, lo que resulta en una alta demanda de productos relacionados a negocios y carrera.

Cursos para profesionalizar, materiales que auxilian en la capacitación de personas o en  la estructuración de nuevos negocios se encuadran en esta categoría.

Salud y deportes

En los últimos años, el culto al cuerpo y la preocupación con la salud hicieron que el nicho de Salud y Deportes se trasformara en un excelente segmento para quien desea comenzar un negocio propio.  Puedes crear un producto sobre recetas fitness, guías para musculación e inclusive ejercicios para que las personas puedan practicar en su casa.

Enseñanza y Educación

Sólo en 2015, el mercado de Educación a Distancia (EAD) hizo circular 107 billones de dólares, incluyendo cursos libres, educación corporativa y graduación a distancia. Son ejemplos de materiales de educación: clases de idiomas, cursos preparatorios para concursos públicos y para exámenes de ingreso a la universidad, clases de redacción entre otros.

Relaciones.

Que tire la primera piedra aquel que nunca buscó en internet soluciones para crisis de una relación amorosa o familiar. Este es uno de los motivos por el cual productos sobre “Cómo conquistar un nuevo amor”, “Cómo superar el fin de una relación”, “Cómo relacionarte con tu familia”, tienen tanto éxito online.

Desarrollo personal

En la misma línea que el nicho de carrera y negocios, los productos para desarrollo personal buscan descubrir y valorar el potencial de cada individuo, método también conocido como coaching. Tipos de productos para esta categoría: curso para elevar la autoestima, cómo aumentar la productividad, cómo definir metas personales, cómo mantenerse motivado, entre otros.

Ventajas de trabajar haciendo lo que te gusta.

Te vuelves más productivo en el día a día.

Cuando el trabajo deja de ser una obligación para volverse una actividad placentera, naturalmente, te vuelves más productivo, pues no te quedas contando las horas para que se termine el día de trabajo. Esa productividad también se extiende a otras áreas, propiciando un mayor desarrollo personal.

Siempre quieres saber más sobre lo que haces.

Quien trabaja en lo que le gusta ve la especialización como una oportunidad de evolucionar constantemente en aquello que hace, como un cocinero, por ejemplo, que tiene interés en descubrir condimentos exóticos para agregar a sus platos.

Tienes más tiempo libre.

El profesional autónomo tiene horarios más flexibles y, por ese motivo, consigue tener compromisos diversificados en su agenda y una vida personal más equilibrada. Pero atención, no confundas “tener horarios flexibles” con trabajar menos, este es uno de los mitos sobre el mercado de productos digitales.​