¿Cómo usar una ERP para mejorar tus ventas?

Redactor Rock Content
Un ERP puede ser un diferencial para impulsar las ventas de tu empresa. ¿Quieres entender cómo funciona? ¡Te explicamos todo en esta publicación!

Responde rápido: ¿aceptarías subir en un avión sin panel de control, pilotado apenas con base en la experiencia del piloto?

Por supuesto que no. Y esto se debe a que, sin datos, es simplemente imposible ser bien sucedido en cualquier trabajo.

Pues lo mismo ocurre con tu empresa, especialmente con relación a tu esfuerzo para impulsar las ventas.

La verdad es que, en la era de los negocios digitales, no es posible ser competitivo trabajando con sistemas diferentes para el área de gestión de personas, para el jurídico y para el stock.

¿Ya has pensado que el departamento financiero, por ejemplo, tiene actividades íntimamente conectadas al departamento de contabilidad? Por eso, es esencial que haya integración. Esa es justamente una de las mayores ventajas de un ERP (Enterprise Resource Planning).

¿Sabes qué es un ERP y cómo esa solución puede ayudar tu empresa en la práctica? ¡Descúbrelo en nuestro post de hoy!

guia-gratis-de-ventarketing

¿Cómo un ERP puede impulsar las ventas de una empresa?

Las personas que trabajan con ventas lo saben muy bien: la rapidez en responder es fundamental para cerrar buenos negocios.

La velocidad para chequear datos, negociar y emitir pedidos exige que los vendedores estén en contacto permanente con gerentes y directores comerciales. Y esto se vuelve todavía más complejo cuando la actuación del equipo involucra trabajos externos.

Así que sabelo: la agilidad es el primer efecto de un ERP.

Otra cuestión complicada en el día a día del equipo de ventas es comprender cómo definir el margen máximo de negociación.

Evidentemente, no hay forma de que el profesional llame todo el tiempo a la empresa, solicitando reiteradamente autorizaciones para concesión de descuentos. La buena noticia es que, con un ERP, incluso este límite puede ponerse en parámetros en el sistema, evitando ventas abajo del límite mínimo exigido por la organización.

¿Cuáles son los mayores beneficios de implementar un ERP?

Reducción de costos

Al principio, parece antagónico anunciar un gasto con un ERP como una medida económica, ¿no es cierto?

Pero comprenderás la lógica ahora, al recordar que la inversión en TI, cuando bien realizada, presenta uno de los más grandes retornos de la inversión del mercado. Ya ha empezado a tener sentido, ¿verdad?

Con un ERP para impulsar las ventas, tus representantes comerciales no necesitarán más de catálogos, puesto que todo el portafolio de la empresa estará al alcance de sus manos, en sus smartphones. La movilidad es una de las grandes ventajas de los ERPs modernos.

La gerencia de ventas externas puede monitorizarse en tiempo real, lo que amplía la productividad. Eso sin hablar de los indicadores, que permiten entender los gaps de cada colaborador, eventuales necesidades de capacitación, entre otros elementos que dan a la compañía una conciencia holística del negocio.

Como puedes imaginar, todo eso resulta en maximización de lucros y reducción de costos.

Seguridad de los datos

En la práctica, no son pocas las empresas que ya sufrieron en virtud del robo de datos estratégicos o de los temidos fraudes contables.

Lo que hay que entender, lo antes posible, es que de nada sirve tener un equipo comercial de altísimo desempeño si la contabilización de los lucros en la corporación se realiza sin la seguridad adecuada.

Y aquí entra el ERP, promoviendo avances relevantes en la gobernanza y en las estrategias de cumplimiento de la compañía. Eso porque, con el uso de este tipo de solución empresarial, todas las informaciones corporativas pasan a traficar digitalmente, registrando los rastros de cada funcionario que usa el sistema – cuándo ha accedido, en qué horario, desde cuál IP y qué exactamente ha alterado.

Eliminación de ruidos

¿Cuál será el tamaño del prejuicio en la reputación de la empresa si los equipos de ventas y de stock no están alineados?

Muchas veces, la simple falta de un sistema integrado forma innumerables huecos en la organización, que impiden que la empresa logre impulsar sus ventas.

Imagina vender un producto que no está más disponible en el stock. Este mal entendido puede transformarse en una tragedia para la credibilidad de la empresa, ¿de acuerdo?

Este caos también puede hacer que un representante comercial cierre una venta para un cliente que esté en negativo por no tener como chequear el sistema de la empresa in loco, tampoco tener contacto directo con los profesionales del jurídico. Estos gaps de información son resueltos con un ERP.

Gano de previsibilidad

La centralización de los datos empresariales en un único sistema confiere inteligencia operacional a los procesos.

Así, las ventas pueden generar bajas automáticas en el stock, los demostrativos de resultados y flujos de caja son actualizados en tiempo real y las metas y los indicadores son monitorizados durante todo el día.

Como puedes ver, un sistema ERP funciona como un centro de control corporativo, que permite la obtención de pronósticos más precisos, volviendo la empresa menos susceptible a la imprevisibilidad del mercado.

Escalabilidad del negocio

Imagina el siguiente escenario: la empresa empieza con un equipo comercial de 5 vendedores. Después de un tiempo, el equipo crece y se suman más 40 profesionales.

Son 9 veces más vendedores generando pedidos, haciendo consultas de restricciones de registros y necesitando del apoyo del área de marketing para promover productos. Son también 9 veces más vendedores monitorizados, con metas y evaluaciones de desempeño que gestionar.

 

Si todavía quieres hacer todo eso con tu sistema legado, evidentemente tendrás problemas.

Llega un momento que, con un software obsoleto, no consigues más controlar absolutamente nada. Así, sin control de indicadores, algo es cierto: tu empresa navegará en mares agresivos, contando totalmente con la suerte. Y eso suele no salir bien.

¿Qué funcionalidades del ERP pueden impulsar las ventas?

Integración de datos

Integrado al CRM, el ERP permite que vendedores y gerentes consulten todo el histórico de compra de los clientes.

Esta funcionalidad facilita la comprensión de detalles como la estacionalidad de los pedidos, artículos más solicitados y ticket promedio. Con eso, el equipo comercial logra ser más propositivo en el abordaje de ventas y, así, obtener mejores resultados.

Emisión de notas, boletos y presupuestos

Tener todos los documentos de interés del área comercial en un único sistema (que puede, incluso, accederse a partir de smartphones) contribuye para la gestión eficiente de los pedidos y da más agilidad al equipo.

Un software empresarial completo todavía permite acompañar las proyecciones de ventas en el mes a partir de gráficos e informes gerenciales avanzados, favoreciendo la definición de estrategias para impulsar las ventas.

Acompañamiento y comparación de resultados

Un ERP une matriz y filiales en una única solución de inteligencia comercial. Así, el gestor consigue monitorizar las operaciones de todas las tiendas de la red, controlando remotamente el stock, el financiero, las ventas y las movimentaciones de consumo de los clientes.

También es posible comparar los resultados de las unidades. Todo este reconocimiento subsidia la orientación de los equipos y la mejora en los resultados de las ventas.

Control de stocks

Acompañar los productos disponibles en el stock, proporcionando al sector todas las estimativas de ventas, garantiza la elaboración de un planeamiento conjunto de insumos y mercaderías, evitando desperdicios y caídas en el giro de los stocks.

A esta altura, ya has notado que ignorar las nuevas tecnologías ciertamente te costará competitividad en el mercado, ¿correcto?

Es un hecho: en tiempos de movilidad corporativa, impulsar las ventas impone la transición de la empresa hacia la transformación digital. ¡No pierdas la oportunidad!

Por fin, si te ha gustado nuestra publicación, ¡no te olvides de compartirla en tus redes sociales!