Errores al escribir un texto

5 errores que comprometen la calidad de los textos para web que debes evitar

José Fermín
Mientras acompañaba a un grupo de varios redactores, percibí que muchos no entendían cómo sus artículos no conseguían un buen desempeño en el medio digital, o incluso peor, cómo era posible que sus textos fueran reprobados. Pero no era porque escribían mal, para nada. Estos eran redactores muy buenos, con buenos hábitos de escritura y habilidad para estructurar las ideas.

Resulta que para escribir para Internet, la cosa cambia un poco y algunos puntos se vuelven más importantes a la hora de la construcción del contenido. Pensando en eso, enlisté algunos motivos clave que comprometen la calidad de tu texto para web.

¡Empecemos!

No conocer a la persona a fondo

Tu texto está increíble: bien escrito y estructurado, con jergas de negocios y algunas palabras que tu mamá adoraría que repitieras frente a sus amigas para decir: “¿ven que culto es mi hijo?”.

Sería un gran artículo sin duda, si no estuviese dirigido a un joven sin conocimiento sobre el asunto, cuyo único objetivo es informarse sobre el “control financiero” para colocar sus finanzas personales en orden.

Un buen redactor web es aquel que entiende a la persona que le está escribiendo, consiguiendo adaptarse a ella y a sus problemas, para que el escrito tenga más sentido para el lector.

No definir la palabra clave antes de comenzar

La palabra clave es uno de los elementos más importantes de un artículo online, ya que resumen la idea central del contenido y tiene un impacto crucial en los motores de búsqueda.

Al comenzar a escribir un artículo sin la palabra clave en mente, estás arriesgando no solo dejarla a un lado, lo que ya es grave de por sí, sino también dejar de responder la pregunta del usuario.

Pues, al definir “Control financiero para universitarios”, sabes que este es el problema central que necesita ser resuelto, y que esta palabra clave debe estar en el título (al final, eso es lo que llamará la atención de la persona), y a lo largo del texto.

Por lo tanto, una vez que la definas, no olvides colocarla en el título y en el primer párrafo por 2 motivos:

  1. Para que el lector perciba rápidamente que el contenido que está leyendo está directamente relacionado con lo que está buscando;
  2. Para que los buscadores sepan rápidamente de lo que se trata el contenido y la relevancia que tiene para el usuario que lo busca.

No enfocarse en solucionar el problema del lector

Toda forma de contenido tiene como objetivo solucionar algún problema. Hasta los mismos videos de gatitos tocando el teclado tienen una misión, que es acabar con el aburrimiento, mejorar el humor, o algo por estilo. Y para tu artículo, la cosa no es distinta.

Independientemente del tema, la solución que se presenta debe ser real, a fin de cuentas eso es lo que está buscando el lector.

Entonces, recuerda la palabra clave, el briefing del trabajo y asegúrate que lo que escribes resuelve el problema.

No sirve de nada un texto bien escrito que no solucione el problema del lector. Por muy bueno que sea, si no ofrece una solución, la calidad de tu texto será perjudicada. Recuerda que un buen contenido es aquél que necesita la persona indicada, en el momento indicado.

No escribirle a una persona

Bueno, antes mencioné la importancia de las palabras clave, ¿no? Pues resulta que muchos redactores acaban exagerando su uso y de otras técnicas de SEO, pensando más en el buscador que en el usuario. ¡Lo que es un error!

Seguir algunos consejos para la optimización del contenido es una buena idea y ayuda bastante para que el artículo sea encontrado. Sin embargo, es importante que el texto sea tan fluido y fácil de leer para el usuario como para el motor de búsqueda. Basta con decir que si no puedes equilibrar las dos cosas (SEO y fluidez de lectura), prioriza siempre al lector. Garantiza primero que tu artículo sea agradable de leer, después piensa en lo demás.

Una buena idea es utilizar, como dije antes, la palabra clave en el título y el primer párrafo, después, opta por sinónimos y otras expresiones similares. Google es lo suficientemente inteligente para saber que todo está relacionado – y tú tan asustado de Skynet.

No facilitar la lectura/escaneabilidad

Ya sabes que la vida hoy en día es acelerada. Las personas acostumbran a leer cuando encuentran algo de tiempo y, la mayoría de las veces, van directo a lo que quieren saber y luego buscan otra cosa.

Por lo tanto, un texto que no facilita la lectura, seguramente tendrá una calidad menor y no será clasificado bien por los motores de búsqueda. Para no correr este riesgo, recuerda siempre utilizar el título y subtítulo correctamente, y usar los bullet points y las listas.

Eso ayuda al usuario, facilitándole encontrar inmediatamente lo que quiere, además de que hace el texto más fácil de entender. También establecer un orden de importancia de las cosas ayuda al buscador a entender más fácilmente de qué se trata tu contenido.

Estos son algunos errores que pueden comprometer la calidad de los contenidos para web. ¿Se te ocurren más a ti o tienes alguna duda? ¡Compártenos lo que piensas en los comentarios!