Errores de SEOredes sociales son una poderosa herramienta en el medio digital, y aunque creas que sabes todo sobre ellas, te aseguramos que debes conocer aún más a fondo sus funcionalidades para lograr sacar su máximo provecho.

">

Errores y horrores: lo que NO debes hacer en SEO

Paula Obeso
Dicen que “errar es humano” y en temas de SEO, sí que es cierto. Es difícil estar en absoluto control de todos los factores que influyen en el posicionamiento de nuestras páginas, por lo que es importante dar un repaso a los errores de SEO más comunes de la web.

Conocerlos te permitirá identificar tus propias equivocaciones y tomar acciones preventivas que te eviten dolores de cabeza más adelante. ¡Aquí vamos!

Errores de SEO que debes evitar

El contenido duplicado

Este sucede cuando varias páginas tienen el mismo contenido, cosa que a Google no le gusta nada. El contenido duplicado puede darse por muchas causas que no siempre tenemos en cuenta. Por ejemplo, si una web tiene más de una url, como www.tusitio.com y tusitio.com (sin www). En este caso es indispensable elegir un dominio preferido en Google Webmaster Tools.

Otra posible causa es el abuso de las etiquetas. El objetivo de las etiquetas es agrupar los contenidos por temáticas, el peligro viene cuando usas muchas etiquetas para un mismo contenido, lo que hace que se creen varias páginas con la misma información.

No tener un diseño responsivo

A propósito, esto también puede generar duplicidad en los contenidos. Si creas un sitio para móviles diferente de tu sitio “normal”, tendrás una url adicional, tipo m.tusitio.com. Lo que podrías hacer en este caso es crear contenidos distintos para tu versión web, aunque ello te demandará más tiempo y esfuerzo.

Por eso, la recomendación es crear un solo sitio con diseño responsive, el cual se adapte a todos los dispositivos. Tener un sitio con estas características te permitirá además mejorar la experiencia de usuario y hacer que tu web esté disponible para ellos cuando y donde la necesiten. No es por nada que los sitios responsivos son muy bien acogidos por Google.

Subestimar el poder de las palabras clave

Hacer una investigación de palabras clave no solo es una práctica obligada de SEO, sino también, una forma efectiva de escuchar a nuestro público. Y es que no podemos simplemente escribir sobre los temas que nos interesen, debemos crear contenido sobre los temas que interesan a la gente.

Existen algunas herramientas que te ayudarán a hacer un estudio de palabras clave. Estas te darán una idea precisa de lo que está buscando tu público en Internet y te ayudarán a identificar temas para tus contenidos. Igualmente, al implementarlas, le dirás a los buscadores de qué tratan tu páginas, ayudando a su buen posicionamiento.

Esto no quiere decir que debas repetir la palabra clave miles de veces en un solo artículo, ya que con solo unas pocas veces es suficiente. Tampoco significa que no puedas usar sinónimos (¡debes hacerlo!).

Abusar de las palabras clave

Viene la otra cara de la moneda. Hay quienes encuentran una keyword muy exitosa y deciden usarla  en tooodos los contenidos que publican… ¡Gran error! Esto solo logra confundir a los buscadores, ya que no pueden identificar cuál es la página más relevante para esa palabra clave y terminan por definir que ninguna lo es. A esto se le llama “canibalización de keywords”.

Para solucionarlo, la recomendación es centrar cada contenido en una sola palabra clave.

Descuidar los links internos

Es muy importante identificar los enlaces rotos dentro de nuestra web y editarlos para que dirijan a las páginas correctas (existen algunas herramientas en la web que pueden ayudarte). Esto ayudará a mejorar la experiencia de usuario (todos hemos sentido la frustración de entrar a una página de error), además aumentará las vistas de páginas y el tiempo de permanencia en tu sitio.

Tip: recuerda ubicar links que dirijan a contenidos altamente relevantes, usar textos ancla naturales e incluir 2 o 3 links internos por cada pieza de contenido 😉

Descuidar los enlaces externos

Es cierto que tener links en otras páginas que apunten a tu sitio es bueno para tu SEO, pero esas páginas deben ser de calidad. Si tienes links en páginas de dudosa reputación (o no tienes nada), el efecto será contrario y afectará tu posicionamiento.

Por eso te recomiendo hacer una buena estrategia de linkbuilding y alejarte de las técnicas fraudulentas, como la compra de enlaces. Algunos buenos ejemplos de linkbuilding que puedes implementar son el guest blogging (escribir como invitado en otro blog), participar en foros y poner links en redes sociales.

Otros errores que debes evitar:

  • No promover tu contenido vía redes sociales, email o pauta. ¡Hasta los mejores contenidos necesita un empujón!
  • No aprovechar las herramientas de monitoreo que te permiten evaluar tu estrategia de marketing y tomar acciones para afinarla.
  • Usar urls con guiones_bajos. Es recomendable usar el guión-medio, ya que de esta manera los urls son más fáciles de leer para los buscadores. También es recomendable hacerlos cortos e incluir en ellos las palabras clave.
  • Publicar contenidos demasiado cortos (hasta 400 o 500 palabras). Contrario a lo que muchos creen, los contenidos que mejor se posicionan suelen tener más de 1.000 palabras, ya que demuestran un conocimiento profundo del tema.

¿Es mejor publicar un artículo corto o largo? ¡Conoce más aquí!

  • No optimizar tu título ni meta descripción. Estos deben describir tu contenido de una manera persuasiva.
  • Y por último, creer que sabes todo lo que hay que saber sobre SEO. En temas de posicionamiento y marketing, ¡es necesario aprender constantemente! 😉

seo guia definitiva

Conclusión

Espero que esta información te sirva para hacer una evaluación de tus prácticas de SEO, y que esa evaluación sea muy positiva. Y si no lo es, ¡no te preocupes! Estos errores son cometidos por muchos en todo el mundo, y ahora tú tienes el conocimiento que te ayudará a solucionarlos y a evitarlos. Así, estarás un paso adelante de tu competencia y mucho más cerca del anhelado primer lugar en los resultados de los buscadores.