cómo escribir para la webNadie nace experto en nada, mucho menos en el arte de escribir, pero, eso sí, ¡no es inalcanzable para nadie! En realidad, aprender sobre ello es divertido y hay muchos expertos ávidos por darnos consejos sobre cómo llegar al éxito según sus experiencias y que nos invitan a conocer su técnicas de escritura con el fin de que tomemos fuerzas de encontrar nuestro propio estilo.

">

[Ebook] Guía del texto perfecto: ¡aprende a escribir para la web!

Valentina Giraldo
Escribir no es un asunto que se aprende de la noche a la mañana. Es, de hecho, algo que se aprende con la práctica, con mucho análisis y, para ser sinceros, con mucha pasión.

Nadie nace experto en nada, mucho menos en el arte de escribir, pero, eso sí, ¡no es inalcanzable para nadie! En realidad, aprender sobre ello es divertido y hay muchos expertos ávidos por darnos consejos sobre cómo llegar al éxito según sus experiencias y que nos invitan a conocer su técnicas de escritura con el fin de que tomemos fuerzas de encontrar nuestro propio estilo.

Por otro lado, la escritura es quizás la forma de comunicación que más tiene variables, formas de presentación y que es determinada, muchas veces, por la exigecia de las épocas y los medios; y para ninguna se escribe igual.

Espera, espera… retomemos parte por parte.

Con aquello de las épocas me refiero a que, a través del tiempo, hubo medios predominantes como: los periódicos, que aún siguen siendo importantes, las cartas, las vallas, las revistas, flyers e incluso, la Internet. Y, aunque todos esos que mencioné siguen existiendo, hubo épocas en los que unos tuvieron más fuerza que otros.

Continuando con la reflexión, en la parte en la que mencionó que para ninguna se escribe igual, quiero decir que cada uno de esos medios tiene un estilo y una demanda. No es igual escribir una carta a escribir un anuncio en el periódico. Así como tampoco lo es escribir un artículo en una revista que para la Internet, ¿concuerdas?

Así que no vale solo practicar diariamente para aprender a escribir, también es fundamental entender bien el medio por el cual quieres comunicarte para atender sus exigencias y que tu escritura sea realmente bien apreciada. Existen referencias para cada uno de los medios, ¡es solo buscarla y comenzar a aplicar!

Y bueno 🥁 en este artículo de hoy, quiero ser tu referencia para enseñarte sobre la escritura para la web; que es sobre la que más he aprendido en este último tiempo y he ido perfeccionando de a pocos mi estilo y la forma en la que puedo ser relevante para dicho medio. ¡Sigo en esta labor! Pero lo que llevo hasta ahora, es exactamente lo que quiero transmitirte y lo haré a través con una guía genial que construí.

Guía del texto perfecto: aprede a escribir para la web

En esta guía me dediqué a reunir las mejores técnicas y buenos consejos que te permitirán hacerte un experto en la escritura para la web, eso sí, ¡sin olvidar mezclarlos con la práctica!

Accede a la guía, ¡podrás descargarla gratis! Es solo entrar al enlace 😉

Realmente es bastante útil e Internet te lo agradecerá. Cada día se suben a este medio miles y miles de contenidos, de los cuales la mayoría no son interesantes ni cumplen su función de informar, entretener o educar; pero, después de leer la guía, te aseguro que se relevante se convertirá en tu meta personal y ya verás cómo empiezas a ecribir textos perfectos para la web.

De forma más específica, con la guía aprenderás sobre:

  • Dónde obtener ideas de redacción para la web

  • Cómo definir las ideas de las que escribirás

  • Aspectos importantes del contenido

  • Técnicas de la escritura creativa

  • Secretos del copywriting

  • Entre otros

Guía del texto perfecto

Una vez decidas descargar el ebook, te aconsejo guardarlo en tu escritorio o darle en favoritos a este artículo en Internet, para que puedas acudir a él fácilmente cuando quieras verificar la información o tomar nuevas ideas para implementar en tu estrategia y planeación.

De igual modo, ¡compártelo en tus redes sociales para que ayudes a otras personas con su escritura y cuéntanos qué tal te pareció!