frecuencia de publicaciónresponsivos. Hoy, mucho más que en 2015, tener un sitio responsivo es decisivo para las empresas que operan en el mercado en línea. Para tener una idea más clara, he aquí los datos de Google Think Insights:

">

¿Existe una dosis perfecta para publicar en tu blog? ¡Seguro que sí y eso es lo que te ayudaremos a descubrir!

Tatiana Grapsas
Si tienes un blog, o si acaso planeas crear uno, seguramente ya te has preguntado qué frecuencia de publicación debes seguir: ¿una vez por semana? ¿a cada 15 días? ¿una vez al mes?

Te adelanto que la frecuencia perfecta no existe. Además, no podría darte un número exacto sin saber, por ejemplo, cuál es tu estrategia o el objetivo de tu blog. Así que, antes que nada, te invito a conocer algunos factores esenciales para que lleves en cuenta, analices y por fin elijas con sabiduría tu cantidad de entradas. ¿Me acompañas?

Preocúpate con la frecuencia de publicación

Existen buenas razones para que te preocupes con la frecuencia de tus posts.

El contenido de tu blog es lo que atrae a los lectores y los convence a volver a tu página. La frecuencia es fundamental — ella te ayuda a conseguir el tan soñado tráfico, y el tráfico, a su vez, es lo que genera los resultados que quieres alcanzar.

Todavía, la frecuencia es capaz de mejorar tu SEO, lo que te ayuda a ser encontrado por los usuarios en los motores de búsqueda y, si eres un negocio, no hay mejor forma de hacer pasar a tus clientes por el embudo de conversión que a través de una buena frecuencia de publicación.

Sin embargo, la frecuencia es algo variable y su definición depende de las especificidades de tu blog.

4 preguntas que debes hacerte antes de definir tu frecuencia

Estas 4 preguntas sencillas son capaces de aclarar tu mente y ayudarte en la misión. ¡Toma nota de tus respuestas!

¿Cuál es el objetivo de tu blog?

No es lo mismo tener un blog personal, un blog para lograr ingresos por publicidad o un blog para vender productos. Cada uno tiene un objetivo y es él el que guiará la producción, tanto en nivel de frecuencia, como de temática y hasta de distribución.

Es importante que tengas la finalidad de tu blog bien definida para que puedas crear tu estrategia y definir metas claras.

¿Qué tipo de contenido produces?

La temática de tu blog dirá mucho sobre tu frecuencia. Existen 2 motivos para eso:

  1. Dependiendo del asunto, escribir demasiado no es tan atractivo para tu audiencia. Es decir, si escribes sobre el mundo del entretenimiento y publicas noticias, seguramente publicar varias veces al día será una buena opción. Pero si tu contenido es más extenso, como tutoriales, análisis detallados, estudios, etc., tus lectores necesitarán más tiempo para digerir las informaciones.

  2. Existen temas que no tienen “material” suficiente para publicaciones constantes. Así de simple. Un blog sobre tecnología tendrá muchas más novedades que un blog sobre origami, por ejemplo.

¿Quién es tu público?

Para asegurarte de ofrecer información relevante en tus publicaciones en una buena periodicidad, necesitas conocer a tu público. Si creas una persona, que es una representación ficticia de tu cliente ideal, teniendo en cuenta datos demográficos, comportamentales, aparte de intereses y motivaciones personales, ya estarás un paso al frente en tu estrategia de marketing de contenidos.

A modo de ejemplo: si tienes un blog sobre juegos, es muy probable que tu público sea adolescente y disponga de más tiempo para acceder y leer tus publicaciones. Pero si tu blog es sobre inversiones y finanzas, tus lectores (aunque tengan mucho interés) ya no dispondrán del mismo tiempo.

¿Cuánto tiempo puedes dedicar a la producción de publicaciones?

Estás entre amigos, comentas que debes irte porque tienes que redactar un artículo y uno de ellos suelta la frase: “¡pero si no debes tardar más que media hora para escribirlo!”. Te hierve la sangre, pero es tu amigo y lo quieres mucho, así que lo relevas, ¿verdad?

Aunque tu amigo no lo sepa, existen actividades que necesitas realizar antes, durante y después de escribir un artículo para que tenga calidad y alcance buenos resultados:

  • elegir el tema sobre el que escribirás;
  • estudiar acerca de él;
  • investigar palabras clave;
  • divulgar tu publicación.

Entre otras cosas. Esto requiere tiempo, así que saber de cuánto dispones te será de gran ayuda para definir no solo la frecuencia, sino también la extensión de tus contenidos.

Buenas prácticas de la frecuencia

Conoce tus limitaciones

Si eres un negocio, ¿ya has considerado el tamaño de tu empresa, quiénes son tus competidores o si tienes equipo suficiente para producir la cantidad de publicaciones que deseas? Y si eres un blogger, ¿has verificado tu tiempo disponible, tu presupuesto o la posibilidad de realizar guest posts?

Es de suma importancia que, además de comprender tus limitaciones, las respetes. De esa forma, no comprometes la calidad de tu blog, ni tampoco tu salud, sea empresarial o personal.

Cantidad vs calidad

Es cierto que más publicaciones generan más visitas, además, si tienes un blog con muchas entradas, tendrás que hacer cada vez menos esfuerzo para lograr tráfico, pero ten esto mente: no importa en que frecuencia publiques, si no produces contenido de calidad, no tendrás éxito.

Si priorizas la cantidad, tarde o temprano el público se dará cuenta. Si no tienes condiciones de ofrecer material de valor a tu audiencia en gran medida, no te preocupes, mientras sea algo interesante, ellos no se importarán de esperar una semana para recibir novedades.

Sigue un ritmo constante

Publicas 2 veces al día o una vez a cada 3 días — no importa. Mantén tu ritmo constante y cumple con el calendario de publicación que has definido.

Una vez que elijas tu frecuencia y los lectores se adapten, cambiar todo o dejar de publicar es tirar piedras contra tu propio tejado. Eso te quita toda la autoridad en el tema, además de desperdiciar todos los esfuerzos que has gastado en la creación de tu audiencia.

Analiza los resultados

Analiza los resultados de tu blog, son estos datos que te ayudarán a prosperar y a saber si tu contenido está agradando en términos de calidad y cantidad. A partir de eso, tienes una idea si tu estrategia de publicación está surtiendo efecto o si necesita ser readaptada.

Consejos de frecuencia de publicación

Aunque no existe una regla, como expliqué anteriormente, algunos expertos sugieren orientar la frecuencia de acuerdo con algunas metas:

Quiero aumentar el tráfico del blog (crecimiento máximo): 3 a 5 posts por día, o más.

Quiero mantener la tasa de crecimiento del blog (crecimiento estable): 1 post por día, por lo menos.

No tengo interés en acelerar el crecimiento del blog (crecimiento lento): 2 o 3 posts por semana, o 1 post a cada tres días.

Mi blog personal es mi hobby, no tengo interés en crecer (crecimiento muy lento): 1 post a cada tres o cuatro días.

Cada blog tiene características y objetivos distintos, así que es casi imposible decirte cuántos posts debes hacer. Lo que sí te aconsejo es que analices tu situación y elijas de acuerdo con lo que mejor se adapte a tu condición actual.

No te olvides: las palabras clave de una frecuencia de publicación son constancia y calidad, con esto será mucho más fácil fidelizar a tus lectores y obtener éxito con tu blog.

Por otro lado, ¿tienes experiencia en la producción de contenidos? Tengas experiencia o no, ¡te invito a leer el ebook que creamos sobre el tema! Descárgalo, ¡es gratis!

producción de contenidos