Hambre de poder

Las 11 mayores lecciones de negocios de la película Hambre de poder que inspirarán tu estrategia

La película Hambre de Poder muestra cómo la visión, procesos y coraje posibilitaron que un hombre construyera el mayor imperio alimenticio del mundo. 
Kit domina googlePowered by Rock Convert

La película Habre de Poder (The Founder), me hizo reflexionar durante un tiempo sobre como alugnos procesos, mindset y actitudes pueden ser grandes diferenciales para una empresa exitosa. Principalmente, cuando se trata de conquistar un diferencial y hacer que una empresa gane espacio ante la competencia. 

Las lecciones que esta película ofrece son valiosas tanto para dueños de restaurantes como para CEOs de startups, o mismo para quien tuvo una gran idea, pero tiene miedo de ponerla en práctica. 

En este artículo veremos cómo empezó la historia del gran imperio del Mc Donald’s y como todo comenzó. 

Cómo empezó mi reflexión 

Al inicio de mi larga y conflictiva reflexión (confieso que no conseguía parar de pensar en la película), tengo que admitir que me quedé enojada con Ray Kroc (el creador de la red de franquicias de Mc Donald’s). Eso porque él tuvo algunas actitudes un poco sospechosas.  

Pero vamos a olvidar el tema cuestionable y pongamos atención en la parte buena, en como él consiguió transformar el Mc Donald’s en la mayor cadena mundial de restaurantes fast food del mundo. También es interesante prestar atención en cómo podemos sacar lecciones de valor tomando como base la historia de la cadena de alimentos. 

¡Tengo seguro que como mínimo, saldrás con hambre después de terminar de leer este texto! 

Una de las cosas que puedo adelantar es que no fue con el mejor sandwich, el mejor milk shake o las mejores papas fritas del mundo que ellos consiguieron abrir más de 35 mil puntos de venta en 119 países. 

El comienzo del imperio 

Cuando Kroc visitó por primera vez el restaurant de los hermanos Mc Donald’s en San Bernardino, California, tuvo una gran y buena sorpresa. 

El restaurante no tenía nada a ver con lo que él había visto hasta aquel entonces. Y eso que bastante había viajado por los EUA como vendedor.  

Lo común, en la mayor parte de los drive-ins, era la existencia de muchas opciones de platos en el menú, meseras patinando por todo lado y entregando los alimentos para los clientes en sus propios vehículos. Pero lo que más caracterizaba los restaurantes tradicionales era la demora para entregar el pedido e inclusive, proporcionar el plato equivocado a los clientes. 

Nada más estresante que estar hambriento, esperar mucho tiempo para recibir el pedido y cuando llega que este sea cambiado, ¿verdad? 

Los grandes diferenciales del Ms Donald’s hasta aquel momento 

Lo que ofrecían era bien diferente de lo común. Realmente, el modelo de negocio era novedad para casi todo el mundo que no vivía en la ciudad de San Bernardino. 

El menú era restricto, con pocas opciones, la atención funcionaba en el modelo self-service y, lo que más llamó la atención de Kroc, un sistema de producción llamado Speede. Actualmente, este modelo sigue vigente en una buena cantidad de restaurantes fast-food. Uno de los diferenciales de este tipo de operación es que los procesos son bien definidos. 

Cada uno de los funcionarios sabía perfectamente lo que hacer y cuándo hacer para entregar los platos de forma rápida y exacta. A pesar de primar por la agilidad, también consideraban fundamental conservar el sabor y la calidad, características esenciales para el éxito del negocio y para los hermanos Dick y Mac. 

Era como una máquina. Todos en sus puestos colocando dos trozos de pepinillos en cada hamburguesa, cantidad determinada de salsa de tomare y de mostaza, las papas siendo freídas con tiempo cronometrado. 

hambre de poder

La piedra en el camino de Kroc 

Inmediatamente Kroc imaginó decenas, centenas, millares de pequeños restaurantes en todo el país, en un modelo de franquías. Pero, los hermanos Mc Donald’s no tenían la misma visión de negocio que Kroc, que necesitó utilizar algunas actitudes agresivas para conseguir lo que quería y generar un imperio billonario. 

Pero, ¿cómo toda esta historia puede ayudar en el crecimiento de tu empresa? ¿Cómo puede aumentar las oportunidades de obtener una ventaja competitiva que diferencie tu negocio del realizado por la competencia? Bueno, sobre esto vamos a hablar ahora. 

11 lecciones valiosas de la película Hambre de Poder 

1. Soluciona los problemas de los clientes 

No es porque algo fue hecho de forma repetitiva y fructífera en el pasado, que no puede ser mejorado o cambiado.  

Los hermanos Mc Donald’s cambiaron la forma de servir hamburguesas en el mundo e inventaron un concepto totalmente diferente con algo que ya existía ha muchos años. 

Personas innovadoras no acostumbran a pensar siempre de la misma forma. Por eso, es bueno quedar atento en las novedades del mercado que puedan beneficiar tanto a la empresa como a tus clientes. ¡Y di no al status quo! 

2. Tenga consciencia del diferencial de tu negocio 

Existían muchos restaurantes en los EUA, y un punto en común entre todos ellos era lo que más molestaba a los clientes: la demora para la entrega de los pedidos.  

Fue exactamente en este punto que el Mc Donald’s creó su principal diferencial en aquella época y solucionó un problema que sus clientes tenían. Así, se convirtieron en una referencia. 

Encuentra tu diferencial y prioriza que este tenga como foco mejorar la relación cotidiana con tu cliente. 

3. Procesos, procesos y más procesos 

Los hermanos Mc Donalds, Dick y Mac, crearon un proceso que revolucionó el segmento siguiendo el concepto de Henry Ford para la producción de vehículos. Fue de esta manera que consiguieron entregar sus platos a los clientes con rapidez y calidad. 

Sin procesos no hay como entregar servicios de calidad diferenciada para todos los clientes. Esto puede ocasionar insatisfacción y contratos cancelados. 

4. Sé competitivo 

Hay que estar pendiente de lo que la competencia hace. Es importante gastar tiempo y esfuerzos pensando en la próxima innovación, en cómo puedes ofrecer resultados más efectivos para los clientes y cómo puedes asumir una postura diferenciada Kroc invirtió en novedades y estas potencializaron aún más el éxito que la empresa ya había logrado. 

5. ¡Si no fue efectivo, sigue adelante! 

Antes de que Kroc consiguiera administrar toda la red Mc Donald’s, padeció muchas frustraciones cuando no conseguía aprobar sus ideas con los hermanos. Pero encontró una solución mayor para conseguir lo que deseaba. 

No dejes que una frustración cambie tus perspectivas y planes. No permitas que una situación negativa te lleve a desistir de tu sueño. Las personas exitosas que conozco ya pasaron por diversos fracasos. ¡Así que levántate y vuelve a empezar porque nuevas y mejores ideas aparecerán! 

6. Cuenta con un equipo comprometido con la empresa 

Dick y Mac tuvieron muchos problemas, pues no conseguían hacer que sus recomendaciones fueran puestas en práctica las personas, cambiaban los procesos definidos. Hay que resaltar que estos procedimientos eran el gran diferencial y ventaja competitiva del negocio. 

Por eso es tan importante tener un equipo de personas en el cuál puedas confiar. Es imprescindible proporcionar cursos y fuentes de capacitación para que todos logren entender el objetivo final de los trabajos. Es importante que tu equipo también comparta los mismos valores que la empresa. Así, es posible generar sintonía entre los objetivos personales y los de la organización. ¡Un equipo unido siempre aumenta la posibilidad de alcanzar las metas empresariales! 

7. Sé persistente… 

Kroc empezó su jornada en Mc Donald’s con 52 años. En los primeros 8 años de negocio no sacó ni un centavo de su trabajo con las franquicias. Al contrario, todo lo que ganaba y recursos que conseguía seguía invirtiendo en la red. De esta forma, es posible decir que el apostó en su sueño. 

Sé persistente. Nadie dijo que sería fácil. Los buenos resultados exigen tiempo, persistencia y disciplina. 

8. … Y curioso 

Kroc conoció a los hermanos Mc Donald’s gracias a una encomienda que hicieron de seis máquinas de milk shake de la empresa donde trabajaba como vendedor.  

El quedó curioso con la encomienda grande, ya que eso no era normal en su clientela. Por esta razón fue a conocer el restaurante que estaba ubicado a centenas de kilómetros de donde vivía. 

El podría haber festejado el pedido y seguir su vida, pero no. Demostró que la curiosidad le cambió su destino.  

Acá tenemos que reconocer que la curiosidad es fundamental. Por eso es tan importante ser curioso sobre los desafíos y objetivos de tus clientes. Muestra que estas realmente preocupado/a con sus problemas y que deseas mejorar continuamente tu oferta. 

hambre de poder

9. Experimenta siempre 

Kroc hizo varias experiencias durante la película para alcanzar su decisión final. Esto es, planea, ejecuta y mide los resultados. Haz alteraciones en tu estrategia, ejecuta nuevamente y mide. Este es un ciclo que no debe tener fin en las empresas que desean obtener mejores resultados. 

10. Deja la pereza de lado 

Al contrario de los hermanos Mac y Dick, que estaban siempre sentados en su silla en la oficina, Kroc estaba siempre en la calle visitando socios, distribuidores y franqueados.  

Así, él podía entender mejor los conflictos que aparecían en su negocio. Fue a partir de esa postura que las buenas ideas aparecieron.  

Incluso, fue así que logró su mayor insight: entender que el no estaba únicamente vendiendo hamburguesas y que estaba en el mundo de los negocios inmobiliarios. 

Sin dudas, la inversión en el sector inmobiliario fue la mejor alternativa y que le permitió crear una nueva empresa que compraba todos los terrenos donde los restaurantes de Mc Donald’s estaban localizados. 

11. Nunca es tarde para comenzar 

hambre de poder

La edad no es una limitante para que empieces un negocio desde cero y que tengas mucho éxito.  

Como dije antes, Kroc inició su jornada con las franquicias cuando tenía 52 años. Existen muchos otros ejemplos de emprendedores como él. 

Kroc era un vendedor frustrado que podría haber preferido jubilarse con un sueldo mediano. Pero, cuando percibió que se trataba de una oportunidad única, no pensó que era muy viejo para empezar todo de cero. Levantó cabeza y fue atrás de sus objetivos. 

No existe una fecha correcta para tener una idea y ejecutarla con hambre de poder. 

Ahora que sabes algunas de las más importantes lecciones que la película Hambre de Poder ofrece para tu negocio, es importante que las pongas en práctica. Algunas de ellas pueden llevar tiempo, pero seguramente valen la pena.