los mejores colaboradores

7 motivos por los cuales los mejores empleados renuncian

Redactor Rock Content
Preparamos este contenido para mostrar algunos de los principales motivos por los cuales los mejores empleados renuncian. Entonces, no dejes de verlo para entender cómo retener a tus funcionarios.

Perder un funcionario nunca será algo fácil para una empresa. Al final de cuentas, las empresas dependen de las personas para mantener su operación funcionando de la mejor forma posible y alcanzar los mejores resultados.

Podemos ir más lejos todavía, cuando un funcionario renuncia, encontrar un substituto a la altura puede ser muy difícil, pues existe tanto el costo financiero como el del tiempo para prospectar, contratar y entrenar ese nuevo colaborador, sin saber si él conseguirá obtener el mismo rendimiento del anterior.

A pesar de eso, sabemos que muchas veces es inevitable impedir que un empleado renuncie y por más que esa decisión pueda parecer algo sin sentido, en la mayoría de los casos hay una razón sólida por tras de ella.

Siendo así, sólo le queda al negocio y al emprendedor aceptar que no hay nada que pueda ser hecho. Sin embargo, es posible entender qué es lo que puede llevar a un funcionario a tomar esa decisión y trabajar para mitigar eso, ¿ok?

Por eso preparamos este contenido para mostrarte alguno de los principales motivos por los cuales los mejores colaboradores pueden renunciar.

 

1. Exceso de trabajo

Debes saber que es normal que las personas pasen por momentos de estrés y desánimo en el trabajo, pudiendo generar un descontento muy grande con la rutina. Pero nada es más perjudicial que el exceso de trabajo.

Puede parecer que no, pero lentamente desgasta la energía del colaborador, haciéndolo pensar en la renuncia como la única solución.

Podemos decir, entonces, que es necesario estar atentos a eso, pues generalmente los mejores empleados terminan teniendo este destino, sea por querer asumir muchas tareas y proyectos o porque el gestor sólo confía en ellos y los sobrecarga.

2. Falta de reconocimiento

Otro motivo por el cual los mejores empleados renuncian es la falta de reconocimiento por parte de un gestor y de la empresa como un todo, principalmente si el primer motivo que mostramos, el de exceso de trabajo, también está presente en la situación.

No es novedad para nadie que a todos les gusta ser reconocidos, ¿no es verdad? Por eso un simple elogio a un buen trabajo puede simplemente resolver esa cuestión.

El hecho es que el colaborador se esforzó para entregar el resultado esperado y no fue reconocido, difícilmente se sentirá motivado para repetir el desempeño de la misma forma.

Por eso, es necesario tener consciencia de que no se puede dejar llegar la situación a un punto en que el funcionario ya está cansado de que su trabajo no sea reconocido. En la mayoría de los casos un simple elogio resuelve esa cuestión.

3. Ausencia de nuevos desafíos.

Otro gran motivo para que los empleados pidan el despido es la ausencia de nuevos desafíos o lo que llamamos de estancamiento.

Al final de cuentas, a nadie le gusta la idea de estar parado en el mismo lugar, haciendo siempre las mismas cosas. Por más que el funcionario ame su trabajo, necesita ser desafiado para tener la motivación suficiente para ir a trabajar todos los días.

El motivo de eso es muy simple: a las personas les gusta sentir que pueden crecer y progresar y eso es un excelente combustible para que no se desanimen y contribuyan para el crecimiento del negocio.

Tener un plan de carrera bien estructurado ya es un gran paso, pues de esa forma el funcionario verá que hay un camino para seguir y crecer.

4. Falta de autonomía.

Los mejores colaboradores son aquellos que quieren autonomía, están dispuestos a dejar su marca en el trabajo que debe ser hecho. Por eso, no simpatizan con gestores que son controladores y que no los dejan trabajar como quieren.

Después de todo, recibir un desafío y poder definir cómo van a proseguir con la ejecución de esa tarea es todo lo que necesitan para mantenerse motivados a entregar los resultados esperados. En el caso contrario, el trabajo se convertirá en un peso y eso puede generar gran frustración, llevándolos a renunciar.

Por lo demás, ofrecer autonomía es una buena forma de demostrar confianza en su trabajo y no hay nada más motivador que eso.

5. Sobrecarga de responsabilidades

Ya hablamos aquí del exceso de trabajo, ¿verdad? Es bueno que sepas que una de las causas puede ser la sobrecarga de responsabilidades dentro de la empresa.

Esto sucede, pues estos colaboradores tienden a acumular trabajos y funciones de otros compañeros que ya no están en la empresa o porque simplemente fueron priorizados al recibir más tareas que los otros.

A esta altura del campeonato, debes poder imaginarte toda la energía que eso le saca al colaborador, llevándolo a  pedir el despido.

Por lo tanto, debes entender que lo mejores colaboradores necesitan recibir los trabajos más estimulantes y no simplemente apagar incendios.

A corto plazo y en algunas circunstancias puede parecer una buena idea, pero a largo plazo el negocio sufrirá con eso y podrá perder muchos funcionarios cansados de esa rutina.

6. Mal ambiente de trabajo.

El ambiente de trabajo también puede tener una gran influencia en la decisión de un colaborador que resuelve renunciar.

El hecho es que a nadie le gusta trabajar en un lugar donde la energía es pesada, donde se habla de más, donde se critica por la espalda y se obstaculiza el crecimiento.

Siempre habrá conflictos, por lo tanto, resolverlos con respeto y ética es una buena forma de que eso no se transforme en una bola de nieve que va dejando el ambiente cada vez más tóxico.

Entonces, presta mucha atención para que eso no sea un motivo para perder buenos colaboradores.

7. Promociones equivocadas

No hay nada peor para un colaborador que ver personas que no merecen siendo promovidas.

Equivocarnos en las promociones es un gran riesgo para los gestores y sus empresas, pues eso da una gran margen para que buenos profesionales salgan en busca de nuevas oportunidades.

El hecho es que cuando un empleado desempeña muy bien su trabajo y se esfuerza para eso, queriendo un ascenso puede sorprenderse si se entera que es su colega, que no hizo ni la mitad de lo que él hizo, y no él el que será promovido. La posibilidad de crear un descontento es enorme.

Por lo tanto, debes estar siempre atento para no dar promociones que puedan causar malestar entre tus colaboradores, priorizando a quien realmente lo merece.

Ahora que ya conoces los principales motivos por los cuales los mejores empleados piden despido, cuéntanos, ¿qué otros motivos podrían existir?