Marketing de Contenidos Vs. Ads: ¿Quién vence en esta batalla?

Redactor Rock Content
Marketing de contenidos o Ads: ¿en cuál de ellos debes invertir para aprovechar tu negocio en Internet? ¡Descúbrelo ahora mismo!
Kit domina googlePowered by Rock Convert

Toda empresa desea conquistar clientes y aumentar sus ingresos. Para eso, el primer paso es hacer que tu negocio sea conocido. Y, para quien está fuera de internet, eso puede ser más difícil.

Fortalecer la presencia digital es importante para empresas de cualquier tamaño y en todas las etapas de desarrollo. Para eso, puedes adoptar estrategias de marketing digital.

El marketing digital implica decenas (quizás, centenas) de estrategias y tácticas para atraer clientes y aumentar tus ventas.

A pesar de esta diversidad, la mayoría se puede agrupar en dos tipos principales: inbound outbound. El primero involucra la prospección pasiva, mientras que el segundo lo hace de forma activa.

Hay diferentes estrategias en cada categoría, pero las principales son el marketing de contenidos y los anuncios en redes como Google y Facebook. Hay un debate sin fin entre cuál de estos sistemas es mejor y cuál es el equilibrio correcto entre los ads y los métodos orgánicos.

Decidir entre invertir en contenido o en enlaces patrocinados es difícil para cualquier empresario. Como en cualquier elección, es imprescindible entender bien tus opciones.

En esta publicación, vamos a abordar lo que cada una de estas opciones tienen para ofrecer, cómo estas estrategias pueden ayudarte a construir una fuerte presencia on line y resolver el dilema Marketing de Contenidos vs Ads: en el octógono, ¿quién ganará?

 

¿Cuáles son las ventajas de los anuncios?

Un buen anuncio logra alcanzar a las personas correctas y en el mejor momento. Las campañas en Adwords o Facebook son una excelente opción para promover tu negocio, producto o servicio de manera dirigida, segmentada y también mensurable.

Ellos traen una serie de beneficios, tales como:

  • Direccionamiento: es posible dirigir tu mira exactamente hacia tu objetivo;
  • Control del mensaje: tienes control total del texto, diseño y otros elementos que aparecerán en el anuncio;
  • Segmentación: puedes segmentar tu audiencia y definir quién recibirá la oferta;
  • Ventas: puedes ofrecer anuncios en momentos de alto interés de las personas, como es el caso de Google Adwords, o relacionadas con tu interés, como en Facebook. En ambos casos, esto genera una mayor posibilidad de ventas;
  • Resultado inmediato: un anuncio empieza a valer en el preciso momento en que pagas, aumentando las posibilidades de la página de destino para recibir accesos inmediatos.
  • Mayor potencial de alcance: los anuncios pagos colocan tu sitio en una posición privilegiada, posibilitando que aparezcas entre los primeros resultados (Google Adwords) o que tengas mayor alcance orgánico con tus publicaciones (anuncios en redes sociales).

 

¿Cuáles son los beneficios del marketing de contenidos?

El marketing de contenidos tiene beneficios muy amplios. Si sigues las mejores prácticas a la hora de montar y ejecutar una estrategia, puedes:

 

  • Generar brand awareness: aumentar el reconocimiento de tu marca, productos y / o servicios que tu empresa ofrece;
  • Mejorar el engagement con la marca: provocar más interacciones y, consecuentemente, el compromiso de las personas;
  • Educar el mercado: muchas veces, tu público no entiende los productos ofrecidos por tu empresa. El marketingde contenidos te permitirá explotar mejor los servicios y productos ofrecidos, además de todo lo que involucra el universo de tu marca;
  • Generar leads: el marketing de contenidos no se limita únicamente a la audiencia. Una de sus ventajas es conseguir información de posibles clientes y calificarlos;
  • Generar ventas: es posible guiar los leads por todo el proceso de compra y prepararlos para la toma de decisión;
  • Disminuir el costo por la venta: si gastas demasiado para traer un cliente, la venta puede ni siquiera valer la pena;
  • Aumentar el lifetime-value: es decir, aumentar el tiempo que el cliente contrata su servicio. Es más barato vender a un cliente actual que traer uno nuevo.

 

¿Cuánto cuestan esas estrategias de marketing digital?

Los costos siempre entran en juego cuando hablamos de cualquier toma de decisión. Es obvio que ninguna de estas estrategias es gratuita, pero tienen estructuras de costo muy diferentes.

Los anuncios siguen un modelo simple. En la mayoría de los casos, pagas por cada clic que tu anuncio genera. Diferentes plataformas tienen costos diferentes y cada segmento tiene un nivel de competitividad.

Tanto en AdWords como en los anuncios de Facebook, el anunciante tiene total control sobre los valores invertidos. Es posible determinar cuánto se gastará por mes, por día y por campaña.

Hay una cierta previsibilidad en relación a los resultados después de que tu campaña ya está activa desde hace algún tiempo, pero antes de empezar es imposible decir con certeza cuánto vas a pagar por cada centavo que vendas.

En el marketing de contenidos, las cosas son igualmente complicadas. Aquí no tienes que pagar para iniciar una estrategia. Comenzar una acción de marketing de contenidos es relativamente barato. Necesitas un dominio, un blog ¡y el contenido!

En lugar de dinero, necesitas invertir tiempo y conocimiento para desarrollar, publicar y distribuir contenidos relevantes en varios canales, además de tener un compromiso a largo plazo.

Básicamente, esto es lo que necesitas para iniciar una estrategia de marketing de contenidos en tu empresa, pero con el tiempo, será necesario invertir también en herramientas o socios especializados para dar el siguiente paso.

En ambos casos, es posible comenzar con poco para, después, aumentar tu base. De la misma forma, alguien puede invertir millones al mes en cualquiera de esas campañas y ver resultados más grandes.

 

Para ahora o para después: corto plazo o largo plazo

Saber diferenciar entre ganancias a corto y largo plazo es el gran divisor de aguas entre los anuncios pagos y el marketing de contenidos.

Tu contenido debe ser tratado de la misma forma que una patente o una marca registrada. Es un activo, no un gasto.

Cuando creas un buen contenido que va a trabajar a tu favor durante mucho tiempo, los mensajes de blog continúan generando nuevos tráfico años después de la fecha de publicación.

Sin embargo, la mayor fuerza del marketing de contenidos también es su mayor debilidad. Se tarda tiempo para construir tus activos.

En los primeros meses de tu estrategia de marketing de contenidos verás pocas ganancias. El costo inicial por lead termina siendo mayor ya que probablemente necesitarás permanecer firme en la ejecución por algún tiempo antes de conquistar tu primera oportunidad.

Pero, en algunos meses, comenzarás a ver retornos exponenciales. El costo disminuye a lo largo del tiempo debido a que los contenidos ya publicados continúan generando cada vez más visitas y leads.

Con el tiempo, tu contenido conquista autoridad, tu tráfico y tu reputación aumentan, y tu inversión se diluye, generando más clientes y un consiguiente aumento del retorno sobre la inversión (ROI).

La publicidad paga, a su vez, puede traer un retorno más inmediato, pero en esa opción, tu retorno aumenta, sólo, si pones más dinero en la mesa. Tu ingreso puede aumentar, pero tu ROI permanece más o menos constante.

Si anuncias una serie de productos, para un público definido, durante un período, te centrarás en alcanzar el mayor número posible de conversiones en ese espacio de tiempo. Pagarás un valor prácticamente lineal por ese resultado, pero, aunque saques el dinero de la mesa, ese beneficio desaparecerá.

 

¿Ya elegiste el vencedor?

Decidir quién gana esa batalla dependerá del momento y del contexto. Después de todo, no hay una sola respuesta a esta pregunta. El ganador varía de acuerdo con lo que estés tratando de alcanzar en el momento.

Tanto los anuncios como el marketing de contenidos son efectivos, siempre y cuando se ejecuten correctamente. La mayor diferencia entre los dos es el plazo y la gama de objetivos posibles.

Con el marketing de contenidos, obtendrás mejores ganancias a largo plazo en varias áreas. Con los anuncios, tendrás ganancias más inmediatas y previsibles.

Tráfico Orgánico x Tráfico Pago

El marketing de contenido se centra en el aumento de la presencia orgánica de tu sitio en motores de búsqueda como Google, Bing y Yahoo, captando personas interesadas para tu dominio. La publicidad de búsqueda paga, por otro lado, se centra en públicos específicos.

Obtener tráfico orgánico de estos buscadores no requiere ningún gasto directo de los medios, pero requiere tiempo para producir contenido relevante, hacer actualizaciones en el sitio y construir referencias para fortalecer la autoridad de tu dominio.

El SEO es un compromiso a largo plazo, necesitando, en la mayoría de los casos, 6 meses de trabajo para ver los resultados.

Las soluciones de publicidad paga ofrecen un ROI más inmediato y pueden generar un alto volumen de tráfico relevante para tu sitio tan pronto como confirmes la campaña, requiriendo una inversión directa en los anuncios. Este costo varía, dependiendo la competencia para las palabras clave de búsqueda que desees adjudicarte.

Existen excelentes beneficios tanto para los esfuerzos de investigación orgánica, como para las campañas pagas. Cuando se hacen correctamente, ambos llevarán a excelentes resultados.

 

¿En cuál contexto está tu empresa?

El mix de inversión en cada estrategia será diferente para cada negocio. Factores como objetivos, público objetivo y presupuesto influirán en qué estrategia es mejor para tu negocio.

También es necesario tener en cuenta la etapa de la empresa en su ciclo de vida, en qué industria actúa y las fuerzas competitivas en juego.

Sin embargo, como regla general, ¡debes utilizar la publicidad paga de forma moderada y estratégica, porque es un ciclo que nunca termina!

Los profesionales de marketing necesitan generar leads para las ventas y los anuncios ofrecen una solución inmediatista. El presupuesto de publicidad paga aumenta constantemente para entregar los resultados que el equipo de ventas espera. Es un ciclo sin fin.

Compara esto con un enfoque de marketing de contenidos, que no es una solución inmediata. El desarrollo necesita tiempo, recursos y herramientas. 

A continuación, es necesario esperar más tiempo para obtener fuerza de tracción en los resultados de los buscadores y en los canales de distribución donde vive tu público.

Pero, una vez que alcanzas una masa crítica de contenido y creas la rutina de nutrir tus canales de desarrollo y promoción de contenido, la atracción se vuelve cada vez más barata.

Empresas nuevas o con presencia inmadura en la web pueden beneficiarse mucho con el sistema de anuncios al inicio de su ciclo. A medida que la empresa crece y madura, puede convertirse en un modelo de estrategia enfocada en el marketing de contenidos.

Normalmente, la mejor apuesta es emplear una combinación de los dos, considerando tus necesidades y el tiempo disponible.

Los anuncios te ayudarán a construir tu base y tener retornos inmediatos, mientras que el contenido sedimentará un crecimiento continuo con un costo cada vez menor.

 

¿Cómo combinar marketing de contenidos y Ads?

Aunque cada vez más empresas y marcas están adoptando la relación costo-beneficio del marketing de contenidos, es importante recordar que, incluso la estrategia de marketing digital más accesible requiere cierta inversión financiera.

Anuncios y marketing de contenido pueden ser aliados

El marketing de contenidos sigue siendo una de las formas más eficaces de generar exposición para tu marca, pero, obtener resultados, es cada vez más desafiante.

Imagina cuántos blogsposts y cuántas imágenes se publican y comparten por día. El volumen de cosas en Internet aumenta a una velocidad mucho mayor que la audiencia.

Si las entradas de blog representan la mayor parte de tu estrategia de contenido, necesitarás hacer mucho más que apretar el botón “publicar” para vencer a tus competidores. Es ahí donde puedes utilizar fuentes de tráfico pagas para mejorar el ROI.

El mejor contenido es el que llega al público correcto en el lugar correcto. Si estás luchando para dar visibilidad al contenido que creaste, ¿por qué no utilizar anuncios patrocinados para mejorar tu alcance?

Así, puedes llegar a las personas correctas rápidamente, a través de la segmentación correcta.

Aunque esté madura, tu estrategia de marketing de contenidos todavía tiene que ganar con los anuncios.

Ampliar el alcance de los contenidos que están funcionando es una buena forma de combinar las dos estrategias. Digamos que publiques o compartas un blog post sobre un cierto asunto y que tengas un desempeño muy por encima del promedio.

¡Haz que sea aún más grande! Si eres ágil con tu presupuesto de marketing y tus tácticas, puedes aprovechar la popularidad de una publicación y pisar a fondo para acelerar estos resultados.

ebook marketing de contenidos

El marketing de contenido ayudando a los anuncios

No importa tu elección, nunca dejes el contenido de lado. Si crees que puedes construir un negocio en la base de anuncios pagos, debo decirte que llega una hora en que el modelo se vuelve insostenible.

Llega un punto en que las personas no eligen más un producto por el simple hecho de que él la persigue por internet.

La creatividad es la variable de éxito. Para obtener una ventaja frente a los demás con tu anuncio necesitas un contenido muy bueno. Si la pauta es mala, la foto no te da ganas de comer con los ojos y tu página de destino es poco interesante, no vas a atraer, ni a convertir.

El mindset del marketing de contenido es muy importante para las campañas pagas. Todas las empresas en Internet, de una forma u otra, son empresas de medios. En algún nivel, estás produciendo contenido.

Recuerda: el público tiene más poder que nunca para elegir dónde encontrará contenido, principalmente hablando de Internet.

Es muy fácil cerrar una página o ignorar un banner agresivo, pero todos buscan activamente contenido, ya sea en Google o en las redes sociales.

Ya pasó el tiempo en que éramos obligados a asistir los reclames publicitarios. El marketing hoy se centra en el engagement y la percepción positiva de la marca. El contenido increíble que produces puede ser el atractivo perfecto para tu campaña de Ads.

¿Ya pensaste que los accesos a tu blog y el compromiso con tus e-mails y publicaciones en las redes sociales pueden ser los jabs para el gancho matador de una campaña en Adwords o Facebook Ads?

Estas personas que han recibido información relevante de tu empresa probablemente tienen una percepción de mayor valor de tu marca, y están más cerca de comprar.

Ambas herramientas permiten la creación de campañas de remarketing para audiencias personalizadas basadas en estas interacciones con tu sitio web.

 

¿Y ahora…? ¿Quién ganó: Marketing de Contenido o Ads?

Espero haberte respondido algunas dudas sobre cada una de estas estrategias, con las ventajas, desventajas y costos para tomar tu decisión al invertir en marketing digital.

Con estas informaciones, elabora una estrategia mixta, tanto paga como orgánica, que esté de acuerdo con el contexto de tu empresa. Ten en cuenta tu segmento, el tiempo de vida y la necesidad de generar dinero en caja, por ejemplo.

La principal diferencia entre estos dos competidores es la velocidad de los resultados y la variación del retorno con el tiempo:

  • Los anuncios son inmediatos, el marketing de contenido a largo plazo;
  • El marketing de contenido aumenta tu retorno con el paso del tiempo, mientras que el ROI de los anuncios tiende a permanecer igual.

Recuerda: esas estrategias no se excluyen y en realidad se complementan muy bien.

La competición por los primeros lugares en los motores de búsqueda en algún punto implicará la amplificación de tu mensaje. Si es buena, ¿por qué no divulgar a las personas correctas en el momento adecuado con un anuncio?

El comportamiento en Internet gira en torno al contenido, por más simple que sea. Aplica los conceptos de marketing de contenido en tus campañas pagas para optimizar la atracción y mejorar la conversión en tus páginas de destino.

También aprovecha la audiencia que tu sitio ha conquistado y crea campañas de remarketing dirigidas a quien es un fan de tu mensaje.

¡Ahora, es hora de poner en práctica! Aprende cómo crear tu campaña en adwords, anuncios efectivos en Facebook y, al mismo, iniciar una estrategia de marketing de contenido.

Documenta tus acciones, mide los resultados y sé creativo.

¡Abrazos y buenos negocios!