marketing de contenidos

Marketing de contenidos: la estrategia digital que debes conocer a profundidad

Valentina Giraldo
El Marketing de Contenidos es una estrategia que sirve para acercarte al público objetivo y hacer crecer la red de contactos, clientes y clientes potenciales, a través de la creación de contenidos relevantes y valiosos que, a su vez, atraen, envuelven y generan valor a las personas para que así estas creen una percepción positiva de una marca y generen más negocios.
Kit domina googlePowered by Rock Convert

Entre muchas cosas que podrían decirse del marketing, hay unas en especial que me gustaría señalar: su capacidad de adaptabilidad, su observación, análisis y poder de decisión; características que lo hacen no solo ser útil a la hora de hablar de marcas y empresas sino también al aplicarse a la vida cotidiana y personal.

Otra virtud con la que cuenta el marketing es, por ejemplo, la astucia que emplea para defenderse frente a cualquier tema al que sea puesto a prueba, ya que logra siempre desarrollar con seguridad, estrategias de venta y comunicación que ponen en otro nivel, cualquier tipo de propuestas.

Aunque claro, hablar de marketing resulta ser un asunto complejo, amplio y prácticamente de nunca acabar. No obstante, lo que quiero resaltar aquí es que no importa el tiempo que transcurra o los obstáculos que se le presenten, siempre encontrará la manera de cambiar lo suficiente para adaptarse a las exigencias de la actualidad y así traer ideas prometedoras al universo de las marcas y de las audiencias.

Polémica a considerar

Bien es cierto que el marketing se encuentra entre los ojos críticos de los mercadólogos, comunicadores y público en general; pues, al interior del mismo concepto se ha llegado a la conclusión de que marketing no es solo uno, sino dos, tres y hasta más. ¿Cómo así?

El marketing se divide entre muchas ramas y cada una se diferencia por las técnicas que emplea en su interior. Y, entre las ramas que existen, hay dos en particular que causan el revuelo y la reflexión: El marketing tradicional y el marketing digital. Eso sin mencionar las demás categorías que componen a cada una.

¿Es una mejor que la otra? No. Diferencias son muchas, claro que sí, y no hay que desconocer que sin la primera no hubiera podido surgir la segunda; pero sin la segunda, el marketing tradicional no se hubiera dado a la tarea de evolucionar.

Nueva ola de la progresión: ¿qué pasa hoy en día con el marketing tradicional?

No nos digamos mentiras, el poder que tiene el marketing tradicional es muy grande y los intereses que se mueven bajo este, le permite seguir siendo tan impetuoso como siempre. ¡Aún funciona! Y tiene mucho campo de acción, sin embargo, no para todos.

Sucede que el marketing tradicional, en conjunto a las técnicas de comunicación que lo acompaña, se ha dado cuenta de la gran cantidad de peros que cada día se le presentan para desarrollarse, como el alto presupuesto, la interrupción al consumidor y la inundación de información innecesaria en los medios.

Además, es que las nuevas necesidades de valor y los nuevos formatos de la tecnología, no exigen que desaparezca pero sí que le abra nuevos espacios a nuevos modelos de comunicación como por ejemplo… ¡El Marketing de Contenidos! Que llega al mundo para suplir los propósitos imperantes de la comunicación como lo son:

–  Informar

– Entretener

–  Y solucionar verdaderos problemas en los que las necesidades, las experiencias y la vida de las personas, son las que importan.

Bueno, y ya trayendo a colación al Marketing de contenidos…

El Marketing de Contenidos es una opción

No es que sea una opción cualquiera, sino aquella que cada día adquiere más valor.

Pareciera que con este método del mercadeo, las personas han comenzado a querer nuevamente a las marcas no por sus productos o servicios sino por sus propuestas de utilidad.

El Marketing de Contenidos se basa, principalmente, en la creación de la confianza. Es más, es una técnica que pretende convertirse en la mano derecha de las personas para que estas sientan que pueden contar con las marcas y que son las mismas las que les otorga, a partir de los contenidos, resoluciones favorables a sus problemas.

Si bien pretende generar ventas de productos, de servicios, eventos o ideas, como el resto de las técnicas empleadas por el marketing tradicional, lo hace primero abarcando la necesidad del consumidor.

Esto significa que primero les entrega las herramientas, la educación, la recomendación y los argumentos válidos, además de relevantes, para que las personas tomen una decisión informada sobre qué, cómo y cuándo comprar.

Por otro lado, de nuestras marcas no ser Apple, Coca-Cola, Dove, entre otras grandes existentes, el Marketing de Contenidos resulta ser un solución creativa y financieramente positiva que arroja resultados gratos y a veces mayores a los del marketing tradicional.

En efecto, crear contenidos es una estrategia mucho más económica. Pues, los espacios de difusión no tienen un costo tan elevado, incluso, muchos de ellos llegan a ser gratuitos. Lo que tiene valor en la propuesta del Marketing de Contenidos es la creatividad y los esfuerzos de constancia que deben sumársele.

 

Entrando en materia: ¿Qué es el Marketing de Contenidos?

El término de Marketing de Contenidos no es nuevo en absoluto, lleva, de hecho, unos cuantos años operando (entre 12 y 15 años) sobre todo en Estados Unidos; solo que es hoy en día en que viene a resonar más en la mente de nosotros los hispanos.

Palabras más, palabras menos, el Marketing de Contenidos puede definirse de la siguiente manera: *Con voz de comercial

En la actualidad, millones de personas ingresan a internet en búsqueda de información, educación y entretenimiento. ¿Te has preguntado qué podrías hacer para que estas personas entren a internet a buscarte propiamente a ti como marca o empresa?

El Marketing de Contenidos, en este sentido, es el que te ayuda a alcanzar esas personas a través de la creación, publicación y promoción de contenidos interesantes que traigan soluciones a preguntas y problemas, además de consejos y utilidades. Todo con el fin de atraer usuarios potenciales para convertirlos y retenerlos, desde la lealtad, y así ellos confíen y vuelvan siempre a ti.

Es una técnica que se basa en el consumidor y no en la empresa, y lo demuestra no hablando directamente de un negocio, sino abarcando temas que envuelven el área de actuación de la marca.

El usuario, en esta técnica, se convierte en el interés principal, su opinión adquiere valor y es relevante para determinar de qué manera actuar. Es decir, las personas se convierten en puntos clave que auxilian y conllevan a la alteración de las estrategias de comunicación y ventas, con el fin de mejorar siempre la experiencia de estos con respecto a una marca (que no siempre se percibe de entrada).

Una estrategia que valora la conversación

El Marketing de Contenidos surge para crear relaciones duraderas y ganar el respeto del usuario. Claro que requiere de información, datos puntuales y de un contacto constante y directo con las personas, solo que no lo hace interrumpiendo como suelen hacer los comerciales en la televisión, las cuñas radiales o incluso los pop ups del mismo internet.

Como consecuencia de sus objetivos, logra establecer conversaciones con las personas a través de la petición a suscripciones manifiestas en un blog por ejemplo, para así darle a cambio información valiosa, periódicamente y sin valores monetarios a través de campañas de email personalizadas. Todo con el fin de que con el tiempo y la debida preparación, los usuarios se conviertan en clientes ya no solo de un contenido sino de un producto, un servicio o una idea general como lo es una marca.

Es una estrategia de trueques a consciencia.

Por cierto, ¿qué es un contenido?

En palabras breves, un contenido es un regalo que como marcas, empresas o simplemente anunciantes, le brindamos a nuestras personas para que obtengan información práctica sobre algún tema en particular; ya sea en forma de texto, blog, video, imagen, e-book, contando historias, casos de éxito, soluciones a problemas y mucho más.

Un contenido es un material  elaborado de forma personalizada, contextualizada, actual y de entendimiento tanto para los usuarios como para los motores de búsqueda; y atiende a diferentes formatos de entrega, por ejemplo:

  • Blogs con sus respectivas publicaciones
  • Newsletters
  • Webinars
  • Cursos online
  • E-books
  • Videos
  • Infografías
  • Imágenes
  • Podcasts
  • Comunidades activas en las redes sociales
  • Divulgación en redes sociales
  • Aplicaciones
  • Tutoriales

Y bueno, cabe mencionar que no hay necesidad de abarcar todos los formatos de primera vez en una estrategia de contenidos. La idea es tomar uno o dos tipos y explorarlos. La elección de los formatos debe ir acorde a tu estilo de comunicación aunado a los espacios que el público frecuenta, el gusto que producen en los usuarios y las enseñanzas que con sinceridad puedan dejar.

¡Sigue leyendo! Más adelante ahondaremos en ello.

Qué no es marketing de contenidos

Con tanta información que hemos dicho hasta el momento, podría considerarse Marketing de Contenidos a cualquier forma existente de crear valor. Pero un momento, ¡no es así!

Muchas veces se confunde Marketing de Contenidos con Inbound Marketing y esto es un error. En cierto grado. El Marketing de Contenidos es una de las tantas técnicas que el Inbound Marketing usa, pero puede funcionar de manera independiente.

Ciertamente, las tácticas que maneja el Marketing de Contenidos son tan flexibles que es muy fácil incurrir en técnicas que no son propiamente de él. Llegar a ellas no es nada malo, de hecho, el Marketing de Contenidos se vuelve más interesante cuando se mezcla con otras técnicas como el Copywriting.  

cta-ebook-copywriting

Sin ahondar mucho en el tema, porque no es el propósito, recuerda: Marketing de Contenidos no es una venta a primera vista, por lo tanto, no encontrarás en su desarrollo la redacción de folletos ni catálogos de servicios; solo por mencionar un par de ejemplos.

Por qué hacer marketing de contenidos

Existe un grave error en nosotros como humanos y más como personas que trabajamos con la comunicación y es el de querer respuestas inmediatas. Cabe resaltar que el Marketing de Contenidos no es un técnica que asegura resultados de un día para otro. De hecho, toma tiempo, de un mediano a largo a plazo para ser un poco más precisos. Pero, una vez comienza a dar resultados, no hay quien pare el crecimiento.

Los beneficios que tiene implementar un plan de Marketing de Contenidos son diversos, entre ellos:

Mejora la imagen de una marca

Los usuarios cansados de ser abordados abruptamente por la comunicación o la publicidad, huyen. Con el Marketing de Contenidos, el primer paso que se da es el de mostrarse útil a un problema real de un usuario. Partiendo de la utilidad y de la generación de relaciones directas y cercanas con los usuarios de forma natural y abierta, se construye una imagen de marca fuerte, con buena reputación y visibilidad.

Mejora el posicionamiento SEO

Guía completa de SEO

Guía completa de SEO

Conquista la primera página de Google

¡Obtén el PDF gratuito!

Aquí una fórmula: Al hacerse útil serás más frecuentado a través de los diversos canales de divulgación. Al ser más frecuentado serás también mejor evaluado para ocupar las primeras posiciones de los buscadores. Al ocupar estos puestos, seguirás obteniendo mayores visitas, mayores valorizaciones y por ende permanencia en los puestos de las búsquedas.

Así que, para tener una buena estrategia de marketing de contenidos, es fundamental hacerse experto en el tema del SEO. ¡Ingresa al enlace para conocer más!

Crea confianza

La clave del marketing de contenidos es la constancia; como dice un proverbio:. “La constancia hace al maestro” y con la regularidad del contenido, la audiencia sentirá que estás construyendo valor, por ende, confiará más en ti y así poco a poco se van conquistando nuevos espacios, nuevos públicos.

Permite el diálogo con el público

Cuando escribes un texto, debes hacerlo de forma personal. En el que el usuario se identifique con lo que lea. Donde piense que te estés dirigiendo específicamente a él. De esta forma no solo será una comunicación unilateral. Si tu contenido realmente alcanza al usuario, podrás obtener una interacción con él, lo que te permitirá una relación mucho más fuerte.

Crea autoridad

Cada uno de los ítems va hilado el uno del otro, funcionando como una cadena de efectos consecutivos. Cuando se hace referencia constantemente a un tema y se es congruente al exponerlo, de repente comienza a generarse una autoridad. Y esto se visualiza en el momento en que te conviertes en una cita para muchos, comparten los contenidos, te mencionan, entre otros.

Es una estrategia de bajo costo

Publicar contenido interesante y de valor, es una de las formas más baratas de promover una marca indirectamente. Los costos son bajísimos comparados a otros tipos de marketing. Cuando es bien realizado, esta baja inversión puede traer resultados sorprendentes.

Destaca en relación a la competencia

Al entregar contenido de valor a tu público, te destacas delante de tu competencia. Si ellos no utilizan el Marketing de Contenidos como herramienta o lo utilizan incorrectamente, tendrás una gran ventaja en relación a la competencia. Ventaja esencial para la captación de nuevos clientes.

Finalmente, las ventas

Las ventas son consecuencias de un buen contenido y no el objetivo final.

Esta es la premisa con la que debe iniciarse siempre la labor del Marketing de Contenidos.

La venta es una añadidura, una consecuencia de un trabajo a consciencia de formación de usuarios. Al crear contenidos, le estás dando a tu público una solución para un problema y no intentando vender un producto. Ten esto siempre presente.

Evaluación gratuita de marketing digital

¿Cuáles son los pasos para crear una estrategia de Marketing de Contenidos?

Partamos de este hecho: el Marketing de Contenidos se basa en el entendimiento general de su contexto, es decir, crea investigaciones a profundidad para saber en dónde está parado y saber qué ofrecer. ¿Qué analizar?

1. Objetivos

Como todo plan de estrategia, lo primero que debemos hacer es definir los objetivos. Estos deben ser lo más claros y concretos posibles. Siempre debes pensar en tu realidad y en los recursos que tienes disponibles para llevarlo a cabo. Al definir los objetivos debes crear un periodo para la meta de realización.

2. Buyer persona

Estamos acostumbrados a escuchar hablar sobre público objetivo, ¿verdad? En el marketing de contenidos usamos otro término: buyer persona. En primera instancia puede parecer lo mismo, pero no lo es. Una buyer persona es la representación semi-ficticia, basada en datos reales, de tu cliente ideal. Para determinarla, es fundamental que hagas un estudio sobre sus datos y hábitos reales para que puedas crear un contenido específico y personalizado.

Y, hablar de buyer persona es un asunto supremamente importante, ya que es esta la base que debes tener para obtener realmente los resultados que esperas.

¡Conoce aquí sobre las diferencias entre un público objetivo y una buyer persona!

Descarga también el ebook sobre la creación de Buyer Personas, dejando tu email a continuación:

 

3. Investiga el mercado y determina palabras clave

Para el marketing de contenidos es fundamental que conozcas muy bien los objetivos, desafíos, problemas y necesidades de tu público. Así podrás crear un contenido específico.

Investiga los intereses de tu buyer persona y planifica los temas que abordarás.

Haz un estudio de la palabra clave, estudia las tendencias sobre lo que vas a abordar y pregúntate siempre:

  • ¿Qué está ofreciéndole el medio para la resolución del problema de la persona?
  • ¿Qué otras marcas o empresas están atendiendo dicha oportunidad?
  • ¿Quiénes son esas marcas y empresas?
  • ¿Qué puedo ofrecer yo de diferente?

4. Haz una planificación de tus contenidos

Es fundamental que organices y hagas un plan sobre todo lo que vas a escribir. Crea un calendario para programar la creación, publicación, divulgación y análisis de tu contenido. Aquí te contaremos más al respecto de los calendarios.

5. Crea tu contenido

Al crear tu contenido, después de haber investigado el tema, enfócate en las necesidades de tu buyer persona. Crea publicaciones creativas, únicas y atractivas. Ten presente en todo momento tu palabra clave para que aparezca dentro del contenido con naturalidad.

Considera las técnicas de SEO para los motores de búsqueda, esto es fundamental para obtener tráfico orgánico.

6. Define tus canales de distribución

Una vez hayas creado tu contenido, es hora de determinar dónde divulgarlo.

Debes considerar tu buyer persona saber en dónde puedes alcanzarla mejor. Puedes considerar blogs o sitios webs en general, anuncios patrocinados, emails, podcasts, redes sociales, etc.

7. Analiza tus resultados

Este paso, muchas veces, es dejado de lado, pero es uno de los más importantes para saber si nuestra estrategia está dando los resultados que esperamos. A veces, gracias a estas métricas, podemos determinar qué es lo que no está funcionando para replantearlo y así obtener un mejor resultado. Intensifica tus estrategias que funcionan y haz adaptaciones de lo que puede mejorar.

¿Qué considerar al crear contenido?

Como ya mencionamos antes, un contenido de valor y útil que alcance las necesidades de tu público es fundamental. Por otro lado, es importante también considerar 3 puntos que a veces pasan desapercibidos o no se les da la importancia que merecen:

Sé original

Al crear un contenido es importante destacarte por la creatividad y originalidad de tu publicación. Si no creas algo de este tipo, pasará desapercibido y será un texto más de los que existen en internet. Por lo tanto, no escribas por escribir. Sé único.

Sé útil

Como ya hemos dicho, un contenido de valor es fundamental, pero no es suficiente. Debes tener como objetivo responder a una necesidad real de tu persona y para eso necesitas conocerlo. Por lo tanto, haz un análisis sobre lo que tu público necesita, antes de escribir.

Puedes usar preguntas como:

  • ¿Quién es la persona a la que se le hablará?
  • ¿Qué necesidades o problemas tiene esa persona?
  • ¿Cómo puedo yo ayudarle a la solución de problemas?
  • ¿Qué tipo de contenidos puedo crear para llevarlo a un paso a paso de la solución?

Piensa en el usuario

Parece obvio pero a veces nos enfocamos en varios detalles técnicos para destacar nuestro texto en los motores de búsqueda y nos olvidamos de lo principal, estamos escribiendo para personas. Así que, nuevamente, enfócate en tu persona y desarrolla tu contenido.

Manos a la obra

Entre tanto que pudo haberse dicho en este artículo, hay dos cosas que quiero que queden claras. La primera es que así como del Marketing en general hay un sin fin de temas por abordar, con el Marketing de Contenidos sucede igual, por tanto, la tarea aquí es sentarse cada día y explorar una pequeña parte de esta estrategia y llevarla a la acción para poder sacar conclusiones.

El segundo asunto y aún más importante que la anterior, es que si llegan a preguntarte qué es el Marketing de Contenidos, quiero que respondas: El Marketing de Contenidos es utilidad y constancia. Funciona en tanto entiende un problema de una persona determinada y le otorgue el conocimiento que esta requiere para solucionarlo y tomar decisiones a conciencia.

Dar conocimiento no es solo impartir información, sino promover la formación y temas de interés, que cautiven e inviten a ser parte de una propuesta que tenga valor.

¿Te sientes motivado para conocer más al respecto? Te invito a conocer también sobre la producción de contenidos, para que puedas profundizar a detalle muchos de los puntos que tratamos aquí:

 

De igual modo, te extiendo la invitación a continuar navegando por el blog, gracias a que en él encontrarás un universo completo en el que te guiaremos en la construcción de todo lo que necesitas para crear estrategias de marketing de contenidos.

¡Déjanos un comentario! Nos leemos una próxima vez.