Mobile commerce

¿Qué es el mobile commerce y con qué se come?

Paula Obeso
Si pensaste que el mobile commerce se trataba de esos vendedores ambulantes que van vendiendo sus productos por toda la ciudad, piénsalo otra vez (aunque sería una forma bonita de llamarlo) :D

¿Qué es entonces? El mobile commerce se traduce como comercio a través de móviles, tanto celulares como tablets y es posible que ya lo hayas usado para realizar compras alguna vez. Yo por ejemplo, pido mis domicilios de pizza cada fin de semana religiosamente a través de mi celular (qué puedo decir… amo la pizza).

Esos pedidos los hago a través de un sitio web con diseño responsive, el cual se adapta a mis diferentes dispositivos (contiene la misma información si entro a través de mi laptop o de mi celular). En el sitio se invita a descargar la app de la marca, desde la que se pueden realizar los pedidos rápidamente.

Para implementar el mobile commerce (también llamado m-commerce, por cierto) no es necesario que tengas las dos opciones. Debes considerar cada una y analizar cuál es la mejor para tu negocio, teniendo en cuenta que cada una tiene sus costos, pros y contras.

Además de elegir la plataforma adecuada, debes elegir una forma de pago que garantice la seguridad de los usuarios y que les brinde facilidad y rapidez, de modo que no tengan que ingresar los mismos datos con cada compra. También debes tener en cuenta otros aspectos como la navegación y el mobile marketing.

¿Cómo surgió el mobile commerce?

El mobile commerce es una variante del e-commerce, con la diferencia de que este último se realiza a través de computadores. Antes, el comercio en móviles se limitaba a mensajes SMS que llegaban a los dispositivos móviles con publicidad, descuentos, etc. (después llegaron los correos electrónicos y los newsletters). Las compras como tal debían hacerse directamente en el punto de venta, a domicilio o a través del computador.

Y es que antes, los dispositivos móviles no tenían la misma capacidad que tienen ahora. Los avances tecnológicos, el creciente uso de celulares y tablets y el aumento de conexiones a internet a través de estos aparatos, son los que han hecho posible el desarrollo de las compras a través de estos.

Este tipo de comercio aún está tomando fuerza en todo el mundo, siendo aún incipiente en Latinoamérica. Asia es el continente con mayor penetración del m-commerce, siendo Indonesia el país de mayor crecimiento en número de usuarios (155%). Sin embargo, el crecimiento del mobile commerce promete ser mucho más que una tendencia. Más temprano que tarde, será una obligación para muchos negocios.

Así crece el mobile commerce

Según el informe Global in 2017 realizado por Hootsuite y We Are Social en 2017 el 22% de la población mundial utiliza el e-commerce, y la mitad de ellos lo hacen a través de dispositivos móviles. Aquí reúno varias estadísticas tomadas de este informe que te darán una idea sobre el potencial del mobile commerce en todo el mundo:

  • De los 7.476 billones de personas que habitan el planeta, 4.917 billones usan dispositivos móviles, es decir, el 66% de la población mundial (5% más que en 2016).
  • El total de usuarios de Internet es de 3.773 billones, de los cuales 3.448 billones se conectan a través de dispositivos móviles.
  • Así es el tráfico web por tipo de dispositivo:

45% laptops y desktops (20% menos que en 2016)

50% celulares (30% más que en 2016)

5% tablets (5% menos que en 2016)

0,12% otros dispositivos (33% más que en 2016)

  • Así es el crecimiento de los “compradores móviles” en todo el mundo:

Mobile commerce

  • Así es la penetración del e-commerce:

Mobile commerce

  • Y así es la penetración del m-commerce:

Mobile commerce

Los pros y los contras del mobile commerce

Ventajas

  • Puedes vender y comprar a cualquier hora y desde cualquier lugar.
  • Representa un nuevo canal de venta para tu negocio, lo que te permite llegar a cada vez más clientes.
  • Tienes la posibilidad de segmentar tu público con base en su ubicación, edad, sexo, preferencias, etc.
  • Si ya tienes un sitio responsivo o una app, no necesitas desarrollar una plataforma adicional.
  • Tanto las apps como los sitios responsivos agilizan el proceso de compra.
  • Las redes sociales están desarrollando nuevas funcionalidades que permiten hacer compras directamente a través de estas, sin necesidad de ingresar al sitio web.

Desventajas

  • Si no tienes app o un sitio web responsive, desarrollar cualquiera de los dos implicará una inversión.
  • La velocidad de carga. Si tu sitio es muy pesado o si la conexión a internet es débil (cosa que suele suceder con los dispositivos móviles), el sitio tardará mucho en cargar y afectará el proceso de compra.
  • La percepción de seguridad. Aún son muchos quienes sienten que sus datos están menos protegidos cuando los ingresan a través de su móvil que de su laptop. Sin embargo no es más que una percepción, ya que se han realizado desarrollos tecnológicos para garantizar la seguridad en estos dispositivos.
  • El tamaño de las pantallas es más pequeño, lo que puede resultar frustrante a la hora de leer cierta información (si tu sitio o tu app está bien diseñado no tendrás problema con esto).

Conclusión

El mobile commerce representa una oportunidad para todos los negocios que quieren expandir sus fronteras. Sin embargo, no se trata de elegir entre el e-commerce y el m-commerce, ya que ambos son canales de venta que se complementan entre sí. Recuerda que antes de implementarlos, es necesario que integres todas tus acciones de marketing tanto on como offline para que tus canales digitales se acoplen perfectamente.

Espero que hayas disfrutado este artículo. Si ya has tenido experiencia con el mobile marketing, anímate a contarnos cómo te fue en la sección de comentarios. ¡Nos leemos luego! 😉