Objetivo de búsqueda

Realización del objetivo de búsqueda: ¿será este el futuro del posicionamiento?

Los factores de posicionamiento están constantemente siendo actualizados. ¿Pero hacia qué dirección apuntan? ¡Descúbrelo ahora mismo!

Es hora de hablar sobre un nuevo factor de posicionamiento de Google.

En verdad, no es un factor oficialmente comunicado por Google. Fue propuesto por Rand Fishkin, fundador de Moz y una de las principales referencias del SEO en todo el mundo.

Él sostiene que todas las optimizaciones hechas por Google apuntan hacia una dirección: la realización del objetivo de búsqueda.

Debes estar pensando: ¿otro factor más de posicionamiento para preocuparme? ¿Y ahora?

No te preocupes, te vamos a ayudar con eso.

Ya sabemos que si Google tiene una preocupación, automáticamente, se transforma en una preocupación para todos los profesionales del marketing  – o para cualquier persona que quiera establecer una buena estrategia de Marketing de Contenidos.

En esta publicación vas a entender qué es la realización del objetivo de búsqueda y qué necesitas hacer para adaptarte y conquistar las mejores posiciones.

Primero: ¿qué es la realización del objetivo de búsqueda?

Cuando un usuario hace una búsqueda, lo que él está buscando es una respuesta y/o solución relacionada a la palabra clave digitada, o sea, su demanda.

El secreto aquí es el siguiente: el usuario no está simplemente buscando un término para hacer clic en los resultados propuestos para ese término. Él está, en realidad, buscando una solución para sus problemas.

Por lo tanto, los resultados que solucionan el problema del usuario – su búsqueda – de forma rápida y eficiente son los que deben posicionarse en primer lugar.

Eso mismo, estás leyendo correctamente, posicionarse en primer lugar.

Google logra, y cada vez mejor, entender lo que realmente es una tarea que realiza el objetivo de búsqueda. Eso es hecho a través de análisis de algoritmos cada día más vastos y meticulosos.

Y, al parecer, existe una tendencia creciente a que el algoritmo parta del comportamiento del usuario para establecer factores de posicionamiento.

Como Google siempre está atrás de la mejor experiencia para el usuario, los resultados deben satisfacerlo.

¿Y cómo sucede esto?

Bien, existen tres tipos de búsquedas: de navegación, de transacción y de información.

Las búsquedas de información y de transacción expresan una necesidad. Pero detrás de esta necesidad existe mucho más.

Existe un usuario buscando una información, queriendo alcanzar un objetivo: descubrir las causas u otras informaciones relacionadas a su búsqueda.

A partir de los resultados generados en las SERPs, el usuario va a elegir uno, hará clic y evaluará si está satisfecho o no con su demanda.

En el caso de que su evaluación sea positiva, el usuario tendrá su demanda solucionada y descubrirá nuevas cuestiones relacionadas a su problema inicial.

En el caso de que su evaluación sea negativa, él no encontrará la respuesta deseada, saldrá de la página y hará en otro resultado de las SERPs o, tal vez, hará otra búsqueda.

Y es así como Google identifica si un resultado es bueno o no, y esto, al fin de cuentas, es lo que más afecta el posicionamiento de una página.

O sea, Google va a “recompensar” los buenos contenidos – aquellos que ayudaron al usuario a resolver su duda, mostraron nuevas demandas relevantes y ayudaron a resolverlas también – con un buen posicionamiento.

Pero, más allá de eso, la recompensa será para aquellos contenidos que hagan todo eso sin pedir nada a cambio.

Y es, precisamente eso, lo que vamos a explicar ahora:

¿Cuál es la novedad de este nuevo factor de posicionamiento?

De manera resumida: el conflicto entre CRO x SEO.

Probablemente ya conoces algunos factores de posicionamiento y cómo éstos afectan el SEO y el tráfico de una página.

Pero, hasta ahora, todo parecía estar muy bien alineado con los objetivos de conversión.

¿Qué quiero decir con esto?

Bien, vamos a suponer que digitas un término en Google y encuentras una landing page o un contenido que, para ser leído, demanda que lo compartas en una red social.

Más o menos así:

(imagen)

¿Es posible sentir la irritación?

Esa es una forma de conseguir más leads o aumentar el alcance en las redes sociales.

Por supuesto, utilizar landing pages o querer que un contenido sea compartido en las redes sociales no tiene nada de malo. De hecho, esas son dos estrategias muy usadas en marketing y son importantes para generar leads.

Pero usar esto como único recurso o permanentemente para mejorar los resultados puede terminar teniendo un efecto inverso.

Tener los links apropiados, las palabras clave con un alto volumen de búsqueda y los mejores textos ancla para posicionar este tipo de contenido ya no es suficiente.

Ahora, con este nuevo factor de posicionamiento, la realización del objetivo de búsqueda debe ser resuelta previamente a la solicitación de cualquier tipo de información.

O sea, darle una respuesta al usuario debe ser la prioridad, sin pedir nada a cambio.

¿Y las conversiones?

Las conversiones pasan a ser la consecuencia de una relación construida de forma continua y positiva entre el usuario y tu blog.

Por lo tanto, habrá que hacer una elección.

La primera opción es dar todas las informaciones, pero pedir algo a cambio por eso.

La otra es dar información, encantar al usuario, invertir en una relación duradera para que él encuentre sus respuestas y, en algún momento, te dé la información. Lo llamaremos de SEO duradero.

Y tú ¿Cuál elegirías? Te doy una pista: yo apostaría por la segunda.

¿Pero cómo hago para realizar el objetivo de búsqueda?

Bueno, leíste todo y hasta ahora entendiste todas las buenas intenciones de Google, la efectividad de basar sus resultados en la experiencia del usuario.

Pero… ¿cómo transformar tus contenidos en aquellos que se posicionan en primer lugar?

¿Cómo realizar el objetivo del usuario?

Bien, allá vamos. Son dos factores principales.

1 – Debes tener un entendimiento profundo de lo que lleva a un usuario a la búsqueda.

El primer factor es esencial: ¿qué es lo que los usuarios están buscando?

Cuando digo esto no me refiero simplemente a la palabra clave digitada. Eso es muy fácil.

Lo difícil es comprender qué es lo que realmente quieren cuando digitan la palabra clave. ¿Qué informaciones quieren encontrar?

Esa comprensión es fundamental para conseguir satisfacer al usuario y ayudarlo a alcanzar su objetivo.

Para eso, puedes:

  • hacer encuestas y/o investigar cuáles son las tendencias;
  • conversar directamente con personas que tienen los problemas que tú resuelves para obtener información clara y poderosa;
  • estudiar a tus competidores para saber qué hicieron y qué pueden hacer;
  • ponerte en el lugar del usuario y entender sus dolencias.

2. ¿Qué es lo que deja a un usuario insatisfecho?

Vamos a hacer un ejercicio: busca en Google algo que quieras saber.

Ahora analiza los primeros resultados. ¿Respondieron tu duda? ¿Surgieron nuevas dudas? ¿Fueron respondidas?

Si respondiste que “no” a algunas de esas preguntas: ¿qué le faltan a esos resultados para responder tu pregunta?

Ese es el tipo de análisis que debes hacer para entender, qué es lo que hace que un usuario abandone una página insatisfecho.

Para hacerlo puedes aplicar algunas estrategias:

  • utiliza el autocomplete y las búsquedas relacionadas: son excelentes recursos para entender qué es lo que los usuarios están buscando, qué es lo que complementa la palabra clave principal. Así en tus contenidos ya podrás resolver esas dudas también:
  • haz un análisis interno: identifica dentro de tu blog o sitio, cuáles son los puntos de interés del usuario, o sea, los links y textos ancla en los que más se ha hecho clic en un contenido.
  • conversa con leads que abandonaron el embudo: trata de comprender de forma holística el motivo por el cual ellos no continuaron su jornada, identifica los puntos que puedan ser mejorados y trabaja en eso.
  • sigue los resultados de las SERPs: identifica quién está subiendo y quién está cayendo, y trata de entender los motivos. Lograrás configurar padrones sobre lo que es positivo o negativo para Google

Recuerda que esta teoría de Rand Fishkin ya está siendo discutida internacionalmente y, a pesar de no ser oficial, es una observación muy sensata sobre Google y posicionamiento.

Todas las actualizaciones de Google están enfocadas en darle el mejor resultado al usuario

¿Qué estás haciendo para realizar el objetivo de búsqueda de tu persona? Cuéntanos tu experiencia en los comentarios.