okr

OKR: o que é e como implementar a metodologia de objectives and key results

Redactor Rock Content
Objectives and Key Results (OKRs, término inglés que significa "objetivos y resultados clave") es un término creado por el ex CEO de Intel.
Kit domina googlePowered by Rock Convert

Planificar y ejecutar son tareas que parecen muy simples en el papel, pero que, en realidad, son complejas. Tanto que la búsqueda por herramientas y metodologías de gestión parece no tener fin.

Otro extremo es pensar que no hay necesidad de preocuparse con gestión eficiente cuando el negocio es lucrativo.

Incluso, ese es uno de los principales motivos de la falta de consistencia en tantas pequeñas y medianas empresas, algo que hace depender demasiado del ritmo del mercado, y al final, lleva muchos negocios al fracaso.

Pero, pensando en fortalecer la operación y escalar el negocio, es fundamental buscar un modelo sólido de gestión que pueda ser aplicado con facilidad.

Los Objectives and Key Results (OKRs, término inglés que significa “objetivos y resultados clave”) suplen esa necesidad.

Descubre todo lo que necesitas saber para implementar la metodología que puede definir el futuro de tu empresa.

 

Qué es OKR

OKR es una metodología de gestión que fue creada por el ex CEO de Intel, Andrew Grove, y tiene como objetivo simplificar la forma de encarar los llamados “objectives and key results”, es decir, los objetivos principales de una empresa.

Puedes estar seguro de que el método funciona, ya que es usado en Google desde 1999.

La empresa, que en esa época contaba apenas con 40 personas, hoy cuenta con más de 60 mil de los mejores profesionales del mundo repartidos por diversos lugares del globo.

Eso también comprueba que el OKR puede ser implementado tanto en Pymes como en corporaciones multinacionales con la misma eficiencia y transparencia.

Cómo funciona la metodología OKR

El nombre OKR no fue creado por casualidad, está directamente ligado a la manera como la metodología funciona.

Mira lo que cada elemento del nombre quiere decir y cómo se complementan:

Objectives

Los objetivos presentan una dirección clara de lo que la empresa pretende conquistar.

Cada objetivo puede ser formulado no sólo para aclarar lo que se debe buscar, sino también para mantener a todos comprometidos en la misma cuestión.

Algunos ejemplos simples de objetivos que dejarían a todos en el equipo informados y comprometidos son:

  • Convertirse en autoridad en el mercado;
  • Ofrecer un soporte espectacular al cliente;
  • Escalar considerablemente las ventas.

Todos esos objetivos son claros y específicos y no dejan dudas de cuál debe ser el enfoque.

Pero aún dependen de algo para cumplirse: los key results…

Key results

Sin esa parte de la planificación, sería muy difícil alcanzar los objetivos propuestos inicialmente.

Sería bastante costoso medir de forma objetiva y precisa qué tan espectacular es el servicio de soporte, por ejemplo.

Los key results sirven de parámetro para determinar qué tan cerca está la empresa de alcanzar un objetivo.

En otras palabras, son metas menores que ayudan directamente en la conquista de la meta principal.

Para que entiendas mejor, vamos a usar los mismos objetivos citados antes, pero esta vez con la ayuda de los key results:

Objetivo #1: convertirse en autoridad en el mercado.

  • KR #1: posicionarse en la primera posición de Google para una palabra clave específica;
  • KR #2: alcanzar 10 mil inscritos en la newsletter;
  • KR #3: formar 5 alianzas de co-marketing exitosas;
  • KR #4: Aumentar en 50% el número de clientes que conocen la empresa a través de canales digitales.

Objetivo #2: ofrecer un soporte espectacular al cliente.

  • KR #1: disminuir en 40% el número de pedidos de soporte usando autoatención;
  • KR #2: mantener el promedio de Net Promoter Score por encima de 50;
  • KR #3: reducir por la mitad el tiempo de respuesta de los tickets en cualquier canal;
  • KR #4: mantener la tasa de resolución al menos en 95%.

Objetivo #3: escalar considerablemente las ventas.

  • KR #1: doblar el número de leads generados por mes:
  • KR #2: disminuir el ciclo de ventas en 20%;
  • KR #3: enviar 80% de los leads más calificados para el fondo del embudo;
  • KR #4: aumentar los ingresos en un 25% con upsell y subproductos.

¿Notaste cómo cada objetivo principal tiene varias metas secundarias que llevan hasta él?

¿Y cómo ellas pueden ser medidas de forma mucho más exacta y confiable?

Un último consejo:

Ponte metas ambiciosas.

Si tus OKRs se vuelven demasiado fáciles, será necesario apostar en ideas más grandes, que hagan que la empresa desempeñe su potencial máximo.

Cómo estructurar la metodología OKR en 6 pasos

A pesar de saber que la metodología OKR es bien práctica y directa, no basta con pensar en objetivos, resultados clave y creer que la estrategia está lista.

Hace falta seguir una serie de pasos importantes, que garantizan el buen funcionamiento de la metodología y facilitan bastante su adopción entre todos los colaboradores de la empresa.

Mira cuáles son esos pasos y por qué ellos hacen tanta diferencia en el proceso general:

1. Define metas claras y específicas

Como pudiste ver en los ejemplos, no existe espacio para complicaciones innecesarias en el OKR.

Define metas claras y específicas, tanto para los objetivos principales como para los key results.

Eso va a dejar todos los colaboradores alineados y motivados para alcanzar lo que fue establecido.

2. Divide los objetivos entre top-down y bottom-up

Un punto importante del OKR es que los objetivos no deben ser establecidos únicamente por los líderes y gestores.

Al contrario, ellos definen el 40% de los OKRs, y el restante es definido por el equipo.

La idea por detrás es involucrar a todos en la creación de las metas y garantizar que la opinión de todos sea útil en el proceso.

3. Establece plazos relativamente cortos

Las metas de los OKRs no pueden ser tan largas, pues eso dificulta el proceso y perjudica su eficiencia.

Con eso en mente, establece plazos razonablemente cortos, puede ser a cada trimestre, por ejemplo.

Eso va a ayudar a mantener el sentido de urgencia, en un ritmo que sea suficiente para que todos realicen su trabajo y las tácticas surtan efecto.

4. Acompaña los resultados de forma constante

El acompañamiento de los resultados debe ser constante, tanto en función de los plazos más cortos como para garantizar la consistencia del trabajo.

Evaluar los resultados obtenidos de forma semanal es un buen camino, pues permite ajustes rápidos, pero tampoco sobrecargues los profesionales involucrados con una presión de analizar datos diariamente.

5. Deja los OKRs a la vista de todos

La transparencia es el punto de partida en una estrategia de OKRs exitosa.

Si todos deben compartir los mismos objetivos y aspiraciones, no hay forma mejor de hacerlo que dejar todos conscientes de los resultados.

El objetivo no debe ser presionar a los colaboradores para conseguir resultados más rápido, sino mantenerlos informados y garantizar que el proceso esté claro para todos.

6. No confundas esfuerzos y resultados

El esfuerzo puede ser máximo, pero lo que debe ser analizado son los resultados.

Si todos están trabajando mucho y los resultados no llegan, es probable que estén haciendo algo mal.

Por eso es tan importante enfocarse en métricas, y no sólo en el sentimiento de unión y esfuerzo colectivo como forma de cuantificar la dedicación de todos.

Cómo la medición de resultados puede ser parte de la cultura de tu empresa

Queda claro que la medición de resultados es el punto central en la metodología OKR — lo que, para muchas personas, no es tan importante hacer.

La idea de que gestión tiene que ver con personas, y no sólo con datos, puede tener un toque poético, pero no refleja la realidad.

El propio Peter Drucker, una de las principales referencias en el mundo cuando se habla de gestión, suele decir:

Si no puedes medirlo, no puedes gerenciarlo…

El hecho es que acompañar métricas y analizar datos no significa abandonar el lado humano de la organización.

Al contrario, actuar con base en datos hace posible tomar decisiones más justas y crear un ambiente más agradable y colaborativo.

Observa algunos consejos simples para implementar en tu empresa una cultura de medición de resultados:

Divide para conquistar

Una de las propuestas de los OKRs es dividir un objetivo grande en varias metas más pequeñas.

Haz lo mismo con el acompañamiento de datos.

Divide las métricas entre diferentes profesionales, dale a ellos el entrenamiento necesario para acompañarlos y sigue de cerca su trabajo.

Sólo no te olvides de centralizar todos los datos para garantizar que cualquier colaborador logre entender exactamente como está el desempeño del equipo.

Haz claro el valor práctico de la medición de resultados

Explica a tus colaboradores cuál va a ser el uso de los datos recolectados y por qué el negocio no puede quedarse sin ellos.

Es probable que al ver como analizar los resultados afectará positivamente el desempeño colectivo e individual, todos se sientan más libres con la idea y se esfuercen más para hacer del análisis de resultados algo diario.

Usa los datos para mejorar procesos y generar feedbacks

No existe motivador mayor que mostrar, en la práctica, como la evaluación de resultados contribuye para hacer los procesos más ágiles.

También vale usar las informaciones recolectadas para generar feedback y ayudar cada colaborador a mejorar su trabajo.

Es posible que al principio, la idea de evaluar los resultados suene como una forma de aumentar el cobro hacia los colaboradores.

Muéstrales que el resultado final es justamente lo contrario: ayudar a todos a desempeñar mejor y con meno estrés.

Eso, sin dudas, ayudará a crear en tu empresa una cultura de medición de resultados y facilitará implementar el OKR exitosamente.

La metodología OKR es el abordaje perfecto para empresas que buscan optimizar sus modelos de gestión y escalar sus negocios de forma simple, sin involucrarse en la complejidad de varios métodos actuales.

Para lograrlo, sigue ahora los consejos mencionados aquí y alcanza tus objetivos sin depender del azar.

Otra metodología que puede ayudar a tu empresa a ser más productiva y eficiente es el growth hacking. Aprende todo sobre él para gerenciar tus proyectos.