Plan de marketing digital

Cómo crear un plan de marketing digital

Redactor Rock Content
Se acerca el 2018 y planear tu negocio para el nuevo año es importante. Independientemente del tamaño de tu empresa, trazar estrategias y objetivos permite que coordines tu camino, organices mejor los trabajos y así dar sentido a tu negocio. Elaborar un plan de marketing de manera profesional es una gran ventaja para cualquier negocio.
Kit domina googlePowered by Rock Convert

Como la Internet y las redes sociales se han convertido en el principal vehículo de información y comunicación (en el que todos pueden divulgar, promocionar, ofrecer), desarrollar un plan de marketing digital para las redes es fundamental también. A continuación, te presentamos lo que es un plan de marketing digitalsus beneficios y los 4 pasos principales para elaborarlo.

¿Qué es un plan de marketing digital?

Un plan de marketing no es algo misterioso. Se trata de un documento donde se establecen los objetivos que queremos alcanzar en nuestro negocio a corto, mediano y largo plazo. Es también donde se establecen las estrategias más apropiadas para alcanzar estos objetivos. El plan de marketing engloba también un análisis de la situación actual del mercado y de tu negocio. No se trata de un documento muy largo (entre 3 y 5 hojas).

Se recomienda que el plan de marketing sea elaborado al inicio de todo proyecto, que tenga un plazo de tiempo específico y que sea flexible. La flexibilidad es importante porque una vez que tu empresa esté funcionando, puedes revisar el documento y realizar los cambios que sean necesarios. En cuanto al tiempo específico, en el caso del plan de marketing digital, por lo general las estrategias son pensadas para un período de 6 meses y /o 12 meses.

¿Cuáles son los beneficios de un plan de marketing digital?

  Los beneficios de invertir tiempo y recursos en la elaboración de un plan de marketing digital son:

1. Conocer el panorama completo de las necesidades del mercado, de tu competencia y de la situación actual.

2. Tener una hoja de ruta que te ayude a no desviarte de tu objetivo.

3. Posibilitar la identificación de tu público objetivo, tus necesidades y deseos y cómo puedes satisfacer estas necesidades y deseos.

4. Generar mayores ingresos debido a la investigación e identificación de tu público objetivo.

5. Medir, probar comprobar lo que funciona dentro de tu estrategia de marketing digital.

Cuatro pasos para crear un plan de marketing digital

Paso 1 – Análisis

El primer paso para la elaboración de un plan de marketing digital es hacer un análisis de la situación digital real y actual de tu negocio. Este paso implica 3 tipos de análisis:

Análisis Interno

El análisis interno consiste en un estudio de la presencia de tu negocio en las redes sociales. Hoy en día es muy importante estar presente en las redes sociales. Pero eso no quiere decir que hay que estar en todas las redes. Lo importante es marcar presencia en aquellas redes sociales donde se encuentran realmente tus clientes potenciales.

Por eso, para analizar la situación digital de tu empresa en las redes sociales es importante considerar una serie de métricas cuantitativas. Estas métricas (que pueden ser número de seguidores, de compartir, de gustar, etc.) se refieren al nivel de engagement y atracción que tus publicaciones generan en cada una de las redes sociales.

Análisis Externo

El análisis externo consiste en conocer: el público objetivo, el perfil de tu cliente ideal y la competencia. Conocer tu público objetivo es importante para determinar tus estrategias de venta. Saber cómo tus seguidores se comportan, lo que les gusta, qué tipo de contenido suelen compartir, en qué redes son más activos, a través de qué canales prefieren mantener contacto contigo. Todas estas informaciones son extremadamente importantes para definir tus estrategias de marketing digital y ventas.

Conocer la competencia, a su vez, te permitirá saber en qué redes sociales y medios digitales más actúa, qué acciones obtuvieron buenos resultados y qué errores cometió.

Hay una serie de herramientas gratuitas (SEMrush, Sistrix, Moz, aHrefs o las propias de las redes sociales) que te permiten conocer tantas métricas necesarias para el análisis interno, como los datos sobre la competencia para el análisis externo.

Análisis DAFO

El análisis DAFO (también conocido como DOFA o FODA) se utiliza para conocer la situación real en la que se encuentra tu negocio. Este tipo de análisis te permite conocer las Fortalezas y Debilidades de tu empresa a nivel interno, así como identificar las Oportunidades y Amenazas a nivel externo.

Todas las informaciones recogidas a partir de este análisis son fundamentales para elaborar las estrategias en el plan de marketing digital. Para realizar el análisis DAFO es necesario:

1. Identificar los puntos Débiles de tu negocio (baja visibilidad de la marca, etc.).

2. Conocer las posibles Amenazas a tu negocio (competencia, situación financiera, recursos humanos).

3. Conocer los puntos Fuertes de tu negocio.

4. Conocer las Oportunidades y tendencias del momento que pueden fortalecer y aumentar tu negocio.

Paso 2 – Objetivos

El segundo paso para la elaboración de un plan de marketing digital es definir objetivos para un período de tiempo específico. Definir los objetivos es fundamental. A partir de los objetivos, de los resultados, de los análisis y de los recursos humanos y económicos de tu negocio podrás definir estrategias.

Para medir el retorno de la inversión (ROI) de tus estrategias es necesario que establezcas entre 3 y 4 objetivos SMART. Estos objetivos se caracterizan por ser: específicos, medibles, alcanzables, relevantes y temporales. Hay una serie de objetivos SMART que pueden formar parte del plan de marketing digital: brandingSEOleadsventas, retención y fidelización.

Cómo planificar objetivos para un plan de marketing digital

El fracaso de un plan de marketing digital está, casi siempre, relacionado con la falta de la definición de objetivos. No pensar en los objetivos es un grave error, especialmente porque son ellos los que guían todas las acciones y estrategias de tu negocio. Si no sabes dónde quieres llegar, es imposible que sepas cuál camino tomar.

No existe un número predeterminado de objetivos, puedes tener 1, 5 o 10 — no importa — lo que sí es necesario, es que para alcanzarlos definas metas SMART, es decir, específicas (Specific), medibles (Measurables), alcanzables (Attainable), relevantes (Relevant) y temporales (Time-Related).

La técnica SMART te ayuda a definir objetivos y metas de forma estratégica y precisa. Analiza específicamente qué quieres lograr, qué KPI o indicadores puedes utilizar para medir el funcionamiento de tus metas, qué tan alcanzables son, por qué son relevantes para tu negocio y cuándo tienes que conseguir alcanzarlas.

Las metas bien definidas te permiten llegar a tu objetivo. Piénsalo de la siguiente forma, el objetivo es tu destino final, mientras que la metas son la ruta que vas a recorrer y el medio o modo de transporte que vas a utilizar.

Es muy importante que al considerar tus objetivos (si tienes más de uno) y tus metas, hagas una lista y luego la revises para determinar qué tiene más prioridad. Además, te sugiero que categorices tus propósitos y los separes por temas, esto te ayudará a organizar mejor tus acciones. No te olvides de mantener siempre el realismo. Aunque no hay nada malo en soñar, no dejes que las expectativas influyan en la definición de metas y objetivos racionales.

Paso 3 – Estrategias y tácticas.

Estrategias y tácticas se refieren a los caminos que vamos a seguir para alcanzar los objetivos. Así, para definir estrategias y tácticas, es necesario siempre claridad en relación al objetivo y al territorio de actuación (mercado).

Para cada objetivo definido es necesario definir estrategias y tácticas. Por ejemplo:

Objetivo A: Aumentar la notoriedad de la empresa.

Estrategia: crear página de Facebook y canal de YouTube

Táctica: creación de contenidos educativos y videos tutoriales.

Establecer estrategias y tácticas

Todas las acciones y estrategias de tu plan de marketing digital deben estar relacionadas con los objetivos y metas que definiste anteriormente. Aparte, es fundamental que tengas un buen conocimiento sobre la situación actual de tu sector y de la realidad que vive tu negocio. Así, evitas hacer inversiones innecesarias o desproporcionadas.

Aquí llega el momento de ser creativo y pensar en diferentes caminos a seguir para alcanzar los objetivos.

Por ejemplo, imagina que tu objetivo es aumentar la notoriedad de tu empresa. Al analizar el público, concluiste que crear un canal de YouTube es una buena estrategia para lograrlo, después de todo, es un canal muy utilizado por tu Persona. Como táctica, invertirás en la creación de contenidos y videos tutoriales, puesto que es algo accesible para tu negocio y requiere recursos que tienes disponibles.

¿Lo ves? En el ejemplo definimos un propósito claro, con una estrategia y tácticas razonables para la empresa, capaces de alcanzar el objetivo final. 

Cómo definir un plan de acción

El plan de acción no es más que la determinación del lapso de tiempo en el que vas a poner en marcha tu estrategia. Es una especie de guía en donde anotas todas las tácticas que se establecieron, de qué forma se harán, cuándo, dónde y por qué se harán, y quién será alcanzado por ellas.

Este modelo minuciosamente detallado permite que tanto tú como el equipo de marketing sepan cuándo empezará una acción y en qué momento será finalizada. Además, posibilita que acompañen toda su ejecución y analicen si las acciones están siendo exitosas o si deben mejorar algún aspecto.

Para un plan de acción eficaz, crea un cronograma que contemple los esfuerzos y recursos necesarios, quien realizará cada función y el timing de cada acción.

Incluso tenemos un material gratuito que te puede ser de gran ayuda en esta etapa. ¡Conoce nuestro kit de calendarios de marketing!

 

Paso 4 – Medición

El último paso de nuestro plan de marketing digital es medir nuestras acciones y el retorno de nuestras inversiones (ROI). La medición de nuestras acciones garantiza que no estamos invertiendo tiempo y dinero en algo que no está dando buen retorno. Es importante que la medición sea periódica.

La estrategia principal de medición en un plan de marketing digital son los KIP’s (indicadores clave de rendimiento). Los KIP’s son métricas que permiten conocer el rendimiento de cualquier estrategia y acción específica.

Medir y evaluar

Si no estás acostumbrado con la medición de resultados, este paso puede confundirte al principio, pero con el tiempo verás que no sólo es extremamente importante, sino que también es una de las mejores partes de tu plan. Medir y evaluar permite que descubras si tus acciones fueron exitosas y alcanzaron, finalmente, el objetivo.

La medición acompaña el rendimiento de las acciones mientras están sucediendo. En otras palabras, mide los resultados durante su desarrollo, y no sólo al final. Este seguimiento es lo que permite determinar lo que está funcionando y lo que no está, pudiendo hacer los cambios pertinentes. Además, garantiza que no estás invirtiendo tiempo y dinero en algo que no está dando buen retorno (ROI).

La forma más conocida de medición y evaluación de resultados es el KPI, del inglés Key Performance Indicator, Indicador Clave de Desempeño en español. Existe una gran variedad de KPIs, pero todos tienen algo en común: pueden ser un número o un porcentaje.

La elección del KPI dependerá exclusivamente de tu estrategia. Por ejemplo, si estás trabajando tácticas de inbound marketing, algunos KPI interesantes pueden ser: costo de adquisición por lead, tasa de conversión, tráfico total, etc.

La lista de KPI es bastante extensa, por eso, te recomiendo que dediques una atención especial al elegirlos. Aquí te dejo un artículo completo sobre qué es KPI y cómo te ayuda a medir los resultados.

El resultado final de la suma de los 4 pasos es un plan de acción en el que constan los 9 campos siguientes:

• Objetivos

• Medio / Canal

• Quién

• Qué

• Dónde

• Cómo

• Cuándo

• KPI (indicadores clave de rendimiento)

• Inversión

Para saber más sobre el plan de marketing digital descarga nuestra planilla:

 

Cosas a considerar en tu plan de marketing digital

Todo lo que pertenece al universo digital vive en constante mudanza. Los comportamientos de los usuarios cambian, los algoritmos se adaptan, las tecnologías evolucionan. Por eso, un plan de marketing digital debe siempre considerar el escenario actual en el que se encuentra y analizar de qué técnicas y recursos valiosos dispone.

A continuación, hablaremos sobre algunos puntos que se mostraron impactantes para las empresas, especialmente en este último año, y que sin duda seguirán aportando resultados positivos para quienes los aprovechen de la mejor forma.

Contenidos de calidad

El marketing de contenidos está en alta. Las empresas ya se dieron cuenta de que los usuarios valoran mucho más una marca que ofrece información útil y relevante, sin necesariamente proponer una venta de cara o forzar la compra de productos y servicios con propagandas invasivas y técnicas agresivas. 

En la era de la Internet, la generación de confianza, autoridad y engagement del público tiene un valor inestimable, principalmente porque garantiza embajadores de la marca. Es decir, usuarios que se sienten comprometidos con la marca y hacen mención de forma voluntaria, porque se sienten identificados y conectados con ella.

El contenido de calidad le muestra al usuario que la empresa está allí para ayudarlo, aunque todavía no sea su cliente o ni tenga la pretensión de serlo. Dentro de la producción de contenidos, otros aspectos deben considerarse, como la creación de buyer personas, el SEO (técnicas de optimización de motores de búsqueda), entre otros.

Integración con chatbots

Las nuevas estrategias de marketing digital ya cuentan con la tecnología de chatbots — la automatización de atención al cliente que ahorra tiempo y recursos. Los chatbots representan una gran evolución en la relación entre las personas y las marcas, y vienen cambiando la operación de atención y soporte de muchas empresas. 

Más allá de robots programados para responder mensajes automáticos, los chatbots más avanzados ya poseen una inteligencia artificial que les permite aprender con cada nueva conversación, logrando así interactuar cada vez mejor con los usuarios.

Dentro de un plan de marketing digital, los bots pueden ayudar en objetivos que involucren, por ejemplo, la optimización de la atención al cliente, la relación con leads o hasta la automatización de las ventas.

Video marketing

Dentro del marketing digital, el video marketing se convirtió en un contenido fundamental para atraer clientes, generar leads, tráfico y conquistar nuevas ventas. La popularidad de los videos no para de crecer. En todos los canales y plataformas, son ellos los que ganan más destaque y nuevas funcionalidades. Todo ello gracias a su capacidad de reducir las barreras entre los consumidores y las empresas.

Aunque la ciencia también tiene una explicación para el crecimiento acelerado de este formato: el cerebro humano procesa videos más rápidamente, además de retener una cantidad mayor de información. Aparte, su consumo requiere menor concentración por parte del usuario.

Por todos estos motivos, si buscas resultados exitosos, la transformación de tu campaña de marketing digital en contenido audiovisual debe estar presente en tu plan.

Uso de Big Data

Es cada vez más frecuente que las empresas entiendan cómo — y por qué — el big data es importante y, por eso, pasan a adoptar estrategias que involucran análisis e insights obtenidos desde una base de datos, plataformas, redes sociales, resultados de campañas y todo lo que rinda información relevante y estructurada.

Los datos tienen una fuerte influencia en la toma de decisiones de las empresas. Es a través de ellos que los negocios pueden adquirir información y hacer análisis que se basen en hechos que ayudan a mejorar estrategias y acciones de un plan de marketing digital.

Los datos también sirven para identificar respuestas a muchas preguntas que, quizás, las empresas ni siquiera habían pensado aún. Además ayudan a identificar nuevas oportunidades y lograr acciones más eficientes, mayores ingresos y clientes más satisfechos.