posicionamiento orgánico

Técnicas de posicionamiento orgánico que te llevará a la cima de los resultados

Gabriela Muente
Una de las mayores preocupaciones para quien tiene un sitio web es la de recibir visitas. Si es tu caso, te tengo una buena noticia: no es necesario gastar fortunas con empresas que prometen gran cantidad de accesos de forma orgánica.
guía de seoPowered by Rock Convert

Hoy vas a conocer un poco más sobre el posicionamiento orgánico y su importancia. Además vas a descubrir qué es lo que puedes hacer para conseguir una buena visibilidad de forma natural.

¡Empecemos!

¿Qué es el posicionamiento orgánico?

El posicionamiento orgánico, también llamado posicionamiento natural, es la posición privilegiada que una página o sitio web ocupa cuando un usuario realiza una búsqueda. A este lugar privilegiado podemos definirlo como siendo en la primera página de un buscador sin hacer uso de ninguna publicidad.

Este posicionamiento se obtiene a través de técnicas — que veremos más adelante — que sirven para que los algoritmos de Google o de cualquier otro buscador, identifiquen nuestro contenido como relevante y lo coloquen en las SERPs (páginas de resultados del buscador).

Depende de cómo usemos estas técnicas para aparecer en los primeros resultados.

¿Por qué es importante?

Los estudios muestran que al hacer una búsqueda, por lo menos 9 de cada 10 usuarios hacen clic en alguno de los resultados que figuran en la primera página. Por tanto, para generar el tráfico que deseas debes, antes que nada, estar en la primera página.

El posicionamiento orgánico es imprescindible para todo aquel que busque resultados para su proyecto. Aumentando tus visitas te harás conocido y podrás mejorar tus negocios, algo vital para cualquier emprendimiento.

¿Cuáles son las técnicas para un buen posicionamiento orgánico?

Ya está claro que el posicionamiento orgánico puede llevar muchos visitantes a tu página o sitio web. Lo que debes considerar es que esta es una inversión a largo plazo (y no necesariamente me refiero a dinero). No es de la noche a la mañana que un contenido de calidad te va a llevar a la primera página de Google. Pero a través del trabajo constante puedes alcanzar excelentes resultados.

Sigue estás técnicas y verás que, poco a poco, empezarás a aparecer cada vez más.

Crear contenido de valor

Todo empieza por aquí. Un contenido bien escrito y de interés para el usuario no sólo nos ayudará a alcanzar un buen posicionamiento orgánico, sino también nos ayudará a captar la atención del público y, posteriormente, a convertirlo.

Debemos tener en cuenta que Google, además de resultados que puedan ayudar al usuario, busca las mejores soluciones para sus dudas. La experiencia del usuario es fundamental, por tanto, si nuestro contenido trae una solución para su problema, sin duda, será bastante valorizado.

Tener una página rápida y responsiva

Como lo mencionamos anteriormente, la experiencia del usuario es fundamental. Es por esto que una página que se cargue rápidamente es necesaria para que el usuario pueda obtener una solución casi que inmediata para su problema. 

Otro factor importante es que tu página sea responsiva, esto quiere decir que se pueda ver bien tanto de una computadora, como de un tablet o celular. Actualmente la mayor parte de las búsquedas se hacen desde dispositivos móviles, por tanto, es imprescindible que tu página esté adaptada.

Ser constantes y frecuentes

Publicar con frecuencia es fundamental para un buen posicionamiento orgánico. Es de esta forma que Google sabe si una página está actualizada. Si publicas con frecuencia, será más fácil recibir tráfico orgánico.

Te recomiendo seguir un calendario editorial, es una forma muy práctica de tener una constancia de publicaciones en tu página.

 

Realizar un buen trabajo de SEO

Muchos piensan que para conseguir un buen posicionamiento orgánico es suficiente crear contenidos, optimizarlos para SEO y, después, no preocuparse con otras cosas. Bien, aunque el SEO no sea lo único con lo que preocuparnos es, con seguridad, muy importante, por eso vamos a entender mejor cómo funciona y cómo puede ayudarnos.

Existe el SEO Off Page y el SEO On Page.

El SEO Off page son las técnicas que se hacen fuera de tu sitio web. La técnica más usada, y que trae mejores resultados, es la de Link Building. Con ella tu sitio puede obtener más autoridad gracias a los enlaces externos o internos.

El SEO On Page son todas las técnicas que se usan dentro del sitio web, en cada una de las páginas o entradas.

Aquí algunas de las técnicas más importantes:

Metas

El title o description, debe contener la palabra clave de tu contenido. Cuanto antes aparezca, mejor, así los robots de Google la encontrará más fácilmente.

URLs amigables

Mientras más limpia sea tu URL, sin números, fechas, preposiciones, artículos ni signos, mejor. Es importante que tu palabra clave aparezca en ella, así será más fácil la indexación.

Uso de palabra clave

El buen uso de una palabra clave es importantísimo, pero hay que tener mucho cuidado con el abuso, esto en lugar de ayudarte, te puede perjudicar.

Una palabra clave no debe superar el 2,5% de densidad, esto quiere decir que, en un texto de 500 palabras tu palabra clave no debe aparecer más de 12 veces, debes considerar también en este número sus variaciones y sinónimos.

Uso de imágenes o videos

Un complemento audiovisual es fundamental para atraer la atención del usuario y la de Google también. Al seleccionar una imagen no sólo debemos considerar su relación con el tema, sino también debe estar muy bien optimizada. Si quieres saber más sobre la optimización de imágenes para un buen posicionamiento orgánico lee este post.

Escaneabilidad

Facilitar la lectura del usuario y de los robots de Google también es fundamental para alcanzar una buena posición.

El uso de H1, H2, H3, de negritas y de una buena estructuración del texto es bien visto por Google y sus robots.

Cantidad de palabras

Hubo una época en la que los textos indexados por Google en las mejores posiciones tenían más de 1500 palabras. Hoy en día ya no es así. Un texto de 600 a 700 palabras es suficiente para abordar un asunto de forma objetiva y clara. Es por esto que, si tu contenido no necesita más que eso, no tienes por qué hacer un texto gigante.

Como puedes ver, no es algo tan difícil como muchos piensan, sólo requiere esfuerzo y trabajo que a largo plazo te puede traer excelentes resultados.

Espero haberte animado a invertir tiempo en esta estrategia ya que, realmente, vale la pena. Para ayudarte un poco más, te dejo una guía completa para que puedas alcanzar las primeras posiciones en los mecanismos de búsqueda. ¡Descárgala, es gratuita!