pruebas a/b

Pruebas A/B: ¿ya sabes por qué usarlas y por qué?

Redactor Rock Content
En la internet sabemos que todo lo que se hace para llamar la atención es extremadamente importante. Muchas herramientas son creadas para ayudar en el diseño de los sitios y en sus desarrollos. Para lograr un mejor éxito, es necesario que conozcas a tu público y cuáles son las mejores formas de alcanzarlos.
automatizaciónPowered by Rock Convert
kit de leadsPowered by Rock Convert

Los sitios web están llenos de enlaces que dirigen a la gente a distintas secciones del mismo o externamente. La posición, el color o el diseño son puestos, en la mayoría de las veces, de manera intencional, y necesitamos saber si aquello está logrando el objetivo inicial.

Si buscas saber cuál es una buena estrategia para que tu empresa sepa si está alcanzando o no a tus personas, o sea, aquellos que son tus clientes potenciales que deseas alcanzar, necesitas conocer las pruebas a/b. Pero, ¿qué son? ¿Para qué sirven? ¿Cómo utilizarlas? Continúa con nosotros y descubre todo eso.

¿Qué son las pruebas a/b?

Las pruebas a/b tienen el objetivo de analizar cuál es el contenido que mejor atiende a nuestro público. Por ejemplo, si quieres probar la efectividad de un Email Marketing, antes de enviarlo a todos, envíalo a un 5% de tu base de datos y espera. Después de más o menos 24 horas es posible analizar cuál es la campaña que ha resultado más efectiva para que puedas enviarla a todo el resto de tu audiencia.

Este tipo de acción es muy utilizada en estrategias de marketing, en campañas de landing page y otros. Podemos utilizar las pruebas a/b también creando distintas versiones de un elemento que aleatoriamente será mostrado a los usuarios para saber cuál rinde mejor. También, podemos medirlo en suscripciones, ventas, etc. Podemos complementarlo conjugándolas al Google Analytics, conociendo otras informaciones a través de los clics hechos.

¿Cómo hacer buenas pruebas a/b?

De nada nos sirve hacer pruebas a/b que no sean eficaces. Por ello, es importante aprender las mejores maneras de hacerlas para que se apliquen de modo eficiente a los clientes. Pero no hay ninguna dificultad con eso. Aquí tenemos algunas pautas que pueden ayudarte como un guión de sugerencias para que lo hagas bien. El éxito está siempre con aquellos que buscan mejorar sus conocimientos, y este es el objetivo de este texto. Pon atención y buen trabajo.

1. Ejecuta una prueba a la vez

Si haces varias pruebas de una sola vez, tienes grandes posibilidades de tener resultados confusos. Ten cuidado en el momento de seleccionar los lugares estratégicos donde se aplicarán.

2. Evalúa una variante a la vez

Para evaluar la eficacia de un elemento en tu página, debes aislar esa variante en tu prueba A/B. Prueba un elemento a la vez.

3. Decide el grado de importancia necesario antes de llevar a cabo las pruebas

Antes de la prueba, es importante pensar en la relevancia que quieres en los resultados con la finalidad de saber si aquellos cambios deberían o no ser realizados en tu sitio o en tu campaña. Es importante establecer una meta de relevancia en tu variante ganadora antes de empezar la prueba.

4. Decide qué es lo que deseas evaluar

Hay varias cosas que puedes decidir probar. No es necesario que te limites apenas a imágenes o al tamaño del texto, por ejemplo. Observa los distintos elementos de tus recursos de marketing y sus posibles alternativas para el diseño, la redacción y la disposición de elementos.

5. Divide a tu grupo de muestra de manera aleatoria

Para tener resultados más concluyentes, es importante evaluar dos o más audiencias iguales. Puedes, por ejemplo, dividir de manera automatica el tráfico entre variantes para que cada una tenga una muestra aleatoria de visitantes.

6. Establece versiones de control y tratamientos

En cualquier experimento, es necesario mantener una versión del elemento original que estás examinando. Al realizar pruebas A/B, establece tu versión sin modificar la versión de “control”. A partir de ella puedes producir variantes, que serán las páginas de destino que evaluarás tomando por referencia tu versión de control.

7. Mide la parte más baja posible de tu embudo

Las pruebas A/B pueden tener un efecto significativo sobre el resultado final. Incluso podrías descubrir que una página de destino que logró menos conversiones generó más ventas. Cuando elabores una prueba A/B, piensa cómo esta afecta las distintas métricas, tales como la tasa de clickthrough, las oportunidades de venta, la tasa de conversión de tráfico a oportunidades de venta y las solicitudes de demostraciones.

8. Evalúa también los cambios secundarios

En este caso, menos también es más. Los pequeños detalles también son muy importantes, tanto como los grandes. Cuando creas tus pruebas, hay que pensar que incluso un cambio simple puede traer mejoras notables. Incluso esta preocupación es aún más fácil de medir que los grandes cambios.

9. Puedes realizar una prueba A/B en un elemento completo

También es importante preocuparse en convertir con variantes en la página de destino, la llamada a la acción o el correo electrónico. En lugar de evaluar elementos de diseño individuales, sería interesante, por ejemplo, diseñar páginas diferentes y evaluar una en respecto a la otra. Este tipo de prueba genera las mejoras más importantes, por lo que considera empezar a utilizarlo antes de continuar con tu optimización a través de pequeños ajustes.

Conclusión

La internet actualiza todos los días en sus novedades. Para todos aquellos que desean innovar y mejorar sus sitios y divulgación de productos o servicios, hay siempre muchas cosas para descubrir e invertir en tu empresa.

En este texto aprendimos sobre las pruebas a/b, qué son, cómo de usan y por qué utilizarlas. Además, tuvimos también algunas pautas para ayudarnos como un guión, orientándonos en las mejores sugerencias para desarrollar con maestría nuestras pruebas a/b. ¿Tienes alguna otra sugerencia? ¿Alguna duda? ¿Alguna corrección? 

¡Déjanos un comentario en nuestro post! Tus visitas y comentarios son siempre muy bienvenidos. Esperamos que el texto te ayude y que busques sanar otras cuestiones con nosotros. ¡Nos vemos pronto!