público objetivo o personasmarketing de contenidos debe ser usado para involucrar al público que tu empresa desea alcanzar, y así, hacer crecer la red de clientes y  clientes potenciales, a través de un contenido relevante, atractivo y valioso, que sea capaz de generar valor e involucre a las personas, de acuerdo con sus búsquedas relacionadas con el consumo.

">

Personas vs. Público objetivo: ¿de cuál hablamos en el marketing de contenidos?

Marina Rigueira
Antes de crear una estrategia de marketing digital, es necesario saber con qué gente tu marca quiere hablar. 

El marketing de contenidos debe ser usado para involucrar al público que tu empresa desea alcanzar, y así, hacer crecer la red de clientes y  clientes potenciales, a través de un contenido relevante, atractivo y valioso, que sea capaz de generar valor e involucre a las personas, de acuerdo con sus búsquedas relacionadas con el consumo.

Por lo tanto, para generar una percepción positiva sobre el contenido que tu marca produce y consecuentemente generar más negocios y resultados favorables para tu empresa, es necesario entender el universo de tus clientes y futuros clientes. Este entendimiento implica el análisis de comportamientos y la percepción por los deseos y gustos.

Para entender mejor cómo es posible conocer a las personas que tu quieres alcanzar y no comunicar de manera generalista y equivocada, acompaña los consejos que reunimos aquí para que entiendas quién es tu persona, y por qué mapearla puede ser más importante que entender quién es tu público objetivo.

¿Las diferencias: público objetivo o personas para el marketing digital?

Es importante entender que el contenido tiene que alcanzar el público correcto en el momento correcto. Pero, ¿quién es el público objetivo? Es un segmento de la población que puede interesarse y beneficiarse con tus productos y servicios. El público objetivo es creado a partir de informaciones como sexo, edad, ubicación, formación profesional, poder adquisitivo, clase social y hábitos de consumo.

El uso del público objetivo fue por mucho tiempo el principal parámetro para las estrategias de marketing. Sin embargo, debido a los muchos cambios en el mercado, principalmente en lo que se refiere al comportamiento de los consumidores, que pasan a investigar cada vez más antes de realizar una compra, las empresas empiezan a percibir que el público objetivo es a menudo generalista y no abarca a todos detalles que involucra las necesidades y voluntades del cliente.

De esta forma surge la necesidad de entender mejor quién es el comprador ideal para tu marca, quien realmente necesita adquirir tu producto y lo que le llevaría al consumo. Para que esta definición quede un poco más clara, nace el concepto de persona, que es el mapeo del posible cliente de acuerdo con tu comportamiento y voluntades de compras, de forma personalizada.

La persona es, por lo tanto, la construcción de un personaje ficticio a partir de datos como edad, profesión, cargo en la empresa donde trabaja, hábitos personales, problemas de consumo, dudas, creencias, hobbies, tecnologías que usa, donde busca información, lo que considera antes de consumir un producto o servicio y aún el momento de la jornada del consumidor en que se encuentra. Vale recordar que es posible crear más de una persona para un mismo producto o servicio.

Un ejemplo de creación de persona es: João Paulo, de 27 años, abogado recién formado, trabaja en una oficina de abogados de pequeño tamaño. Él ya piensa en comenzar una maestría en derecho internacional y está en busca de universidades del exterior que acepten alumnos extranjeros.

Aprende a crear las Personas ingresando al enlace.

El público objetivo se caracteriza de forma más general: hombres, de 25 a 30 años, solteros, graduados en derecho, con renta media mensual de dos salarios mínimos. Pretenden aumentar su capacitación profesional y les gusta viajar.

personas vs. público objetivo

Ventajas y desventajas del público objetivo y de la persona

La importancia de saber exactamente el público de tu estrategia de marketing es no perder tiempo con quien no se convertirá en cliente y ser capaz de producir los mejores contenidos que sean realmente útiles para aquella persona en ese determinado momento y divulgarloo en el canal correcto.

La principal desventaja del uso del público objetivo es la visión genérica de una cuota de mercado, por otro lado, la principal ventaja de la creación de un personaje es la posibilidad de caracterización de compradores reales, de dar vida a ellos de forma detallada.

Es importante destacar que mientras el público objetivo es una definición muy amplia, la persona es creada de forma más específica, yendo más a fondo en la personalidad de los consumidores. Recordando que, aunque la persona sea la creación de un personaje ficticio, no es creada basada en los “creo que”, sino en investigaciones.

Otra ventaja de la creación de la persona es poder entrevistar a tus clientes, ya sea en vivo o por medio de formularios, realizar investigaciones de mercado, investigaciones en línea con el fin de analizar los resultados de las búsquedas de los consumidores y evaluar el perfil de los mismos.

Con la persona creada, resulta mucho más fácil montar una estrategia de marketing de contenido asertiva, pudiendo tratar a los consumidores con la máxima de segmentación y detalles. La creación de la persona contribuye al éxito de la estrategia, ya sea hacia arriba, medio o fondo de embudo. La persona ayuda a orientar a la empresa, que la pasa a entender mejor lo que funciona para tu negocio en cada momento de la jornada de compra.

Por qué en el marketing de contenidos preferimos hablar sobre personas

La persona es esencial para tu estrategia de marketing de contenido, pues ese perfil semi-ficcional es capaz de representar con especificidad y detalles el cliente ideal para tu marca o empresa.

Sólo la creación de la persona permite el conocimiento profundo de quién es tu cliente o incluso el cliente potencial y cuál es la mejor solución para sus dolencias. Son las personas que permiten estrategias de marketing de contenido mejoradas y certeras.

Mientras que la persona es representada por una persona específica, con detalles sobre hábitos, deseos y necesidades, lo que ayuda en la visualización de un cliente ideal; el público objetivo presenta una definición amplia, no refiriéndose a nadie específicamente, sin la identificación precisa de hábitos y sobre las personas que posiblemente pueden tener algún interés en tu producto y servicio, pero no hay confirmación al respecto.

¿Y entonces? ¿Entendiste la diferencia entre público objetivo y persona? Te invitamos a descargar la guía completa sobre Personas, con la que aprenderás a profundidad sobre el concepto y la creación:

ebook sobre personas