purple cow

¿Cómo ser una vaca púrpura? Conoce estas 6 lecciones de Seth Godin en su libro “Purple Cow”

Redactor Rock Content
Confort es un riesgo, lo demasiado bueno es malo y en lo demás puedes ser notable o invisible. Conoce las principales lecciones que Seth Godin trae en su libro "Purple Cow".
Kit domina googlePowered by Rock Convert

Imagínate si encuentras una vaca púrpura pastando mientras viajas de vacaciones.

¿Que harías?

Antes que nada, me imagino que llamarías a un psicoanalista, ¿verdad?

Dejando a un lado las bromas, creo que después tomarías tu smartphone y publicarías fotos en las redes sociales. ¿Adiviné?

Seth Godin, uno de los profesionales más influyentes del marketing, muestra en “Purple Cow: Transform your business by being remarkable” que para ser notable, es necesario adherir al sentido de la “vaca púrpura”.

Pero, ¿de qué se trata este concepto y cómo aplicarlo en tu empresa?

¡Es lo que te voy a contar aquí! Entiende cómo este concepto es bastante actual y aprende 6 lecciones de negocios y marketing valiosas.

¿Vamos?

 

¿Qué es una vaca púrpura?

Si siempre haces lo básico en tu carrera profesional o produces algo común, ciertamente serás visto como uno más entre las innumerables “vacas marrones” que existen en el mundo corporativo.

Es decir, no le provocarás ganas a las personas de que hablen de ti en LinkedIn o que indiquen tu producto a sus amigos en Facebook o Instagram.

La vaca púrpura, para Godin, representa una nueva P en el mix de marketing que, en un mundo posmoderno, asume una definición diferente.

No sólo los profesionales de esa área deben ser promotores, sino todas las personas — tanto en los negocios, cuanto en la carrera — si lo que quieren es conquistar espacio.

Para el autor, los atributos del producto están en lo que viene a ser el corazón del marketing: el arte de inventar, el esfuerzo de proyectar y el oficio de producir nuevos productos; el arte de ponerles precio y la técnica de venderlos.

Fue lo que Jetblue hizo, según Godin. Un día, el CEO de la compañía área convidó el head de marketing para involucrarse en el diseño de los productos. La decisión, hasta ese momento controversial, tuvo excelentes resultados y el proceso se mantiene hasta los días de hoy.

Pero, ¿cómo ser notado en un mundo en que todo parece ya haber sido creado?

No es racional competir con gigantes del mercado, pero eso no impide que seas notable en tu segmento, para un nicho específico de personas, atrayéndolas en el momento ideal y de la forma adecuada.

La antigua fórmula, que involucra crear productos comunes, con seguridad, y combinarlos con un excelente marketing, no funciona más.

Eso porque estamos demasiado ocupados para prestarle atención a las propagandas y desesperados para encontrar buenas formas de resolver nuestros problemas:

Antes de la TV Industrial Después de la TV Industrial
productos promedio productos notables
publicidad para masas publicidad para los innovadores
pequeños cambios grandes cambios
ciclos largos ciclos pequeños

 

6 lecciones del libro “Purple Cow”

1. Si eres una “vaca púrpura”, provocas “otaku”

Godin afima que el reto para los emprendedores y cualquier persona que quiera ser notada, es causar el sentimiento de “otaku”.

Otaku es una palabra japonesa que, como se muestra en el libro, significa el deseo irresistible de llevar a alguien a cruzar la ciudad para experimentar un nuevo restaurante de masas muy bien evaluado por los amigos.

¿Cuántas empresas puedes decir que alcanzaron ese objetivo?

El autor cita algunas, que son vistas como tramposas en el mercado, simplemente porque no están usando las técnicas anticuadas de la publicidad para vencer.

Para los competidores, esas organizaciones parecen hacer trampa porque no juegan de acuerdo a las reglas.

  • Starbucks: creó una cafetería que es un fenómeno y, ahora, siempre que piensas en café, te acuerdas de Starbucks.
  • Amazon: la entrega sin costo y la selección rigurosa le da una ventaja injusta sobre las tiendas vecinas.
  • Google: aprendieron con los errores de la primera generación de portales y no cargan las valijas de los competidores.
  • HBO: necesitan programar shows originales apenas una noche por semana. Pueden concentrarse en invertir y crear engagement en las redes.

No seguir el camino común (el de las reglas), es uno de los motivos para que las empresas mencionadas sean ejemplos de “vacas púrpuras”.

Vamos a otras cuestiones presentadas en el libro que, seguramente, pueden ayudarte a pensar no sólo en un emprendimiento, en tu negocio, pero en ti — en tu marketing personal y en tu carrera.

Es necesario adoptar la idea de “vaca púrpura” en todo lo que hacemos en nuestra vida.

2. ¿Cómo crear ideas virales?

En “Crossing the Chasm“, Geoffrey Moore dibujó cómo nuevos productos e ideas llegan a la población, creando una nueva curva de difusión de ideas, que caminan de la izquierda hacia la derecha.

Comienza por los innovadores y primeros adeptos, alcanza la mayoría y, eventualmente, alacanza los más atrasados:

Al citar “Crossing the Chasm“, Godin nos hace ver como el éxito de las ventas de un producto sólo se alcanza cuando los consumidores capaces de arriesgar algo nuevo, los innovadores, comienzan a consumir tal producto.

Estos “innovadores” y “definidores de tendencias”, crean un ambiente favorable para que la “masa” se sienta segura para experimentar la novedad.

Pero, ¿cómo crear ideas virales?

El principal punto es no intentar hacer un producto para la masa, porque acabará siendo un producto para nadie. La idea es enfocarse en un nicho del mercado, segmentarlo e impactar esa pequeña cantidad que, de hecho, responde a lo que vendes.

3. Confort es un riesgo

Confort es un riesgo.

Lo muy bueno es malo.

En lo demás, puedes ser notable o invisible.

Esas son las principales enseñanzas de Purple Cow. Muchas personan no arriesgan algo nuevo, y acaban dejando escapar las buenas oportunidades y grandes ideas.

El objetivo de Godin es mostrarnos que arriesgar es lo más seguro y que nos motiva a hacer cosas verdaderamente increíbles. La inercia y el miedo paralizan, pero la valentía mueve personas excelentes hacia resultados increíbles.

Para el autor, existen las ganas y el camino.

En el mundo de los negocios, cree que no hay escasez de ideas notables. Lo que falta, son las ganas de ejecutarlas.

 

4. El miedo es el principal enemigo de la vaca púrpura

¿Por qué es tan difícil ser notable?

El problema con la vaca púrpura es, en realidad, el problema con el miedo.

Las vacas púrpuras son tan difíciles de encontrar porque las personas están con miedo de arriesgar, de ser aceptadas por los demás; miedo de tantas cosas que no sobra tiempo para enfocar en la “vaca púrpura”.

Un punto interesante abordado en el libro es sobre cuando aprendemos a evitar la notabilidad.

No hacer demasiadas preguntas, evitar exponerse, tener miedo a lo ridículo o demostrar desconocimiento sobre algo acompaña algunas personas desde la infancia, haciéndolas seguidoras fieles de reglas impuestas.

Estudiar, casarse, tener hijos, seguir una carrera profesional estable, trabajar y morir… Ese es el guión tradicional de una vida socialmente aceptable, ¿no es cierto?

El problema es que seguir ese camino (y cualquier otro), cuando se tiene miedo de arriesgar o innovar, acaba en lo inevitable: la inercia y la invisibilidad.

Si eres notable, es muy probable que no le caigas bien a algunas personas.

Hace parte de la definición de ser notable, pues nadie recibe apenas elogios. Es necesario aprender a tratar este tema, porque lo mejor que un tímido puede esperar es pasar desapercibido, pero la crítica surge para aquellos que se destacan,

No hay forma de saber si tu vaca púrpura es garantía de éxito.

No tienes como adivinar si la idea es notable sin correr el riesgo de presentarla en sociedad.

Ese es el punto: el resultado es imprevisible y es necesario estar dispuesto a correr el riesgo.

40 años atrás, Bob Dylan, una de las vacas púrpuras favoritas de Seth Godin, apareció por primera vez en un festival tocando apenas instrumentos eléctricos. Los fans del acústico lo criticaron y vieron eso como una traición. Pero eso no hizo que Bob Dylan dejara de ser un éxito.

En el 2001, el billonario Mike Bloomber se candidató para alcalde de Nueva York. Fue criticado, evitado y, peor, descartado como un principiante. Pero venció las elecciones. ¿Ves como todo es imprevisible? Arriésgate.

5. Sigue excelentes ejemplos y sé un ejemplo

¿Qué es lo que hace que los pájaros vuelen en conjunto?

Los líderes quiebran la resistencia del viento para que todos los demás que lo siguen puedan volar con más eficiencia. Sin la formación triangular, las aves nunca tendrían energía suficiente para llegar al final de su larga migración.

Pero, ¿qué tiene que ver esto con la “vaca púrpura”?

Se trata de una metáfora utilizada por Godin para hacer una comparación entre la organización de los pájaros y las relaciones de competición que existen en el mercado.

Él afirma que, si observamos bien el vuelo de los pájaros, veremos que, de tiempos en tiempos, uno de los que está atrás da la vuelta y se pone a volar adelante, guiando todo el grupo y dando la oportunidad de que el líder anterior vuele atrás con más calma.

En el mercado, el problema está en los empresarios que quieren apenas seguir estrategias similares a los de sus competidores sin arriesgarse.

Ellos esperan que algún líder presente una idea innovadora y, luego, corren a copiarla, aprovechando la ruptura de la resistencia del viento.

El problema de las personas que evitan una carrera o negocio notable es que nunca asumen el comando, nunca quiebran la resistencia del viento. Siendo así, nunca se vuelven líderes.

Pensando en términos de carrera, esas son las personas que deciden trabajar en una grande organización e intencionalmente funcionan como un zumbido anónimo, resguardándose para evitar los riesgos y críticas. Si ellos cometen un error y eligen mal el pájaro que seguir, pierden.

Cuando una gran empresa despide diez mil personas, la mayoría probablemente no merece ser despedida. Ellas estaban haciendo lo que le habían dicho que tenían que hacer, siguiendo las instrucciones. ¡Estaban siguiendo mal a su pájaro!

6. Muy bueno es lo opuesto de algo notable

Ideas notables son mucho más propensas a volverse virales que ideas que no lo son. Cada vez menos personas están creando cosas memorables.

¿Por qué?

El motivo, según Godin, sería la creencia de que lo opuesto de lo notable sea lo malo o lo mediocre. Así, si hacen algo muy bueno, lo confunden con una súper realización, digno de volverse viral.

Sin embargo, él resalta que esa no es una discusión sobre calidad.

Si viajas en una compañía aérea y ella te ofrece comodidad, como siempre suele hacerlo, no te parecerá nada significativo. Será como cualquier otro viaje. Es lo que ya esperabas que la compañía ofreciera.

Ahora, si algo inesperado sucediera, lo notarías.

Si por algún motivo la compañía ofreciera un premio inusitado, eso sería notable para ti y seguramente digno de una publicación en las redes sociales.

Lo “muy bueno” es lo que sucede diariamente y difícilmente será mencionado.

Purple Cow: Transform your business by being remarkable” fue el primer libro que tomé prestado en la biblioteca de Rock Content (sí, tenemos una biblioteca =]), y la lectura me hizo reflexionar mucho sobre mi carrera, negocios y emprendedorismo.

¿Cuál fue el último libro que leíste?