Qué es diseño

¡Entiende qué es el diseño y cómo esta área puede ser útil para tu vida y tu negocio!

El diseño significa encontrar maneras para resolver problemas. ¿Pero cómo? ¡Te explicamos todo en este post!

Cepillarse los dientes, abrir la puerta del coche, subir por el ascensor del edificio, prender la computadora, calentar la comida en el microondas, lavar los cubiertos… En fin, toda y cualquier acción del día a día que puedas imaginar ¡tiene diseño en el medio!

Por eso, fue necesaria la cabeza pensante de un diseñador para solucionar y facilitar los problemas de tu rutina, por ejemplo, cómo salir de la planta baja hacía el 11º piso de una forma rápida y práctica.

Y nada de eso cambia en lo que se refiere al marketing digital. Una vez que necesitamos soluciones creativas e innovadoras todo el tiempo, sobre todo en los días de hoy, el diseño entra en todo.

¿Quieres saber cómo esa simple palabrita puede aumentar el atractivo visual de tus materiales, comunicarte con tu público de manera clara y objetiva, aumentar el engagement de tus seguidores e influenciar en la toma de decisiones de tu lector? ¡Entonces este post es para ti!

Al final, ¿qué es diseño?

Cualquier profesional debe estar de acuerdo que conceptuar su propia área de actuación no es una tarea fácil.

En lo que se refiere al diseño, se lo toma muy en serio ya que el término es amplio y puede tener diferentes interpretaciones.

Pero como nuestro trabajo por aquí es terminar con ese problema de una sola vez, ¡vámonos directo al grano!

Seguramente has escuchado, o quizás hayas dicho, algunas de las siguientes frases:

  • “el diseño de esta revista es increíble”;

  • “este coche tiene un diseño bastante innovador”;

  • “me gustaría darle un ‘up’ al diseño de mi sala”;

  • “se me hizo muy diferente el diseño de este móvil”.

Podríamos escribir una Biblia sólo con frases así, ¿estás de acuerdo?

Ese es uno de los grandes motivos por los cuáles las personas tienen una comprensión bastante limitada de la palabra diseño. Al final, son tantos, pero tantos contextos en los cuáles se ocupa el término, que nos queda difícil definirlo. Hasta los profesionales del área se complican para conceptuarlo de una forma directa.

Como vía reglamentaria, podemos entender el diseño como un proceso o una ciencia para solucionar algún problema — sea lo que sea.

Muy amplio, ¿no te parece?

Pero así es: la mayoría de los problemas, sean ellos sociales o gráficos, por ejemplo, ¡pueden ser solucionados a través del diseño!

Si deseas una definición más sencilla, puedes tomar como base el concepto presentado en el diccionario Aurélio: “diseño es plantear un proyecto y hacer su planificación”. De ese significado, podemos interpretar que, además de la concepción del proyecto, el diseño es responsable por su planificación. A pesar de ser una forma bastante fría de definir el término, ¡no deja de ser verdad!

Hasta el momento, hemos podido percibir que el diseño es proceso (o ciencia); es planificación; y resuelve problemas, ¿correcto?

Además, así como muchas otras áreas de actuación, el diseño también está dividido en subcategorías y, para una mejor comprensión de este texto, es importante conocerlas bien.

Para eso, ¡continúa la lectura!

¿Cuáles son las áreas del diseño?

Como hemos aclarado, el principal objetivo del diseño es solucionar un determinado problema, sea lo que sea, ¿te acuerdas?

Por su amplitud, es necesario que hayan algunas especificidades para direccionar mejor el proyecto.

Por eso, el diseño está dividido en algunas categorías con el objetivo de formar especialistas. Entre las principales, están:

  • diseño gráfico;

  • diseño de producto;

  • diseño arquitectónico;

  • y diseño de moda.

Para conducir todavía mejor la resolución del problema, las categorías arriba pueden ramificarse. Por ejemplo, en lo que se refiere al diseño gráfico, las principales son:

  • diseño de movimiento (motion design);

  • diseño de empaque y embalaje;

  • diseño de interfaz;

  • diseño editorial;

  • web design.

Esas son las categorías más conocidas. Al mismo tiempo, hay muchas otras ramas, subramas, sub subramas y así sigue la cosa…

Es imposible hablar del marketing digital sin hacer mención al diseño gráfico. Y ese es exactamente nuestro próximo punto. ¡Míralo!

¿Qué es el diseño gráfico?

Como pudiste darte cuenta, hay muchas otras ramas en el diseño gráfico. Todas ellas sirven para direccionar mejor la solución del problema, es decir, si necesitas optimizar tu sitio web, un web designer es lo más recomendable; si necesitas producir una revista, el diseñador editorial es el profesional perfecto.

Entonces, ¿qué es el diseño gráfico?

Haciendo la traducción literal, la palabra design significa “proyecto” o “diseño”. Cuándo agregamos la palabra “gráfico, hacemos referencia a los elementos visuales.

Luego, el diseño gráfico es desarrollar un proyecto para solucionar un problema por medio de elementos visuales.

En el contexto, podemos citar: tipografías, ilustraciones, identidad visual, empaques y embalajes, materiales impresos, piezas digitales, sitios web y otros más. Muchas veces, ¡todo eso al mismo tiempo!

¿Ya viste que no es cosa del otro mundo?

Estamos seguros de que ahora te queda mucho más fácil comprender que es el diseño. Pero, para que no te quedes con ninguna duda, es importante entender la diferencia entre diseño y diseñador.

Por suerte, hablaremos del tema en las siguientes líneas. ¿Vamos?

Diseño x diseñador: ¿cuál es la diferencia?

Puede que esa no sea una duda pero, seguramente, es uno de los errores más comunes que las personas cometen: la diferencia entre el diseño y el diseñador.

Al final, ¿quién nunca ha escuchado expresiones como “mi amigo es diseño gráfico” o “mi hermano estudia diseñador”?

Y tampoco creas que eso sólo sucede entre los que desconocen el tema. Muchos profesionales en el mercado todavía tienen mucha dificultad en contextualizar esos dos términos.

Es muy sencillo: diseño es la área de actuación y diseñador es el profesional.

Así como un ingeniero estudia ingeniería, un diseñador estudia diseño. Muy fácil, ¿no?

Hasta aquí ya podemos concluir que diseño es proyecto (o ciencia), planificación y resuelve problemas. Además de eso, sabemos la diferencia entre diseño y diseñador y también que un diseñador gráfico es el responsable de proponer soluciones visuales.

Y aún así, te preguntas ¿qué tiene eso que ver con mi negocio? Las respuestas vienen en continuación.

¿Curioso? ¡Continúa!

¿Cómo el diseño puede ayudar a mi negocio?

¡De muchas maneras!

Pero teniendo en mente el objetivo de este post, enfoquémonos solamente en el ámbito digital, ¿está bien?

En ese contexto, ¿has escuchado hablar en diseño para conversión?

Pues ten en mente que los primeros segundos de un visitante en tu página web son decisivos para su trayectoria en tu estrategia de Marketing Digital.

Para que tengas una idea, tienes aproximadamente 8 segundos — bueno, exactamente 8 segundos — para captar la atención de un nuevo visitante en tu página.

Como si eso fuera poco, el 94% de las veces que alguien ha desconfiado de una página web, fue por, nada más y nada menos que problemas relacionados al diseño.

Steve Jobs dice que: “diseños no son solamente apariencias, sino también cómo funcionan las cosas”. Por eso, es importante tomar en cuenta que el diseño no es sólo dejar una página web bonita.

De hecho, ese es uno de los pecados más cometidos por personas que no comprenden bien el término.

Por esa razón, invertir en usabilidad, experiencia del usuario, navegabilidad, arquitectura de la información, accesibilidad y responsabilidad es esencial.

Más allá de un layout agradable a los ojos, tu sitio web tiene que ser, principalmente, funcional. ¡Sólo así vas a lograr hacer la conversión de tu público!

Y hablar de conversión sin recordar al Marketing de Contenidos es imposible, ¿verdad? Por eso, para que tu estrategia digital realmente funcione, entender la relación entre diseño y contenido es muy valioso. Pero no te preocupes, ¡eso ya viene en el texto!

Diseño x Marketing de Contenido: ¿cuál es la relación?

El mundo de los negocios vive en una guerra constante: quién se queda en la primera posición de Google, quién genera más tráfico, pelea por palabras-clave… en fin, la competencia es muy fuerte.

Pero se equivocan quienes piensan que en esas batallas del día a día tener el mejor contenido es lo suficiente para salir adelante.

Por todo lo que hemos dicho aquí, ya pudiste percibir que el elemento-clave para sobresalirse y realzar tu contenido frente a la competencia es el diseño, ¿estás de acuerdo?

Por eso, invertir en diseño como tu diferencial competitivo ha dejado de ser esencial hace mucho tiempo. Hoy en día, ya es obligatorio.

Al final de cuentas, aunque el contenido sea la estrella de tu estrategia, lo que te ayudará a conquistar los resultados deseados es la manera como lo vas a presentar.

Como dijimos al principio: ¡el diseño está en todas partes! En tu página de Facebook, en tu landing page, en tus e-books, tus presentaciones, en el layout de tu blog y en muchos otros lugares.

Luego, si quieres aumentar la audiencia y generar más engagement para tu negocio, es imprescindible que te preocupes con la presentación de tus materiales gráficos.

Además, el diseño es responsable de construir un lenguaje visual adecuado no sólo para tu negocio, sino, sobre todo, para tu público.

De esa forma, esa herramienta debe traducir de manera clara y objetiva el posicionamiento de la empresa y también agregarle valor estético a los productos y servicios.

Para que no te queden dudas sobre lo fundamental qué es el diseño, haz el siguiente ejercicio: al echar un vistazo a dos e-books, ¿cuál te llamaría más la atención y haría despertar tu interés por la lectura: ¿uno con bloques enormes de texto y sin ninguna imagen o aquello con el contenido bien distribuido y con ilustraciones?

Si todavía no estás convencido, acuérdate bien que: “la primera impresión es la que cuenta” o “una imagen vale más que mil palabras” no son expresiones clásicas por casualidad.

¿Qué podemos concluir acerca del diseño?

Haciendo una compilación de todo lo que dijimos aquí, es posible comprender que el diseño:

  • añade valor al producto o servicio;

  • es la profesión y el diseñador es el profesional;

  • es desarrollar un lenguaje visual claro y objetivo — para el público y para el negocio;

  • es responsable de disminuir el bounce rate;

  • es un proceso creativo para proponer soluciones prácticas e innovadoras;

  • no sólo resuelve problemas, sino también, busca soluciones — desde la planificación hasta la ejecución del proyecto;

  • no es sólo un layout bonito, sino algo funcional;

  • también hace conversiones — ¡y mucho!

¿Qué te pareció el post de hoy? ¡Estamos seguros de que fue muy esclarecedor sobre qué es diseño! Pero como nunca se termina de aprender ¡compártenos tus insights sobre el tema en los comentarios!