revisor freelancer

¿Quién se metio en mi texto? 5 motivos para amar a un revisor freelancer

José Fermín
Entender el papel del revisor freelancer en la producción de contenidos es el primer paso para hacer las paces con quien hace alteraciones en tu texto.

Estamos seguros de que ya terminaste un post con ganas de gritar “Per ché non parli?” igual que Michelangelo después de finalizar la escultura perfecta a la que solo le hacia falta hablar.

Pongámonos de acuerdo en que él tuvo mucha suerte de no vivir en nuestros tiempos, pues de seguro se habría convertido en un meme muy loco después de hacer un desmadre y salir rompiendo todo, ¿no es así? Pero vamos a hablar de tu texto.

Tú, freelance, no borrarías ni una coma de aquella obra maestra. Con una pauta increíble, referencias de lujo y una inspiración divina para escribir para la persona, era normal ganar la nota máxima del cliente y un éxito tremendo en la publicación,

Pero, en el medio del proceso de aprobación, había un revisor freelance malvado que secuestró tu texto y se metió en todo, desde las estructuras textuales hasta sus entrañas. Tu talento, orgullo y motivación fueron brutalmente aniquilados.

Este día, te dieron ganas de llamar a otro Michelangelo, aquel de las Tortugas Ninja, para defenderte de este terrible villano.

No, ¡detén la película! ¿entonces es eso? ¿Será que en tu trabajo existen héroes y villanos? No, definitivamente no. El revisor está más para ser un escudero, un amigo hermano de fe, camarada en la búsqueda por el texto perfecto.

Y si aún tienes dudas de lo que necesitas para salir de ese concepto, vamos a darte 5 motivos para amar al revisor freelance que actúa en el proyecto contigo. ¡Comencemos!

 

1. Son fieles escuderos de tu reputación

Si tienes mucho talento y un concepto elevado con los clientes a los que les escribes, es natural que quieras mantener el nivel de calidad. Como no somos máquinas, nuestro rendimiento al escribir puede ser afectado por diferentes razones.

En este caso, tanto quien trabaja desde casa como quien divide ser freelance con otro trabajo, sabe que cuestiones de relaciones personales, del mercado de trabajo y hasta de salud, pueden interferir en su desempeño. El nivel de concentración de quien está sobrecargado es totalmente diferente de quien tiene el control sobre sus demandas, por ejemplo.

En ese momento, el revisor web entra para garantizar que el contenido final entregado al cliente mantendrá un nivel bueno de calidad. Esto porque, más allá de la verificación linguística tradicional, también revisa la adecuación a la estrategia del proyecto, relevancia del texto y claro, la utilización de técnicas para optimizar la escritura.

2. Enseñan muchos trucos de escritura

Vamos a confesar también algo: no andamos con la gramática debajo del brazo, y como seres humanos a veces damos algunos resbalones en el español, ¿cierto?

No sabemos si los revisores que actúan en nuestros textos también andan con ella debajo del brazo, o si declararon en Facebook estar en una relación seria con la ortografía, pero es cierto que su ejercicio frecuente es garantizar el uso correcto del idioma para su escritura y, por eso, te pueden enseñar mucho.

Una revisión perfecta necesita trabajar dos frentes, puntual y preventivo. De esta manera, además de corregir los puntos del texto actual para que el cliente reciba un contenido bien tratado, el revisor también debe señalarle al redactor cuáles son los puntos que deben ser trabajados para las próximas producciones.

Así, más allá de satisfacer al cliente actual, el revisor también se asegura de que las próximas entregas serán cada vez mejores.

En la plataforma Rock Content el revisor elige una nota para el contenido producido por el redactor y en el campo de observaciones inserta consejos y orientaciones sobre las correcciones que fueron hechas. 

¿Y qué hace un redactor atento? Bueno, anota todas estas observaciones en un bloc de notas, usa la herramienta de comparación entre las dos versiones para ver en la práctica cuáles fueron las modificaciones y absorbe todas estas indicaciones para sus textos. 

3. Motivan incentivan y desafían 

Puedes escoger la mejor palabra que defina esa emoción, pero el hecho es que el sentimiento que tienes cuando recibes una revisión, puede ser usado para moverte en el sentido de la mejora continua de tus textos.

Es gracioso lo que vamos a decir, pero una de las cosas que el mercado de trabajo proporciona es competitividad. Cuando hacemos parte de él, siempre queremos hacer lo mejor, ser reconocidos y todo lo demás. Es fácil notar si lo estamos haciendo bien porque otros profesionales cercanos al entorno están intentando lo mismo, sea de una manera individual (y saludable) sea unos contra otros (que además, no nos gusta mucho).

Para algunas personas ese mecanismo de incentivo puede faltar en el trabajo de freelance. Ok, sabes que necesitas superarte a cada trabajo, pero ¿cuál será el parámetro para saber que estás progresando? Las evaluaciones de los revisores son excelentes mecanismos de motivación, ¡créelo!

¿Recibiste una mala evaluación? ¿con varios puntos de mejora? Coloca gotas guerreras de sangre en los ojos y establece como objetivo un elogio de aquel revisor freelance. ¿Lo lograste? Que bien, ahora dobla la meta y estipula cuántos textos mantendrás con la nota máxima y sigue así. 

4. Los revisores freelance le agregan valor a tu networking

¡Eso no es una pesadilla! Sí, estamos diciendo que debes hacer networking como freelance, pero no te desesperes porque eso no es tan caníbal y superficial como en el mercado de trabajo convencional.

Tú tienes tu círculo de clientes y él los suyos. Cuando se cruzan en un proyecto y todo sale bien, van a pensar: “Uy, qué bueno fue trabajar con él” ¿no es así? Y ¿quién dice que eso no puede suceder de nuevo? Basta que uno recomiende al otro. Además, tu reputación o autoridad como redactor también son fortalecidas por ahí, ¿lo sabías?

Recibir los feedbacks de manera respetuosa, hacer preguntas educadas para entender mejor lo que está siendo orientado y hasta señalar delicadamente sus errores son, cómo mínimo, actitudes esperadas entre dos profesionales que actúan en un mismo equipo de forma constructiva.

¿Qué? ¿Pensaste que no íbamos a decir que ellos se equivocan? Para nada, ¡todo el mundo se equivoca! Pero si el networking está siendo bien explorado, él agradecerá mucho tu feedback y no cometerá la falla nuevamente. Pero recuerda: la forma de decirlo, en cualquier sentido, debe ser respetuosa y constructiva.

5. Abren una nueva posibilidad de actuación

Con el pasar del tiempo, estamos seguros de que vas a estar expectante por cada revisión, ver que cada una de ellas es un aprendizaje increíble y cuando menos pienses, vas a notar que has pasado por un gran entrenamiento o que un coach profesional te dio una nueva posibilidad de actuación en el mercado. 

¿Por qué no ser un revisor freelance también? Una de las cosas que ellos nos enseñan, es precisamente que tenemos un arma increíble en nuestras manos. Nuestra lengua aliada a técnicas de redacción web, pueden de hecho, hacer que nuestros textos hablen y nutran de información relevante a las personas para su toma de decisiones a futuro. 

Y entonces ¿Tienes un revisor freelance que ames en tu vida? ¡Aquí tenemos varios! ¿Quieres ser uno de ellos? Entonces coloca en práctica sus enseñanzas y postúlate. ¡Aprende aquí cómo hacer tu registro!

ser un freelancer