situación actual del e-commerce

Un panorama sobre el mercado del e-commerce en Latinoamérica

Autor Invitado
El e-commerce es uno de los grandes bienes que Internet proporcionó a los minoristas de los más variados segmentos.

Todo comenzó en Estados Unidos, país que hasta hoy en día sigue dominando el comercio digital en el mundo. Esto significa que, el mercado en Latinoamérica, por ejemplo, aún tiene mucho por crecer, principalmente considerando que Estados Unidos fue quien creó la Internet y viene practicando la versión comercial desde 1992, año en que la red mundial de ordenadores apenas llegaba con fuerza a la mayoría de los países de América; principalmente a Brasil, donde sólo comenzó a tomar impulso en la década siguiente.

No obstante, a pesar de ese “retraso” en relación a Estados Unidos, el mercado de e-commerce en Latinoamérica presentó resultados positivos en el 2016. El año fue de mucha inestabilidad política y económica en varios países latinoamericanos como Brasil y Argentina; aún así, el comercio electrónico no se vio afectado. Los datos de una encuesta de Forrester muestran que el e-commerce en Latinoamérica debe mover 30.900 millones de dólares para el 2020 en los tres principales países jugadores: Brasil, Argentina y México.

El e-commerce en Latinoamérica está liderado por Brasil

De acuerdo con una encuesta de Big Data Corp, el 75% del comercio electrónico es brasileño. La representatividad brasileña es casi 10 veces mayor a la de México, el segundo país con mayor fuerza en el comercio electrónico, quien se lleva el 8,5% de ese mercado.

En el marco de esta encuesta de Big Data Corp, Latinoamérica tiene cerca de 750 mil tiendas online, estando, aproximadamente, 590 mil de las tiendas en Brasil, un 31% más si se compara al año 2015. Y la vida útil en las tiendas virtuales brasileñas también aumentó, pasando de 94 días en el 2015 a alrededor de 185 días en el 2017.

Otro punto importante que contribuye a que Brasil continúe en el primer lugar en el ranking del e-commerce latinoamericano, son las acciones promocionales que se desarrollan en el comercio electrónico del país. El buen precio es uno de los principales atractivos cuando el tema es el consumo en línea.

Para entender mejor el panorama del mercado del e-commerce en Latinoamérica, se recomienda entender las tendencias y factores de crecimiento para los próximos años y saber cómo es posible estructurar mejor tu tienda en línea y posicionarte en el mercado. ¡Continúa la lectura!

Comenzar un e-commerce

Si eres un emprendedor y ya tiene una idea de negocio, pero todavía tienen dudas sobre cómo comenzar un e-commerce, hemos reunido aquí algunos consejos para orientarte en la creación de un comercio electrónico.

Busca el mercado

Es importante buscar el mercado al que deseas entrar. Antes de comenzar un negocio en línea, es necesario asegurarte de que haya mercado para el producto o servicio que vas a vender. Por lo tanto, busca el público objetivo, las necesidades y los deseos de tu cliente potencial.

Después de elegir el segmento en el que vas a actuar en el comercio electrónico, recuerda el benchmark. Haz comparaciones en el mercado nacional e internacional, para perfeccionar procesos y métodos en tu tienda online.

No sólo copies las buenas prácticas, sino también, ve más allá de lo que ya existe en el comercio electrónico; ¿de qué manera? innovando y ofreciendo diferenciales.

Selecciona el dominio

El dominio es el término que identificará tu comercio electrónico. Por lo tanto, es importante elegir un nombre creativo y diferenciado, ya que esto afectará directamente al rendimiento de tu negocio. Una vez realizada la elección, recuerda registrarla pronto para garantizar el dominio.

Otra sugerencia relevante es optar por el uso de la palabra clave relacionada con el nicho de tu negocio, para garantizar el éxito del término elegido. El uso de la palabra clave facilitará la identificación de tu negocio en la web.

Preparar la información de los productos

Otra sugerencia importante para comenzar un e-commerce es tener criterio al registrar los productos en la tienda virtual, organizándolos en categorías y subcategorías, describiéndolos detalladamente – color, tamaño, material -, indicando referencias numéricas y precios, lo que facilitará también el control de la acción.

Y para que los productos sean fácilmente encontrados en búsquedas en Internet, es necesario construir URLs amigables y personalizables y adoptar estrategias de SEO para mejorar la visibilidad de la tienda virtual.

Personaliza la tienda

Antes de comenzar un e-commerce, es necesario crear una identidad visual marcada para tu tienda. Tu comercio electrónico debe tener una estructura original, responsiva y agradable. Vale la pena invertir en el diseño, la usabilidad y la accesibilidad del e-commerce.

Las acciones de ventas también deben personalizarse. Una estrategia importante es la de ofrecer cupones de descuentos, principalmente en la primera compra. Además, es importante realizar acciones en fechas conmemorativas y en otras para evitar el abandono del carrito.

Cuida la seguridad y el sistema de pago

Para quien desea tener un e-commerce, se recomienda la elección de un sistema de seguridad de calidad, capaz de garantizar la integridad de su tienda virtual. Es primordial garantizar al cliente tranquilidad y confianza en el proceso de compra.

Es importante recordar que con el crecimiento acelerado del e-commerce en Latinoamérica y en el resto del mundo, la aparición de fraudes también fue proporcional a esa expansión. Por lo tanto, un sistema antifraude es esencial para proteger los pagos, evitando las posibilidades de robos y clonación.

Tu comercio electrónico también debe ofrecer más de una opción de pago para garantizar la satisfacción de los clientes, por ejemplo: intermediarios de pago, puertas de enlace de pago e integración directa con los operadores.

Según los datos del último informe de pagos de Worldpay, que fueron divulgados en el 2016, las compras por cuotas en Latinoamérica continúan siendo la tendencia de pago más comúnmente utilizada por los consumidores, con el 53% de la preferencia. El uso de tarjetas débito representa el 12%, seguido de las e-wallets, con el 11%.

Plataforma SaaS

El crecimiento de ventas por Internet ha despertado el interés de cada vez más personas por crear una tienda virtual. Y como solución a esta necesidad, surgieron las plataformas de e-commerce SaaS (Software as a Service), que facilitan la creación de una tienda virtual con inversión inicial baja.

En este tipo de plataforma, se paga un valor mensual – alquiler – para su utilización, no siendo necesaria la instalación de un software para crear o administrar la tienda virtual. Se hospedará en la empresa especializada en SaaS que ha contratado y toda la seguridad será garantizada por la empresa que proporciona la plataforma.

De acuerdo con la consultora Forrester, los minoristas digitales de Latinoamérica gastan el 7% de los ingresos en línea para tener una plataforma, mientras que en Brasil ese número llega al 9%. La consultoría prevé además que el 40% de estos minoristas que hoy se encuadran en el modelo On-Premises están migrando a soluciones de software como servicio en los próximos años. Entre los principales beneficios están el bajo costo, la alta flexibilidad, la seguridad y la capacidad de personalización.

Tasa de conversión

La tasa de conversión es uno de los grandes desafíos del comercio electrónico. Y para que el e-commerce en Latinoamérica siga creciendo alrededor del 20% al año, es necesario invertir en estrategias para transformar las visitas de tu tienda virtual en ventas.

El primer punto importante es conocer al consumidor interesado en tu negocio. Utilizar herramientas como Google Analytics es esencial para monitorear las visitas y entender el comportamiento del cliente en tu comercio electrónico. Al conocer a tu público es más fácil interactuar con él, entregar los productos que realmente desea y mejorar la relación de consumo.

El e-mail marketing es otra herramienta que puede revolucionar la tasa de conversión de tu comercio electrónico. Una lista calificada de correos electrónicos puede aumentar el compromiso de los usuarios con tu negocio desde una estrategia y un calendario bien definidos para no hacer la experiencia no deseada para los clientes potenciales.

KPI de comercio electrónico

El comercio electrónico implica muchos desafíos y la competitividad sólo aumenta principalmente en países en crecimiento como los de Latinoamérica. De esta forma, el uso de indicadores clave, conocidos como KPIs (Key Performance Indicator) – Indicadores Clave de Desempeño-, pueden ayudar en el análisis de desempeño de tu negocio, abriendo caminos y generando nuevas ideas para obtener resultados positivos.

Estos indicadores deben ser establecidos para ayudar a medir y acompañar las acciones de la tienda virtual, así como analizar si las iniciativas están dando resultados positivos. Entre los principales KPI están:

Ticket medio

El ticket medio es el valor promedio de ventas por cada usuario. Es la suma de ventas totales hechas en un determinado período, dividido por la cantidad de pedidos realizados en el e-commerce.

El ticket medio también se conoce como Average Order Value (AOV), métrica importante para analizar el desempeño de grandes acciones promocionales, descuentos puntuales e incluso cambios y variaciones de precios.

Tasa de abandono del carrito

Este KPI es muy importante, pues, a partir del monitoreo constante de las acciones y del comportamiento del consumidor en tu e-commerce, es posible verificar los visitantes que tienen una clara intención de compra, es decir, que visualizaron y colocaron productos en el carrito, y aún así, entender por qué algunos desistieron de las compras.

Con eso, es más fácil planificar tus ventas, las ofertas para tus clientes y trazar planes de acción para mejorar las estrategias que van a contribuir a la recuperación de abandono de carrito.

Visitantes frecuentes

Esta métrica muestra cuántas veces un mismo visitante entró en la página de tu comercio electrónico, volvió a visitarlo analizando un mismo producto o nuevos y saber qué acciones tomó. Esta información ayudará a entender el comportamiento de los clientes regulares, de los inconstantes e incluso de los leads que aún no se han convertido en ventas, pero que pueden serlo a partir de acciones puntuales y más asertivas.

Tasa de conversión

Este KPI ayudará a administrar y analizar el rendimiento de tu comercio electrónico a largo plazo. Es un indicador que contribuirá a acompañar acciones del usuario de tu comercio electrónico, como clic por anuncio, producto, adición de producto al carrito, conclusión de compra, registros en newsletter, entre otros.

Ventas

Por último, es necesario metrificar las compras realizadas en tu comercio electrónico. El grupo de trabajo ayudará a entender mejor el punto de vista del cliente sobre la atención y la experiencia de consumo en tu tienda virtual, las impresiones y lo que hace exactamente finalizar una compra.

Estos datos contribuirán a que alinees la experiencia de tu comercio electrónico con las expectativas, preferencias y necesidades de tu público, y por lo tanto, a que expandas el negocio, aumentando las ventas exponencialmente.

Inbound Marketing

El Inbound Marketing es una estrategia de marketing que busca atraer el interés de las personas en algún producto o servicio. Es una manera de hacer marketing que actúa directamente en los deseos y necesidades de los consumidores.

Esta técnica se basa en la producción y difusión de contenido dirigido al cliente potencial de tu comercio electrónico. El Inbound Marketing permite la comunicación directa con el consumidor que está en búsqueda de informaciones en las diversas etapas de la jornada del cliente. Esta comunicación es directa y permite establecer una relación duradera con el consumidor.

Más que vender, el Inbound Marketing es un buen aliado para que tu e-commerce cree vínculos con el cliente, sea autoridad en el mercado en que actúa y promueva tu negocio en línea. El Inbound Marketing es una gran solución incluso para que la relación con el consumidor siga después de la primera compra, posibilitando nuevas negociaciones y la fidelización del cliente.

Plataformas de comercio electrónico

De acuerdo con Gartner, grupo de consultoría e investigación de tecnología, existen tres tipos de plataformas de e-commerce. Si planeas abrir un e-commerce, es importante evaluar cuál de estos tipos se adecua más a tu negocio.

Open Source

En la opción Open Source, sólo tienes que descargar un software gratuito y contratar a un técnico que realice la instalación y el soporte del sistema que ya viene con las funciones básicas para permitir el funcionamiento de un e-commerce. Este tipo de plataforma necesita, además, una personalización para atender las operaciones de las tiendas virtuales brasileñas, fuera de ser el más indicado para las medianas y grandes empresas.

On-Premises

Para este tipo de plataforma de e-commerce, es necesario comprar la licencia del uso del software. Así, tu negocio será el dueño de un código específico, que deberá ser instalado en el servidor y es necesario contratar un proveedor para la estructura del sistema y el hospedaje.

Los hospedajes, o hosts que atienden mejor las plataformas On-Premises, deben ser pagados en dólares y eso hace que la operación sea más dependiente de las variaciones. Por lo tanto, comprueba si esta es la mejor opción para tu comercio electrónico, de acuerdo con el país latinoamericano en el que actuará.

Software as a Service (SaaS)

En el caso de la plataforma Saas, un mismo código es compartido entre todos los clientes que desean tener una plataforma de e-commerce. El mismo sistema atiende a varios clientes y puede adaptarse a diferentes necesidades. Este compartir hace que el costo de este tipo de plataforma sea más bajo, incluso con la posibilidad de actualizaciones gratuitas.

¿Te gustó el contenido sobre el panorama del mercado de e-commerce en Latinoamérica? ¡Comparte la información con sus amigos en las redes sociales!

Este artículo fue producido por VTEX.