spam traps

¿Ya conoces los Spam Traps?

Redactor Rock Content
El 92% de la población adulta mundial utiliza emails. A pesar de que muchos afirmen que “el email está muerto”, realmente es uno de los canales de marketing digital que presenta mayor retorno financiero.
Email marketingPowered by Rock Convert

Si está bien planificada, una campaña de email marketing ayuda a que las personas interesadas en tu producto o servicio se mantengan informadas con las publicaciones de tu negocio, avancen por el embudo de ventas y por supuesto, a que estén más preparadas para realizar una compra.

¿Qué son las Spam Traps?

El 20% de los emails que se envían no llegan a la bandeja de entrada de los suscriptores. Por este motivo, las bajas tasas de entrega son uno de los retos más críticos y complicados con los que te puedes encontrar cuando trabajes con email marketing.

Has mejorado y optimizado tu base de datos, has diseñado una campaña atractiva y has pensado mucho los asuntos de estos emails para incitar su apertura. Y si te digo que tu email no le llega al destinatario, ¿de qué serviría todo ese trabajo?

Las trampas de spam o spam traps son uno de los aspectos más peligrosos del email marketing. Y el gran inconveniente es que aún son bastante desconocidas.

Los spam traps hacen referencia a cuentas de correo electrónico que existen en tu base de datos. Estas automáticamente repercuten negativamente en tu reputación como remitente. Como consecuencia de ello, tu dominio se ve altamente afectado. Hasta el punto de que tu dirección puede terminar en una blacklist en caso de que los usuarios bloqueen tus emails.

Se habla de la reputación online como reflejo de lo relevante que has sido como marca o del prestigio que has creado para tu público. Pues existe lo mismo para el email marketing. Eso se llama reputación del email.

Conseguirás una buena reputación si logras un alto porcentaje de usuarios que abran y lean tus correos electrónicos. Por el contrario, si los destinatarios no hacen clic, ni interactúan con tus mensajes se crea una mala reputación de tu dirección.

De esta forma, se crean ratings de puntuación para medir la calidad de los remitentes y de los emisores. Para esto se consultan la mayoría de ISPs y flitros antispam.

generador de asuntos de email

Tipos de Spam Traps

Los Spam Traps se dividen en dos grupos. Los Spam Traps puros y los recliclados. Veremos a continuación cuál es cada uno.

Spam Traps puros

Los Spam Traps puros son cuentas creadas exclusivamente para capturar spammers. Se crean en secreto, para que no reciban el email de ninguna empresa o persona. Imagina que creas una cuenta y que no lo revelas a nadie, ¿cómo sería posible que recibiera correos de promociones? Si ocurriera eso, los spammers habrían obtenido esa dirección de alguna forma incorrecta, obviando las buenas prácticas del email marketing.

Por esta razón, si tu empresa resulta atrapada por una dirección de este tipo, lo más seguro es que tu dirección IP y dominio sean comprometidos de forma inmediata.

Spam Traps reciclados

Los Spam Traps reciclados son direcciones de email que ya existían anteriormente, y que fueron recuperadas por proveedores después de un tiempo de inactividad o desuso. Este tipo de trampas de spam son menos agresivas, ya que antes de convertirse en spam traps envían emails durante un tiempo informando sobre la inactividad de la dirección. Una vez acabado ese periodo, la cuenta se convierte automáticamente en un Spam Trap, y si por casualidad tienes alguna de esas direcciones en tu base de datos, deberías haber recibido notificaciones para eliminarlas.

Si no las has eliminado y continúas enviando campañas publicitarias a alguna de esas direcciones podrías ser calificado como spammer.

¿Qué hacer para evitar las Spam Traps?

Siguiendo estas recomendaciones, deberías evitar caer en estas trampas tan perjudiciales para tu negocio.

1. No comprar bases de datos, ni listas de contactos

Construye tu propia lista de emails con los suscriptores que consigas siguiendo las prácticas correctas del email marketing. Para ello, deberás tener el consentimiento del suscriptor para que reciba mensajes promocionales.

Comprar una base de datos es una opción pésima. Las direcciones que vas a obtener probablemente pueden ser demasiado antiguas, muchas de ellas inactivas. Por lo que corres un gran riesgo de que algunas sean Spam Traps. Además, esas direcciones serán de usuarios no interesados en tus productos, por lo que no querrán recibir tus emails, y te arriesgas a que marquen como spam tus mensajes, disminuyendo tu reputación.

2. No inventar direcciones genéricas

En algún momento de desesperación, hay personas que inventan direcciones de correos electrónico, esperando que sean cuentas reales. Con suerte, es posible que acierten alguna de esas direcciones, pero la probabilidad es muy baja. Y, por el contrario, la probabilidad de caer en Spam es bastante alta.

Por si fuera poco, las direcciones que se aciertan serán aleatorias y no formarán parte del público objetivo de la marca, por lo que estos destinatarios no estarán interesados en lo que se ofrece, pudiendo caer de nuevo en el Spam.

3. Mantener actualizada tu base de datos

Como ya hemos mencionado, las cuentas inactivas suelen ser recicladas por los proveedores como filtros anti-spam. Por lo que es recomendable mantener actualizada la base de datos eliminando las direcciones que ya no están activas.

Si quieres estar informado con las últimas novedades e informaciones sobre email marketing, no dudes en descargar nuestro ebook “Email Marketing. La guía para la creación de campañas exitosas”. En él podrás encontrar una descripción detallada de todo lo que necesitas saber para iniciar una campaña de email marketing. La generación de leads y clientes, la construcción de listas de emails, cómo redactar correos realmente interesantes que tus destinatarios lean, realizar optimizaciones en tus estrategias y las pruebas A/B serán algunos temas tratados en profundidad en este ebook.